Síguenos en...

Análisis

Estas son algunas de las razones por las que continúan las protestas

Por octavo día consecutivo, los colombianos salieron a las calles desde que comenzó el paro nacional el pasado 28 de abril. Pese a que la reforma tributaria que originó las protestas ya fue retirada, de fondo hay un descontento generalizado. Piden que haya cambios estructurales en la Policía ante el aumento de la violencia, se resisten a una reforma a la salud, quieren que se cumpla el acuerdo de paz que se firmó en 2016 -especialmente en lo que respecta a la protección de líderes sociales y de excombatientes- y rechazan la desigualdad y el aumento de la pobreza.

PUBLICADO

en

Como si se tratara de una olla bajo presión por años, las desigualdades que los colombianos han soportado por décadas le han estallado al Gobierno de Iván Duque. Bajo su Administración, aumentaron varias de las inconformidades y los manifestantes aseguran que no solo marchan para rechazar el plan de reforma fiscal que propuso el Ejecutivo y que ya retiró ante la presión social.

“No se trata de derrotar una sola ley”, dijo el psicólogo Benjamín Paba, de 53 años, durante una marcha en Bogotá. Él, por ejemplo, también protesta por una mejor educación y para exigir la continuidad del proceso de paz con los miembros de la antigua guerrilla de las FARC que dejaron las armas. Como él, los colombianos han salido a las calles por múltiples razones, entre ellas, estas cinco que explicamos a continuación:

1. Una retirada reforma tributaria que sigue causando preocupación

La reforma tributaria fue la última gota que derramó el vaso de la paciencia de los colombianos. La iniciativa de ley buscó un recaudo de alrededor de 6.302 millones de dólares y, para lograrlo, pretendía aumentar los impuestos para la clase media y baja. Esto incluía un incremento del 19% a los servicios públicos y a productos básicos de la canasta familiar, justo en momentos en que los cierres para mitigar la pandemia han aumentado el desempleo en más de un 3%, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

En el segundo día del paro nacional, Duque anunció que no retiraría la reforma. Al tercer día, se mostró dispuesto a sustituir algunos de los puntos más polémicos, como el aumento del IVA que también se iba a aplicar a los servicios funerarios. Al quinto día de las protestas, el presidente retiró todo el proyecto y, luego, renunció el ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla por ser impulsor del criticado plan.

Sin embargo, Duque sostiene que se formulara uno nuevo. Esta vez, a partir de “consensos” con los partidos políticos. El mandatario insiste en que se necesita una reforma tributaria para llenar los agujeros de las arcas públicas, que han aumentado por la emergencia sanitaria, y garantizar la extensión de programas sociales que creó para hacerle frente a la pandemia.

Pero no todos están de acuerdo con un nuevo proyecto. “Se retiró, pero con el fin de reestructurarlo y la reestructuración puede ser mucho más peligrosa que la que ya está”, aseguró la líder indígena Aida Quilcué durante una movilización el pasado lunes.

¿Cómo quedaría entonces la reforma? Según el mandatario colombiano, el texto inicial de su proyecto mantiene algunos puntos del pasado como la sobretasa de renta temporal a empresas, prorrogar el impuesto al patrimonio de forma temporal, incrementar el impuesto a los dividendos transitoriamente, crear una sobretasa de renta a personas de mayores ingresos y profundizar programas de austeridad del Estado.

2. La violencia de la fuerza pública reavivó el debate de una reforma policial 

La cantidad de civiles muertos durante las protestas varía dependiendo de quién haga el conteo. Mientras la estatal Defensoría del Pueblo habla de 24 fallecidos -incluyendo un policía-, la ONG local Temblores asegura que son 37 las víctimas mortales. Algunos de ellos murieron a causa de disparos con armas de fuego por parte de policías. Y oenegés nacionales y organismos internacionales han advertido sobre hechos relacionados con violaciones a los derechos humanos por parte de la fuerza pública en el marco de las protestas.

Del otro lado, también han aumentado los actos violentos de algunos civiles. El 4 de mayo, incendiaron una estación de Policía en Bogotá cuando había uniformados dentro. El Ministerio de Defensa asegura que por lo menos 93 uniformados han sido heridos con armas cortopunzantes. También ha habido saqueos a supermercados, comercios destruidos y buses públicos incinerados en todo el país durante las manifestaciones que, en su mayoría, han sido pacíficas.

