Síguenos en...

Internacional

Una Rusia nostálgica inaugura en Moscú los primeros «McDonald’s rusos»

«El nombre cambia, pero el amor queda», es el lema con el que reabrieron este domingo los antiguos locales de McDonald’s en Rusia, ahora como una marca local después de que la cadena estadounidense abandonara el país debido al conflicto en Ucrania.

PUBLICADO

en

Los antiguos restaurantes del grupo McDonald’s, que anunció su salida del país tras más de 30 años de presencia fueron rebautizados como «Vkousno i tochka» («Delicioso. Punto»).

El característico logo amarillo fue reemplazado por dos rayas estilizadas naranjas que representan dos papas fritas acompañadas de un punto rojo.

«Intentamos hacer todo lo posible para que nuestros clientes no noten ninguna diferencia, ni en el ambiente ni en el gusto ni en la calidad», afirmó el director general del grupo, Oleg Paroyev.

El nuevo propietario de la cadena de restaurantes, Alexander Govor, prometió que el gusto no cambiará y que intentará que sea mejor.

«Esperamos que el número de clientes no disminuya sino que aumente. Sobre todo que ahora es una empresa totalmente rusa», dijo Govor.

Govor, de 62 años, operaba desde 2015 bajo la franquicia McDonald’s 25 restaurantes en varias ciudades de Siberia, hasta que llegó a un acuerdo de compra del negocio el 19 de mayo pasado, tres días después de que McDonald’s informara de su salida del mercado ruso.

McDonald’s estaba implantado desde hace 30 años en el país y fue una de las primeras ventanas que tuvo el país, que todavía era la Unión Soviética, hacia el mundo de Occidente. Por eso era una enseña muy popular y representaba cerca del 9% del volumen de negocio del grupo estadounidense.

Una empleada frente al menú de la marca rusa que asumió la gestión de los restaurantes McDonald’s en Rusia, en la ceremonia de apertura en Moscú.

Nombres modificados y embalajes neutros

El domingo en la mañana, desde antes de hora prevista para la apertura, a las 12H00 hora local (09H00 GMT), decenas de personas esperaban delante del local más emblemático de la marca en la plaza Pushkin de Moscú.

Este fue el restaurante histórico donde el primer McDonald’s abrió, con enormes colas, en enero de 1990.

«Millones de clientes van a tener nuevamente la posibilidad de venir a su restaurante preferido», dijo Paroyev en la inauguración, en la que Govor fue ovacionado por la multitud.

«Es delicioso, bueno y no es caro», afirmó con entusiasmo Oleg, un especialista en logística de 31 años que fue uno de los primeros clientes en recibir su orden. «No diría que es nostalgia, sino más bien costumbre», agregó.

Anna, una contadora de 45 años, celebró que cuando se pensaba que McDonald’s había cerrado, volvió a abrir.

«Es genial», exclamó mientras terminaba sus papas fritas.

El lunes otros 50 locales van a abrir sus puertas y posteriormente la cadena espera reinaugurar entre 50 y 100 restaurantes por semana en todo el país.

Paroyev contó que tuvieron que suprimir algunos productos del menú que hacen referencia directa a McDonald’s, como el McFlurry y el Big Mac. El embalaje pasó a ser neutro, ya que ningún elemento puede hacer referencia al grupo McDonald’s.

Paroyev dijo que los precios de las hamburguesas serían ligeramente más altos que los de la cadena estadounidense debido a la inflación en Rusia, pero aseguró que seguirían siendo «asequibles».

El alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, visitó en la mañana del domingo ese restaurante emblemático, y aseguró en la mensajería de Telegram que «la calidad del servicio seguiría siendo la misma».

Alexander Govor, de 62 años, operaba desde 2015 bajo la franquicia McDonald’s 25 restaurantes en varias ciudades de Siberia.

McDonald’s, que había cerrado temporalmente sus restaurantes en Rusia a principios de marzo, anunció el 16 de mayo que se retiraba definitivamente del país y que vendía todas sus operaciones, justificando esta decisión por la necesidad de «mantenerse inflexible» con respecto a sus «valores».

