Síguenos en...

Yo Opino

Balotaje para el verdadero cambio (Parte II)

El derrumbe moral de nuestra sociedad es fruto de las políticas neoliberales; pero ahora estamos evidenciando algo aún más grave: ¡Falta de dignidad! Lo único que nos queda y no podemos perder es la dignidad porque ahí sí, todo lo demás será perdido.

PUBLICADO

en

Por: Álvaro Ruiz Rodríguez/ En el artículo anterior dijimos que el resultado de la primera vuelta electoral fue la manifestación de la ciudadanía por el hastío de los gobiernos de los últimos años. En resumen, le dijo no al continuismo.

Y es que especialmente el presente gobierno ha sido un completo desastre. Ha llevado a Colombia a tener los peores indicadores de gestión social, especialmente en tema de justicia social; somos el país con mayor desigualdad social de la Región. Por lo mismo la riqueza se ha venido concentrado en menos del 10% de la población. Entre tanto la pobreza llega al 38% (21 millones de personas), todo gracias a las políticas públicas neoliberales que han arruinado el agro, así como el aparato productivo del país, generando desempleo y hambre en la mayoría de la población.

Sin embargo, el presidente ególatra Duque se atrevió a decir que si hubiese reelección en Colombia él sería reelecto. ¡Qué desfachatez! Le tocó decirlo en el extranjero y en inglés para tratar de engañar incautos que no lo conocen porque él sabe que en realidad es un absoluto inepto. ¡Es cinismo extremo!

Y es que, más allá de la utilización de permanentes eufemismos, Duque ha demostrado desprecio por la ley como lo hizo recientemente en forma calculada y dolosa, suspendiendo la ley de garantías aplicables al actual proceso electoral. Era lógico que la Corte Constitucional declarara inexequible y se suspendiera el Decreto que la modificaba, pero el daño ya estaba hecho (plata es plata) y desde luego el delito cometido (se espera que sea investigado y castigado).

Otra demostración de su proclividad a no acatar la ley y hacer lo que le parezca, son sus continuas intervenciones en política en el presente proceso electoral. Claro se siente blindado por los entes de control, especialmente con la procuradora de bolsillo que tiene.

Recientemente el Tribunal Superior del Distrito Judicial de Ibagué, emitió orden de arresto domiciliario a Duque (cinco días), por desacato a fallo de tutela relacionado con acciones no ejecutadas en defensa del Parque Natural Nacional los Nevados, ordenado y ratificado por la Corte el 1 de diciembre de 2020, con plazo de un año para cumplirse. Naturalmente que Duque reaccionó diciendo que ese fallo era inconstitucional… Es posible que sí, pero es lo mismo que él hace. Le están dando de su propia medicina. Y claro le golpean su inflado ego y su espíritu dictatorial. Conociendo el desprecio que tiene a la ley, lo más seguro es que no acate dicho fallo.

Las menciones anteriores son para que tengamos un punto de referencia de lo que significa un mandatario que desprecia la ley.

El candidato Hernández lo ha dicho explícitamente que “me limpio el culo con la ley”. Y efectivamente hay grabaciones en las que ordena cometer actos por fuera de la ley, a pesar de las advertencias que hacen los subalternos con el fin de evitar cometer los ilícitos…. O sea que el candidato tiene desprecio por la ley y actúa consecuentemente; Duque en cambio, también tiene desprecio por la ley, no lo dice, pero actúa en ese sentido (es además hipócrita).

Es importante que estimemos el riesgo que significa para el país darle poder a un sociópata que además desprecia la ley….

Ya empieza a mostrar los dientes y anunció que una vez posesionado iniciará con un Decreto de Conmoción Interior (calcado al inicio de Uribe). Todavía no ha dicho cuál es la motivación que justifique dicho Decreto. Evidentemente su deseo de fondo es gobernar inicialmente por Decreto, anulando el poder Legislativo, para dar rienda suelta a su talante dictatorial. ¿Esa es la Democracia que dicen defender?

En realidad, nuestra democracia está realmente amenazada con la participación en el balotaje de un candidato de las características de Hernández.

Para que haya un verdadero cambio en Colombia es necesario que se legisle priorizando a los seres humanos por encima del dinero. Justamente es la característica que no tiene el Ingeniero Hernández. Sencillamente debemos preguntarnos si ¿un gobierno apoyado por Alvaro Uribe, Andrés Pastrana y César Gaviria, sería un gobierno de cambio?

