Síguenos en...

Análisis

Video/ Lista a la Cámara liberal y los Pandora Papers en Los Reyes Magos

Diego Jaimes, John Claro y César Osorio, en esta emisión, analizan los temas de actualidad, entre ellos los nombres que ya suenan para la Cámara por el Partido Liberal y los Pandora Papers, el nuevo escandalo de paraísos fiscales.

PUBLICADO

en

Incienso, mirra y oro en temas políticos son los que trajeron en esta emisión Los Reyes Magos de Corrillos, Diego Jaimes, John Claro y César Osorio.

Ellos pusieron sobre la mesa como el Partido Liberal intenta confeccionar su lista a la Cámara por Santander. De hecho, dan nombres y las posibles fórmulas para las elecciones de 2022.

Y trajeron a colación el controvertido tema de los Pandora Papers, en los que más de 500 colombianos aparecen con manejo de recursos en paraísos fiscales, entre ellos dos expresidentes y el actual director de la Dian.

SEGUIR LEYENDO
Comentar

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Análisis

Aguilar Hurtado sigue en funciones. Gobernador ad hoc nombrado es para caso específico

Nombramiento de Gobernador ad hoc generó confusiones que llevaron a especular que Mauricio Aguilar Hurtado saldría de su cargo. Comunicado oficial aclara que nombramiento del Gobernador ad hoc solo es para el caso específico en que el Departamento es víctima en proceso contra padre o hermano del actual Gobernador de Santander.

PUBLICADO

en

Por

El nombramiento de un Gobernador ad hoc para Santander no significa que el Gobernador de Santander, Mauricio Aguilar Hurtado, vaya a dejar sus funciones y entre a ser reemplazado por el Gobernador ad hoc que nombró el Ministerio del Interior.

Sucede que a nivel nacional se adelantan investigaciones por el posible detrimento de dineros públicos del departamento en Santander cuando Richard Aguilar Villa fue gobernador de Santander.

Aguilar Villa como toda persona investigada tiene su abogado o grupo de abogados que lo defiende. Sin embargo como Aguilar Villa es investigado por malos manejos de dineros públicos y esos dineros públicos son del departamento de Santander, Aguilar Villa es el acusado y el departamento de Santander es la víctima, es decir a quien presuntamente le sonsacaron el dinero.

No obstante como el Gobernador de Santander, Mauricio Aguilar Hurtado, es hermano de Richard Aguilar Villa, el acusado, y Aguilar Hurtado es el representante legal de la víctima, el Gobernador actual debe nombrar abogado que defienda al departamento en contra de Aguilar Villa.

Por razones de consanguinidad y la obvia circunstancia de que el Gobernador difícilmente nombraría un abogado que defendiera al Departamento en razones de equidad, porque sería para acusar a su hermano, se declaró impedido ante esa circunstancia específica.

El Ministerio del Interior lo entendió, sabe y existe en la legislación que se generan circunstancias de incompatibilidad en este caso de ser familiares el exgobernador Aguilar Villa y el gobernador Aguilar Hurtado, por ello nombró un Gobernador ad hoc, específicamente para este caso.

Existe otra situación en que el gobernador Aguilar Hurtado no podría actuar y en donde el actuante sería el Gobernador ad hoc recién nombrado u otro que nombre el Ministerio del Interior, y es cuando el Gobernador como representante legal del Departamento de Santander tenga que actuar en defensa del Departamento y el investigado sea el exgobernador Hugo Heliodoro Aguilar, padre del actual Gobernador de Santander. Las circunstancias serían idénticas al actuar en el proceso de Aguilar Villa.

Por ello la Gobernación de Santander emitió el jueves dos de diciembre el Comunicado Número 75 que hace claridad al respecto.

Dice la comunicación oficial que dadas las diversas opiniones e interpretaciones generadas a partir de la designación del Gobernador Ad-Hoc, Luis Fernando Pinzón Galindo, el pasado martes 30 de noviembre en plenaria de la Asamblea Departamental, la Oficina Jurídica de la Administración Departamental se permite aclarar varios puntos.

Reafirmó que el gobernador de Santander, Mauricio Aguilar Hurtado, continuará en uso de sus funciones legales y constitucionales hasta la terminación de su periodo, y únicamente se abstendrá de realizar actuaciones en los procesos judiciales de los investigados, su padre y hermano respectivamente.

