Síguenos en...

Análisis

Virtualidad no solo por la coyuntura del covid-19. Reformas necesarias

En las últimas décadas se ha demostrado que el modelo de la educación virtual presenta unas ventajas significativas tanto para los estudiantes como para las instituciones.

De acuerdo con el Online Business School, se calcula que el mercado del e-learning experimentó un crecimiento anual del 7.6% al 9.6% durante el 2020 y que se mantendrá en constante aumento.

Con la llegada del covid-19 Colombia enfrenta un dilema frente al  modelo de educación virtual, ya que no existe la cobertura ni las políticas necesarias. Según el Laboratorio de Economía de la Educación (LEE) de la Pontificia Universidad Javeriana, el 96% de los municipios del país no podría implementar lecciones virtuales en colegios oficiales después de la suspensión de clases.

Este problema frente al cambio de paradigma, fue evidenciado por el padre de la educación virtual en Latinoamérica Guillermo Cardona Ossa hace años atrás.

Cambios y necesidades

“Hace poco más de 20 años, exactamente en 1998, durante el discurso de graduación de la primera promoción de alumnos virtuales de Iberoamérica, manifesté una serie de cambios y necesidades que los sistemas educativos deberían hacer para adaptarse a los nuevos tipos de profesionales que la sociedad necesita. Insistía en la importancia de construir currículos diseñados de acuerdo al proyecto de vida de los estudiantes y que respondieran a los avances tecnológicos, esos mismos que actualmente tienen en jaque a los modelos educativos y que dejan en desuso la mayoría de las competencias y habilidades que tienen los futuros profesionales. Incluso en coyunturas desafortunadas como la pandemia del covid-19”, señaló Guillermo Cardona Ossa.

Modelo pedagógico

Colombia, de acuerdo con el catedrático, requiere repensar su modelo pedagógico para poder enfrentar el futuro de la educación y estar a la vanguardia de los países más desarrollados. Esta modalidad virtual ha tenido un crecimiento acelerado y sostenido de matriculados en los últimos años, que para 2018 representó poco más de 200.000 estudiantes y para 2019 superó los 250.000 en todas las ciudades del país.

Solo en la última década, según el Snies, creció en número de alumnos un 1.195 por ciento y a la par, de acuerdo la MEN, la tasa de graduación de profesionales que eligió la virtualidad aumentó un 169 por ciento durante este mismo periodo, pero esto sigue sin ser suficiente.

Mejores oportunidades

“No debemos pensar en la educación virtual sólo en coyunturas desafortunadas como es el caso de covid-19, Colombia necesita un cambio pedagógico de fondo para tener mejores oportunidades para sus futuras generaciones. La educación virtual depende de los planteles educativos, los padres de familia y los estudiantes y estos tres componentes deben estar alineados con un entorno tecnológico válido, práctico, seguro e intuitivo”, dijo Ossa, quien destacó la importancia de dar el paso a la transformación digital de la educación en el país.

Por otra parte, las carreras de diez semestres tienden a desaparecer, pues los jóvenes necesitan estudiar en menos tiempo y salir a producir más rápidamente.

La apuesta de la oferta académica debe apuntarle a formar más fotógrafos; expertos en videos, multimedia y videojuegos; influencers y youtubers, personas que, de algún modo, han logrado destacar en los canales digitales, especialmente en las redes sociales, como Facebook o Instagram, y en plataformas de vídeo como YouTube.

Análisis

¿Por qué el 2021 será el año de los hackers? ¿Cómo protegerse de ellos?

En 2020 se presentaron más de 38.100 ciberdelitos con 4694 reportes, el más común la suplantación de sitios web que se disparó en diciembre por las compras de la época, recordó Milton Quiroga, gerente de CyTe, expertos en criptografía.

El año 2020 pasó a la historia como uno de los años en el que más se evidenciaron ataques cibernéticos en el mundo, los expertos atribuyen esta problemática a la pandemia y lo que esta suscitó: trabajo remoto desde redes poco seguras como las de los hogares, información sensible e importante expuesta a modificaciones y alteraciones, y un ambiente geopolítico permeado por ciberguerra.