Haciendo un paréntesis, en esta ocasión quiero hacer referencia a clases de introducción a la filosofía que tuve el privilegio de escuchar en el colegio de bachillerato, en el salesiano de Bucaramanga. Es acerca del axioma: “El hombre no es libre ante la verdad ni ante la bondad”. Para explicarlo en forma sencilla el profesor nos indicaba que 2 + 2 = 4 y no podemos negarlo. No tenemos libertad para negarlo. No podemos decir algo diferente. Igualmente, no somos libres para negar que “el beneficio común prima sobre el beneficio particular”. Tampoco somos libres ante la bondad; no podemos negarla o ignorarla.

Precisamente considerando este axioma, no he logrado entender el apoyo que está teniendo el ingeniero Hernández a pesar de todo el comportamiento sociópata que ha evidenciado, con prácticas políticas deleznables, llegando a la misantropía. Es una demostración del grado de enfermedad de nuestra sociedad.

Es evidente que la mayoría de la votación por el ingeniero Hernández no es por su talante de estadista que no lo tiene, ni por su capacidad real de acabar con la corrupción que tampoco la tiene (está imputado por corrupción ante la fiscalía). Simplemente ese electorado vota por el temor y odio que le han infundido a la sociedad en contra de Petro.

El derrumbe moral de nuestra sociedad es fruto de las políticas neoliberales; pero ahora estamos evidenciando algo aún más grave: ¡Falta de dignidad! Lo único que nos queda y no podemos perder es la dignidad porque ahí sí, todo lo demás será perdido.

Francia Márquez con su tesonera lucha que ha librado por su comunidad, por los temas ambientales, por su familia, por su hogar, por sus ideales y ahora en su postulación a la vicepresidencia, nos viene indicando el camino correcto y tenemos que hacer propio su lema: “hasta que la dignidad se haga costumbre”.

Por la misma degradación moral de nuestra sociedad a la que hemos llegado, la campaña presidencial se ha tornado muy agresiva y han recurrido a bajezas con desinformación y mentiras sin ningún respeto por los propios candidatos y la comunidad en general.

Aquí vale la pena recordar una frase memorable del estadista liberal asesinado Jorge Eliecer Gaitán. “Más vale una bandera limpia y solitaria en una cumbre, que mil banderas tendidas en el lodo”.

Sabemos lo transcendental que resulta esta elección. Como nación tenemos los indicadores sociales más bajos de toda la Región.

Tenemos la oportunidad de lograr un punto de inflexión favorable en el rumbo de nuestra historia, gracias al conocimiento, la experiencia y sobre todo la voluntad de Gustavo Petro que tiene un programa integral de desarrollo sostenible en Colombia priorizando la vida, empezando por lograr la paz atendiendo inmediatamente los compromisos de los Acuerdos de paz incumplidos por el gobierno Duque.

No es exageración afirmar que, en este momento, el país necesita a Petro quien en equipo con Francia Márquez tienen el programa adecuado para dignificar nuestra sociedad y sacarla del hueco a donde la han llevado los últimos gobiernos que hemos tenido.

¡Por todo esto los exhorto, les ruego que salvemos a Colombia votando por Gustavo Petro!

*Ingeniero Mecánico (UIS) y Máster en Administración de Empresas (USTA).

(Esta es una columna de opinión personal y solo encierra el pensamiento del autor).

Yo Opino

Para ciertas EPS el Covid vale estiércol

Durante el tiempo de la llamada cuarentena, la Nueva EPS no se le da la gana enviar un médico para valorar al infortunado portador del Covid, víctima de la maldad china.

PUBLICADO

en

Por

Por: Luis Alfredo Bonza Forero/ Existen EPS que el virus del Covid es un juego simple convertido en mortal, cuando esos entes se convierten en talladores del “paseo de la muerte” cuyos jugadores obligados son los diferentes pacientes, quienes sufren este síndrome, que ha enlutado innumerables hogares colombianos en razón a la poca o nada atención prestada por ciertas EPS, a esta desastrosa enfermedad, no obstante ser un servicio pago por parte del usuario cotizante, obligado a aguantar la severidad desobligante por la atención descuidada, que conduce muchas veces a lamentables episodios.