SEGUIR LEYENDO
Comentar

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

Dimiten los ministros de Finanzas y de Salud en protesta contra Boris Johnson

Los ministros de Finanzas y de Salud de Reino Unido presentaron su renuncia este martes 5 de julio. La dimisión de los altos funcionarios se produjo poco después de que el primer ministro se disculpara por haber nombrado a un legislador acusado de conducta sexual inapropiada para un puesto relacionado con la atención pastoral en el Partido Conservador. Boris Johnson queda una vez más contra las cuerdas.

PUBLICADO

en

Por

Un nuevo revés para el primer ministro británico Boris Johnson. luego de que el ministro de Finanzas, Rishi Sunak, y el de Salud, Sajid Javid, renunciaron este martes 5 de julio a sus cargos vía carta. En ella mencionaron la incapacidad de Johnson para dirigir una Administración que cumpliera las normas.

“Los ciudadanos esperan, con razón, que el Gobierno se conduzca de forma adecuada, competente y seria. Reconozco que este puede ser mi último cargo ministerial, pero creo que vale la pena luchar por estos estándares y por eso dimito», expresó Sunak.

Por su parte, Javid destacó en la carta que al igual que muchos legisladores y el público, él también había perdido la confianza en la capacidad de Johnson para gobernar en el interés nacional.

Las dimisiones se produjeron apenas unos minutos después de que Johnson se disculpara por haber nombrado al legislador Christopher Pincher para un puesto relacionado con la atención pastoral en el Partido Conservador.

Johnson se excusó diciendo que fue “un error no haberse dado cuenta” que el antiguo ministro no era apto para un puesto de Gobierno, ya que había sido denunciado por conducta sexual inapropiada.

Hace un mes, el primer ministro británico sobrevivió a una votación de confianza tras el escándalo sobre las fiestas celebradas en Downing Street durante el confinamiento por la pandemia de Covid-19. En ese entonces, contaba con el apoyo de Sunak y Javid.

Sin embargo, esta última explicación de Johnson aumentó la frustración hacia el partido gobernante. Incluso algunos legisladores conservadores están tratando de renovar los intentos de destituirlo.

SEGUIR LEYENDO

Internacional

Los 6 grandes cambios que marca la nueva Constitución propuesta para Chile

Casi tres años después del estallido social de 2019, Chile realizará este 4 de septiembre la última de las tres votaciones de su proceso de cambio constitucional.

PUBLICADO

en

Tras aprobar redactar una nueva Constitución (en 2020) y elegir la Convención que la escribió (en 2021), el país decidirá finalmente si aprobar o rechazar la Carta Magna propuesta.

La Convención comenzó su trabajo el 4 de julio de 2021, bajo el gobierno de Sebastián Piñera y presidida por la académica mapuche Elisa Loncón. La última sesión se realiza exactamente un año después, presidida por la epidemióloga María Elisa Quinteros.

El presidente Gabriel Boric recibió este lunes un ejemplar del texto, que consta de 178 páginas, 388 artículos y 54 normas transitorias.

«Hay algo en lo que todos y todas tenemos que estar orgullosos: que en el momento de la crisis más profunda política, institucional y social que ha vivido nuestra patria en décadas, los chilenos y chilenas optamos por más democracia y no por menos», subrayó Boric durante la ceremonia de este lunes.

«Hoy es un día que quedará en los anales de la patria. Hoy empezamos una nueva etapa: se trata de leer, estudiar y debatir la propuesta constitucional», indicó el mandatario, quien firmó el decreto que convoca oficialmente el plebiscito del 4 de septiembre para ratificar o rechazar el texto.

Si gana la opción «apruebo», la flamante Carta Magna empezará a regir «in actum», y a medida que se creen los nuevos órganos que contempla, como una Agencia Nacional de Aguas o la Cámara de las Regiones, que reemplazará al Senado.

Si gana el «rechazo», la Constitución de 1980 seguirá vigente, en contraste con la abrumadora mayoría (casi 80%) que votó por su reemplazo.

Estas son algunas de las diferencias más relevantes entre la Constitución propuesta y la actual.

1. De «República Democrática» a «Democracia Paritaria»

Es la primera vez en Chile y el mundo que un grupo equiparado de hombres y mujeres escribe una Constitución.

