Exclusivo/ Aguilar le adiciona $700 millones a controvertido contrato con Grafikar

0
Al escándalo que descubrió Corrillos! en contrato de la Gobernación de Santander y Grafikar le salió una arandela adicional. A los $1.400 millones iniciales le adicionaron $700 millones. Las justificaciones son de no creer. Pase usted y compruébelo.

Como si le faltara una pepa a la maraca, la Gobernación de Santander y Grafikar firmaron un adicional, al contrato que ya tenían firmado desde el comienzo del 2020, y como dice la canción “de una vez pa’todo el año”.

Sin embargo, el contratista justifica asuntos imprevistos para la adición y la Gobernación de Santander como ‘borrego al matadero’, firma y accede al adicional, en parte, porque el adicional no supera el 50 por ciento del contrato inicial.

Dice el documento oficial: “Requerimiento rubro presupuestal para adicionar el valor de 700 millones de pesos al contrato CO1.PCCNTR número 0000393 de 10 de marzo de 2020, correspondiente a la imagen institucional e impresos de la Gobernación de Santander”.

El adicional es de $700 millones porque el contrato inicial es de 1.400 millones de pesos, la ley dice que no supere el 50% el adicional, así que con ello se firman los $700 millones adicionales.

Contrato sin imprevistos

¿Y los 1.400 millones de pesos iniciales ya se gastaron? ¿La planeación del contrato inicial no tuvo en cuenta costos como los que justifica ahora el contratista en el adicional?

Por ejemplo, dice que la papelería se tuvo que modificar al momento de la aprobación del Plan de Desarrollo, porque la papelería existente, por razones obvias tenía el logo que planeó y le aprobaron a Didier Tavera, el Gobernador anterior.

Es decir, cuando entró Mauricio Aguilar la papelería, el emblema, los colores, el eslogan y la aprobación del Plan de Desarrollo, todo cambiaría y eso lo sabía hasta el vigilante, que al cambiar el Gobernador los protocolos varían.

Pero en el “contrato de la imagen institucional e impresos de la Gobernación de Santander”, eso no estaba planificado y por ello se justifica un adicional para imprevistos. Y la Gobernación autorizó esos imprevistos que debían estar en el contrato inicial.

Totea un escándalo más

Cuando las rotativas apenas se enfriaban, luego de imprimir la más reciente edición de la Revista Corrillos!, que en cuatro páginas esboza todo el contrato de la Gobernación de Santander y Grafikar, con las presuntas irregularidades que de ese contrato se derivarían, la dinámica de la política nos totea en la cara al ver que la Gobernación de Santander y Grafikar vuelven y juegan con el mismo contrato, pero esta vez con una ñapa.

¿O el Gobernador de Santander está mal asesorado o la deuda con el poderoso brazo de Grafikar es tan alta que al mandatario no le queda otra salida que autorizar contratos que lo podrían poner en inminente riesgo de tener que visitar los estrados para justificar su actuación? Queda el interrogante.

En nuestro informe señalamos que “Grafikar en las últimas tres administraciones departamentales suma más de 9 mil millones de pesos en contratos, el último de ellos en el 2020 por $1.400 millones, firmado hace apenas unos meses”.

“Cada año desde el 2015 licita y obtiene el contrato de artes gráficas para la administración departamental el cual nunca es inferior a 1.000 millones de pesos”. Este año 2020, con el adicional subió a 2.100 millones de pesos.

Adicional del 50%

Como el primer contrato ya está explicado e informado en una investigación expuesta por Corrillos en agosto pasado. (Ver el informe completo)

Ahora vayamos al adicional de 700 millones de pesos que trae detalles como para una miniserie de impacto en Netflix.

Se justifican de entrada con el Icld. El Icld – Ingresos corrientes de libre destinación – se volvió el personaje principal de los contratos para evitar explicaciones. Por ejemplo, “Impresos y publicaciones, y cuya fuente de financiación es Icld” se aprueba solito.

Se indica así en el punto tres del Adicional número Uno en valor al contrato de suministro número CO1.PCCNTR número 0000393 del 10 de marzo de 2020, cuyo objeto es “Suministro de formas impresas, empastes, señalización y piezas publicitarias para la administración departamental”.