Así mismo clarificó que Mauricio Aguilar Hurtado, en aras de garantizar la transparencia y objetividad de las investigaciones, y de conformidad con el impedimento legal que le asiste, solicitó a la Procuraduría Regional de Santander, iniciar el trámite para la designación de un gobernador ad hoc, cuyo fin es la defensa de los intereses del Departamento de Santander.

De igual forma señala el comunicado oficial de la Gobernación de Santander que en respuesta a la solicitud del gobernador Aguilar Hurtado, y aceptado el impedimento, la Procuraduría remitió las actuaciones al Ministerio del Interior para dicha designación, siendo este último, el ente nacional competente para la escogencia.

En el comunicado se aclara además que la palabra “ad hoc” significa “que está hecho especialmente para un fin determinado o pensado para una situación concreta”.

Además que la designación del Secretario General del Ministerio del Interior, Luis Fernando Pinzón Galindo, como gobernador ad hoc, tiene la única finalidad de brindar información y representar al Departamento de Santander, en los procesos penales contra los exgobernadores Hugo Heliodoro Aguilar Naranjo y Richard Aguilar Villa, en los periodos 2004-2007 y 2012-2015, respectivamente, teniendo en cuenta el grado de parentesco con el actual gobernador (2020-2023) Mauricio Aguilar Hurtado.

SEGUIR LEYENDO

Análisis

Pecresse y Ciotti, a segunda vuelta de la primaria de Los Republicanos en Francia

Una segunda vuelta inesperada para la investidura del candidato presidencial del partido conservador Los Republicanos. La liberal Valérie Pécresse, presidenta de la región de Isla de Francia, se enfrentará al radical Éric Ciotti, diputado de la región de los Alpes Marítimos. Xavier Bertrand, quien partía como favorito pero se ubicó en la cuarta posición, llamó, al igual que los otros precandidatos salientes, a votar por Pécresse en el segundo turno, que se realiza este fin de semana.

PUBLICADO

en

Por

Ayer jueves fue un día de sorpresas para el partido conservador francés Los Republicanos (LR, ‘Les Républicains’ en francés). El resultado de la primera vuelta para elegir al candidato de las elecciones presidenciales del año próximo culminó con un líder inesperado: Éric Ciotti, actual diputado de la región de los Alpes Marítimos, con 25,59 % de los apoyos de las bases. Muy cerca se ubicó Valérie Pécresse, actual presidenta del consejo regional de Isla de Francia, con 25%. Ambos competirán en el segundo turno de la primaria para lograr la nominación.

Aunque se presagiaba una interna incierta por la oleada de nuevos afiliados que se han sumado a LR, la última encuesta de Harris Interactive para Challenges publicada el martes, luego del último debate entre los cinco aspirantes, ubicaba a Ciotti en la cuarta colocación de la intención de voto, con apenas un proyectado del 6%. Pécresse, en cambio, figuraba segunda en los pronósticos.

El favorito en los sondeos, Xavier Bertrand, actual líder del consejo regional de Alta Francia, quedó eliminado con el 22,36% de los votos, ubicándose justo detrás de Michel Barnier (23,93%), exministro de Relaciones Exteriores y antiguo jefe negociador europeo para el Brexit. En quinta posición, y con solo 3,13% de los apoyos culminó Philippe Juvin, exdiputado al parlamento europeo.

En un tuit, casi una hora después del anuncio de los resultados, Xavier Bertrand agradeció “a los adherentes” del partido que le dieron «su confianza». También anunció que «para la segunda vuelta votaré por Valérie Pécresse y llamo a unirse detrás de ella».

El resultado de esta primera vuelta es una fuerte desautorización para Xavier Bertrand, quien había abandonado LR en 2017 y, en principio, se había negado a participar del congreso, posición que descartó en octubre de este año para evitar, según él, una división de fuerzas de la derecha y el centro.

«He hecho una gran campaña, en torno a la línea gaullista, que es la mía», comentó a los periodistas. «Mañana por la mañana estaré en mi región, defenderé los intereses de mi región», indicó, cuando se le preguntó por su futuro político.

Las bases ponen a la cabeza al candidato del ala más radical

Quien llega a la segunda vuelta de los Republicanos como líder de las preferencias es Éric Ciotti, representante del costado más duro de la formación. El político de 56 años, antiguo ‘Sr. Seguridad’ de la Unión por un Movimiento Popular (UMP, como se conocía en el pasado al actual LR), es partidario de la derecha de la «preferencia nacional» y está a favor de la inclusión de los «orígenes judeocristianos» de Francia en la Constitución. Desde el inicio de la primaria se había presentado como “el único que puede vencer» al actual presidente, Emmanuel Macron.