Con las recientes denuncias de abuso policial, se reavivaron las voces que reclaman una reestructuración de la fuerza pública. Este no es un reclamo nuevo, pues el debate cogió fuerza en noviembre de 2019 cuando un policía antidisturbios mató al joven Dilan Cruz y volvió a estar en el centro de la discusión en septiembre de 2020, tras la muerte de Javier Ordóñez bajo custodia policial.

Los manifestantes exigen una reforma que incluya el desmantelamiento del ESMAD, el Escuadrón Móvil Antidisturbios. También piden que los uniformados que cometan un crimen sean juzgados imparcialmente y que en sus operativos traten a las personas como civiles y no como subversivos. Y es que, a diferencia de otros países, en Colombia la Policía forma parte del Ministerio de Defensa y es señalada de tener un entrenamiento con un enfoque para luchar contra el conflicto armado, concretamente contra las guerrillas.

Ahora, también estaría bajo la cuerda floja el ministro de Defensa, Diego Molano, contra quien la oposición en el Congreso radicó el martes una moción de censura, en medio de las denuncias de abuso en el uso de la fuerza contra los manifestantes.

3. La reforma a la salud también genera malestar en manifestantes 

Este es otro proyecto que debate el Congreso y que es común escucharlo en las manifestaciones. El Gobierno lo presentó con carácter de urgencia, y el Ministerio de Salud asegura que la reforma “se centra en mejorar la calidad y acceso de los servicios, promoviendo la equidad en un marco de sostenibilidad”. Pero la oposición reclama que no fue consensuado con la ciudadanía y que traería grandes desventajas.

La propuesta incluye la regionalización al sistema de salud que, según sus ponentes, garantizaría que este servicio llegue a todos los rincones del país. La reforma también estipula aumentar estándares de calidad para que haya menos compañías con mejor servicio. Aunque legisladores de la oposición advierten que el proyecto le entregaría más poder a las aseguradoras y con ello podrían consolidar su monopolio.

Por ejemplo, el senador opositor Jorge Enrique Robledo sostiene que el nuevo modelo sería similar al que se maneja en Estados Unidos, por lo que los usuarios deberían pagar sus aseguradoras como ya lo hacen y, además, costear pólizas de seguro adicionales por patologías. Robledo insiste que si el paciente no las tiene, no sería atendido.

4. Que cesen los asesinatos de líderes sociales y de excombatientes

Aunque esta vez no ha sido un llamado protagonista en las protestas, sí es uno de los motivos por los que muchos marchan. En 2016, el Gobierno del entonces presidente Juan Manuel Santos firmó un acuerdo de paz con la entonces guerrilla más antigua de América Latina: las FARC, convertidas ahora en partido político.

Ahora, los desmovilizados y ciudadanos en general que respaldaron el proceso piden que sean cumplidos los compromisos, especialmente los puntos referentes a garantizar la vida y la seguridad de quienes dejaron las armas. Hasta finales de abril, Comunes, el movimiento político de la antigua guerrilla, informó que 269 firmantes del proceso de paz han sido asesinados.

A esto se suman las muertes de líderes sociales. El pasado 20 de abril, el mecanismo de justicia transicional -llamado Jurisdicción Especial para La Paz (JEP)- informó que al menos 904 han sido asesinados desde 2016. La vida de esas personas “está en altísimo riesgo por cuenta de las amenazas, homicidios, desapariciones, secuestros, desplazamientos y otros ataques” que han padecido desde la firma del pacto, indicó el organismo.

Garantizarles seguridad parece ser uno de los grandes puntos de choque con el Gobierno que heredó el proceso de paz. Legisladores del oficialismo afirman que algunos de los excombatientes muertos perdieron la vida mientras delinquían, lo que para muchos deja su seguridad a la deriva y la actual Administración les incumple. En contraste, la JEP dice que el 92 % de los desmovilizados asesinados sí comparecían ante la justicia transicional. Por su parte, la Administración de Duque sostiene que sí ha implementado lo que llaman “paz con legalidad”.

5. Pobreza y desigualdad, un malestar generalizado 

Una problemática de larga data que se ha profundizado aún más con la pandemia. En marzo de 2020, justo antes de que comenzaran los confinamientos, la tasa de desempleo en Colombia ya era alta con un 12,6%. Para febrero de 2021, la cifra ascendió al 15,9 %, según el DANE.

