Síguenos en...

Análisis

Video/ Alcaldes Visibles ¿Cumple Óscar Rodríguez en San Vicente de Chucurí?

PUBLICADO

en

Con pandemia, muy poco se conoce de lo que están haciendo en sus municipios los alcaldes de Santander. Incluso, aunque en su gran mayoría lograron la aprobación del Plan de Desarrollo, la opinión pública poco ha logrado determinar sobre las prioridades del mismo.

Por eso en esta temporada de Corrillos, estamos realizando una serie de programas con los mandatarios locales, especialmente aquellos que, por la distancia con la capital del departamento, no están dentro del radar de los medios.

Estamos hablando con ellos acerca de las líneas gruesas de su Carta de Navegación, los programas emprendidos para afrontar la pandemia, las principales inversiones y su desempeño político.

En esta emisión de Corrillos, hablaremos con‎ Óscar Leonardo Rodríguez Acevedo, quien en octubre de 2019 alcanzó el triunfo para la alcaldía de San Vicente, a través de la coalición San Vicente Tiene Futuro, con la cual alcanzó 7.162 votos, 2.302 votos más que su inmediato competidor Luis José Arenas Prada.

San Vicente de Chuurí es un municipio de 1.195,41 kilómetros cuadrados, su economía se basa en la producción de cacao, este producto representa el 60% del total de la producción agrícola municipal, unas 7 mil toneladas anuales; el segundo producto en renglón de producción es el café con 4.000 toneladas anuales; los cítricos como naranja, limón y mandarina, son otros de los productos de mayor cosecha con 800 toneladas anuales y su aguacate es famoso a nivel nacional. El municipio cuenta con una población de 34.640 habitantes, unos 13.667 en la parte urbana.

SEGUIR LEYENDO
Comentar

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Análisis

El país político en la lupa de ‘Los Reyes Magos’. Diálogo con uno de los ‘reyes’

Cuando ya el país se prepara para un año electoral, en donde se elegirán presidente y congreso de la República, Corrillos empezó a calentar motores. Un programa nuevo está en el aire y promete debate.

PUBLICADO

en

Comenzó el viernes 23 de julio en las redes oficiales de Corrillos el programa ‘Los Reyes Magos’. Sin lugar a dudas tiene razón, son tres, y no son reyes, pero traen varios elementos para sintonizarse con la política local, regional y nacional.

El programa está coordinado por Diego Jaimes, presidente de ASI a nivel nacional. Los otros integrantes del programa son Fredy Garzón del colectivo El Denunciante y John Claro, concejal de Bucaramanga en dos periodos consecutivos durante las alcaldías de Luis Francisco Bohórquez y Rodolfo Hernández.

Entrevistamos al exconcejal John Claro Arévalo, nacido en Ocaña, Norte de Santander, pero residente en Bucaramanga desde que tenía un año. Egresado del Colegio Santander estudió en varias universidades diferentes carreras, pero sólo termino Música profesionalmente en la UIS.

Claro siempre ha pertenecido a los partidos pequeños o alternativos, o sea ni Liberal ni Conservador. Se lanzó como concejal la primera vez con el Partido Oxigeno que lideraba Ingrid Betancourt, y quien en ese momento quería llegar a la Presidencia de la República. Hizo un fuerte debate en el Congreso con el tema del Proceso 8.000 que le generó mucha popularidad y se animó a buscar la Presidencia. Esa fuerza popular que percibió, sumada a su afán y energía tal vez la motivaron a viajar a San Vicente del Caguán, corazón de los diálogos de paz, pese a que le advirtieron de la inconveniencia de ese viaje y antes de llegar fue secuestrada por las Farc, al lado de la que era su formula a la vicepresidencia, Clara Rojas. Ni Ingrid logró la Presidencia, ni John Claro llegó al Concejo.

John Claro insistió más tarde y con el Partido ASI fue Concejal de Bucaramanga dos periodos 2012-2015 y 2016-2019.