Entiendo este virus por su alto grado de contagio, el personal científico con su personal coadyuvante en salud tienen prevenciones cuando atienden los pacientes hospitalizados en cualquier hospital o clínica, porque conviven con los afectados, lo incongruente es cuando los pacientes después del resultado “positivo” certificado por prestantes laboratorios, se aíslan en sus hogares y durante el tiempo de la llamada cuarentena, la Nueva EPS no se le da la gana enviar un médico para valorar al infortunado portador del Covid, víctima de la maldad china.

Publico esta denuncia pública porque tengo en mi poder la suficiente prueba para corroborar los descuidos que pueden cobran vidas, más en esta clase de semiótica tan peligrosa, el paciente queda en su residencia abandonado a su suerte, ni siquiera una anémica llamada producen al enfermo o su familia para averiguar su estado, si una comunicación se la niegan a los enfermos, la visita médica igual, es el espejo miserable donde la cara de los irresponsables de esos actos deprimentes no se ve, porque se han convertido en espectros escondidos dentro de un traje blanco que denota pureza, pero lo visten ciertos necios faltos de caridad humana.

Gracias al Plan Departamental de Vacunación dirigido exitosamente por del Gobernador de Santander, Mauricio Aguilar Hurtado, en coordinación con el Ministerio de Salud, con el trabajo mancomunado de la Secretaria de Salud del Departamento en su Secretario, Javier Alonso Villamizar Suarez; el distinguido Medico Luis Felipe Tarazona, Director de Desarrollo Inspección Vigilancia y Control, el equipo de trabajo, sin exceptuar la laboriosidad denodada del Secretario de Salud y Ambiente del Municipio de Bucaramanga, Juan José Rey; sus colaboradores siguen avanzando positivamente en el control, vacunación y caracterización para frenar la propagación del virus.

A pesar del prejuicio y la conseja de los enemigos de la salubridad, felizmente Santander, su capital, con más de 1´370 mil dosis de vacunas aplicadas, el índice de inmunización es ejemplo nacional, la recomendación gubernamental es no bajar los brazos, menos la protección personal cuando el Covid es silencioso, de excesivo cuidado.

La indolencia enunciada continua, ahora en las clínicas o IPS no aplican la vacuna, luego deben existir juicios de responsabilidad, las EPS a nivel departamentos deben ser controladas por la Secretarías de Salud, no por la Supersalud que es un escondrijo político de pelechadores del erario público.

*Periodista

(Esta es una columna de opinión personal y solo encierra el pensamiento del autor).

SEGUIR LEYENDO

Yo Opino

Convivencia con la fauna salvaje

La concientización sobre el cuidado del medio ambiente y las continuas campañas sobre educación ambiental han generado en las personas el afán de cuidar el entorno, no obstante, uno de los mensajes más efectivos ha sido aquellos que motivan a “cuidar a los animalitos”.

PUBLICADO

en

Por

Por: Roberto Aponte/ Todos los componentes que conforman un ecosistema luchan por su supervivencia, no obstante, esas luchas son las que producen un apropiado funcionamiento del entorno. Los avances de la tecnología y la intervención del ser humano en los ambientes silvestres ocasionan cambios que cambia la dinámica de estos. También los seres humanos han establecido sus territorios en entornos naturales y por lo mismo debemos evaluar cómo es la convivencia con la fauna salvaje.

Las bestias salvajes, las plagas y las alimañas ponzoñosas siempre han sido vistas con recelo. La primera relación del ser humano hacia muchos animales es cuidar y beneficiarse de los que establece como buenos y aniquilar los que considera malos. Las primeras reacciones han sido miedo por la apariencia o ferocidad de esos seres. Actualmente para muchos es más fácil matar una serpiente apenas la vean o a un animal que afecte los cultivos, estos actos ocurren por ignorancia o intenciones hostiles hacia la criatura. Lo anteriormente mencionado causa indignación y aquí notamos un cambio de paradigma.

La concientización sobre el cuidado del medio ambiente y las continuas campañas sobre educación ambiental han generado en las personas el afán de cuidar el entorno, no obstante, uno de los mensajes más efectivos ha sido aquellos que motivan a “cuidar a los animalitos”. Cualquier acto de maltrato contra un animal es visto por repudio. Además, algunas especies se han vuelto emblemáticas para el país y su imagen se ha convertido en la lucha por la preservación de la naturaleza y la biodiversidad.

