Síguenos en...

Internacional

En medio de protestas entierran en Brasil a los muertos de letal operativo policial

En medio de protestas y reclamos, en Río de Janeiro se desarrollaron este 8 de mayo los funerales de las personas fallecidas durante un operativo el pasado jueves, que según la Policía se desarrolló contra una banda de narcotraficantes que además reclutaba menores para comercializar los estupefacientes. La operación en la empobrecida favela de Jacarezinho, que dejó al menos 28 personas muertas y es la más letal en años, recibe una avalancha de críticas y un pedido de la ONU para investigar un presunto abuso policial. Las autoridades lo rechazan.

PUBLICADO

en

«Esta ha sido una de las acciones más salvajes de la policía de Río (…) Estamos pidiendo justicia por una masacre injustificable», dijo el estudiante Roger Denis, quien participó en el cortejo fúnebre.

Este sábado continuaron los funerales que comenzaron el viernes para honrar a las personas fallecidas en una cuestionada operación de la Policía de Río de Janeiro. El operativo se realizó el pasado jueves y dejó al menos 28 personas muertas, según la última cifra actualizada por las autoridades. La prensa brasileña y grupos de derechos humanos la califican como la operación más letal en la historia de la ciudad. Incluso, la Policía reconoció que es la más fatídica al menos desde 2007.

Según las autoridades, el operativo que convirtió en un campo de batalla a la empobrecida favela de Jacarezinho se ejecutó tras un trabajo de inteligencia y fue ejecutada contra una presunta banda de narcotraficantes. Este grupo está acusado de homicidios, robos, secuestros de trenes SuperVia y del reclutamiento de niños para trabajar en el tráfico local de estupefacientes.

Pero los relatos de testigos han llevado a varios organismos de derechos humanos a rechazar la acción policial. La Organización de Naciones Unidas pide investigar posibles ejecuciones arbitrarias.

Una habitante de Jacarezinho contó que un joven fue abatido en su casa, donde se había refugiado herido.

«El chico llegó baleado y como ningún habitante de la comunidad puede echar a otro, se quedó. Pero los policías vieron sangre y entraron gritando: ‘¿Dónde está? ¿dónde está?’. Yo solo tuve tiempo de llevar a mis hijos para atrás mientras ellos lo mataban en el cuarto», contó la mujer.

Otra residente contó al portal UOL que su marido, Jonas do Carmo dos Santos, de 32 años y quien trabajaba como obrero de la construcción, fue baleado por la policía cuando había salido para comprar pan.

La policía afirma que las víctimas eran «criminales», pero hasta ahora no identificó los cuerpos, al tiempo que proliferan denuncias de abusos.

El despliegue policial será investigado por las autoridades judiciales, de acuerdo con declaraciones de la Fiscalía General de Brasil.

Según la agencia de noticias AFP, el portavoz del Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, Rupert Colville, señaló desde Ginebra (Suiza) que «los incidentes deben ser investigados de forma independiente. Las autoridades brasileñas deben saber que la violencia solo debe usarse en casos extremos».

La situación, que vuelve a poner sobre la palestra los casos de presuntos abusos policiales en Brasil, provocó que cientos de personas se lanzaran a las calles de São Paulo, importante centro financiero de la región y una de las ciudades más pobladas del país, para rechazar este tipo de actos por parte de los uniformados y exigir justicia por lo ocurrido.

«Veintinueve personas murieron, asesinadas por la policía de Río de Janeiro. Para nosotros, esto es absurdo, ilegal. Estamos en una pandemia, y los jóvenes negros de nuestra sociedad están siendo asesinados todos los días», dijo Egle Maite a la agencia de noticias Reuters en medio de la marcha.

Policía rechaza las denuncias de abuso

De acuerdo con medios brasileños como ‘Folha de Sao Paulo’, que cita declaraciones del jefe de la Policía Civil de Río de Janeiro, Alan Turnowski, el operativo dejó un saldo de 28 personas muertas. Entre ellas, se incluye al agente de la institución André Frías.

El 7 de mayo, medios de la nación señalaron que los uniformados retiraron los cuerpos de otras tres personas en la favela de Jacarezinho.

«La inteligencia confirmó que todos los muertos eran narcotraficantes. Dispararon para vigilar posiciones, para matar. Tenían órdenes de confrontar», dijo la autoridad policial citada por medios de la nación.