El director de la entidad oficial, Juan Daniel Oviedo, explicó que durante un año de la pandemia, cerca de 468.000 personas perdieron su trabajo y la cifra de desempleados llegó a los 3.437.000 en marzo de 2021. Además, el más reciente informe del DANE asegura que un 40% de los colombianos ahora son pobres y un 15% vive en la extrema pobreza.

Ante este difícil panorama y la presión social con la nueva ola de protestas, el presidente convocó a una mesa nacional de diálogo, pero muchos de los manifestantes desconfían de lo que allí pueda ser pautado, pues afirman que el mandatario ya incumplió con compromisos que asumió en las pasadas protestas de finales de 2019.

Análisis

No todo fue triunfo en la elección de Yulia en Girón: ganadores y perdedores

Los 18.496 votos alcanzados por la hoy alcaldesa electa permiten establecer que John Ramírez ya no es el dueño absoluto del poder electoral en Girón. Con respecto a la contienda de octubre de 2019, cuando logró sin problemas la elección de Carlos Román, esa fuerza electoral duramente cuestionada sumó 52.775 sufragios, lo que evidencia una gran pérdida de terreno y, por ende, no podrá cumplir con los compromisos pactados con sus aliados. Paradójicamente, ganaron quienes perdieron las elecciones.

PUBLICADO

en

Por

Una vez asuma Yulia Rodríguez como Alcaldesa de Girón, tras su elección este domingo como primera mujer al frente de los destinos de la Villa de los Caballeros, empezarán a llover en el palacio de gobierno las ‘cuentas de cobro’ por parte de los líderes políticos que pactaron con John Abiud Ramírez el apoyo para su exesposa.

Y, aunque “el que gana es el que goza”, en esta ocasión el triunfo de Yulia tiene cierto tufillo de derrota debido a la precaria votación alcanzada, que permiten evidenciar que Ramírez, el cuestionado exalcalde y hoy director administrativo de la Cámara de Representantes, ya no es el dueño absoluto del poder electoral en ese municipio.

Es claro que la votación alcanzada en una contienda normal difiere de una atípica, en las huestes políticas de Ramírez tenían proyectado no menos de 30 mil votos y con ello, superar en 10 mil a Óscar León, pero ni una cosa ni la otra. Y por ahora John deberá pagar escondederos de a peso, porque -seguramente- no tendrá cómo repartir la ‘finca’ entre los ocho partidos políticos (incluyendo siete congresistas) que le dieron su apoyo.

Pero las preocupaciones de Ramírez no son solo en materia electoral. También recibirá un municipio quebrado en materia económica, el que él mismo dejó con saldo en rojo y empeñado a los bancos.

El problema para él, es que sus aliados esperan que la nueva alcaldesa les comparta contratación y burocracia y con tantos compromisos políticos, “no habrá cama para tanta gente”, lo que conllevaría a un debilitamiento aún mayor para quien maneja los hilos, por lo que -a futuro- volver a elegir a un pupilo suyo para la alcaldía le será casi imposible. Las matemáticas son exactas.

Triunfo con sabor a derrota

Contrario a lo que alguna vez dijo el técnico Francisco Maturana, el triunfo electoral de Yulia en Girón solo significa que “ganar es perder un poco”. Y eso lo está afrontando John Ramírez con su pobre triunfo en cuerpo ajeno.

Ramírez, el hombre detrás de los hilos del poder en la Villa de los Caballeros, decidió comprar al fiado, esperando que las cifras le fueran favorables. Y, aunque ganó las elecciones, perdió 34.279 votos entre octubre de 2019 y junio de 2021. La maquinaria, aunque aceitada, no funcionó.

Ahora, los congresistas que le apoyaron, comenzarán a presionar a Ramírez para que les cumplan lo prometido. Las promesas de John Abiud -según una fuente- están soportadas en burocracia, contratación y lo más importante para los ‘padres de la patria’, apoyo electoral para sus campañas.

Y más temprano que tarde, los siete legisladores que se fueron de frente con Yulia, se darán cuenta que no lograrán ni una cosa ni la otra, debido a que la alcaldía está en su peor situación financiera y que la votación obtenida no alcanza para ofrecerles algún apoyo significativo. Ejemplo: divida 18.496 votos entre siete congresistas.

Girón sin ‘varón’ electoral

Con haber perdido 34.279 votos entre las elecciones 2019 y 2021, John Ramírez también perdió el rótulo de ‘varón’ electoral de Girón. Eso significa que nuevas fuerzas, independientes y conservadoras, que apoyaron a Óscar León, tendrán un espacio favorable en la contienda legislativa de marzo de 2022.