Pero más que exaltar a cierto grupo de animales únicos y vistosos queda preguntarnos ¿Cómo es nuestra relación con estas criaturas? En la naturaleza se presentan escenas que pueden generar fuertes susceptibilidades ante muchas personas. El oso de anteojos, aunque basa su dieta principalmente en frutos y brotes de plantas, ocasionalmente cazas mamíferos pequeños para complementar su dieta. Por esta razón pueden presentarse casos en los que ataca a terneros y precisamente un caso reciente fue el que motivo a escribir esta columna.

El oso de anteojos se ha mostrado tal como es, una criatura que de vez en cuando atacara a otra para alimentarse. En este caso la presa ha entrado en su territorio y posiblemente el oso no encontró otro animal para suplir su dosis de proteínas. El cuidado de las especies emblemáticas va más allá de solo exaltarlas. Es necesario comprender los conflictos que puede presentar cualquier ser humano con los animales que lo rodean. Cualquier política que incluya la relación de los seres humanos con la naturaleza debe tener en cuenta como beneficiar a ambas partes para lograr mantener un balance entre las necesidades de la sociedad y la armonía del entorno natural.

La deforestación y la degradación de los ecosistemas es uno de los factores que ocasiona el riesgo de extinción de varias especies. A su vez esos fenómenos en algunas ocasiones se presentan por colonización de terrenos y conocemos otro matiz del conflicto. Para asegurar el bienestar de la naturaleza es necesario ser consciente de los conflictos sociales que involucren el uso de los suelos y garantizar a las comunidades que puedan suplir sus necesidades y puedan habitar subsistiendo en un entorno productivo. Si las comunidades tienen un buen medio de subsistencia se evita que estás depreden los recursos naturales de los lugares donde habitan.

Debido a la relación entre hombre naturaleza hay que establecer las medidas para lograr la convivencia con la fauna salvaje sin tener que recurrir a matar a individuos de las especies que buscamos proteger. Además de fortalecer las economías regionales se requieren sugerencias prácticas como barreras que impidan que los animales salvajes ataquen el ganado.

Además, hay que buscar medidas para que los animales silvestres se adapten con mayor facilidad a las estructuras creadas por los seres humanos. Por ejemplo, muchas criaturas mueren cruzando las carreteras. Una muestra de convivencia con los animales que viven en nuestros territorios es la creación de elementos como arcos y varillas sobre las vías para que los animales arbóreos como ardillas y zarigüeyas puedan pasar sobre estos. También crear túneles debajo de la carretera como pasos de fauna, es una medida para disminuir las cifras de animales atropellados.

Para crear una buena convivencia con la fauna salvaje se requiere del entendimiento y el estudio de la naturaleza. Más que valernos de la indignación, también se deben entender las dinámicas sociales. Los conflictos están presentes, pero para solventar la situación es necesario entender los requerimientos de ambas partes, y así las personas podremos convivir y comprender a aquellas criaturas únicas y maravillosas que habitan en nuestro país.

*Ingeniero Ambiental y escritor

Twitter: @robustories

(Esta es una columna de opinión personal y solo encierra el pensamiento del autor).

SEGUIR LEYENDO

Yo Opino

Una apuesta por la paz total

Una de las grandes diferencias históricas entre las extintas FARC−EP y el ELN es que las segundas, ideológicamente, siempre tuvieron más intención de lograr la paz.

PUBLICADO

en

Por

Por: Fray Andrés Julián Herrera Porras, O.P/ Hacia 1965, en Colombia, se sumaban algunos jóvenes, influidos por la teología de la liberación y la idea romántica de la revolución cubana, para fundar el Ejército de Liberación Nacional (ELN). Esa es la historia que comúnmente se sabe del surgimiento de la que hoy es la guerrilla activa más antigua de América latina. Sin embargo, poco se habla del caldo de cultivo que fue la falta de presencia estatal en los territorios y que además sigue siendo hoy una clave fundamental para que los grupos al margen de la ley sigan teniendo fuerza.

Camilo Torres Restrepo fue un gran presbítero, sociólogo y pensador, comprometido con el cambio social y acorralado por las circunstancias del momento se vio casi forzado a sumarse a la naciente guerrilla. En este punto, no se trata de justificar o no la decisión del llamado “cura guerrillero”, lo que busco aquí es mostrar lo atractiva que era en los años sesenta y setenta la idea de la revolución armada, atractiva en el sentido de parecer la única opción para cambiar lo que se quería cambiar, la opción necesaria para lograr la justicia social.