Corrillos: Exconcejal John Claro, desde afuera uno ve por ejemplo señalamientos, que tal concejal es dueño de salud, que el otro maneja educación, ¿por qué esos decires, son ciertas esas propiedades?

John Claro, exconcejal de Bucaramanga y columnista de Corrillos: Eso siempre se ha dado así. Eso es lo que llaman los acuerdos programáticos. Cuando se habla de acuerdos programáticos son las alianzas que se hacen con otros partidos o movimientos, o con los aspirantes de ese mismo movimiento político y al ganar con el alcalde que ellos apoyan, pues resultan dos cosas: Hay una torta burocrática. Normalmente tiene que nombrar múltiple secretarios, subsecretarios y mucho personal de contratación de prestación de servicios que son las famosas CPSs u OPSs (orden de prestación de servicios, como se llaman ahora, antes CPSs).

El Estado como no tiene el talento humano del personal de planta para que el Estado funcione de orden municipal, pues hay que contratar un grueso de gente. Entonces quienes apoyan al alcalde, que están en la misma línea, y ganan las elecciones, yo supongo que pedirán que les den cierta Secretaría, que les den Tránsito, Cultura, Salud, Educación, en fin, y no solo los concejales, también tienen que ver con otros políticos de más envergadura, con diputados, congresistas, que también tienen sus cuotas ahí.

Esa ausencia de personal que cada cuatro años se renueva, se la dan a los que siempre apoyan a ese candidato. La gente de cualquier línea política gobierna con sus amigos, con quienes los apoyaron, nadie va a gobernar con quienes no lo apoyan. Eso es claro. Siempre se ha visto así. Y se dice que a unos concejales les dan una Secretaría, que les dan tantas cps (contratos de prestación de servicios).

Yo me lancé de Concejal cuando fue Alcalde Luis Francisco Bohórquez y yo no lo apoyé. El Partido tenía otro candidato y perdió. En la siguiente, cuando salió electo alcalde Rodolfo Hernández, hace cinco años atrás, tampoco apoyé al elegido. Ni tampoco hablé con Lucho Bohórquez o con Rodolfo Hernández para decirles que los apoyaba para que me dieran algo. Porque siempre he creído que la mejor manera de hacer un buen control político, que es la función más importante de un Concejal, es no pedir, para hacer ese control. Y la gestión es para el sector de donde uno proviene, del sector cultural y educación, es decir es como ir digamos sin candidato a la Alcaldía, a pesar de que el partido apoye a un candidato que ellos tengan.

Pero digamos en lo político perdimos con la Alcaldía, ganamos Concejo, entonces la verdad, a mí nunca me dieron nada. Ni un contrato ni nada, tan es así, que con el incidente que hubo con el ingeniero Rodolfo, él con su poder como alcalde, tuvo que haber indagando sobre John Claro, ¿qué me habían dado en la Alcaldía en CPSs y en contratos? y después de ese incidente, hace tres años, él no ha podido endilgarme nada, ningún acto de corrupción, ningún acto de favorecimiento a mis amigos.

Corrillos: ¿Y usted tiene alguna investigación en Contraloría, Procuraduría o Fiscalía?

JC: No. Ninguna. Y usted puede mirar con mi cédula en la Procuraduría y no tengo ningún proceso disciplinario, ni mucho menos en la Fiscalía un proceso penal. Es decir, no tengo rabo de paja. Así como Rodolfo Hernández se fue lanza en ristre con muchos concejales del partido Liberal, que usted era el de Tránsito, que usted era el de Educación y les enrostraba las CPSs que les habían tocado, que le habían dado supuestamente a cada uno de ellos, pero conmigo no, conmigo taco burro desde ese punto de vista porque yo no tengo rabo de paja.

Corrillos: Luego de esa trayectoria profesional y política fue invitado y asumió el rol de columnista en un medio de comunicación, en Corrillos. ¿Cómo le ha parecido esa tarea de ser columnista?