El gobernador del estado de Río de Janeiro, Cláudio Castro, ofreció respaldo a la actuación policial. Esto ocurrió después de que el fiscal general de la República, Augusto Aras, le pidiera a Castro aclarar lo ocurrido.

«La reacción de los bandidos fue la más brutal de la historia. Registrado en todos los casos armas de guerra para repeler la acción del Estado (…) En ningún lugar del mundo se recibe a la policía con fusiles y granadas cuando van a cumplir con su función», dijo el gobernador en un comunicado.

Luiz Edson Fachin, juez de la Corte Suprema de Brasil, pidió analizar una serie de videos en los que, a su juicio, se podían presenciar posibles ejecuciones extrajudiciales.

SEGUIR LEYENDO
Comentar

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

Argentina y México llaman a consultas a sus embajadores en Nicaragua tras la ola de arrestos

Los gobiernos de México y Argentina le pidieron a sus embajadores que regresen desde el país centroamericano hacia sus respectivos lugares de origen, para discutir «las preocupantes acciones políticas-legales» que está tomando Nicaragua. El llamado fue hecho en medio de la ola de arrestos contra opositores, incluida la reciente detención de un quinto aspirante presidencial que busca enfrentarse al mandatario Daniel Ortega, en las elecciones del próximo 7 de noviembre.

PUBLICADO

en

Por

Los dos gobiernos de izquierda que se rehusaron a respaldar la semana pasada una resolución de la OEA contra Nicaragua por la persecución a opositores, ahora llaman a consultas a sus embajadores y dijeron estar preocupados.

En un comunicado conjunto, México y Argentina aseguran que “instruyeron a sus embajadores en la República de Nicaragua, Gustavo Alonso Cabrera Rodríguez y Mateo Daniel Capitanich, respectivamente, a trasladarse a sus respectivas capitales, con el objetivo de realizar consultas sobre las preocupantes acciones políticas-legales realizadas por el gobierno nicaragüense en los últimos días que han puesto en riesgo la integridad y libertad de diversas figuras de la oposición (incluidos precandidatos presidenciales), activistas y empresarios nicaragüenses”.

Ciudad de México y Buenos Aires afirman que «se mantendrán atentos a la evolución de los acontecimientos relacionados con la hermana República de Nicaragua (…) Y seguirán promoviendo inequívocamente el pleno respeto y promoción de los derechos humanos, las libertades civiles, políticas y de expresión de toda persona, con independencia de su nacionalidad y/o profesión».

El pronunciamiento fue hecho luego de que el domingo, la Administración de Daniel Ortega ordenara el quinto arresto de un precandidato a la Presidencia. Esta vez se trata del periodista y empresario Miguel Mora, quien intenta retar al mandatario en las elecciones del próximo 7 de noviembre.

El consejo permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) adoptó el pasado 15 de junio una resolución para condenar las restricciones y los arrestos en Nicaragua y pidió la liberación de todos los presos políticos. No obstante, los gobiernos de Andrés Manuel López Obrador y Alberto Fernández se negaron a respaldar la medida, con el argumento de la «no intervención en asuntos internos».

En las últimas semanas, la policía nicaragüense ha detenido a por lo menos una decena de opositores políticos y cinco precandidatos presidenciales, lo que prendió las alarmas de varios gobiernos y grupos de derechos humanos.

Ortega busca la reelección para un cuarto mandato consecutivo de cinco años, con los que extendería sus 14 años en la Presidencia desde que regresó al poder en 2007. También lideró anteriormente al país desde 1979 hasta 1990.

La ONU y la CIDH exigen liberación de opositores

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos para América Central y República Dominicana (OACNUDH) urgió este lunes al Gobierno de Nicaragua a «liberar a todas las personas detenidas arbitrariamente» en el país.

El representante de Naciones Unidas destacó que «la prisión por 90 días, sin control judicial efectivo y sin poder contar con abogados de confianza en audiencia viola» los derechos humanos de los arrestados.

«Es inaplazable que se permita el contacto de todas las personas detenidas con sus familias. Finalmente, el Gobierno debe garantizar el tratamiento médico que requieran e investigar sin dilación las alegaciones de malos tratos cometidos durante las detenciones», apuntó la OACNUDH.

A este llamado se sumó la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que calificó las acciones de la Administración de Ortega como un “grave escalonamiento de la represión”.

