Nos creen caídos del zarzo

0

Por: Manuel Fernando Silva Tarazona/ Nos levantamos el pasado 3 de octubre con la supuesta ‘buena noticia’ de que se ‘salvó’ el páramo, gracias a las labores de la ciudadanía en conjunto a diversos entes gubernamentales, en las diversas marchas, pero lastimosamente, eso es lo que nos quieren hacer ver, porque la realidad es otra… La ANLA lo que hizo con el proyecto Soto Norte, el cual es auspiciado por Minesa, fue archivarlo, no lo negó. Como quien dice, “pongámoslo en remojo”.

“Como consecuencia del análisis realizado al Estudio de Impacto Ambiental y a la información allegada posteriormente por la empresa, el equipo técnico de la ANLA, estableció que no era posible emitir una decisión de fondo sobre el proyecto minero, por lo que este debía ser archivado”, indicó la ANLA.

Además, la empresa Minesa dice que este proyecto no está en el páramo, “el proyecto está a 2.600 metros sobre el nivel del mar (m.s.n.m.) y desciende hasta los 2.200 m.s.n.m., fuera del área protegida del páramo de Santurbán, que según la Resolución 2090 de 2014 del Ministerio de Ambiente, está entre los 3.100 y 2.800 (m.s.n.m)”.

Y cuentan con el apoyo de la Viceministra de Minas, Carolina Rojas, quien declaró en entrevista en un programa del canal Caracol que “el Gobierno colombiano quiere promover una minería con todos los estándares” y que “las autoridades ambientales tomarán todas las medidas de revisión para asegurar que ese proyecto se haga con estos estándares, y que podamos aprovechar el recurso natural que está ahí y puede ayudar a la recuperación sostenible de todos los colombianos”; y del ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, quien dijo en una entrevista en La W Radio que el proyecto de Minesa, según el Estudio de Impacto Ambiental, muestra «que no habrá ninguna afectación a las fuentes de agua”.

Esto nos deja en la cuerda floja, dado que estos funcionarios públicos ‘afirman’ que no hay ningún problema, ignorando todos los estudios que se han hecho en base al páramo de Santurbán, la ciudadanía ha salido a marchar en contra de este mega proyecto del cual lo único que se le ha exigido es que ya se niegue por completo la licencia ambiental para que se proceda con el mismo, pero al parecer ignoran todo lo que se les dice y ANLA opta por archivarlo y permitir que Minesa presente una apelación para dar la batalla por el proyecto.

Este proyecto debe ser negado dada la información ambiental que la misma ANLA nos brinda en el Auto No. 09674 del 2 de octubre de 2020.

(…)

(…)

ANLA afirma que la calidad del agua disminuiría en un gran porcentaje y por dado caso, afectaría a los diversos ríos, los cuales son los que proveen el agua a diversos municipios. Además, son conscientes de los fallos o consecuencias, que podría traer los mismos a este sector y también añade que el PMGRV (Plan de Gestión de Riesgo) proporciona un estudio carente de información relevante para el análisis de los riesgos que conlleva este proyecto.

Nos muestra como la sociedad no incluye por completo todos los requerimientos para hacerse efectivo el proyecto como, calidad del agua y planes de riesgos. Esto lleva a la conclusión, que además de ser un proyecto nefasto para el agua y los ecosistemas santandereanos, es un proyecto donde los que proponen no cumplen ni los mínimos requerimientos básicos para hacerse posible el mismo, donde ignoran la calidad del agua, los planes de riesgo y no les importa si quiera las consecuencias insubsanables que puede traer para la ciudadanía.

*Estudiante

Facebook: Manuel Silva

Twitter: @soymanuelsilva_

Instragram: manuel_fsilva