JC: Como columnista, gracias a la buena voluntad de Juvenal Bolívar que me dio esa oportunidad de escribir. Yo he escrito canciones y las canciones mías son de diferente temática, pero siempre en un grupo que tengo que se llama ‘Música para el pie izquierdo’. Nosotros manejamos un humor político siempre. He escrito canciones múltiples. Ya en el ejercicio de columnista pues no hay pie forzado, digamos en cuanto hay que tener una métrica, que hay que acomodarla a un cierto ritmo, ya sea bambuco, pasillo, cumbia, vallenato. Es una prosa libre.

En ese orden de ideas es un bonito ejercicio. Además que uno expone su punto de vista de una realidad que cada cual la mira desde su verdad, desde su formación sociopolítica, de su condición económica, desde su condición intelectual. Creo que todos los columnistas son partes de una verdad, de una pequeña verdad, desde su óptica. Y eso es un reto total y eso es bueno que se nos haya invitado para escribir, para opinar sobre muchos temas de orden local y nacional.

Corrillos: ¿Tiene un hábito especial para escribir la columna, la piensa mucho, se demora en escribirla, es fácil, es difícil, tiene algún método?

JC: A veces salen rapidito, salen como en una hora o dos horas, a veces todo el día o dos días, porque hay dos formas de escribir. Una forma la llamo como de un relato, como una crónica, que me gusta ese estilo, y la otra es como comentar de un suceso, poner unos personajes que uno se puede crear, que cuentan sus vivencias como ciudadano, que en últimas son consecuencias de toda la política colombiana. Esos son como dos estilos para abordar y los he abordado ambos. Escribir como una crónica pequeña hay que pensarla un poco más, porque hay que recrear, hay que dejarse llevar por la imaginación. Hay que crear unos personajes. En ese estilo me gusta meterle unas dosis de humor sarcástico, para generar otras sensaciones en el lector.

Creo que ha sido una experiencia muy bonita, muy exigente, porque uno sabe que cuando uno saca una columna está mostrando, más que un punto de vista, un ser que está haciendo un análisis no acertado ni desacertado, está haciendo como un análisis de un punto de vista desde su óptica. Insisto, desde su condición socio-político-económica-psicológica-sociológica y es un punto de vista que tiene muchos admiradores, detractores, como todo.

Corrillos: Justo iba para ese tema, ¿ha tenido interacción con los lectores, qué le dicen?

JC: Sí. Unos comentan que les gustó la columna, otros que la critican. Eso es lo que pretende una columna, crear una dinámica de doble vía. El lector también responde y me gustó, no me gustó, yo creo que esto no es así. Y eso es lo que yo pienso y lo que usted piensa, lo importante es que despertó ese interés, el objetivo se cumplió, puso a pensar al lector para que también expusiera su punto de vista con argumentos válidos.

Corrillos: Empieza a desarrollarse en los portales oficiales de Corrillos el programa ‘Los Reyes Magos’ donde usted es uno de los participantes. ¿Cómo ve esa oportunidad, ese otro estilo de opinar y analizar los temas?

JC: Me parece que es otro ejercicio audiovisual interesante. Tenemos un equipo dirigido por Juvenal, donde somos tres personas, en donde están Fredy Garzón, Diego Jaimes y el suscrito John Claro, hablando sobre temas políticos, temas sociales, me imagino que tendremos que abordar muchas cosas, no solamente del país político y todo lo que está ligado con la política, sino el país nacional. Es el país del día a día de comentar, vamos a ver cómo se van desarrollando los programas, porque es la primera que nos vamos a encontrar, y a lo largo del tiempo se le irá cogiendo como el estilo, como la forma, como la característica del programa.