Según la Policía, durante el 2020 se presentaron más de 38.100 ciberdelitos con 4694 reportes, el más común la suplantación de sitios web que se disparó en diciembre por las compras de la época. A nivel mundial ciberataques como el de SolarWinds dejan claro un panorama de la importancia de implementar soluciones tecnológicas como la criptografía, herramienta de seguridad, que logró su mayor protagonismo durante el 2020 y que se perfila como una de las que tendrá mayor demanda en el 2021.

Por lo tanto las compañías están enfocadas en la búsqueda de sistemas de seguridad de la información confiables, tecnologías idóneas que protejan sus datos, los tomadores de decisión al interior de la empresas, son un poco más conscientes de esta realidad y las herramientas de seguridad basadas en criptografía son su prioridad.

 

Temas claves

Milton Quiroga, gerente de CyTe, expertos en criptografía, comparte 3 claves para orientar sus esfuerzos de protección ante fraudes electrónicos:

Tenga presente que su organización puede ser víctima colateral de un rifirrafe de ciberguerra. Con los incidentes de SolarWinds® (https://www.cyte.co/blog/NL_30-SolarWinds®-hack?lang=en) es claro que muchas de las víctimas de ciberguerra son organizaciones que no tienen nada que ver con escenarios geopolíticos de dominación, sino simplemente víctimas colaterales.

Utilice criptografía. Es la única tecnología de seguridad de la información que da certeza matemática de lo adecuadamente protegida que está su información.

Cuide la caja. Muchos de los ataques de delincuencia común y delincuencia organizada van dirigidos contra los procesos de pago de proveedores y pago de nómina. En general, no hay ninguna otra área organizacional tan sensible a fraudes como las áreas de Tesorería en donde un ataque informático se traduce en dinero fácil para el delincuente.

Es así como aun cuando el 2021 plantea retos muy importantes en seguridad de la información, las organizaciones ya tienen a su alcance tecnologías y métodos de aseguramiento para contrarrestar estas amenazas.

SEGUIR LEYENDO

Análisis

¿Derecha o izquierda? Alianzas políticas le ponen ‘color’ a las elecciones de 2022

A un año de la contienda legislativa, los partidos políticos trabajan para llegar a las urnas en coalición. La derecha cuenta entre en sus líneas con el Centro Democrático, el Partido Conservador y algunas fuerzas disidentes; la izquierda presenta dos alianzas, una liderada por Gustavo Petro y la otra representada por la Alianza Verde, Sergio Fajardo y Jorge Robledo. El partido Cambio Radical, por ahora, está por fuera de estas componendas.

En los últimos días, en medio del cruce de propuestas de varios sectores para que se sienten a dialogar con miras a las elecciones del 2022, se lanzó una propuesta que busca una mesa de diálogo democrático que recoja los ideales liberales, socialdemócratas y progresistas.

La iniciativa del senador Armando Benedetti, ahora ‘petrista’ es que “se recojan los postulados de la filosofía liberal, la socialdemocracia o la centroizquierda. Después se debe buscar quién va a ser el líder o quién tiene el liderazgo de esos postulados”.

Lo expuesto por el congresista costeño se suma a otras propuestas de la izquierda en procura de una coalición política que pueda enfrentar la ‘planadora’ de la derecha, que es liderada por el ‘uribismo’, fuerza que también busca llegar unida tanto a las elecciones legislativas como a las presidenciales.

Por el lado de la derecha, ya hay algunas ideas, sin embargo, la que parece tener más fuerza es la de realizar una consulta o votación para definir el candidato, la cual se realizaría con las elecciones legislativas, en marzo de 2022.

En esa consulta participarían, según la propuesta, ‘el que diga Uribe’ por el Centro Democrático; la jefa del partido de ‘la U’, Dilian Francisca Toro; el exalcalde del Barranquilla, Alejandro Char; el exalcalde de Medellín, Federico Gutiérrez y la actual vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, en caso de que ella decida a competir por la presidencia.

