Síguenos en...

Análisis

Llegó el día: un Perú dividido decide su elección presidencial más polarizada

Las diferencias ideológicas de los aspirantes Keiko Fujimori y Pedro Castillo han polarizado aún más si cabe a una sociedad hastiada de la política, la corrupción y la falta de perspectiva económica. Más de 25 millones de electores peruanos tienen en sus manos elegir al o el próximo presidente. Y pocas veces se había visto una segunda vuelta con tanto rechazo y resignación por escoger al menos malo para la nación andina.

PUBLICADO

en

Los candidatos Keiko Fujimori y Pedro Castillo no solo tienen propuestas completamente distintas, sino que sus perfiles también representan mundos opuestos. Tal extremidad ha provocado que los ciudadanos vean, en función de su propia ideología, a uno de los dos como un peligro para la democracia peruana.

Con este escenario –de voto obligatorio además, solo facultativo para los mayores de 70–, aunque muchos peruanos desconfíen de ambos representantes, saben que están forzados a elegir lo que consideran «un mal menor».

José Pedro Castillo Terrones es un maestro rural y sindicalista que se hizo conocido en Perú por liderar una huelga de maestros en 2017, que duró más de un mes. Las ideas del candidato de 51 años convencen sobre todo a las clases bajas, a quienes se inclinan por medidas de izquierda y a quienes creen que son diferentes con respecto a los últimos gobiernos, manchados de acusaciones de corrupción.

Más célebre, por su apellido, es Keiko Sofía Fujimori, de 46 años, administradora de empresas, ex primera dama y excongresista. Su partido, Fuerza Popular, es de derecha autoritaria. Y, si bien el modelo económico que propone es consecuente al de los últimos gobiernos, aglutina mucho voto en contra.

De hecho, es la tercera vez que se presenta a las elecciones presidenciales, puesto que no tuvo mayor éxito en las anteriores. ¿La tercera será la vencida? ¿Pesarán los temores instalados hacia Castillo?

Fórmula de Castillo: foco ciudadano 

Entre las principales propuestas de Castillo está establecer un nuevo marco económico en el que el Estado regule el mercado. Nacionalizar empresas está entre sus cartas, buscando renegociar las condiciones de las compañías de gas y mineras.

Otra de sus iniciativas contempla invertir la proporción del reparto de utilidades. En la actualidad, el 70% de las utilidades van a favor de lo transnacional, es decir, empresas que tienen negocios en numerosos países, mientras que el 30% va favor del Estado. Como aspirante presidencial plantea que el 20% de las utilidades queden a favor de lo trasnacional, con un 80% de beneficio para la nación.

Luis Benavente, director de Vox Populi, señaló que «las bases ideológicas de Perú Libre son de un partido marxista-leninista; un partido con ideología ortodoxa. Estamos hablando de un estatismo duro, no de uno intermedio, y de un dominio absoluto del Estado en la economía. En el año 1968 ya lo vivimos y fue un desastre: destruyeron la economía, no había empleo, se redujeron las inversiones…».

Con su declaración, Benavente representa a algunos peruanos en cuanto a los miedos que despierta este candidato, que también borraría las Administradoras de Fondos de Pensiones, que son entidades privadas que se encargan, con miras a la jubilación, de organizar el 10% del sueldo bruto de una persona natural.

Así, en su Gobierno quedaría el Sistema Nacional de Pensiones (SNP), administrado por la ONP (Oficina de Normalización Previsional) que depende en gran medida del sector Economía y Finanzas. Debido al Covid-19 y la incertidumbre política, muchos ciudadanos han solicitado el retiro de sus AFP.

Por estas razones, algunos sectores de la población temen que si Pedro Castillo gana las elecciones, el país entre en el demonizado modelo socialista, con un Perú convertido en un estado similar a Venezuela. Como en otras campañas electorales de América Latina, la nación petrolera ha servido de ataque.

Sin embargo, Enzo Elguera, analista de opinión pública, dijo en entrevista a France 24 que «Castillo ha dicho que va a formar las bases de una política económica apropiada para Perú y que no va a ser similar a la de Venezuela porque tenemos otras características».

«Ha mencionado –prosigue Elguera– que es mentira que va a hacer expropiaciones, que se va a quedar con fondos de ahorro, etc. Habla mucho del pueblo, es populista, al igual que Keiko. Lo que él menciona dentro de esta faceta populista es que va a hacer las cosas que necesite la mayoría de la población. Va a darle más protagonismo al Estado económicamente, pero no menciona específicamente un modelo. Ha moderado su discurso».