Ese principio se refleja en la nueva Constitución propuesta, que define a Chile como una «democracia paritaria», plantea que las mujeres ocupen al menos el 50% de todos los órganos del Estado y ordena tomar medidas para «alcanzar la igualdad sustantiva y la paridad».

«Que esta Constitución se haya escrito en forma paritaria se refleja tanto en los derechos que han sido considerados como en la forma en que se organiza el Estado. La democracia paritaria es un principio que inunda toda la Constitución. Esa es una diferencia radical», afirma Lita Vivaldi, doctora en sociología de la Universidad de Londres, y parte de la Asociación de Abogadas Feministas.

La Constitución en curso sólo plantea que «hombres y mujeres son iguales ante la ley» y que el Estado debe «asegurar el derecho de las personas a participar con igualdad de oportunidades en la vida nacional».

«No incluye nada relacionado con enfoque de género y paridad. Lo más cercano fue la reforma constitucional donde se estableció que las personas nacen libres e iguales en derechos. Antes sólo decía los hombres», recuerda Javier Couso, constitucionalista y académico de la Universidad de Utrecht.

2. De la omisión indígena a «Estado intercultural»

La Constitución en ejercicio no menciona a los pueblos originarios ni indígenas.

En un giro radical, el nuevo proyecto define a Chile como Estado Plurinacional e Intercultural, reconociendo 11 pueblos y naciones (Mapuche, Aymara, Rapa Nui, Lickanantay, Quechua, Colla, Diaguita, Chango, Kawashkar, Yaghan, Selk’nam «y otros que puedan ser reconocidos en la forma que establezca la ley», dice el texto).

También ordena constituir Autonomías Regionales Indígenas con autonomía política, precisando que su ejercicio no permite la secesión, ni atentar contra el carácter «único e indivisible» del Estado de Chile, y que sus competencias se establecerán por ley.

Plantea que, dentro de las entidades territoriales que forman el Estado chileno, pueblos y naciones indígenas deberán ser consultados y otorgar consentimiento en aspectos que afecten sus derechos.

Asimismo, la propuesta reconoce los sistemas jurídicos de los pueblos indígenas, precisando que deben respetar la Constitución y tratados internacionales, y que cualquier impugnación a sus decisiones será resuelta por la Corte Suprema.

Para el exintegrante del Tribunal Constitucional chileno Jorge Correa Sutil, el texto en general no deja bien delimitado el ejercicio de la autonomía política y la justicia indígena. «En una cuestión tan importante como la igualdad ante la ley no habría costado nada haber establecido algunos límites».

«Yo entiendo que el reconocimiento de autonomía política implica que puedes repudiar una ley de Chile. De lo contrario no sé qué puede significar… Se establece también la posibilidad de una justicia propia para las autoridades indígenas. No queda definido qué autoridades, en qué materias, en qué territorios o respecto a qué personas… Esto va a requerir una legislación, que puede ser muy razonable, pero que no tiene límites constitucionales», afirma.

«No puede leerse el concepto de autonomía sin tomar nota que siempre dice ‘de acuerdo a la ley y la Constitución'», responde el constitucionalista Patricio Zapata.

«Y sobre el pluralismo jurídico, no sólo en Ecuador o en Bolivia el Estado nacional, al advertir que en su interior hay comunidades que tienen su propio derecho, admite que ciertos conflictos sean resueltos de acuerdo a él. Lo hace Canadá con los francoparlantes de Quebec, Estados Unidos con sus primeras naciones, Nueva Zelanda, Australia. No tiene nada extraño. Y el cierre de cualquier juicio lo hará la Corte Suprema».

Zapata ahonda en la importancia de la plurinacionalidad: «Es uno de los cambios más profundos. Significa cambiar la forma en que la república chilena se relaciona con los pueblos originarios, pero también la forma en que se ve a sí misma».

«Cambia la idea de que, a partir de la mezcla española e indígena, habría surgido una ‘raza chilena’ mestiza, victoriosa sobre nuestros vecinos… toda esa autopercepción que fue muy marcada por los historiadores del siglo XX en Chile desconoce e ignora el hecho de la pluralidad, de la diferencia. Esto es un viraje».