De hecho, fue el Partido Conservador la única colectividad que, además de coavalar a León, también se fue de frente con él. Y, aunque no alcanzaron el triunfo, si arañaron un terreno importante que antes estaba en los dominios de Ramírez.

Contrario a liberales y grupos oficialistas, el conservatismo de Santander proyectó pescar en río revuelto en Girón y lo logró. Por encima de los propios grupos aliados, los ‘azules’ pudieron penetrar ese municipio y ponerle -seguramente- los votos que marcaron la diferencia entre la versión de León de 2019 con el de 2021.

El conservatismo, hasta antes de la contienda del 20 de junio, nunca había obtenido más de 3 mil sufragios en esa localidad, pero ahora puede demostrar que puso un candidato a la Alcaldía con 14 mil, eso los propone como fuerza poderosa.

Seguramente, entre esos ‘ganadores’ que tuvo la contienda en Girón está la fuerza conservadora ‘Renace Santander’ que lidera Héctor Mantilla Rueda. El exalcalde, a través de sus líderes, pudo teñir de azul una contienda en la que normalmente se viste de rojo, verde, amarillo, violeta, etc.

Contrario a Mantilla, la débil fuerza electoral del alcalde de Floridablanca, Miguel Moreno, representado por su padre Ángel Miguel, salió con el rabo entre las piernas de Girón, puesto que no pudo hacer visible la supuesta votación propia que tienen. De hecho, quedó en claro que los Moreno no tienen votos propios.

No sirvió el experimento

Desde el inicio de la campaña electoral en Girón, se comentó que la candidatura de Mario Morales, el candidato avalado por el Partido ADA, era un experimento de John Ramírez para dividir los votos del contendor de Yulia, el opositor Óscar León.

Y, tal como sucedió, el tiempo dio la razón. Pero el experimento resultó infructuoso, ya que Mario tenía como meta poner al menos los 4 mil votos de diferencia entre Yulia y León, para impedir que este último pudiera sobrepasar a la hoy mandataria electa.

Pero Mario fue un desastre total en la contienda, además de terminar solo electoralmente -debido a que sus aliados se dejaron ‘encaramelar’- y sin un peso, solo sumó 1.620 votos, no impidió la reducida votación de la candidata de Ramírez y tampoco obtuvo protagonismo político.

Bajo las conclusiones que arrojan las cifras electorales, queda claro que ganaron más los que perdieron las elecciones, porque pusieron en evidencia que la fuerza de John Ramírez está debilitada y que no podrá cumplirles los compromisos a sus aliados (además porque para las legislativas llevará candidato propio y se enfrentará a ellos), conllevando a que nuevas fuerzas política en Girón -ejemplo, los conservadores- llenen el vacío ese vacío político generado por los escándalos de corrupción e ingobernabilidad.

VER BOLETÍN OFICIAL

SEGUIR LEYENDO

Análisis

Yulia Rodríguez es la primera mujer Alcaldesa de Girón por elección

La nueva mandataria, cuyo gobierno termina el 31 de diciembre de 2023, es la exesposa de John Abiud Ramírez, el polémico exalcalde de Girón y fue su ficha clave para la campaña electoral que se cumplió este domingo.

PUBLICADO

en

Por

La nueva Alcaldesa de Girón es Yulia Moraima Rodríguez Esteban. Con el 100% de las mesas informadas se convierte así en la primera mujer en la Villa de los Caballeros en asumir el mandato local por elección popular.

Las elecciones atípicas celebradas en Girón, este domingo 20 de junio de 2021 dieron como resultado que la única mujer en contienda lograra el triunfo para el periodo 2021-2023. Ella completará el periodo para el cual fue elegido Carlos Román quien le fue anulada la credencial por presunta doble militancia.

Los resultados informados por la Registraduría registra como ganadora a Yulia Moraima Rodríguez Esteban, de la Coalición Yulia Alcaldesa, con 18.496 votos, el 45,27 por ciento, seguido de Óscar Alberto León Chacón, de la Coalición Óscar León Alcalde, con 14.591 votos, el 35,71% y Mario Andrés Morales Fuentes, del Movimiento Alianza Democrática Afrocolombiana (ADA), con 1.620 votos, el 3,96%. El total de votos por candidato fue de 34.707, los votos en blanco 6.146, el total votos válidos llegó a los 40.853; los votos nulos 838, las tarjetas no marcadas fueron 55 y el total de votos fue de 41.746.