El contratante es el Departamento de Santander y el contratista es Grafikar Agencia de Publicidad Ltda., cuyo representante legal es Liliana Mateus Ortiz, según el contrato.

La bolsa del contrato

El valor inicial del contrato es de 1.400 millones de pesos la novedad es que el mismo contrato tiene un adicional de 700 millones de pesos, cuyos visos de legalidad se sustentan en que no supera el 50 por ciento del valor inicial. No obstante, lo llevaron hasta el límite permitido, para que luego de gastos sobren 77’849.762 pesos que irán a la bolsa, “como es la forma de ejecución del contrato con el propósito de poder suplir las necesidades en lo que resta de ejecución del contrato”.

Afirmación esta que da a entender que el contrato inicial de 1.400 millones de pesos tuvo un adicional de $700 millones, lo que permite deducir que el contrato se hizo al fin por 2.100 millones de pesos. Y la suma restante del adicional de 700 millones de pesos pasará a la bolsa de contingencias. Así las cosas, este contrato se cierra con 2.100 millones de pesos y no se esperan más adicionales, porque ya hay plata en la bolsa, al menos 77 millones larguitos.

Ejemplos de justificaciones

Las justificaciones de ese adicional de 700 millones de pesos, se hacen en varias tablas en donde se describe el objeto y se determina el costo por el cual el contratista lo entrega al contratante. Más que explicaciones, mostramos los costos oficiales, algunos de los cuales parecen muy por encima del mercado, es decir de ir hasta una papelería y comprar al menor, casi que sería a mitad de precio, no obstante, las muestras dan mejor cuenta de lo comentado.

Por ejemplo, en…

  • Señales de ubicación de 70 x 50 centímetros estructura de señalización colgante con soporte de madera con acabado lacado base de lámina acrílica mate 4 milímetros con impresión en alta resolución dilatadores y pernos de acero de cabeza de 2 cms con dos niveles de señalización y doble cara de información, según colores establecidos en el manual de identidad visual de Gobierno. Instaladas en el edificio de la Gobernación. 275 unidades a 357.595 pesos cada una, para un total de $98’338.625.
  • Señales dependencias 35 x 15 cms soporte de madera acabado lacado, base de lámina acrílica mate de 4 mm con impresión en alta resolución, dilatadores y pernos en acero de cabeza de 2 cms, según colores. Instaladas en el edificio de la Gobernación. 78 unidades a 168.147 pesos cada una para un total de 13’115.466 pesos.
  • Señales reglamentarias base de lámina acrílica mate de 4 mm con impresión en alta resolución, según colores establecidos en el manual de identidad visual de Gobierno. Instaladas en el edificio de la Gobernación. 490 unidades a 79.254 pesos cada una para un total de 38’834.987 pesos.

Como podemos ver en estos tres ejemplos, en las señales de ubicación fueron invertidos 98’338.625 pesos, en las señales dependencias fueron 13.115.466 pesos y en señales reglamentarias fueron 38’834.460 pesos. Todas las 275 + 78 + 490 = 843 señales fueron instalas en el edificio de la Gobernación a un costo total de $150’288.551.

Se autorizó el gasto de $150’288.551 en 843 señales para el edificio de la Gobernación de Santander, en tiempos en que la gente trabajó desde la casa con el teletrabajo y solo iba el personal de aseo. Y ya cuando se liberaron las restricciones no todo el personal de la Gobernación iba a la oficina, seguía el trabajo desde casa, y la restricción para entrar es draconiana: Solo con la autorización del funcionario se ingresa y se deben cumplir todas las normas de bioseguridad.

¿Cómo se justifican más de 150 millones de pesos en 843 señales, para un edificio semivacío?

Menores ingresos, pero…

Sin olvidar que, como lo informó Corrillos! “Quince departamentos tienen una afectación del más del 40% en el recaudo de ingresos tributarios y no tributarios, con respecto a abril de 2019. Las afectaciones más importantes están en el recaudo del mes de abril del impuesto sobre vehículos (-90%), impuesto de registro (-71%), loterías foráneas y ganadores de sorteos ordinarios y extraordinarios (-77%), los impuestos al consumo de Licores (-37%), Cervezas (-32%) y la sobretasa a la gasolina (-37%). Como consecuencia de la pandemia del Covid-19, los 32 departamentos del país han dejado de recibir $280.121 millones por concepto de recaudos tributarios y no tributarios durante los cuatro primeros meses de 2020”.