3. De «La ley protege la vida del que está por nacer»

La Constitución en ejercicio protege en forma explícita «la vida del que está por nacer», pero no impidió despenalizar el aborto en tres causales en Chile en 2017, ya que el Tribunal Constitucional planteó que la persecución penal no era «mecanismo idóneo para proteger al no nacido» y que la sanción penal absoluta choca con los derechos de la mujer.

La ley fundamental propuesta reconoce el ejercicio libre, autónomo y no discriminatorio de los derechos sexuales y reproductivos, y plantea que el Estado debe asegurar las condiciones para un embarazo, parto, y maternidad voluntarios y protegidos, y para una interrupción voluntaria del embarazo.

«Este derecho no implica interrumpir el embarazo en cualquier momento. Será un derecho que estará regulado y reglamentado por el legislador, que dirá cuáles son los plazos y la forma de hacerlo», explica a BBC Mundo Vivaldi.

4. Pensiones, salud y cuidados

La demanda general del estallido social de octubre del 2019, que abrió paso al proceso constituyente en Chile, fue recuperar un sentido de dignidad dañado por las falencias del modelo político y económico refrendado en la Constitución de 1980, que favorece el actuar de las instituciones privadas por sobre el Estado en la provisión de bienes sociales como educación, salud y pensiones (en este último caso, exceptuando a las Fuerzas Armadas).

El nuevo documento constitucional describe a Chile como «Estado social y democrático de derecho» que debe proveer bienes y servicios para asegurar los derechos de las personas.

La Constitución en vigor, por el contrario, plantea que el Estado debe «contribuir a crear las condiciones sociales» para la realización de las personas, pero le impide participar en cualquier actividad empresarial, a menos que lo autorice la ley.

«La Constitución de 1980 afirma la prescindencia del Estado siempre que el privado pueda. Ahora se afirma de forma contundente que es deber del Estado preocuparse de educación, vivienda, salud, pensiones, trabajo. Eso es un cambio de paradigma en el modelo político chileno que obedece a las demandas del estallido», plantea Claudia Heiss, jefa de Ciencia Política en la Universidad de Chile.

En pensiones, ambas constituciones consagran el derecho a la seguridad social. La actual indica que el Estado debe garantizar prestaciones básicas uniformes otorgadas por instituciones públicas o privadas (las llamadas AFP en Chile). La propuesta recién elaborada propone un Sistema de Seguridad Social público, financiado con rentas nacionales y cotizaciones obligatorias. No menciona a prestadores privados.

En salud, ambas constituciones incluyen prestadores públicos y privados. Pero la ley vigente permite que las personas destinen todos sus pagos forzosos a las aseguradoras privadas, mientras que ahora se propone crear un Sistema Nacional de Salud que recibirá todas las cotizaciones obligatorias en salud, dejando abierta la opción de contratar seguros privados extra.

«Se termina con la segregación en la salud en Chile», declara Couso. «El sistema de salud público es más débil cuando las élites no están incluidas. En esta Constitución la cotización de salud irá a un fondo común en salud, como en Inglaterra. Y si bien habrá prestadores privados, estarán bajo el régimen de lo público», explica.

El carácter social del Estado se expresa también en otras normas, como el derecho a la ciudad, a una vivienda digna, el reconocimiento al trabajo doméstico o la creación de un Sistema Integral de Cuidados universal y solidario.

«El derecho a los cuidados surgió de una iniciativa popular y reconoce las tres dimensiones: el derecho a cuidar, a ser cuidado y al autocuidado. Este es un derecho clave, que junto a otros derechos económicos y culturales, marcan una diferencia sustancial en vías de obtener una vida más digna, que fue lo que impulsó el estallido de 2019», destaca Vivaldi.

5. Agua: de «propiedad» a «inapropiable»

La Constitución en vigencia incluye una mención breve pero poderosa al agua en Chile. Plantea que «los derechos de los particulares sobre las aguas, reconocidos o constituidos en conformidad a la ley, otorgarán a sus titulares la propiedad sobre ellos».

La propuesta recién escrita establece el agua como bien «inapropiable». También establece un «derecho humano al agua», que prioriza sobre sus demás usos, y crea una Agencia Nacional de Aguas para su uso sostenible.

