El discurso y la doble moral

0

Por: Paola Guarín/ Podríamos pintar un escenario donde los impolutos y populistas señalan a dos dedos los errores o debilidades en cualquier rin de la palestra pública, que implique un ganador y vencedor según el pulso de la discusión.

Bucaramanga no se escapa a los discursos confusos, populistas y de doble moral que se reflejan en la política de la ciudad bonita o bien llamada la ciudad de los parques, los cuales ha hoy, estos escenarios de esparcimiento se convierten día a día en nicho se inseguridad que ataca a todas las ciudades del país.

El colectivo ciudadano está cansado de escuchar el mismo discurso de doble moral, donde la administración municipal y departamental, la asamblea departamental y el concejo de Bucaramanga, poco o nada generan debates de discusión pública, a tono con la realidad de la sociedad bumanguesa, esto es la falta de empleo, el alza de la delincuencia, el flagelo de migrantes en nuestra ciudad, la pésima malla vial anudándose a ello la catastrófica  crisis del servicio público de transporte, disparando con ello el trasporte informar, sin que se tomen iniciativas reales y eficaces a corto o largo plazo por parte del poder ejecutivo.  

Señores representantes de la democracia, sé que existen esfuerzos y buenas voluntades que se deben reconocer, siendo este espacio una crítica constructiva en aras de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, quien depositaron es ustedes la confianza y representación popular. Por ello todos los actores sociales debemos dar ejemplo a nuestras próximas generaciones, siendo este la mejor muestra de rectitud, pulcritud y confianza a nuestra sociedad, la cual está mamada del mismo discurso donde dejan entrever, que la corrupción es un hecho evidente que no recrimina sexo, raza, convicción política o color de bandera.

Estaremos como ciudadanos atentos, a demostrarle a esta región y en especial a la ciudad bonita, la grandeza de sus dirigentes y porque no, el interés que existe en demostrarle a la ciudadanía, con debates serios, trasparentes y analizados con respeto y rectitud, a fin de vencer lo que nos ha perpetuado por años, cáncer que seguramente, soñamos eliminar de la sociedad que se llama corrupción.

El colectivo ciudadano tiene amplias expectativas, como por ejemplo el debate político de deben hacerse por la plataforma ocupador, las invasiones de asechan los cerros orientales, la minería ilegal que se realiza de manera clandestina en las fuentes hídricas de la ciudad y la región, los mecanismos que proponen las administraciones municipales y la gobernación de Santander para reactivar la economía y reducir la brecha del desempleo,  el flagelo migratorio y la delincuencia, entre otros, son lunares que deben abordarse en pro y para el pueblo que pide a gritos, dejar los discursos de falsa moral.

*Abogada.

Correo: paolaguarin1985@gmail.com

Twitter: @Bupagu