Síguenos en...

Análisis

Estas son las tres zonas que van a decidir al próximo presidente

Tras años de antagonizar al sistema político, y ante la emergencia de Rodolfo Hernández, Gustavo Petro ahora se presenta como el candidato del cambio institucional y moderado.

PUBLICADO

en

En la primera vuelta del 29 de mayo, Gustavo Petro obtuvo 8,5 millones de votos y Rodolfo Hernández, casi 6 millones. La diferencia parece grande, pero la mayoría de las encuestas para la segunda vuelta muestran un empate técnico.

Y eso es porque Hernández, un outsider que sacudió la campaña con un lenguaje directo de antipolítica y anticorrupción, probablemente reciba la mayoría de los votos de centro y derecha que no eligieron a ninguno de ellos dos en primera vuelta. Esto gracias a que muchos temen un gobierno de izquierda.

Los candidatos, pues, están cerca. Y en una elección tan cerrada, cada voto cuenta.

«Cuando lo más probable es que la elección se defina por una diferencia de 100.000 votos en un mar de 22 millones, no hay lugar ni segmento que los candidatos puedan desestimar», dice el encuestador César Caballero.

Qué están haciendo los candidatos

Una vez definidos los contendientes para la segunda vuelta, tanto Petro como Hernández recalibraron sus estrategias.

Tras años de antagonizar al sistema político, y ante la emergencia de Hernández, Petro ahora se presenta como el candidato del cambio institucional y moderado.

El candidato cambió el discurso de plaza pública por encuentros más pequeños con poblaciones específicas, como mineros y mujeres, por ejemplo.

Este miércoles durmió en un barrio popular de Quibdó, una ciudad emblemática del Pacífico. Y la candidata a vicepresidente Francia Márquez está haciendo giras por esas regiones, así como por la zona cafetera.

El objetivo es claro: intentar aumentar su votación en zonas donde ya ganan, como el Pacífico y el Caribe, para lograr los 11 millones de votos que garantizarían la victoria.

Hernández, por su parte, se ha dedicado a tejer alianzas políticas con sectores políticos que perdieron en primera vuelta y que, más allá de sus diferencias con el ingeniero, temen un gobierno de Petro, que busca ser el primer presidente de izquierda del país.

Este jueves, Hernández anunció que se abstendrá de eventos públicos por motivos de seguridad, una denuncia que ya antes había hecho también su contrincante. E insiste en que no participará en debates con Petro.

La estrategia parece ser la misma que le sirvió hasta ahora: promocionar su candidatura en redes sociales, evitar discusiones de proyectos políticos concretos y apoyarse en los miles de jóvenes que reparten volantes y convencen gente en las calles de todo el país.

Ambas campañas saben que será una segunda vuelta reñida y que ganarán evitando errores, conteniendo los ataques del otro y, sobre todo, sumando votos en determinadas regiones y poblaciones.

Las regiones: el Caribe, la zona cafetera y Bogotá

El mapa de los ganadores en primera vuelta en los 32 departamentos del país muestra una división similar a la de elecciones recientes, que se definieron por la polarización generada por la figura de Álvaro Uribe y el acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC.

Mientras que Hernández gana en la región andina, el bastión uribista donde se concentra la riqueza, Petro tiene ventaja en las zonas más pobres y desiguales del país: las periferias, en las costas Pacífico y Caribe.

Silvia Otero, politóloga de la Universidad del Rosario, destaca que en el Caribe, una de las zonas electorales cruciales por tradición, la participación el 29 de mayo fue 11 puntos porcentuales menor que el promedio nacional.

«Si Petro logra que más gente salga a votar en sus zonas, ahí hay muchos votos que no contaron en la primera vuelta», dice.

Por ello Petro centra allí sus esfuerzos de campaña en la segunda vuelta.

La sorpresiva abstención en el Caribe en primera vuelta no tiene explicación clara, pero puede ser que las famosas maquinarias, esquemas de incentivos para que la vote gente por determinado candidato, no se activaron. Lo esperable, dicen los expertos, es que para la segunda sí se prendan las maquinarias.

«La población más importante de la segunda vuelta son los pobres de la costa Caribe que se quedaron en la casa, porque sin ellos Petro no puede aumentar su caudal», dice Otero.

En las zonas donde ganó Hernández, como su natal Santander (en el oriente), la participación ya fue más alta de lo usual, por lo que es difícil que el panorama cambie en segunda vuelta. Por eso el ingeniero no tiene otra opción que movilizar a los votantes de la derecha y el centro que votarán, sobre todo, en contra de Petro.

Donde sí puede haber una gran disputa es en Bogotá, un bastión de la izquierda en el que, sin embargo, Hernández tuvo un sorpresivo buen desempeño.

«En Bogotá tienes gente por Petro y Hernández en una misma casa, y eso hace que sea un escenario muy peligroso para Petro, que se supone es muy fuerte allí», asegura Otero.

Y añade que la zona cafetera, una región andina de tres pequeños departamentos (Caldas, Risaralda y Quindío) con grandes poblaciones, también presenta un escenario muy reñido que puede inclinarse para cualquiera.