Fórmula de Keiko: similar a la de los últimos años

Por otro lado, una de las prioridades en los planes de Gobierno de Keiko Fujimori es reactivar la economía.

El Covid-19 ha afectado a muchos sectores en Perú, especialmente al gastronómico y al del turismo, y bajo esa idea ha prometido reducir el toque de queda para atraer más clientela. En esta línea, ha afirmado que le daría prioridad de vacunación a los trabajadores de estas áreas.

Otra de sus ideas es realizar cambios tributarios para la formalización del país, para dar más apoyo a los emprendedores y a los trabajadores informales que se han visto afectados desde el inicio de la enfermedad.

En su opinión, Luis Benavente agrega que «la propuesta económica de Keiko no es distinta a la de ahora. Economía y mercado, libre mercado, no hay control de precios. Esta economía requiere tener una base política de mayor transparencia. Debe tener un organismo regulador eficiente. Este modelo es mejor que el otro (el que propone Castillo). Se necesita un Estado que, con sus ingresos, haga una real mejora en la vida de los peruanos».

Como decía Enzo Elguera, Keiko Fujimori no ha estado exenta del populismo del que acusan a su rival. Ya que entre sus anuncios asegura querer subir el salario mínimo –que es de 930 soles / 240 dólares–. Propone también duplicar la pensión a los adultos mayores de las poblaciones vulnerables, de 250 soles a 500 soles, es decir, de 64 dólares a 129 dólares. Por otro lado, a las familias que han perdido a algún ser querido por el coronavirus, supuestamente les dará un bono de 10.000 soles (o 2.597 dólares).

Según Elguera, estas propuestas «están centradas en la continuación del sistema de la economía de mercado, pero como es candidata populista, ha empezado a prometer una gran cantidad de bonos teniendo una gran demagogia. ¿Cuánto nos van a costar sus promesas? ¿De dónde va a sacar el dinero? Si no cumple, va a alimentar al antisistema, la mala opinión, porque va a volver a engañar a la población, y eso es un poco lo que han estado haciendo los últimos candidatos presidenciales».

En este sentido, sobre cómo se van a cumplir financieramente esas promesas, José Tello Alfaro, miembro del Instituto Peruano de Derecho Electoral, dijo a France 24 que «si sale Keiko nos va a endeudar. Sus propuestas son reales, pero con deuda. Alguien del aplomo que tiene Carranza (economista) sabe lo que está haciendo. Es viable, pero con deuda».

Asociación con la izquierda, mal vista 

Algunos ciudadanos rechazan o temen un modelo de izquierda por la asociación que se le hace dentro del país al terrorismo histórico. Aunque Castillo tampoco corresponda cien por cien a esta categoría –resulta un candidato muy conservador en cuanto a, por ejemplo, derechos LGTBI–, se le ha asociado con la izquierda.

Cuando Benavente fue consultado al respecto afirmó que «hay media docena de congresistas de Perú Libre que se vinculan al terrorismo. Castillo estaba asociado al Movadef –organización que los medios peruanos vinculan a Sendero Luminoso–. Había una vinculación. Ven con simpatía a Antauro Humala (militar y político actualmente preso) que ha cometido actos terroristas. Peter Cárdenas, otro terrorista, ha declarado que si gana Castillo viene a Perú a hacer política. Fue el número dos del MRTA (Movimiento Revolucionario Tupac Amaru). Hay bastantes evidencias que vinculan a Castillo con el terrorismo».

Sin embargo, para Elguera es un error hacer esta asociación terrorista. «No me parece correcto que asocien a Castillo con terrorismo. Hay campañas muy fuertes contra el comunismo. El trasfondo está plagado de mentiras y de falacias. Hay asociaciones que se le hace a la izquierda con el terrorismo porque por lo menos en Perú se subdividió en dos facciones en el pasado, una de estas se fue hacia lo ideológico y lo político, y la otra por la opción de tomar el poder por las armas y levantando al pueblo agrícola. En estos extremos se relaciona por esa razón a la izquierda con el terrorismo, por esa división originaria».