Desde un café parisino, se expresó con alegría por su resultado. Según el medio francés Le Monde, Ciotti afirmó estar «profundamente convencido» de que LR sólo ganaran «dando la espalda decididamente a la prudencia y al inmovilismo» y sólo detrás de él, «el único candidato que puede aglutinar a todos los votantes de la derecha, de donde sean, como hizo Nicolas Sarkozy en 2007».

Este allegado al expresidente francés Sarkozy, había apoyado al favorito François Fillon durante las primarias de la derecha y el centro en 2016, antes del escándalo de empleo ficticio de su esposa que lo obligó a retirarse de la vida política. Esos acercamientos políticos le habrían hecho ganar puntos durante los últimos debates televisados.

Votado por la base más radical y aún predominantemente sarkozista, Ciotti defiende una derecha “de rupturas”, «una derecha fuerte, que se asuma a sí misma, que ya no pida perdón ni baje la cabeza». Cercano a las ideas de la extrema derecha, el finalista no escondió que votaría por el polemista ultraderechista Eric Zemmour -condenado por provocación al odio racial- si se presentaba una segunda vuelta presidencial entre Zemmour y Macron en 2022. «No voté por Macron en 2017 y no votaré por alguien que ha puesto a Francia de rodillas», afirmó el diputado, quien aseguró que peleará «para que Francia siga siendo Francia».

Como prueba de la cercanía ideológica de ambos, Zemmour saludó en Twitter la victoria de su amigo político.»Me alegro, querido Éric, de que nuestras ideas sean tan compartidas por los militantes de LR. El RPR (antecesor de la UMP y de LR) no está muerto», escribió el recientemente lanzado como candidato presidencial.

Al referirse a Pécresse, su rival en la segunda vuelta, el sarkozista la consideró como «demasiado centrista, demasiado cercana al macronismo», por lo que «no nos permitirá de ninguna manera vencer al presidente saliente». A la vez señaló que él «nunca había dejado» a su familia política, como ella lo hizo en 2019 después de una derrota en las elecciones del parlamento europeo, para luego regresar en octubre, tal como lo hizo Xavier Bertrand.

Pécresse se recuesta en el lado más liberal 

Frente a Éric Ciotti se posiciona la liberal Valérie Pécresse, de 54 años, quien se anotó en la carrera presidencial desde junio con el objetivo de ser la primera jefa de Estado francesa. Partidaria del antiguo mandatario Jacques Chirac, la presidenta de la región de Isla de Francia formó parte de todos los gobiernos de Nicolas Sarkozy y en julio de 2017 creó su propio movimiento dentro de LR, «Soyons libres» (‘Seamos libres’, en español), ya pensando en las elecciones presidenciales de 2022.

Desde su regreso al partido en octubre de este año, ha reforzado su discurso, especialmente en materia de inmigración y seguridad.

Está dispuesta a «poner orden», sobre todo en las cuentas públicas, y preconiza la supresión de decenas de miles de puestos de funcionarios.

«No me tiembla la mano. Llevo un proyecto de ruptura franca con el pasado y por la derecha, porque Francia no tiene más tiempo que perder», dijo en su cuartel general al final de la tarde. En línea con los dichos de su adversario, ella también aseguró ser «la única que se puede enfrentar a Macron».

Tras conocerse los resultados, la finalista recibió el respaldo de los tres candidatos eliminados de la segunda vuelta (Bertrand, Barnier y Juvin) así como el de Gérard Larcher, presidente del Senado.

«Mi formación política y mi visión de Francia guían mi elección», escribió en un comunicado Larcher, quien había liderado el comité de apoyo de Valérie Pécresse en las últimas elecciones regionales. Sin embargo, no se había pronunciado antes de la primera vuelta.

Por otro lado, subrayó que tiene «respeto y amistad por Éric Ciotti, por la fuerza de sus convicciones». Además, indicó que en la segunda vuelta, «cada uno votará según sus convicciones», pero «a partir del sábado por la tarde, será el encuentro lo que nos sirva de hoja de ruta en torno al que será designado por nuestros miembros».

La segunda vuelta inicia este viernes 2 de diciembre a las 8 de la mañana y concluirá mañana sábado a las 2 de la tarde.

SEGUIR LEYENDO

Análisis

Tres años de López Obrador: aciertos, errores y reformas pendientes

En el comienzo de su segunda mitad de gobierno, Andrés Manuel López Obrador enfrenta varios desafíos, desde la consulta popular para la revocación de su mandato hasta las controvertidas reformas que impulsa en el Congreso. Mientras tanto, en el oficialismo surgen figuras que apuntan a la sucesión de 2024.