En lado del uribismo hay varios nombres, Rafael Nieto, quien fue precandidato hace cuatro años y las senadoras Paola Holguín y Paloma Valencia. Algunos siguen hablando de Tomás Uribe, hijo del expresidente Álvaro Uribe, pero él ha insistido en que no participará.

Mas claridad en la izquierda

Los partidos de izquierda, entre los que se encuentran Colombia Humana, Polo Democrático, Unión Patriótica y Maís, junto a otros líderes políticos y de opinión como Armando Benedetti, Roy Barreras y Margarita Rosa De Francisco, fuerza que encabeza Gustavo Petro, formaron una coalición para realizar una consulta y definir un candidato presidencial en marzo de 2022 y también tomaron la decisión de ir con listas únicas a Congreso de la República.

Petro en la consulta se mediría con el senador del Polo, Alexander López y con otros líderes como el exgobernador del Tolima, Guillermo Alfonso Jaramillo y Francia Márquez. Sin embargo, nadie pone en duda de que Petro pude ser el ganador.

El senador de oposición, Gustavo Petro, reveló que su estrategia se denomina “Pacto Histórico”, con el cual buscará obtener 55 curules en el Senado y 86 en la Cámara, con el fin de tener las mayorías y tramitar reformas estructurales sin contratiempos. La proclama de ese pacto fue leída por la reconocida actriz Margarita Rosa de Francisco, a quien muchos quieren ver en el Senado pese a que en varías ocasiones ha dicho que no quiere meterse a la política.

Por fuera de la derecha y de la izquierda

Pese a las aspiraciones de la izquierda, en el 2022 la centro izquierda volvería a las elecciones con su propio candidato y separado del ‘petrismo’.

Esa alianza se hace llamar “Fuerzas de Centro”, la cual realizará una consulta interna en marzo para escoger candidato presidencial entre Sergio Fajardo, Jorge Enrique Robledo, Humberto De la Calle, Los hermanos Juan Manuel y Carlos Fernando Galán, Juan Fernando Cristo, Ángela María Robledo y el partido Alianza Verde y conformar una lista única al Senado y listas a Cámara en todos los departamentos.

Y los que aún no han expresado que lado escogerán son los de Cambio Radical, el partido fundado por el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, aunque su viraje para 2022 estaría más cerca de la derecha que de la izquierda.

En una reunión con representantes y miembros de la colectividad, su director Germán Córdoba descartó una posible alianza con sectores de izquierda para la contienda electoral del próximo año y manifestó que en las propuestas de los candidatos a la presidencia espera que los colombianos consideren las que sean sólidas y argumentadas, además agregó que no se consideran un partido demagógico.

SEGUIR LEYENDO

Análisis

Primera vacunada en Santander es una enfermera que le deben un año de salario

Con la enfermera jefe Zulmi Pinzón, y del doctor Efraín Valenzuela, jefe de UCI del Hospital Universitario de Santander, inició la vacunación en Santander. Mientras que en la UIS se conversó sobre la transformación del sector salud y sus impactos.

Con visiones desde disciplinas diferentes pero complementarias en búsqueda de respuestas para mejorar la vida y el bienestar de la comunidad colombiana, se realizó el conversatorio “Transformación en el sector de la salud y sus impactos”.

Este es el primero de una serie de conversatorios propuesto por tres unidades académicas de la UIS: la Facultad de Salud, la Facultad de Ciencias Humanas, con sus Escuelas de Economía y Administración y Derecho y Ciencia Política, y el Idead.

 

Salud en ámbitos

Este primer ejercicio se centró en analizar la salud en Colombia desde distintos ámbitos del sistema social y económico.

En primer término, como invitado, el profesor de la UPTC Juan Manuel Ospina, médico y epidemiólogo, desarrolló el tema histórico de la salud en Colombia, desde mediados del siglo 19. Hizo un recorrido por las etapas que ha pasado la medicina y la salud en nuestro país, el modelo higienista, la creación del Ministerio de Higiene, luego del Ministerio de Salud Pública, la creación del Sistema Nacional de Salud de 1975, la llegada de la Ley 100, hasta llegar a los últimos años, en los que se han dado fenómenos de privatización y han venido cambiando también los conceptos de salud, enfermedad y protección.