Alfaro amplía valorando que el vínculo establecido por la gente entre el partido Perú Libre y el terrorismo es «por Vladimir Cerrón (secretario general investigado por presunto lavado de activos) y por alguna gente de izquierda que tiene pasado subversivo».

«Como hemos tenido etapa de terrorismo comunista, es evidente que algunos lo relacionen inmediatamente. Lo que pasa es que la izquierda en Perú es confrontacional y suele ser opositora. Pero son cosas distintas, procesos diferentes. El comunismo, el socialismo, están dentro de procesos constitucionales. Es crudo asociar el terrorismo con comunismo. Terrorismo es lucha armada, mientras comunismo es una ideología política. No se pueden mezclar. Puede haber un terrorismo también de derecha».

El antifujimorismo agarró fuerza

En cuanto al ‘antivoto’ sobre Keiko, este se debe, en gran parte, por ser hija de Alberto Fujimori, presidente de Perú entre 1990 y el 2000 –en tres mandatos–, y que ahora cumple una condena de 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad.

Además, en este último gobierno, la figura de Keiko fue de gran influencia en la destitución de tres presidentes en un plazo de cinco años. Su oposición en el Congreso ha hecho que muchos la culpen de la inestabilidad y la ingobernabilidad que se vive hoy en día.

Asimismo, ahora carga con un peso que no cargaba antes: su pase por prisión preventiva. Por más que se encuentre en libertad, actualmente está siendo investigada y enfrenta una acusación fiscal por lavado de activos, organización criminal y obstrucción a la justicia por la que le piden 30 años de cárcel.

Debido a la desconfianza que genera en muchos compatriotas, Keiko Fujimori firmó un compromiso con la democracia promovido por organismos de la sociedad civil y las iglesias católica y evangélica. Sin embargo, la Organización Nacional de Mujeres Indígenas y Amazónicas del Perú rechazó su acto. «Puede jurar cualquier cosa que le presenten, no lo va a cumplir. Keiko Fujimori no solo niega que el régimen de su padre fue una dictadura, sino que reivindica cada acto que perpetró», sostiene en un comunicado.

Para Luis Benavente, director del medio Vox Populi, «Keiko era muy joven. No tenía injerencia en el Gobierno. Luego fue creciendo y el régimen de Alberto Fujimori se fue corrompiendo. Las responsabilidades del Gobierno de Alberto son responsabilidad de él, no de Keiko. Un hijo no tiene porque cargar con las responsabilidades de su padre. Ella está cargando con delitos de su padre que fue una joya de corrupción y violación de derechos humanos y destrucción de las instituciones».

La líder de Fuerza Popular y aspirante a ser la primer mujer presidenta de Perú ha reconocido que tanto ella como su equipo no han estado a la altura de estos últimos años. Ha prometido, en modo mea culpa, que si los electores se lo permiten remediará sus faltas. Lo cierto es que «la situación de Keiko», según Benavente, es de «presidenta o presidiaria».

Fujimori recortó distancia

El pasado domingo, ambos candidatos se enfrentaron en el último debate previo a las elecciones. Según expertos, ninguno aprovechó las circunstancias para sacar mayor ventaja.

A pesar de que la mayoría de las encuestas han dado a Castillo como favorito, la distancia entre ambos candidatos se ha ido recortando con el paso del tiempo. Es posible que, dado el margen de error, se pueda llegar a hablar incluso de empate técnico.

El voto de peruanos en el extranjero podría ser decisivo en estas presidenciales. En la primera vuelta hubo un ausentismo del 77,13%, según un análisis electoral de peruanos en el extranjero realizado por el IPDE. Esto quiere decir que, de los casi un millón de peruanos que viven fuera, solo votaron 230.000 personas. Sin embargo, se proyecta un mayor interés de cara a esta segunda vuelta.

Enzo Elguera sostuvo para este medio que «el votante espera que los cambios en la economía no afecten su día a día. Hay temores fundados por parte de ambos candidatos. Evidentemente no sabemos qué parte de lo que prometen van a cumplir y qué va a ser una estrategia para ganar. No nos faltan razones para tener temores. Por un lado, no se van a poder cumplir las promesas económicas de la señora Keiko, y nuestro endeudamiento va a crecer. Y no sabemos con quienes se va a asociar el señor Castillo para reformular las políticas económicas».