Vamos a ver qué resulta, pero lo que sí es que hay lazo de amistad, pero con independencia política, que eso es lo interesante de un equipo, muy diverso políticamente los tres y dentro del respeto, dentro de la tolerancia, dentro de la discrepancia, que cada cual pueda hablar y exponer su punto de vista. Haciendo críticas constructivas, para mejorar el país político y no en aras de desnudar verdades, porque estamos en un momento político de mucha difamación, de mucha calumnia, de mucha injuria, de mucho youtuber, en donde no se profundiza, donde mediante el Twitter a través de unos cuarenta a cincuenta u ochenta caracteres usted dice cualquier cosa y ya lo toman como una verdad, sin fundamento, sin argumentos, sin prueba documental y testimonial. Todo facilista. Entonces lo que queremos es comentar sobre la coyuntura, de entrada tendremos temas políticos, pero es digamos como desnudar muchas cosas que no se saben de la famosa cosa pública.

SEGUIR LEYENDO

Análisis

Video/ Análisis, crítica y denuncia trajeron Los Reyes Magos en su primer programa

Diego Jaimes, Fredy Garzón y John Claro en sesenta minutos desgranaron tres temas desde varios puntos de vista para darle a la ciudadanía nuevos puntos de debate y análisis. Este primer programa fue apenas el abrebocas.

PUBLICADO

en

Por

El mundo político local y regional, a las dos en punto de la tarde, de este viernes 23 de julio de 2021, ya tenía escrito en el buscador el Facebook live de Corrillos.

En la fanpage se emitía en vivo el programa Los Reyes Magos. Un espacio de “Análisis político, crítica mordaz y denuncia ciudadana”, según anunció Diego Jaimes, el coordinador del espacio.

Fue un día histórico para el devenir político regional y local, porque se dio espacio a diferentes vertientes de lo que ha pasado, de lo que está pasando y lo que puede pasar en el sistema solar de la política.

En la medida de lo posible se dio espacio a las interacciones con los seguidores del programa. No hay mucho tiempo para contestar todas las inquietudes o tratar todos los temas que surgen alrededor de este sistema.

Una hora parecía mucho tiempo para que Los Reyes Magos tuvieran su programa, sin embargo la primera experiencia mostró que sesenta minutos no son suficientes cuando hay tantas inquietudes y hay tantos temas tratados apenas en la superficie-

En la claqueta para la historia quedó escrito: “Los Reyes Magos – Emisión 23 de julio de 2021. Con Diego Jaimes, Fredy Garzón El Denunciante y John Claro”.

Diego Jaimes, Presidente del ASI a nivel nacional, abrió la rueda de la fortuna con su saludo y en su entrada de inmediato señaló que se trataba de un programa de “Análisis político, crítica mordaz y denuncia ciudadana”.

Manifestó que se trabajaría en la “Mesa de trabajo en donde se discutirá todos los viernes el quehacer político regional y nacional”.

Informó además que lo acompañaban en la mesa de trabajo “Fredy Garzón El Denunciante y John Claro, dos opinadores de reconocimiento en el sector político”.

Dijo también que los opinadores eran “Expertos en los temas del sector público y electorales”. Y que en cada programa se analizarían tres temas.

Abrieron como era de esperarse con el tema del que se habla en las calles y en las tertulias políticas alrededor de un café que no es otro que el de la revocatoria del Alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas Rey.

John Claro manifestó que se trataba de un “Derecho ciudadano, reglado por Ley, recolección de firmas, ejercicio en el país, pero no ha pasado sino solo en un municipio de Colombia que se revoque a un mandatario”.

Fredy Garzón dijo que veía ese asunto como de “Tinte revanchista”.

Diego Jaimes intervino y manifestó que entonces quedaría un interrogante en la mesa central: ¿La revocatoria es una sanción a un mal mandato o un deseo de venganza?

Y enseguida surgieron varios interrogantes “¿Quién impulsa la revocatoria?, ¿quién impuso el actual Alcalde de Bucaramanga?, ¿quién lo quiere quitar?”

Surgió otra afirmación y es que la revocaría a Cárdenas Rey proviene de un deseo de “sacarlo para sacar un triunfo y salir gananciosos en un camino que no supieron escoger y que ahora lo quieren utilizar como plataforma de lanzamiento para una candidatura a la Presidencia de la República”.