Así las cosas, “el palo no está para cucharas” y con el dinero de las 843 señales puestas en el edificio de la Gobernación más de una familia podría pasar menos hambre en la pandemia.

Cajas millonarias

En otros elementos parte del contrato con Grafikar también encontramos, en el documento oficial, los siguientes:

  • Cajas para archivo en cartón reforzado con medidas 21 cms de ancho, 40,5 cms de largo y 26 cms de alto con apertura lateral y perforaciones laterales de aireación con logo de la Gobernación a una tinta con eslogan institucional. 6.000 unidades a 9.865 pesos cada caja, en total 59’190.000 pesos.
  • Camisetas tipo polo en poliéster algodón unicolor manga y cuellos tejidos con dos bordados 9 cms diámetro logos de la Gobernación. 250 unidades a 60.750 pesos cada camiseta, en total 15’187.500 pesos.
  • Chaleco impermeable poliéster 100% cuello alpinista, cierre frontal en cremallera, dos bolsillos de cremallera, dos bordados de 10 cms diámetro. 42 unidades a 153.153 cada uno, para un total de 6’432.426 pesos.
  • Agendas 22 x 22 cerradas portada full color y 80 hojas internas a una tinta por doble cara anillado doble o. 2.000 unidades a 24.158 pesos cada agenda, para un total de 48’316.000 pesos.
  • Lapiceros promocionales marcados con logotipo de la Gobernación a una tinta. 3.000 unidades a 3.094 pesos cada uno, para un total de 9’282.000 pesos.

Si el salario mínimo mensual vigente en Colombia es de 980.657 pesos, es descomunal observar que la Gobernación de Santander se gasta en lapiceros lo que un ciudadano corriente gana en nueve meses y medio de duro trabajo.

Apenas es la entrada

Vayamos a lo grande y encontremos que en el adicional del contrato también están justificados los siguientes productos:

  • Pendones con porta pendón en estructuras araña. En lona banner de 13 onz impresión 4 x 0 tamaño 1 x 2 metros. 150 unidades a 398.769 pesos cada uno, para un total de 59’815.350 pesos.
  • Pendones institucionales con porta pendón rollup. En lona banner de 13 onz impresión 4 x 0 tamaño 2 x 1 metros con estructura enrollable (rollup). 55 unidades a 497.777 pesos cada uno, para un total de 27’377.735 pesos.
  • Vallas impresión en lona banner de 13 onz en full color 4×0 tamaño 8×4 con ojaletes, instaladas en estructura metálica. 6 unidades a 2’879.800 cada una, para un total de 17’278.800.

En solo estos tres últimos ítems la Gobernación de Santander invierte 104’471.885 en vallas y pendones, que es probable sean de un solo uso, es decir que en el año 2021 se hará un contrato similar, pese a que el eslogan, los colores institucionales y los emblemas se mantengan iguales.

En tiempos de recesión, en tiempos de pandemia y cuando el desempleo está disparado, con seguridad el Gobierno de Santander debe tener argumentos más que suficientes para justificar estos más de 104 millones de pesos y no verse como una administración derrochadora.

193 millones desechables

En la siguiente página del contrato encontramos otro desaforado similar al contratar 120 pendones, tres mil carpetas para eventos y 19 tableros, todo a un costo de 88’576.460 pesos.

Es decir que entre los 104’471.885 pesos de los pendones y vallas anteriores y los 88’576.460 pesos de pendones, carpetas y tableros, la Gobernación de Santander contrata y autoriza un gasto adicional por 193’048.345 pesos, elementos tales que es probable que sean de un solo uso, lo que indica que el Gobierno de Santander invierte casi 200 millones de pesos en elementos que el otro año de nuevo volverá a contratar y, si la tradición se mantiene, lo hará con Grafikar como se hace consuetudinariamente desde el último año de mandato de Richard Aguilar en la Gobernación.

Ver contrato de adición