«Solo nos queda la esperanza de que en mucho tiempo, quien sea elegido, piense más en el pueblo que en armar un oligopolio o un grupo político para gobernar, que es lo que han hecho en los últimos gobiernos», sentenció Elguera. Los retos para la o el próximo presidente de Perú no son pequeños.

Análisis

No todo fue triunfo en la elección de Yulia en Girón: ganadores y perdedores

Los 18.496 votos alcanzados por la hoy alcaldesa electa permiten establecer que John Ramírez ya no es el dueño absoluto del poder electoral en Girón. Con respecto a la contienda de octubre de 2019, cuando logró sin problemas la elección de Carlos Román, esa fuerza electoral duramente cuestionada sumó 52.775 sufragios, lo que evidencia una gran pérdida de terreno y, por ende, no podrá cumplir con los compromisos pactados con sus aliados. Paradójicamente, ganaron quienes perdieron las elecciones.

PUBLICADO

en

Por

Una vez asuma Yulia Rodríguez como Alcaldesa de Girón, tras su elección este domingo como primera mujer al frente de los destinos de la Villa de los Caballeros, empezarán a llover en el palacio de gobierno las ‘cuentas de cobro’ por parte de los líderes políticos que pactaron con John Abiud Ramírez el apoyo para su exesposa.

Y, aunque “el que gana es el que goza”, en esta ocasión el triunfo de Yulia tiene cierto tufillo de derrota debido a la precaria votación alcanzada, que permiten evidenciar que Ramírez, el cuestionado exalcalde y hoy director administrativo de la Cámara de Representantes, ya no es el dueño absoluto del poder electoral en ese municipio.

Es claro que la votación alcanzada en una contienda normal difiere de una atípica, en las huestes políticas de Ramírez tenían proyectado no menos de 30 mil votos y con ello, superar en 10 mil a Óscar León, pero ni una cosa ni la otra. Y por ahora John deberá pagar escondederos de a peso, porque -seguramente- no tendrá cómo repartir la ‘finca’ entre los ocho partidos políticos (incluyendo siete congresistas) que le dieron su apoyo.

Pero las preocupaciones de Ramírez no son solo en materia electoral. También recibirá un municipio quebrado en materia económica, el que él mismo dejó con saldo en rojo y empeñado a los bancos.

El problema para él, es que sus aliados esperan que la nueva alcaldesa les comparta contratación y burocracia y con tantos compromisos políticos, “no habrá cama para tanta gente”, lo que conllevaría a un debilitamiento aún mayor para quien maneja los hilos, por lo que -a futuro- volver a elegir a un pupilo suyo para la alcaldía le será casi imposible. Las matemáticas son exactas.

Triunfo con sabor a derrota

Contrario a lo que alguna vez dijo el técnico Francisco Maturana, el triunfo electoral de Yulia en Girón solo significa que “ganar es perder un poco”. Y eso lo está afrontando John Ramírez con su pobre triunfo en cuerpo ajeno.

Ramírez, el hombre detrás de los hilos del poder en la Villa de los Caballeros, decidió comprar al fiado, esperando que las cifras le fueran favorables. Y, aunque ganó las elecciones, perdió 34.279 votos entre octubre de 2019 y junio de 2021. La maquinaria, aunque aceitada, no funcionó.

Ahora, los congresistas que le apoyaron, comenzarán a presionar a Ramírez para que les cumplan lo prometido. Las promesas de John Abiud -según una fuente- están soportadas en burocracia, contratación y lo más importante para los ‘padres de la patria’, apoyo electoral para sus campañas.

Y más temprano que tarde, los siete legisladores que se fueron de frente con Yulia, se darán cuenta que no lograrán ni una cosa ni la otra, debido a que la alcaldía está en su peor situación financiera y que la votación obtenida no alcanza para ofrecerles algún apoyo significativo. Ejemplo: divida 18.496 votos entre siete congresistas.

Girón sin ‘varón’ electoral

Con haber perdido 34.279 votos entre las elecciones 2019 y 2021, John Ramírez también perdió el rótulo de ‘varón’ electoral de Girón. Eso significa que nuevas fuerzas, independientes y conservadoras, que apoyaron a Óscar León, tendrán un espacio favorable en la contienda legislativa de marzo de 2022.

De hecho, fue el Partido Conservador la única colectividad que, además de coavalar a León, también se fue de frente con él. Y, aunque no alcanzaron el triunfo, si arañaron un terreno importante que antes estaba en los dominios de Ramírez.