Además de estas zonas clave, César Caballero, de la encuestadora Cifras y Conceptos, llama la atención sobre esos pequeños movimientos que puede haber en zonas donde la diferencia no fue tan grande en primera vuelta.

«Sabemos que Antioquia siempre vota a la derecha, pero en sus zonas periféricas (Chocó y Urabá) Petro creció mucho; a Rodolfo le fue muy bien en Boyacá, Cundinamarca, Tolima y Huila, pero hay que ver si allí en segunda vuelta las maquinarias funcionan igual después de las adhesiones (de los candidatos derrotados en primera)».

Caballero insiste: «Estamos en un escenario tan sensible, tan mediado por el voto de opinión (votos no ligados a partidos ni figuras consolidadas), que es imposible asumir cosas».

Las poblaciones clave

Según el Tracking Presidencial de Noticias RCN y la consultora GAD3, una encuesta enfocada en la carrera por la segunda vuelta, en términos de género los candidatos tienen casi el mismo apoyo.

Sin embargo, durante la última semana Petro ha intentado fortalecerse en segmentos feministas, debido a los comentarios de Hernández que muchos califican como machistas. El apoyo al ingeniero entre mujeres ha empezado a caer en la mencionada encuesta.

Según Otero, «Colombia no está en el mismo nivel de movilización del feminismo que, digamos, Chile, por lo que las mujeres van a ser importantes para mover minorías, pero no masas».

Esas minorías, sin embargo, importan.

«Para Petro puede ser clave el voto de la gente preocupada por el medio ambiente, así sean solo 15.000 personas, mientras que para Hernández puede ser clave el apoyo de los mineros, que están preocupados por las propuestas ambientalistas de Petro», dice Caballero.

En general, los estudios muestran un margen corto de ventaja para uno u otro en la mayoría de los segmentos, pero hay unos en los que Petro tiene ventaja (pobres y estudiantes) y otros en los que Hernández lidera (jubilados y trabajadores del sector privado), según el Tracking Presidencial.

En esos segmentos los candidatos pueden sumar votos, pero en todo caso tienen que mantener el apoyo de la primera vuelta, en la que hubo una participación récord del 54%, y evitar el abstencionismo.

Las encuestas han revelado que una porción inédita de los colombianos cree que votará en blanco (6%) o está indecisa (12%).

Ahí también puede estar el electorado clave que elija al presidente.

Se supone que el creciente voto en blanco le favorece a Petro, porque en teoría son votos de la primera vuelta que no se le añadirían a Hernández, que parte con dos millones y medio de desventaja y que además tiene un electorado volátil.

En elecciones reñidas como esta, la participación suele ser alta. Y con tanta gente indecisa a días de la segunda vuelta, es difícil saber si uno tiene más chance que el otro.

Análisis

El ‘cabeza a cabeza’ en pulso por elección del próximo Contralor General

Este jueves está citado el Congreso en pleno para votar. Los más opcionados son María Fernanda Rangel y Carlos Hernán Rodríguez. En la lista de elegibles aparecen cuatro santandereanos, Víctor Andrés Salcedo, Carlos Fernando Pérez, Elsa Jazmín González y Luis Fernando Bueno.

PUBLICADO

en

Por

La elección del próximo Contralor General, para el periodo 2022-2026, es casi histórica. No solo porque el proceso ha estado rodeado de acusaciones, acciones judiciales y cambios de último minuto, sino también porque, a menos de 24 horas de la votación, todavía no hay un ganador definido, como suele suceder.

Este jueves 18 de agosto, a las 9:00 a.m. de mañana está citado el Congreso de la República en pleno para votar por uno de los 10 elegibles.

Todo parece indicar que será un pulso a cabeza entre dos candidatos.

Por un  lado, María Fernanda Rangel, quien hace varios días recibió el apoyo de las bancadas de Cambio Radical, Partido de la U, los liberales y los conservadores parecía ser la virtual ganadora del proceso al comienzo de la semana.

Sin embargo, tras la recomposición de la lista de los 10 elegibles, que no cambió sustancialmente los nombres pero sí el orden, tomó fuerza también Carlos Hernán Rodríguez, que obtuvo el mejor puntaje.

Aunque desde el Ejecutivo lo niegan, varios apuntan a que es el candidato del gobierno, que se estaría moviendo para reversar varios de los apoyos tempranos de los partidos tradicionales.

“La única directriz del señor Presidente de la República, desde el principio ha sido el criterio del mérito y la paridad de género”, dijo al respecto Roy Barreras, presidente del Senado.

¿Cómo están las fuerzas políticas entre ambos? Con María Fernanda Rangel, a quien varios cuestionan por su cercanía con actual contralor, Carlos Felipe Córdoba, se mantienen firmes, hasta ahora, Cambio Radical y Centro Democrático.

En cambio, a favor de Carlos Hernán Rodríguez se han decantado, por el momento, la bancada de Cámara del Partido Conservador, el Pacto Histórico, Mira, sumó los apoyos de las 16 curules de las víctimas, una parte de la U, un segmento de los liberales y algunos congresistas de los verdes, que dejó a sus miembros en libertad a sus congresistas por falta de acuerdos internos.