PUBLICADO

en

Con una popularidad por encima del 63 por ciento en diversas encuestas, una consulta popular en puerta sobre la revocación de su mandato –impulsada por él mismo y vista como un ejercicio inédito de reafirmación democrática por algunos, y como mera propaganda populista por otros– y en pleno proceso con miras a una sucesión anticipada, Andrés Manuel López Obrador cumple este 1 de diciembre un trienio de su llegada al poder en México, luego de haberlo perseguido por 18 años.

En medio de una polarización social cada vez más acentuada, con una inflación que supera el 7% –la cifra más alta en dos décadas– y el apuro por terminar sus grandes obras de infraestructura, el presidente mexicano se ha preocupado por dejar en claro que nunca buscaría cambiar las leyes para pretender reelegirse, mientras se recarga cada vez más en las Fuerzas Armadas para gobernar porque sus titulares –afirma– le aligeran la carga.

A menos de tres años de concluir su mandato, AMLO -como se le conoce por su acrónimo- tiene el firme propósito de concretar al menos otras tres reformas constitucionales que le permitan asegurar su prometida ‘Cuarta Transformación’ de la vida pública del país, también conocida bajo la famosa consigna ‘4T’.

Un gobierno más cercano al ciudadano

Estos tres años de López Obrador en el poder han sido “un esfuerzo por usar parte de la maquinaria del gobierno para introducir cambios más sustantivos», asegura el doctor Lorenzo Meyer, catedrático de El Colegio de México (Colmex).

«Lo que se quiere es disminuir algo que viene de los últimos siglos y que es la desigualdad, no sólo económica sino en la influencia que tienen pequeños grupos de ciudadanos sobre el entorno», afirma.

Para el historiador, es muy importante subrayar que el cambio de gestión política que busca López Obrador y su partido es por la vía pacífica, lo que considera como «una característica única de este proceso de transformación». En ese sentido, apunta que, aunque parcialmente, se ha conseguido que en lo político el voto sea un instrumento más o menos efectivo. Si bien no es algo exclusivo de este gobierno, a juicio de Meyer sí se ha acelerado con el actual mandatario.

Para lograr esta sociedad menos injusta se requiere un gobierno que tenga “instrumentos más o menos útiles para dirigir el barco, sin que se haga del control absoluto de la vida política, pero sí de instituciones –como Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad– que le ayuden a llevar al país por un camino que no sea tan concentrador de la riqueza”, sostiene el académico.

Meyer resalta que se busca poner al gobierno más al alcance del ciudadano normal, que no sean dos esferas tan alejadas, teniendo en cuenta que “llegaron a ser dos mundos muy distantes, el de la política bajo un sistema de partido casi único, presidencial en extremo, sin división de poderes, y el de la esfera de la vida cotidiana del ciudadano”.

En ello coincide en cierta medida el doctor Luis Carlos Ugalde, director de la consultora Integralia y expresidente del Instituto Federal (hoy Nacional) Electoral. El especialista ve como uno de los aspectos positivos de estos tres años de gobierno el que López Obrador “ha devuelto una dosis de esperanza a la población mexicana respecto de la política y los políticos, y eso es algo importante porque llevábamos un proceso de 20 o 30 años en el que había un deterioro de la confianza en los políticos, en las instituciones», lo que genera «un mejor clima social en el país”.

Al abordar los aciertos, Ugalde remarca lo que a su juicio, y paradójicamente, es un aspecto positivo de la gestión de López Obrador. Contrario a lo que pregona el presidente de haber terminado con “la pesadilla” del neoliberalismo, para el analista ha reafirmado dos de las grandes apuestas neoliberales de los años 80 y 90: la estabilidad macroeconómica con base en el manejo responsable de las finanzas públicas y la integración económica con América del Norte a través del Tratado México, Estados Unidos, Canadá (TMEC).

La falta de seguridad, un flagelo estructural

Los especialistas entrevistados, Meyer y Ugalde, coinciden en ubicar la inseguridad no sólo como una de las fallas de este gobierno, sino como una señal de alerta.

«Un ejecutivo que no es capaz de tener el control efectivo de la seguridad –apunta Lorenzo Meyer– incumple lo estipulado por Max Weber sobre el Estado como la única institución que debe tener el control legítimo de la violencia. La inseguridad y la violencia no son compatibles, ya no digamos con el proyecto de López Obrador, sino de cualquier proyecto político de gobierno», advierte.