Contrario a liberales y grupos oficialistas, el conservatismo de Santander proyectó pescar en río revuelto en Girón y lo logró. Por encima de los propios grupos aliados, los ‘azules’ pudieron penetrar ese municipio y ponerle -seguramente- los votos que marcaron la diferencia entre la versión de León de 2019 con el de 2021.

El conservatismo, hasta antes de la contienda del 20 de junio, nunca había obtenido más de 3 mil sufragios en esa localidad, pero ahora puede demostrar que puso un candidato a la Alcaldía con 14 mil, eso los propone como fuerza poderosa.

Seguramente, entre esos ‘ganadores’ que tuvo la contienda en Girón está la fuerza conservadora ‘Renace Santander’ que lidera Héctor Mantilla Rueda. El exalcalde, a través de sus líderes, pudo teñir de azul una contienda en la que normalmente se viste de rojo, verde, amarillo, violeta, etc.

Contrario a Mantilla, la débil fuerza electoral del alcalde de Floridablanca, Miguel Moreno, representado por su padre Ángel Miguel, salió con el rabo entre las piernas de Girón, puesto que no pudo hacer visible la supuesta votación propia que tienen. De hecho, quedó en claro que los Moreno no tienen votos propios.

No sirvió el experimento

Desde el inicio de la campaña electoral en Girón, se comentó que la candidatura de Mario Morales, el candidato avalado por el Partido ADA, era un experimento de John Ramírez para dividir los votos del contendor de Yulia, el opositor Óscar León.

Y, tal como sucedió, el tiempo dio la razón. Pero el experimento resultó infructuoso, ya que Mario tenía como meta poner al menos los 4 mil votos de diferencia entre Yulia y León, para impedir que este último pudiera sobrepasar a la hoy mandataria electa.

Pero Mario fue un desastre total en la contienda, además de terminar solo electoralmente -debido a que sus aliados se dejaron ‘encaramelar’- y sin un peso, solo sumó 1.620 votos, no impidió la reducida votación de la candidata de Ramírez y tampoco obtuvo protagonismo político.

Bajo las conclusiones que arrojan las cifras electorales, queda claro que ganaron más los que perdieron las elecciones, porque pusieron en evidencia que la fuerza de John Ramírez está debilitada y que no podrá cumplirles los compromisos a sus aliados (además porque para las legislativas llevará candidato propio y se enfrentará a ellos), conllevando a que nuevas fuerzas política en Girón -ejemplo, los conservadores- llenen el vacío ese vacío político generado por los escándalos de corrupción e ingobernabilidad.

VER BOLETÍN OFICIAL

SEGUIR LEYENDO

Análisis

Yulia Rodríguez es la primera mujer Alcaldesa de Girón por elección

La nueva mandataria, cuyo gobierno termina el 31 de diciembre de 2023, es la exesposa de John Abiud Ramírez, el polémico exalcalde de Girón y fue su ficha clave para la campaña electoral que se cumplió este domingo.

PUBLICADO

en

Por

La nueva Alcaldesa de Girón es Yulia Moraima Rodríguez Esteban. Con el 100% de las mesas informadas se convierte así en la primera mujer en la Villa de los Caballeros en asumir el mandato local por elección popular.

Las elecciones atípicas celebradas en Girón, este domingo 20 de junio de 2021 dieron como resultado que la única mujer en contienda lograra el triunfo para el periodo 2021-2023. Ella completará el periodo para el cual fue elegido Carlos Román quien le fue anulada la credencial por presunta doble militancia.

Los resultados informados por la Registraduría registra como ganadora a Yulia Moraima Rodríguez Esteban, de la Coalición Yulia Alcaldesa, con 18.496 votos, el 45,27 por ciento, seguido de Óscar Alberto León Chacón, de la Coalición Óscar León Alcalde, con 14.591 votos, el 35,71% y Mario Andrés Morales Fuentes, del Movimiento Alianza Democrática Afrocolombiana (ADA), con 1.620 votos, el 3,96%. El total de votos por candidato fue de 34.707, los votos en blanco 6.146, el total votos válidos llegó a los 40.853; los votos nulos 838, las tarjetas no marcadas fueron 55 y el total de votos fue de 41.746.

Consolidación del resultado

Desde el Boletín Número Uno de la Registraduría Nacional del Estado Civil informado a las 4:06 de la tarde de este domingo 20 de junio la candidata Yulia Rodríguez picó en punta.