Esas últimas agrupaciones y las negociaciones que se logren en los últimos momentos previos a la elección, serían definitivas para inclinar la balanza hacia uno de los dos candidatos.

SEGUIR LEYENDO

Análisis

Estos son los cinco temas claves de una eventual reforma al Congreso

La gran novedad radica en el endurecimiento de la inasistencia al Congreso como causal para que los legisladores pierdan su investidura. En otras palabras, se busca castigar más severamente el ausentismo.

PUBLICADO

en

Por

Un proyecto de acto legislativo que busca modificar varios aspectos del funcionamiento del actual Congreso de la República comenzará a ser debatido en los próximos días.

La iniciativa, al igual que otras en el pasado, busca regular aspectos como la remuneración de los congresistas, los límites para la reelección de congresistas y reducir el receso o ‘vacaciones’ legislativas.

La gran novedad radica en el endurecimiento de la inasistencia al Congreso como causal para que los legisladores pierdan su investidura. En otras palabras, se busca castigar más severamente el ausentismo.

Uno de los principales vicios de varios congresistas es no asistir a las sesiones del Congreso o ausentarse en medio de ellas, lo cual es rechazado por la opinión pública.

En materia del salario de los congresistas, la propuesta de esta reforma se suma a otras como las de los congresistas Jota Pe Hernández y Gustavo Bolívar, orientadas a modificar este beneficio.

1. Castigos más severos para ausentistas

El ausentismo es uno de los principales problemas del Congreso y, hasta el momento, no ha habido manera de eliminarlo. La reforma propuesta contempla que no solamente se cuenten seis inasistencias no justificadas a las plenarias de Senado y Cámara, sino también a las comisiones constitucionales, en las cuales se tramitan previamente las iniciativas. Y se propone también que estas ausencias se cuenten en un periodo menor al que está actualmente contemplado en la norma.

2. Tope a los salarios

Durante los últimos años son varias las iniciativas legislativas que se han intentado aprobar para bajar el sueldo de los congresistas. En esta ocasión, el proyecto propone que haya una remuneración integral de 25 salarios mínimos, entre los cuales se cuenten todos los otros rubros que devengan los legisladores, es decir primas y gastos de representación. La idea es que comience a aplicarse en el 2026 para que los congresistas actuales no puedan argumentar que no pueden votar sobre su propio salario.

3. Modificar los meses de trabajo

Un proyecto que buscaba reducir el receso o las ‘vacaciones’ legislativas y que se tramitó en el Congreso pasado quedó solamente a un debate de ser aprobado. En esa iniciativa se proponía reducir el receso un mes. Esta vez la idea es que el año legislativo comience cada 20 de julio y vaya hasta el 20 de diciembre. Y que se retomen labores ordinarias el primero de febrero y se concluyan el 20 de junio. Actualmente, los legisladores regresan de su receso el 16 de marzo, algo que se pretende modificar.

4. Limitación de periodos

El país conoce varios casos de congresistas que han permanecido 30 y 40 años en el Congreso debido a que no existe una norma que limite el número de veces que se pueden presentar al Legislativo. Una de las propuestas de este proyecto de acto legislativo es que los congresistas solamente puedan ser reelegidos tres veces. Estas ocasiones serían en el Senado o el Cámara de Representantes. El propósito de esto es no solamente evitar que haya políticos que se perpetúen en sus curules, como ha sucedido en varios casos del pasado, sino también impulsar la renovación y las caras nuevas en el Capitolio, algo por lo que han luchado varios movimientos políticos y sociales.

5. Precisiones sobre tráfico de influencias

Otra de las novedades de esta iniciativa es que se especifica cuáles serán los casos en los que se perderá la investidura por tráfico de influencias comprobado. Según el proyecto, esto operaría cuando el congresista obtenga prebendas por su participación o voto en un proyecto de ley o de acto legislativo o en una moción de censura. Y, para aplicarla, al congresista se le debe probar que recibió dinero u otro tipo de coimas, ofrecimientos para ocupar cargos públicos u otorgamiento de contratos.

SEGUIR LEYENDO

Análisis

Los populares ‘gallinazos’ no son aves para repudiar, son para respetar y defender

PUBLICADO

en

Por

En esta emisión de Que hablen los animales, los populares ‘gallinazos’ no son aves para repudiar, son para respetar y defender. Con: Henry Sánchez Suárez, activista ambiental. Presenta: Orlando Beltrán Quesada, director Fundación Adan.

Corrillos TV por YouTube. Derechos Reservados.

SEGUIR LEYENDO

Recomendados

Corrillos es un grupo de medios independientes, especializado en temas públicos, políticos y electorales, que produce información imparcial, veraz y de análisis. Corrillos web, Revista Corrillos y Corrillos TV, emiten desde Santander, Colombia. Teléfono: 302 8330594 Contáctanos: corrillos@icloud.com
© Copyright 2021 - Sitio web desarrollado con ♥ por: Jose Luis Perales.