Consolidación del resultado

Desde el Boletín Número Uno de la Registraduría Nacional del Estado Civil informado a las 4:06 de la tarde de este domingo 20 de junio la candidata Yulia Rodríguez picó en punta.

Solo se informaba de una mesa de votación, de las 265 instaladas, donde Yulia Rodríguez conseguía 6 votos, Oscar León 5 votos, y Mario Morales 1 voto.

Con esa votación Yulia Rodríguez portaba así el 31,57%, Oscar León el 26,31%, y Mario Morales el 5,26%.

Con el paso de las mesas informadas, cuarenta minutos después, cuando se entregó el boletín número diez y el que se constituyó en el último, las diferencias casi que se mantuvieron en la misma posición y lo único que hicieron fue ampliarse, pero el orden de los resultados no varió en absoluto: Primero Yulia, Segundo Oscar y Tercero Mario Andrés.

El boletín número 2 de la Registraduría fue una sorpresa, porque a las 4:10 pm, cuatro minutos después, con tres mesas informadas Oscar León tomó la delantera con 23 votos, segunda Yulia Rodríguez con 21 y Mario Andrés con 2.

El segundo boletín le dio esa esperanza a Oscar León, pero sobre todo marcó cómo sería el balotaje. Ya en competencia solo estaban dos candidatos. Mario Morales se rezagó con solo tres mesas informadas, además de que mucha gente seguía en la duda de si Morales seguía en competencia o se había retirado. Su Partido ADA decía que seguían en la contienda, pero los celulares no respondían, en particular el del candidato y muchas personas y medios de comunicación se quejaban por ese extraño silencio, cuando al principio de la campaña parecía tan locuaz y decidido. Tal vez la gente por ello le retiró el voto y desde el principio al informar las mesas de votación se notó que su votación no incidiría en el resultado final.

Los votos finales de Mario Morales sumados con los de Oscar León no superaban los sufragios de Yulia Rodríguez, ni los votos de Mario Morales sumados a los de Yulia Rodríguez marcarían algo que de por sí ya la candidata tenía por sí sola. Así que Morales desde el principio ni aportaba ni quitaba.

En el Boletín tres de la Registraduría, cinco minutos después, a las 4:15 de la tarde, con 15 mesas informadas, de las 265 instaladas, se reiteró lo que se marcó desde el comienzo. Yulia Rodríguez volvió al primer lugar con 415 votos, Oscar León tornó a su segundo lugar con 376 votos, y Mario Morales en definitiva se colgó en las primeras de cambio con 39 votos.

Cinco minutos después, a las 4:20 de la tarde en el Boletín cuatro de la Registraduría la tabla ya marcó puestos seguros y diferencias casi que insalvables.

Con 50 mesas informadas Yulia Rodríguez sumó 2.105 votos, Oscar león 1.883 votos, Mario Morales 213. Los puestos parecían casi definidos.

VER BOLETÍN OFICIAL

Escasa participación

Sin embargo, lo que empezó a notarse, pese a la propaganda de toda clase que se vislumbró inclusive a nivel nacional, y es que la gente de Girón, se desinteresó por el proceso. Los gironeses no tenían porqué salir a gritarlo a las calles, que ese proceso no les interesaba o no creían en él, las cifras de votación marcaban lo que callaban: una participación mínima. El ganador al parecer sería el desinterés.

En el boletín siete de la Registraduría, a las 4:35 de la tarde, un poco más de media hora después de iniciar el conteo de votos, la cifra de la abstención pareció ratificarse. Ganador habría, sin lugar a dudas, pero en realidad la participación en estas elecciones atípicas fue escasa. ¿Cómo reclamar o agradecer después por un buen o mal gobierno sino se participa en las jornadas democráticas?

Con 230 mesas informadas, de las 265 mesas instaladas, es decir el 86.79 por ciento informado, la participación apenas llegaba al 27,98%. En ese momento se contaban 34.402 votantes de los 122.940 votantes que tiene de Girón de potencial. Un escaso 27.98%

Pese a esa escasa participación la lista de resultados ratificó lo informado en los primeros boletines. Yulia Rodríguez aparecía con 15.148 votos, Oscar León sumaba 11.979 votos, y Mario Morales 1.301. Ya todo parecía consumado.