El especialista del Colmex recuerda que las estrategias pasadas, como la de Felipe Calderón, de usar la fuerza pública para deshacer a los cárteles no funcionó –porque los grupos de la droga tienen su fuerza en el mercado norteamericano–, y reconoce que López Obrador busca atacar las causas que arrojan a los jóvenes a las organizaciones criminales, llevándoles programas sociales. Sin embargo, precisa que ello no será suficiente y alerta que en materia de seguridad hay una especie de hoyo negro, “y no creo que Andrés Manuel y los suyos estén encontrando la fórmula para resolverlo”.

En tanto, Luis Carlos Ugalde expresa su preocupación por la cada vez más profunda penetración del crimen organizado en los gobiernos estatales, un fenómeno que si bien existía ya desde hace 10 o 15 años, se ha intensificado con la inacción del gobierno federal y su política de “abrazos, no balazos”.

Otras señales de retroceso que ve Ugalde son el desmantelamiento de instituciones y áreas de regulación del propio gobierno con capacidades técnicas; el criterio, dentro de la administración pública, de que el conocimiento y la experiencia parecen valer menos que la lealtad; y un combate a la corrupción más ligado a la retórica que a hechos contundentes.

Consulta para la revocación de mandato

Nadie más que el propio presidente, su partido Morena, y sus seguidores están impulsando una consulta popular para la revocación de mandato de Andrés Manuel López Obrador.

El tabasqueño está empecinado en someterse a la voluntad de los ciudadanos para decidir si culmina su período en septiembre de 2024 o lo da por concluido de manera anticipada, pues “el pueblo da y el pueblo quita”. Y aunque él fue elegido en las urnas para un ciclo de seis años, el morenista reta a sus adversarios a que acudan a votar en la consulta y muestren un rechazo mayoritario, para entonces forzar su retiro de la política para siempre.

Los partidos de oposición critican que, si bien la Constitución contempla la consulta de revocación de mandato, los partidarios del obradorismo están haciendo una campaña irregular porque están promoviendo la “ratificación” de mandato.

Para Lorenzo Meyer, revocación o ratificación son dos caras de la misma moneda y “meter un proceso casi electoral a la mitad del sexenio lleva en situaciones ideales a una de las dos metas». «O se revoca el mandato y se dice ‘hasta aquí, listo, dimos 30 millones de votos pero ya no estamos conformes’; y el otro es decir ‘sí, renovamos la fuente de poder para el siguiente trienio’, cosa que no ha ocurrido en la historia política de México. Entonces o se renuevan las fuentes de poder o se secan. Y es una opción que puso sobre la mesa el propio Andrés Manuel”, explica.

En contraste, Ugalde, exconsejero presidente del organismo electoral, considera esta consulta como “un instrumento de propaganda para reoxigenar la capacidad de movilización del gobierno». «Es generar una amenaza falsa para activar los comités de defensa de la ‘4T’ y darle al presidente la oportunidad de decir que hay un grupo de conservadores que quieren acabar la transformación que él encabeza, y activar la movilización y mantener viva la polarización que el populismo requiere”, disparó.

Para que la consulta de revocación se lleve a cabo como está previsto, en abril de 2022, primero debe reunirse la cantidad de firmas necesarias para hacerla posible, de acuerdo con la ley. Es decir, se necesita al menos el respaldo del 3 % de los ciudadanos registrados en el padrón electoral, un total de 2.758.227 firmas. El plazo para recabar esas rúbricas vence el 15 de diciembre.

Las polémicas reformas 

Además de su afán por concluir sus tres grandes obras emblemáticas –el aeropuerto internacional en la base aérea militar de Santa Lucía, la refinería en Dos Bocas, Tabasco, y el Tren Maya, todas envueltas en polémica–, López Obrador ha instruido a los legisladores de su partido a sacar adelante tres importantes reformas constitucionales: la eléctrica, la electoral y la de la Guardia Nacional, para que ese cuerpo pase a formar parte del Ejército.

El mandatario decidió comenzar por la más controvertida, la reforma eléctrica, que, entre otras cosas, destinaría el 60% de la industria al control del Estado, a través de la Comisión Federal de Electricidad, acotando la participación del sector privado, y dejaría bajo control absoluto del Estado la explotación del litio.

Los partidos de oposición en el Congreso, así como algunos analistas, aseguran que la iniciativa contraviene el espíritu del TMEC y será impugnada en los tribunales nacionales e internacionales.