El organismo de la OEA enfatizó en la liberación de los aspirantes presidenciales Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro. Casi todos estos líderes opositores y candidatos son acusados de «traición a la patria» bajo la Ley 1055, que aprobó la mayoría sandinista del Congreso en diciembre del año pasado y que se estrena con estas detenciones. A los aspirantes también les han allanado sus domicilios.

A esta lista ahora se suma el precandidato Miguel Mora, investigado por supuestos delitos contra la soberanía.

«La CIDH urge al Estado de Nicaragua a cesar la represión y, en particular, a liberar a todas las personas privadas de la libertad arbitrariamente», indicó la organización, con sede en Washington, en un comunicado.

La Comisión también manifestó su preocupación por las recientes detenciones de otros líderes políticos y defensores de derechos humanos, ocurridas entre el 8 y el 14 de junio, como la activista Violeta Granera, los dirigentes opositores José Adán Aguerri, José Bernard Pallais Arana y la historiadora Dora M. Téllez.

SEGUIR LEYENDO

Internacional

Juez rechaza el pedido para regresar a prisión preventiva a Keiko Fujimori

La candidata presidencial peruana, Keiko Fujimori, podrá seguir en libertad mientras es investigada por presunta corrupción, vinculada al caso Odebrecht. Así lo determinó un juez este lunes, tras rechazar el pedido de un fiscal que solicita hasta 30 años de prisión contra la líder política. La decisión se conoce en momentos en que Fujimori lucha por anular votos de las elecciones del pasado 6 de junio, frente al virtual ganador Pedro Castillo.

PUBLICADO

en

Keiko Fujimori se libra de volver a prisión preventiva. La líder de Fuerza Popular podrá continuar en libertad con sus intentos por refutar los resultados de las elecciones del 6 de junio, en las que disputó la Presidencia.

Este lunes, el juez Víctor Zuñiga declaró infundado el pedido del fiscal José Domingo Pérez de regresar a Fujimori a prisión preventiva por presuntamente incumplir las condiciones de su libertad bajo fianza, por los cargos de lavado de dinero y corrupción.

La hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori es investigada por presuntamente recibir 1,2 millones de dólares de la constructora brasileña Odebrecht para financiar sus campañas presidenciales anteriores en 2011 y 2016.

Dentro de las condiciones impuestas en 2020 a la candidata presidencial para que recuperara su libertad condicional está la prohibición de comunicarse con testigos vinculados al caso y eso es justamente lo que el fiscal asegura que Fujimori infringió.

Según Domingo Pérez, Fujimori violó las restricciones por comunicarse con el abogado y excongresista, Miguel Torres, a quien la candidata presentó recientemente como vocero de su partido político en medio de las acusaciones de presunto fraude electoral en los comicios que disputó frente a Pedro Castillo.

Pérez aseguró que Torres es testigo en el caso por corrupción y declaró ante su despacho el pasado 3 de septiembre. Entonces, solicitó que se le revocara a Fujimori la orden de comparecencia con restricciones y se le dictara de nuevo prisión preventiva.

Sin embargo, este lunes y tras escuchar al fiscal y a la defensa, el juez determinó que el reclamo «no tenía fundamento», pues no se le había dado una advertencia y no se había extendido la fianza de Fujimori.

Por su parte, la defensa señaló que, si bien Torres es testigo en el caso, no está vinculado directamente con las acusaciones de lavado de dinero, por lo que la restricción no tendría validez.

No obstante, la prensa local reportó que el juez pidió el cumplimiento estricto de las medidas que se impusieron el año pasado como condición para la excarcelación de Fujimori. Por tanto, la dirigente política no podrá comunicarse con Miguel Torres ni otros testigos hasta que concluya el proceso judicial en su contra.

De no cumplirse, el fiscal Pérez podrá solicitar de nuevo que la candidata sea detenida.

Las acusaciones contra Fujimori

La audiencia contra la candidata de la derecha peruana representó un punto de inflamación potencial en un momento de ya alta tensión por los comicios en segunda vuelta del pasado 6 de junio.

Fujimori se enfrentó al socialista Pedro Castillo, quien se declaró ganador luego de obtener 44.058 votos más, terminado el escrutinio.

Sin embargo, la candidata de Fuerza Popular se ha negado a admitir la derrota y ha solicitado la inhabilitación de hasta 200.000 votos por presunto fraude, aunque las autoridades electorales aseguran que no ha aportado pruebas contundentes.