Solo se informaba de una mesa de votación, de las 265 instaladas, donde Yulia Rodríguez conseguía 6 votos, Oscar León 5 votos, y Mario Morales 1 voto.

Con esa votación Yulia Rodríguez portaba así el 31,57%, Oscar León el 26,31%, y Mario Morales el 5,26%.

Con el paso de las mesas informadas, cuarenta minutos después, cuando se entregó el boletín número diez y el que se constituyó en el último, las diferencias casi que se mantuvieron en la misma posición y lo único que hicieron fue ampliarse, pero el orden de los resultados no varió en absoluto: Primero Yulia, Segundo Oscar y Tercero Mario Andrés.

El boletín número 2 de la Registraduría fue una sorpresa, porque a las 4:10 pm, cuatro minutos después, con tres mesas informadas Oscar León tomó la delantera con 23 votos, segunda Yulia Rodríguez con 21 y Mario Andrés con 2.

El segundo boletín le dio esa esperanza a Oscar León, pero sobre todo marcó cómo sería el balotaje. Ya en competencia solo estaban dos candidatos. Mario Morales se rezagó con solo tres mesas informadas, además de que mucha gente seguía en la duda de si Morales seguía en competencia o se había retirado. Su Partido ADA decía que seguían en la contienda, pero los celulares no respondían, en particular el del candidato y muchas personas y medios de comunicación se quejaban por ese extraño silencio, cuando al principio de la campaña parecía tan locuaz y decidido. Tal vez la gente por ello le retiró el voto y desde el principio al informar las mesas de votación se notó que su votación no incidiría en el resultado final.

Los votos finales de Mario Morales sumados con los de Oscar León no superaban los sufragios de Yulia Rodríguez, ni los votos de Mario Morales sumados a los de Yulia Rodríguez marcarían algo que de por sí ya la candidata tenía por sí sola. Así que Morales desde el principio ni aportaba ni quitaba.

En el Boletín tres de la Registraduría, cinco minutos después, a las 4:15 de la tarde, con 15 mesas informadas, de las 265 instaladas, se reiteró lo que se marcó desde el comienzo. Yulia Rodríguez volvió al primer lugar con 415 votos, Oscar León tornó a su segundo lugar con 376 votos, y Mario Morales en definitiva se colgó en las primeras de cambio con 39 votos.

Cinco minutos después, a las 4:20 de la tarde en el Boletín cuatro de la Registraduría la tabla ya marcó puestos seguros y diferencias casi que insalvables.

Con 50 mesas informadas Yulia Rodríguez sumó 2.105 votos, Oscar león 1.883 votos, Mario Morales 213. Los puestos parecían casi definidos.

VER BOLETÍN OFICIAL

Escasa participación

Sin embargo, lo que empezó a notarse, pese a la propaganda de toda clase que se vislumbró inclusive a nivel nacional, y es que la gente de Girón, se desinteresó por el proceso. Los gironeses no tenían porqué salir a gritarlo a las calles, que ese proceso no les interesaba o no creían en él, las cifras de votación marcaban lo que callaban: una participación mínima. El ganador al parecer sería el desinterés.

En el boletín siete de la Registraduría, a las 4:35 de la tarde, un poco más de media hora después de iniciar el conteo de votos, la cifra de la abstención pareció ratificarse. Ganador habría, sin lugar a dudas, pero en realidad la participación en estas elecciones atípicas fue escasa. ¿Cómo reclamar o agradecer después por un buen o mal gobierno sino se participa en las jornadas democráticas?

Con 230 mesas informadas, de las 265 mesas instaladas, es decir el 86.79 por ciento informado, la participación apenas llegaba al 27,98%. En ese momento se contaban 34.402 votantes de los 122.940 votantes que tiene de Girón de potencial. Un escaso 27.98%

Pese a esa escasa participación la lista de resultados ratificó lo informado en los primeros boletines. Yulia Rodríguez aparecía con 15.148 votos, Oscar León sumaba 11.979 votos, y Mario Morales 1.301. Ya todo parecía consumado.

La Registraduría entregó el Boletín 10 a las 4:50 de la tarde de este domingo, a 45 minutos de iniciado el proceso de conteo de votos. Ese boletín número diez se constituía en el último porque ya registraba el informe de 265 mesas informadas de 265 mesas instaladas, es decir el ciento por ciento de la votación.