El presidente y los legisladores de su partido, en contraste, sostienen que se apega a la soberanía del país, que salvaguarda el tratado, y lo que busca es evitar una situación de precios disparados por la energía eléctrica, como está sucediendo en España.

Lo cierto es que el escenario político y la correlación de fuerzas, sobre todo en el Senado, son complicados para López Obrador, cuyo partido y sus aliados no cuentan con mayoría calificada de las dos terceras partes en ninguna de las dos cámaras. De modo que la batalla legislativa que se verá muy seguramente a partir de febrero será de grandes proporciones.

Mientras tanto, en la defensa de sus pretendidas reformas y de sus proyectos de infraestructura, AMLO arremete contra quienes aseguran que atentan contra las energías limpias o la ecología. Y en ese embate carga contra los ambientalistas e incluso asegura que movimientos ecologistas y hasta feministas fueron alentados por el neoliberalismo para distraer la atención del saqueo y el pillaje.

Las ‘corcholatas’ de la sucesión presidencial

Durante décadas en México el juego político de la sucesión tenía sus propias reglas. Los aspirantes a la candidatura presidencial debían ser muy discretos y disciplinados. De ahí la máxima que acuñara un añejo líder sindical: «El que se mueve no sale en la foto».

Dentro de esa dinámica, el presidente en turno ejercía la facultad no escrita de elegir a quien seguramente sería su sucesor, en un sistema con designaciones de dudosa neutralidad. Así, existía la figura del “tapado”, ese político, generalmente del gabinete presidencial, que gozaba de la confianza y simpatía del mandatario federal para sucederlo, pero cuya identidad no era conveniente revelar.

En julio pasado, López Obrador, al insistir en que no influirá para determinar quién será el candidato oficial para buscar relevarlo en la Presidencia de la República, aludió a esta figura y sostuvo que ya no es como antes, que ya no hay «tapado» y que cualquiera puede aspirar a sucederlo.

“Hay muchas mujeres y hombres para el relevo; hay muchos, todos los que están en el gabinete, gobernadores, todos tienen posibilidad, dirigentes parlamentarios, todos. Ahora sí que ya no hay tapados, yo soy el destapador y mi corcholata favorita es la del pueblo. La gente en su momento va a elegir de forma libre, democrática, quién debe representarnos», prometió.

Y así, con esa metáfora, son varias las ‘corcholatas’ -palabra que refiere a un tapón metálico utilizado en las botellas- que buscan ser la efectiva. Pero también son muchas las voces que afirman que, a juzgar por el trato que le da y la manera como se refiere a ella, sería Claudia Sheinbaum, la actual jefa de Gobierno de la Ciudad de México, la virtual candidata, por encima del canciller Marcelo Ebrard o el dirigente parlamentario en el Senado, Ricardo Monreal.

No obstante, cuando ha sido cuestionado al respecto, López Obrador insiste en negarlo y llama a definir al candidato por el método de las encuestas.

“No tengo ningún preferido, a ninguna preferida, hablando en términos de pluralidad y de género. El ciudadano elegirá al candidato. Se hace una encuesta, dos, tres, y se ve quién es quién», remarcó.

Para el historiador y politólogo Lorenzo Meyer, hay quien quiere seguir pensando que estamos en otros tiempos, marcados por el autoritarismo, cuando la realidad es que ya es normal que varios políticos alcen la mano para querer competir por la presidencia, aun faltando tres años para el relevo.

Hasta ahora, de parte de la oposición –coinciden varios analistas– no se vislumbra un aspirante fuerte, capaz de atraer las simpatías suficientes para representar un desafío al obradorismo.

Luis Carlos Ugalde apunta que este proceso de sucesión anticipada no le hará sombra a López Obrador sino hasta el sexto año, pero sí considera probable escuchar, después de la consulta de revocación de mandato, algunas voces que clamen por la reelección del morenista, aunque él haya descartado esa posibilidad y legalmente sea prácticamente imposible. Al menos por ahora.

SEGUIR LEYENDO
publicidad

Recomendados

Corrillos es un grupo de medios independientes, especializado en temas públicos, políticos y electorales, que produce información imparcial, veraz y de análisis. Corrillos web, Revista Corrillos y Corrillos TV, emiten desde Santander, Colombia. Teléfono: 320 579 0081 Contáctanos: corrillos@icloud.com
© Copyright 2021 - Sitio web desarrollado con ♥ por: Jose Luis Perales.