La Registraduría entregó el Boletín 10 a las 4:50 de la tarde de este domingo, a 45 minutos de iniciado el proceso de conteo de votos. Ese boletín número diez se constituía en el último porque ya registraba el informe de 265 mesas informadas de 265 mesas instaladas, es decir el ciento por ciento de la votación.

Se ratificó en el último boletín de la Registraduría que Yulia Rodríguez obtuvo 18.496 votos y era la nueva alcaldesa de Girón, Óscar León 14.591 votos, y Mario Morales 1.620.

Al final participaron 41.746 votantes, de los 122.940 que tenían posibilidad de votar, lo que quiere decir que se tuvo una participación de 33.95%. Es decir 81.194 personas prefirieron no votar.

Yulia Rodríguez es la nueva alcaldesa de Girón y gobernará tanto para las 18.496 personas que votaron por ella, como por los que votaron por León y Morales, y por los que no votaron. 18.496 personas tomaron la decisión de que Yulia Rodríguez fuera la alcaldesa y el potencial de votantes de 122.940 deberá acatar las directrices del Partido Político o Movimiento por el cual se inscribió Yulia Rodríguez en su aspiración a la Alcaldía de Girón: Coalición Yulia Alcaldesa.

SEGUIR LEYENDO

Análisis

Victoria contundente de Lucila en Simacota: Voto en blanco, el gran competidor

De los 2.875 ciudadanos que se hicieron presentes en las urnas, 1.329 le dieron el apoyo a Lucila Franco Castillo. También fue protagonista, por encima de los demás aspirantes en contienda, el voto en blanco.

PUBLICADO

en

Por

La dirigente social Lucila Franco Castillo se sacó el clavo de las elecciones de 2019 y este domingo logró una contundente victoria en las elecciones atípicas para alcalde de Simacota. 1.329 votos (46.23%) le dieron el triunfo.

Ella había participado en la contienda regional de 2019, pero en esa ocasión solo arañó 825 sufragios (20.33%), superada ampliamente por los 1.631 sufragios (40.19%) de Nelson Orlando Ortiz Beltrán, quien debió salir de la alcaldía por decisión del Consejo de Estado tras anular su elección por doble militancia.

Además de la gran votación alcanzada por Lucila, por encima de los demás aspirantes en contienda, el voto en blanco, con 1.116 tarjetones (38,82%) fue también protagonista de la jornada electoral atípica.

De hecho, en las justas de 2019, solo se reportaron 75 votos en blanco (1.84%).

El joven candidato Óscar Mauricio Cala Camacho del Partido Alianza Social Independiente (ASI) obtuvo 315 sufragios (10,96%) mientras que el veterano Carlos Alberto Abril Malagón del Partido ADA, solo sumó 63 tarjetones (2,19%).

Además, el candidato revocado Nelson Orlando Ortiz Beltrán, registró 11 votos (0,38%).

En total votaron 2.875 ciudadanos (46,95%) con respecto la cifra de 6.123 sufragantes establecido en el potencial electoral establecido.

En la contienda se registraron 31 votos nulos (1,08%) y 10 votos no marcados (0,35%).

Estrictos protocolos de bioseguridad

Con total normalidad se desarrolló el proceso electoral atípico de alcalde en Simacota (Santander). Como estaba previsto, los comicios se llevaron a cabo con estricto apego a los protocolos de bioseguridad establecidos por el Gobierno Nacional para proteger la vida y salud de todos los actores del proceso electoral, reportó la Registraduría.

El organismo electoral instaló 15 mesas de votación, distribuidas en 5 puestos y utilizó cuatro estaciones biométricas de identificación. Fueron designados 101 jurados de votación.

“De nuevo le cumplimos a los colombianos. Bajo estrictos protocolos de bioseguridad se llevó a cabo la jornada electoral en Santander. Reitero que defender la democracia es el lema de la Registraduría del siglo XXI. Agradezco el empeño y esfuerzo de los servidores de la entidad para concluir con éxito estos comicios”, señaló el Registrador Nacional del Estado Civil, Alexander Vega Rocha.

VER BOLETÍN OFICIAL

SEGUIR LEYENDO
publicidad

Destacados

Corrillos hace parte de un grupo de medios independientes, especializado en temas públicos, políticos y electorales, que produce información imparcial, veraz y de análisis Corrillos web, Revista Corrillos y Corrillos TV, emiten desde Bucaramanga, Colombia. Teléfono: 320 579 0081 Contáctanos: admin@corrillos.com.co
© Copyright 2021 - Sitio web desarrollado con ♥ por: Jose Luis Perales.