Esta fue apenas la entrada, ¿qué más dijeron, qué otros temas trataron en el programa Los Reyes Magos? En la página oficial de Corrillos en Facebook está el programa para que lo pueda repetir o para que lo vea, si no tuvo la oportunidad.

SEGUIR LEYENDO

Análisis

Atípico Día de la Independencia con protestas contra el Gobierno Duque

Las manifestaciones contra el derechista Iván Duque se hicieron presentes desde la mañana, en el Congreso, donde se instaló la última legislatura del cuatrienio, y se extendieron por la capital y el resto del país. Ante el Legislativo, los organizadores de las marchas presentaron diez proyectos de ley basados en los reclamos ciudadanos. Mientras, el Gobierno presentó una nueva reforma tributaria y una policial.

PUBLICADO

en

Por

Vestidos con cascos de construcción, gafas protectoras y mascarillas, un puñado de líderes de la oposición asistió este martes 20 de julio a la instalación de la última legislatura del Congreso de la República de Colombia. La fecha marca el Día de la Independencia y, por tradición, el evento en el Legislativo se suele realizar en la tarde, pero este año el llamado a la protesta cambió la agenda habitual.

Tanto ante el Congreso, como en otros puntos de la capital, Bogotá, se realizaron múltiples manifestaciones, como plantones, movilizaciones y eventos artísticos y musicales, que se desarrollaron principalmente de manera pacífica, aunque desde media tarde se produjeron enfrentamientos entre manifestantes y policías en algunos puntos.

En este Día de la Independencia el llamado a protestar también se sintió en otras ciudades, como Cali, Medellín, Barranquilla, Popayán, Bucaramanga o Cartagena, donde a lo largo de la jornada se llevaron a cabo actos de reivindicación contra el Gobierno, pacíficos en su gran mayoría. Sin embargo, en horas de la tarde empezaron a producirse algunos altercados entre manifestantes y agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios, Esmad, en algunos de estos actos.

La jornada había sido convocada como una continuación de las protestas del Paro Nacional, iniciadas el 28 de abril, en las que miles de ciudadanos salieron a las calles en distintas ciudades del país a expresar su descontento contra las políticas neoliberales del Gobierno de Duque. El estallido de abril fue a su vez para muchos una reanudación de las manifestaciones de noviembre de 2019, cuyo descontento se acumuló durante un año de pandemia.

El Paro Nacional de abril surgió en respuesta a la propuesta de reforma tributaria presentada por el Gobierno Duque, que el mismo Ejecutivo retiró a los pocos días. Pero para entonces los motivos de los manifestantes ya se habían multiplicado. La desmedida respuesta policial, que fue corroborada semanas después por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), así como otra lista de reformas y la poca disposición de Duque al diálogo con sus detractores detonaron en más descontento.

Tras unas semanas de pausa, el Comité Nacional del Paro, que solo representa una porción de los manifestantes, convocó para este 20 de julio a una nueva jornada de movilizaciones. Así que los horarios del Congreso se ajustaron y la legislatura se instaló en la mañana, y no en la tarde, como es habitual. Allá llegaron un grupo de opositores con una bandera de Colombia al revés, en la que el rojo, símbolo de la sangre derramada durante la guerra de independencia, predominó sobre los otros dos colores de la bandera. Para muchos sectores, este acto de protesta simboliza la sangre de las decenas de manifestantes que murieron en las recientes manifestaciones a manos de agentes policiales.

La organización Temblores reportó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), durante la visita de esta entidad al país en los primeros días de junio, que al menos 44 personas habrían muerto por las acciones de la fuerza pública en el marco de las manifestaciones. Otras organizaciones nacionales elevaron ante la CIDH esta cifra hasta los 84 fallecidos. La Fiscalía, por su parte, solo documenta una veintena de muertes en los 50 días que duraron las protestas.