Después de más de cincuenta años de la desaparición del predicador del “Amor eficaz” es más que evidente que las armas no eran la mejor opción. Camilo y muchos de sus compañeros fueron solo las primeras víctimas y los primeros victimarios en la historia que aún se construye en los campos colombianos a causa de la llamada guerra de guerrillas. Guerra que nació con una base campesina y estudiantil indignada en busca de un cambio social, que aún hoy se alimenta de estas mismas bases, pero cuya dirigencia hoy sabe poco de teología y más de producción de coca.

Una de las grandes diferencias históricas entre las extintas FARC−EP y el ELN es que las segundas, ideológicamente, siempre tuvieron más intención de lograr la paz. En cambio, para los comandantes de las FARC la intención siempre fue lograr el poder costara lo que costara, los “elenos”, por su parte, buscaban el poder a través de la revolución y la justificación para las armas era la imposibilidad de un gobierno que no perteneciera a la oligarquía. A pesar de ello, la historia nos dio la sorpresa de ver primero en el congreso el partido Comunes antes que un partido que podría llamarse, si me permiten bautizarlo, el “partido camilista”.

Para comprender aún mejor las ideas fundantes del ELN me permito compartir algunos fragmentos recortados del llamado manifiesto de Simacota, escrito en los primeros años del grupo insurgente:

“La tierra es explotada por campesinos que no tienen donde caer muertos (…) Los obreros trabajan por jornales de hambre sometidos a la miseria y humillación de los grandes empresarios (…) Los profesionales e intelectuales jóvenes demócratas se ven cercados y están en el dilema de entregarse a la clase dominante o perecer (…) Los pequeños y medianos productores tanto del campo como de la ciudad, ven arruinar sus economías ante la cruel competencia y acaparamiento (…) Las riquezas de todo el pueblo colombiano son saqueadas por los imperialistas norteamericanos”.

Muchas de esas denuncias, con sus respectivas reservas, siguen siendo hoy una realidad para nuestro país, aún hay mucho por qué luchar. Ahora bien, esa lucha no puede seguir siendo por la vía de las armas y por eso, no queda más que aplaudir que, de nuevo, se retomen las negociaciones con el ELN y que, además se piense en diálogos con otros grupos insurgentes. Es tiempo de apoyar, desde todos los sectores, lo que Petro ha denominado “la paz total”.

Con todo lo anterior, es necesario decir también que, las negociaciones y los futuros acuerdos de paz no serán más que un paso en el camino hacia la paz real y efectiva. Es urgente desarticular los orígenes del conflicto y que el Estado haga presencia en todo el territorio, no solo con fusiles sino también (especialmente) con camillas, con tableros y pupitres. Es tiempo de llegar a las poblaciones históricamente vulneradas y ayudar desde el gobierno, los empresarios, las iglesias y todos los que puedan poner un grano de arena en procura de devolverles la dignidad fáctica que se les ha negado por tantos años.

Apuntaciones:

Los impuestos verdes son una deuda con la salud de los colombianos, y desde la academia, llevamos investigando al respecto por más de una década. Enhorabuena si logran que pasen las talanqueras del congreso y de los medios patrocinados por la industria productora de la diabetes.

No deja de sorprenderme la añoranza colonialista del rey de España ante la espada de Bolívar. Ojalá tengamos la dignidad suficiente para manejar las relaciones internacionales entre iguales en todos los niveles y no se quede solo en memes.

La Comisión de la Verdad cumplió con creces. Ahora nos corresponde a todos cumplir nuestro papel y hacer del documento conclusivo un lugar al que acudamos para hacer memoria, para sanar heridas, para re−conocer a aquellas víctimas que deben ser hoy el centro de la reconstrucción del tejido social.

*Abogado. Estudiante de la licenciatura en Filosofía y Letras. Miembro activo del grupo de investigación Raimundo de Peñafort. Afiliado de la Sociedad Internacional Tomás de Aquino.

Twitter: @FrayGato

Instagram: @FrayGato

(Esta es una columna de opinión personal y solo encierra el pensamiento del autor)

SEGUIR LEYENDO

Recomendados

Corrillos es un grupo de medios independientes, especializado en temas públicos, políticos y electorales, que produce información imparcial, veraz y de análisis. Corrillos web, Revista Corrillos y Corrillos TV, emiten desde Santander, Colombia. Teléfono: 302 8330594 Contáctanos: corrillos@icloud.com
© Copyright 2021 - Sitio web desarrollado con ♥ por: Jose Luis Perales.