Se trata de un tema de especial significación en Chile, donde, en medio de una megasequía, decenas de comunas viven bajo emergencia hídrica, hay sectores rurales que dependen del agua repartida en camiones aljibes y no se descarta incluso la posibilidad de un racionamiento en la capital Santiago. El uso, acceso y preservación del agua están en el corazón del debate en Chile y son parte de un creciente número de conflictos ambientales y casos judiciales.

«Si en materia indígena antes no había nada, aquí había dos líneas: ahora hay un capítulo completo. Aquí se pasa de una constitución extremadamente escueta en materia ambiental, a una constitución que está cruzada por el cambio climático y la preocupación ecológica. Se llegó a reconocer incluso los derechos a la naturaleza», destaca Couso.

El texto declara que personas y pueblos, «son interdependientes con la naturaleza y forman, con ella, un conjunto inseparable. La naturaleza tiene derechos. El Estado y la sociedad tienen el deber de protegerlos y respetarlos».

6. Sistema Político

En ambos textos el gobierno y la administración del Estado corresponden a la figura presidencial. En el nuevo texto, la edad para postular al cargo baja de 35 a 30 años cumplidos. El período presidencial se mantiene en cuatro años, pero se autoriza la reelección consecutiva por una vez.

Sobre el poder legislativo, la Constitución de 1980 define un Congreso Nacional con «dos ramas: la Cámara de Diputados y el Senado» y precisa que ambas concurren a la formación de leyes (donde el Senado puede «perfeccionar» el trabajo de la Cámara).

En el nuevo texto, se elimina el Senado y se crean dos Cámaras de poder «asimétrico»: un Congreso de Diputados y Diputadas para la formación de leyes (con al menos 155 integrantes), y una Cámara de las Regiones acotada a las leyes»de acuerdo regional».

Para el abogado Correa Sutil, «la Constitución vigente tenía un hiper presidencialismo muy fuerte que hacía funcionar al gobierno siempre que se entendiera con el Congreso: en el momento en que el gobierno tenía minorías en el Congreso, entrábamos en crisis».

«Funcionó muy bien en los primeros años de la transición (a la democracia) por un acuerdo entre partidos que tenía que ver fuertemente con el temor de los sectores de izquierda de un regreso del autoritarismo».

Con el nuevo texto, advierte, «vamos a experimentar con un sistema inédito en el mundo que es un presidencialismo con Cámaras con poderes muy asimétricos, lo que es muy propio de sistemas semipresidenciales o semiparlamentarios».

«Yo veo que hay varios elementos que implican riesgos de deterioro de la política en Chile, porque no se regulan los partidos políticos, no hay sistema electoral en la Constitución: eso lo va a fijar el propio Congreso».

El proceso legislativo chileno, que requiere de altos quórum para realizar reformas en áreas clave, es uno de los elementos que definen a la Constitución de 1980. La nueva propuesta rebaja los quórum y suma elementos como las iniciativas populares de ley.

«La Constitución de 1980 es extremadamente hostil a la democracia participativa. Esta es una Constitución que introduce elementos de democracia directa», describe Couso.

En mayo del 2022, el profesor de Derecho Internacional de la Universidad de Chicago, Tom Ginsburg, destacó cómo el proceso chileno podría mostrar al mundo la posibilidad de canalizar una serie de energías políticas muy diversas en un proyecto constitucional.

«Tenemos que ver qué pasará, pero hasta ahora, Chile tiene posibilidades de conseguir ese logro», declaró a Bloomberg.

«Cuando uno mira el proceso en su conjunto, hubo grupos que no quisieron seguir las reglas, hubo provocaciones, hubo una derecha que saboteó el proceso desde el día uno. Me hubiera gustado más apertura de sectores radicalizados, maximalistas, sí. Pero prevaleció la sensatez. Pudo haber sido mejor, pudo haber habido más diálogo» continúa Couso.

«Pero atendiendo a lo fracturado que estaba el país, a que además se hizo pandemia, yo diría que es un proceso a la altura del acervo republicano chileno».

SEGUIR LEYENDO

Internacional

Lo que se conoce del tiroteo en Chicago durante desfile del 4 de julio

Los hechos ocurrieron en el suburbio de Highland Park, Chicago, durante un desfile conmemorativo por el Día de la Independencia de Estados Unidos. El presidente Biden y la primera dama se mostraron consternados por lo sucedido y prometieron luchar contra «la epidemia de violencia con armas de fuego» en el país.