En rechazo al uso desmedido de la fuerza policial, a la impunidad y al hecho de que muchas de las demandas del estallido social no hayan sido escuchadas es que cientos de ciudadanos salieron a las calles del país a manifestarse este 20 de julio, una jornada en la que si bien las protestas tuvieron una amplia cobertura a nivel nacional, se esperaba en ellas mayor afluencia.

Nueva reforma tributaria y reformas en la Policía

El 7 de agosto de 2022 termina el Gobierno de Iván Duque. En el país ya se iniciaron las campañas electorales y el partido del mandatario, el Centro Democrático -dirigido por el exsenador y expresidente Álvaro Uribe-, está debilitado. Con uno de los índices de aprobación más bajos desde que existe registro, Duque presentó al Congreso una nueva reforma tributaria, la llamada Ley de inversión social, que vuelve a tener rechazo en las calles.

El nuevo ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, nombrado en medio del calor de las protestas tras la renuncia de su predecesor en mayo, asegura que esta reforma busca recaudar alrededor de 15,2 billones de pesos al año (unos 3.900 millones de dólares), sin embargo, para muchos sectores políticos la nueva propuesta es tan solo una reforma «cosmética», tal y como lo expresó la congresista de centroderecha Juanita Goebertus en Twitter.

En medio del amplio rechazo al accionar de las Fuerzas Públicas en las protestas contra el Gobierno Duque, el mandatario también presentó ante el Congreso el llamado «Proyecto de Transformación Integral de la Policía Nacional», con el que el Gobierno asegura que busca una mayor transparencia en la institución y mayor respeto a los Derechos Humanos. Desde las calles, los manifestantes piden una reforma integral al ente público, así como la desarticulación del Esmad.

Comité del Paro presenta 10 proyectos 

Fue también en apoyo al Comité Nacional de Paro y especialmente a los diez proyectos de ley con demandas ciudadanas que este presentó este jueves al Congreso que muchos manifestantes salieron a marchar este martes. Todos estos pedidos ya habían sido presentados ante las mesas de diálogos con el Gobierno, negociaciones que terminaron hace más de un mes sin ningún acuerdo y con señalamientos al Ejecutivo por parte de los manifestantes de estar ignorando los reclamos del estallido social.

Los sindicatos esperan que el Congreso dé trámite a sus propuestas, que incluyen una renta básica de un salario mínimo mensual por un año para 7,5 millones de hogares, gratuidad universal de la educación superior pública, fortalecimiento de la red pública de salud, apoyo para la reactivación económica de las pequeñas y medianas empresas, así como para el sector agropecuario, y acciones contra las violencias de género, entre otras propuestas.

En los días previos a esta movilización, las autoridades detuvieron con amplios dispositivos a algunos líderes del movimiento denominado ‘Primera Línea’. Estos jóvenes, que se protegen con cascos de construcción, gafas protectoras, máscaras de gas, escudos hechizos y algunos bolillos, se describen como una barrera de contención ante la brutalidad policial. La Policía presentó como «pruebas» para justificar las detenciones algunos de estos elementos de protección.

Este martes, en las calles de las principales ciudades del país se volvió a escuchar la música como una manifestación de la protesta. En Cali, tercera ciudad del país y uno de los epicentros de las movilizaciones desde el 28 de abril, muchos se reunieron en un espacio cultural rebautizado como la «Loma de la dignidad». Algunos reportes en redes indican que el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) dispersó esta concentración con gases lacrimógenos.

SEGUIR LEYENDO
publicidad

Destacados

Corrillos hace parte de un grupo de medios independientes, especializado en temas públicos, políticos y electorales, que produce información imparcial, veraz y de análisis Corrillos web, Revista Corrillos y Corrillos TV, emiten desde Bucaramanga, Colombia. Teléfono: 320 579 0081 Contáctanos: admin@corrillos.com.co
© Copyright 2021 - Sitio web desarrollado con ♥ por: Jose Luis Perales.