Se ratificó en el último boletín de la Registraduría que Yulia Rodríguez obtuvo 18.496 votos y era la nueva alcaldesa de Girón, Óscar León 14.591 votos, y Mario Morales 1.620.

Al final participaron 41.746 votantes, de los 122.940 que tenían posibilidad de votar, lo que quiere decir que se tuvo una participación de 33.95%. Es decir 81.194 personas prefirieron no votar.

Yulia Rodríguez es la nueva alcaldesa de Girón y gobernará tanto para las 18.496 personas que votaron por ella, como por los que votaron por León y Morales, y por los que no votaron. 18.496 personas tomaron la decisión de que Yulia Rodríguez fuera la alcaldesa y el potencial de votantes de 122.940 deberá acatar las directrices del Partido Político o Movimiento por el cual se inscribió Yulia Rodríguez en su aspiración a la Alcaldía de Girón: Coalición Yulia Alcaldesa.

SEGUIR LEYENDO

Análisis

Victoria contundente de Lucila en Simacota: Voto en blanco, el gran competidor

De los 2.875 ciudadanos que se hicieron presentes en las urnas, 1.329 le dieron el apoyo a Lucila Franco Castillo. También fue protagonista, por encima de los demás aspirantes en contienda, el voto en blanco.

PUBLICADO

en

Por

La dirigente social Lucila Franco Castillo se sacó el clavo de las elecciones de 2019 y este domingo logró una contundente victoria en las elecciones atípicas para alcalde de Simacota. 1.329 votos (46.23%) le dieron el triunfo.

Ella había participado en la contienda regional de 2019, pero en esa ocasión solo arañó 825 sufragios (20.33%), superada ampliamente por los 1.631 sufragios (40.19%) de Nelson Orlando Ortiz Beltrán, quien debió salir de la alcaldía por decisión del Consejo de Estado tras anular su elección por doble militancia.

Además de la gran votación alcanzada por Lucila, por encima de los demás aspirantes en contienda, el voto en blanco, con 1.116 tarjetones (38,82%) fue también protagonista de la jornada electoral atípica.

De hecho, en las justas de 2019, solo se reportaron 75 votos en blanco (1.84%).

El joven candidato Óscar Mauricio Cala Camacho del Partido Alianza Social Independiente (ASI) obtuvo 315 sufragios (10,96%) mientras que el veterano Carlos Alberto Abril Malagón del Partido ADA, solo sumó 63 tarjetones (2,19%).

Además, el candidato revocado Nelson Orlando Ortiz Beltrán, registró 11 votos (0,38%).

En total votaron 2.875 ciudadanos (46,95%) con respecto la cifra de 6.123 sufragantes establecido en el potencial electoral establecido.

En la contienda se registraron 31 votos nulos (1,08%) y 10 votos no marcados (0,35%).

Estrictos protocolos de bioseguridad

Con total normalidad se desarrolló el proceso electoral atípico de alcalde en Simacota (Santander). Como estaba previsto, los comicios se llevaron a cabo con estricto apego a los protocolos de bioseguridad establecidos por el Gobierno Nacional para proteger la vida y salud de todos los actores del proceso electoral, reportó la Registraduría.

El organismo electoral instaló 15 mesas de votación, distribuidas en 5 puestos y utilizó cuatro estaciones biométricas de identificación. Fueron designados 101 jurados de votación.

“De nuevo le cumplimos a los colombianos. Bajo estrictos protocolos de bioseguridad se llevó a cabo la jornada electoral en Santander. Reitero que defender la democracia es el lema de la Registraduría del siglo XXI. Agradezco el empeño y esfuerzo de los servidores de la entidad para concluir con éxito estos comicios”, señaló el Registrador Nacional del Estado Civil, Alexander Vega Rocha.

VER BOLETÍN OFICIAL

SEGUIR LEYENDO
publicidad

Destacados

Corrillos hace parte de un grupo de medios independientes, especializado en temas públicos, políticos y electorales, que produce información imparcial, veraz y de análisis Corrillos web, Revista Corrillos y Corrillos TV, emiten desde Bucaramanga, Colombia. Teléfono: 320 579 0081 Contáctanos: admin@corrillos.com.co
© Copyright 2021 - Sitio web desarrollado con ♥ por: Jose Luis Perales.