PUBLICADO

en

Por

Una demostración de patriotismo convertida en una escena de caos, así describieron medios de prensa lo sucedido en Highland Park, Chicago.

Un tirador abrió fuego en medio de un desfile por el 4 de julio. Según las autoridades, seis personas murieron y al menos 24 fueron trasladadas heridas al hospital.

La policía ha identificado a un sospechoso, Robert «Bobby» Crimo, un hombre blanco de 22 años, que todavía consideran «armado y peligroso». El hombre conduce un vehículo Honda plateado, y según la Policía local y es de la « zona ».

«Tenemos a un gran número de agentes federales, estatales y locales trabajando para apresar a esta persona», dijo durante una rueda de prensa uno de los responsables de la Policía local.

Los residentes que se encuentren alrededor de la zona del tiroteo tienen que mantenerse escondidos hasta que puedan ser evacuados por las fuerzas de seguridad.

Los agentes revelarán una foto del sospechoso y pidieron a la gente que no trate de acercarse a él si lo localizan, sino que directamente llamen a Emergencias.

Se cree que el atacante disparó desde una azotea. Un rifle de alto alcance fue recuperado en la escena del crimen.

La alcaldesa de Highland Park, Nancy Rotering, afirmó en conferencia de prensa que la comunidad esta aterrorizada. Y describió lo sucedido como «un acto de violencia que nos ha sacudido hasta la médula. Nuestros corazones están con las familias de las víctimas durante este momento devastador».

«Estamos buscando incansablemente al individuo responsable». Así describió las labores de búsqueda el portavoz del departamento del alguacil. «Podría estar en la ciudad, podría estar en otro lugar», puntualizó.

Medios locales citaron a un testigo que aseguró haber escuchado unos 20 disparos.

Highland Park es un suburbio en le que, según cifras del 2020, residen al menos 300 0000 personas. Se encuentra localizado a 40 kilómetros de Chicago. Casi el 90% de sus habitantes son blancos, según la Oficina del Censo del país norteamericano.

Biden denuncia una «epidemia de violencia armada»

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, reaccionó ante lo sucedido.

En un comunicado dado a conocer por la Casa Blanca, el presidente y la primera dama se hicieron saber «conmocionados por la violencia armada sin sentido».

Biden mostró su agradecimiento a los socorristas y a las fuerzas del orden que rápidamente intervinieron en la escena. El mandatario dio a conocer además que pidió a la Policía Federal que ayudara en las labores de búsqueda del presunto tirador, que por el momento continúa prófugo.

«Hace poco firmé la primera gran ley bipartidista de reforma de las armas en casi 30 años, que incluye medidas que salvarán vidas. Pero hay mucho más trabajo por hacer, y no voy a renunciar a luchar contra la epidemia de la violencia con armas de fuego», concluyó.

La ley a la que se refiere el inquilino de la Casa Blanca incluye una revisión del proceso de compra de armas para los menores de 21 años y extiende a toda la nación las llamadas leyes de ‘alerta de peligro’ o ‘red flag’, que permiten activar un procedimiento legal para confiscar las armas de fuego de quienes representen un peligro para terceros o para sí mismos.

Este nuevo hecho de violencia se produce en un contexto convulso en el país en lo que el tema del libre porte y adquisición de armas se refiere.

Entre otros hechos ocurridos este año, el pasado 24 de mayo un tirador mató a 19 estudiantes y dos maestros en un centro educativo de Uvalde, Texas. Con anterioridad, otro joven asesinó a diez personas en un centro comercial de Búfalo, Nueva York.

Al menos uno de los fallecidos y dos heridos son de nacionalidad mexicana, así lo dio a conocer el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard.

SEGUIR LEYENDO
publicidad

Recomendados

Corrillos es un grupo de medios independientes, especializado en temas públicos, políticos y electorales, que produce información imparcial, veraz y de análisis. Corrillos web, Revista Corrillos y Corrillos TV, emiten desde Santander, Colombia. Teléfono: 320 579 0081 Contáctanos: corrillos@icloud.com
© Copyright 2021 - Sitio web desarrollado con ♥ por: Jose Luis Perales.