Concluyó que las transformaciones del sector salud son complicadas, es un sistema muy incompleto, no tiene claridad en sus propósitos y tampoco se fija metas. Es un problema multidisciplinario y multisectorial, finalizó el profesor Juan Manuel Ospina.

 

Atención primaria

A continuación, la profesora Lina María Vera, del Departamento de Salud Pública de la UIS, dio una visión crítica del problema de la salud. Señaló que este ha sido un sistema patocéntrico, centrado en la enfermedad no en la salud. Por eso, la idea en atención primaria es hacer ese cambio hacia un modelo saludocéntrico.

Al hablar de la última reforma de salud, con la Ley 1751 del 2015, “rescato que el objeto de esa nueva ley es asegurar el derecho fundamental a la salud”, dijo la profesora Vera Cala, y señaló que “da tristeza ver que la primera vacunada es una enfermera a la que le deben un año de salarios y eso es lo que estamos celebrando, esa es la precariedad que vivimos en el sistema de salud”.

En la pandemia la cuestión económica del manejo debió haber estado en manos del Estado, pero se dejó en las EPS y de ahí la precariedad de la salud y las cifras que tenemos en estos momentos. La solución es que exijamos que las EPS hagan lo que tienen que hacer, dijo la profesora Lina María Vera.

 

Convertida en negocio

Luego intervino Nohora Cáceres, integrante de Fecode, quien hizo un vehemente repaso de la situación de salud, que ha venido muy de la mano del sector educativo. Desafortunadamente, dentro del sistema económico neoliberal se ha convertido en un negocio, y luego de la nueva Constitución hemos visto desmantelar el sector salud, se desmantelaron los servicios públicos y se volvieron un negocio para el sector privado. Desacreditaron al sector público para llegar a decir que los privados eran más eficientes, situación que se acentuó luego de la aprobación de la Ley 100 de 1993, que es donde se cierra la salud en Colombia.

Vio cómo de casi 600 EPS y hoy en el país puede haber unas 10 o 16, pero todas han estado envueltas en escándalos grandes, el dinero de la salud lo convirtieron en títulos del tesoro e invirtieron en construcciones, centros vacacionales y en oportunidades para negocios. Y ahora también se le ha metido política al tema de la vacunación. Entonces creo que se debe hacer una ley estatutaria que recoja las necesidades del personal médico y se vea la salud como un problema prioritario, puntualizó Nohora Cáceres.

 

Modelo de tercerización

Finalmente, Diego López Porras, profesor de la Escuela de Derecho y Ciencia Política UIS, se refirió a que con este sistema de salud de competencias y regulaciones hemos entrado en una lógica de aseguramiento que está más cercana a la lógica de un sistema financiero que a la garantía de un derecho fundamental.

Señaló en el sector salud hay precarización en las relaciones de trabajo. Se informaba en la Procuraduría que el 61 % del personal de salud tiene contratos a través del modelo de tercerización laboral: hay cerca de 136 mil trabajadores vinculados, pero de ellos solo un poco más de 46.715 están vinculados con contratos de trabajo directo o en nóminas de las entidades de salud.

Con estos y otros interesantes conceptos sobre el sistema de salud y las transformaciones que se deberían hacer, el profesor Gonzalo Patiño invitó a los asistentes a estar pendientes del próximo conversatorio.

SEGUIR LEYENDO
publicidad

Destacados

Corrillos hace parte de un grupo de medios independientes, especializado en temas públicos, políticos y electorales, que produce información imparcial, veraz y de análisis Corrillos web, Revista Corrillos y Corrillos TV, emiten desde Bucaramanga, Colombia. Teléfono: 320 579 0081 Contáctanos: admin@corrillos.com.co
© Copyright 2021 - Sitio web desarrollado con ♥ por: Jose Luis Perales.