Durante el fin de semana, miles de simpatizantes de ambos candidatos salieron a las calles para expresarles su respaldo y exigir al jurado electoral que revisa el reclamo de fraude de Fujimori que se pronuncie pronto.

Los comicios enfrentaron a Castillo, un maestro y líder sindical con mayor apoyo en las áreas rurales y pobres del país, contra la postura del libre mercado de Fujimori, proveniente de una familia poderosa cuyos patrocinadores incluyen a la mayoría de la élite urbana del país.

Los inversionistas extranjeros, y particularmente los mineros, observan el proceso de cerca con preocupación por las políticas previamente descritas por Castillo, que incluyen aumentar los impuestos sobre sus operaciones y reescribir la constitución.

Por su parte, Fujimori detendría y dilataría el proceso judicial en su contra al menos hasta el final de su Gobierno, en caso de ganar las elecciones.

SEGUIR LEYENDO

Internacional

Poder Judicial de Perú revisará el pedido de prisión preventiva contra Keiko Fujimori

En la audiencia de este lunes, el Poder Judicial de Perú analizará el pedido de prisión preventiva contra la candidata presidencial, hecho por un fiscal. Fujimori está acusada de presuntamente haber vulnerado las restricciones impuestas durante la investigación en su contra por corrupción.

PUBLICADO

en

Por

Mientras Perú sigue sin definir presidente, luego de la segunda vuelta de las elecciones del pasado 6 de junio, la justicia se prepara para procesar a la candidata Keiko Fujimori. Un eventual triunfo de la aspirante de la derecha peruana le evitaría pasar tras las rejas los próximos años.

Este lunes, a partir de las 15:00 (hora local), iniciará la audiencia para evaluar el pedido de prisión preventiva en su contra hecho por el fiscal José Domingo Pérez, por presuntamente haber violado las restricciones impuestas durante una investigación por corrupción.

El fiscal pide hasta 30 años de cárcel contra Fujimori, por supuesto lavado de activos por los aportes que habría recibido de la empresa brasileña Odebrecht y de varios empresarios para financiar sus campañas presidenciales de 2006 y 2011.

Las prohibiciones que habría violado

Como primera medida, Pérez solicita que a la acusada se le revoque la excarcelación que se le otorgó en el año 2020. Hasta entonces, la líder de derecha estaba en prisión preventiva mientras era investigada por el caso mencionado.

El fiscal pide que a la candidata “se (le) dicte nuevamente prisión preventiva”, debido a que supuestamente infringió reglas que le impusieron para poder quedar en libertad. Una de esas normas era que no podía comunicarse con testigos vinculados al caso y eso es justamente lo que Pérez asegura que Fujimori infringió.

En concreto, el fiscal se refiere al abogado Miguel Torres, a quien Fujimori presentó recientemente en una rueda de prensa como vocero político de su partido, en medio de la revuelta por las acusaciones de presunto fraude electoral en los comicios que disputó frente a Pedro Castillo.

Según el fiscal, Torres es testigo en el caso por corrupción y declaró ante su despacho el 3 de septiembre de 2020 en una diligencia donde también participó la abogada de Fujimori, Giulliana Loza.

El pasado 11 de junio, antes de confirmarse la audiencia de este lunes, pero cuando se supo del pedido del fiscal, Keiko Fujimori calificó la solicitud de “absurda”. Ella sostiene que la participación de Miguel Torres en su campaña data desde varios meses antes y que, por ende, no puede considerarse como una violación a las reglas.

Además, consideró que con este pedido el fiscal busca distraer la atención y «seguir siendo protagonista de esta campaña electoral».

El domingo 20 de junio, la defensa de la líder de Fuerza Popular solicitó al Poder Judicial que la audiencia se celebre de manera presencial, y no virtual como estaba previsto.

En una carta enviada al juez Santos Benites del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional, su abogada Giulliana Loza indicó que, pese a las restricciones por la pandemia del Covid-19 es necesario que Fujimori pueda defenderse, de lo que consideró “un pedido arbitrario”.

SEGUIR LEYENDO
publicidad

Destacados

Corrillos hace parte de un grupo de medios independientes, especializado en temas públicos, políticos y electorales, que produce información imparcial, veraz y de análisis Corrillos web, Revista Corrillos y Corrillos TV, emiten desde Bucaramanga, Colombia. Teléfono: 320 579 0081 Contáctanos: admin@corrillos.com.co
© Copyright 2021 - Sitio web desarrollado con ♥ por: Jose Luis Perales.