¿Qué tan cierto es tener Covid-19?

0

Por: Sergio Julián Santiesteban Herrera/ Muchos nos hemos venido preguntando qué síntomas son los que a ciencia cierta indican que tenemos Covid.

De una u otra manera los medios de comunicación, la información de la presidencia de la república y el Ministerio de salud, ha venido manifestando cuáles son los síntomas que presenta una persona al contagiarse de Covid-19.

En términos comparativos con enfermedades respiratorias como la gripa, la tos e inclusive el dengue, podríamos decir que hay una similitud en síntomas que nos llevan a pensar que nos contagiamos de Covid al no prestar atención pensando que es un simple resfriado, una tos o un dengue, pero si bien es cierto esto es una alerta porque los síntomas son muy similares, inicialmente.

¿Qué síntomas se presentan?

Se presenta el dolor de cabeza fuerte es tan fuerte que se siente un aturdimiento, también se presenta un desaliento malestar como dolor de músculos y de huesos a nivel de las extremidades, después viene acompañado de una tos, una tos que rápidamente sin expectorar se convierte también en que la saliva se vuelve espumosa y blanca, que en primera instancia confunde con saber a ciencia cierta de que estamos enfermos, si es a nivel pulmonar una neumonía, posteriormente continúa la tos y es una flema que es difícil de esputar, esta flema es la que nos lleva a nosotros a quedar sin oxígeno en el cuerpo, porque  al haber una obstrucción en la vía respiratoria el cuerpo lo que hace es reaccionar y toser para esputar, en vista de que -por decirlo- quedó atravesada esa expectoración, no nos permite a nosotros respirar y la reacción del cuerpo es que hace una expulsión mediante la tos a presión, botamos todo el oxígeno que tiene el cuerpo y al no salir la flema impide el ingreso del oxígeno al cuerpo, por eso es que la cabeza la sentimos así como en bombada, aturdida y ahí es cuando viene la pérdida del conocimiento porque nos quedamos sin oxígeno, en el caso de las personas que hemos sufrido de asma o hemos tenido problemas respiratorios, pues nos ataca más fuerte.

De los síntomas, también podemos resaltar, produce dolor en el pecho desde el esternón baja en arco siguiendo el contorno de los mismos pulmones, se presenta una aceleración en el ritmo cardíaco, en la frecuencia de la respiración.

Yo podría decir que la respiración deja de ser involuntaria y pasa a ser voluntaria porque estamos pendientes de respirar para oxigenar el cuerpo, otros síntomas que produce es la pérdida del olfato, la pérdida del gusto, al ir perdiendo el sabor de los alimentos, los olores de las comidas, producen náuseas, esto hace que se pierda el apetito. Al perder el apetito obviamente empezamos a perder esas calorías necesarias de la alimentación básica para poder mantenernos y poder contrarrestar esta enfermedad cuando.

También presenta diarrea y vómito, es decir las náuseas pasaron hacer vómito y la falta de alimentos hacen que se descompensa el cuerpo.

En mi caso, yo trataba de mantenerme hidratado tomando sorbos de Gatorade, de Pedialyte y como no comía alimento, siendo consciente quería tomar calditos, changua. Se siente hambre pero difícilmente el organismos tolera la comida, logré comer caldito de papá y carne, pollo, pero escasamente me comía el caldo, solamente eran antojos porque media taza ya estaba uno como a regañadientes tomándosela por salud, pero las náuseas persisten.

Esto hace que el cuerpo se descompense y rápidamente en nuestro rostro se refleja la ausencia de esa vitalidad, bajamos de peso considerablemente y quedamos demacrados, con ojeras, la piel se torna de un color tierra, se mancha, porque obviamente estamos consumiendo medicamentos para contrarrestar el virus.

¿Qué medicamentos se deben tomar?

Para saber a ciencia cierta qué medicamentos debemos tomar, lo mejor es consultar al médico, normalmente en la familia o amigos como allegados hay médicos, nosotros -en el miedo que está latente en acudir a un centro hospitalario- nuestra  idiosincrasia es auto medicarnos, el acudir a la droguería, a la farmacia o la botica… Inicialmente tomamos medicamentos para el dolor de cabeza como la Aspirina, el Ibuprofeno, también los acompañamos con medicamentos antigripales, cuando sentimos  tos a veces, se produce ardor en la garganta y tomamos amoxicilina siendo este un antibiótico. Para contrarrestar realmente está la azitromicina, por ello debemos mejor consultar o acudir al médico.

Ante el temor de contagiarnos, debemos iniciar tomando Acetaminofén cada 12 horas una tableta de 500 g (hago la salvedad) no soy médico, pero como paciente sé qué fue lo que me formularon y es un medicamento para el dolor y como analgésico de tal manera que es de venta libre y se debe tomar cada 12 horas, para contrarrestar este dolor, este abombamiento, aturdimiento y la fiebre. Hay un medicamento que evita que la sangre se empiece a hacer trombos o coágulos, como es el Ácido Acetilsalicílico, que se debe tomar una tableta cada 24 horas, es decir una diaria. Recordemos que lo indicado es que consultemos con un médico, hoy en día están las teleconsultas y podemos hacerlo más efectivo hablándole al médico, a nuestro médico de cabecera o al médico de la EPS, informado cuáles son los síntomas que tenemos Y de qué forma nos pueden ayudar.

¿Qué remedios caseros tomar?

El tomar bebidas calientes ayudan a matar el virus a nivel de la boca, antes de que pase a la laringe y siga por las vías respiratorias, de tal manera que tomar el mismo té, aguas aromáticas, agua de jengibre, la moringa… Todo eso nos ayuda a aliviar y a contrarrestar, si bien es cierto algunos alcanzan a combatir el virus según declaraciones que en los medios han dado a conocer. Hay que hacer también paralelamente a estas bebidas calientes inhalaciones, el hacer inhalaciones con Eucalipto, así como otros tantos remedios que hemos escuchado que, con cebolla cabezona, que, con ajos, es decir, todos esos remedios caseros ayudan inicialmente.

Cuando sentimos el primer dolor de cabeza, desde ahí es que hemos a empezar como medida de prevención, yo considero que podemos tomar una bebida caliente como un Té en horas de la mañana y otro en horas de la tarde, puede ser a la hora que consideren, pero deben hacerlo.

Una bebida que me dio energías y me ayudó a mantenerme esos días que no comía -por la pérdida del apetito- fue la Agua de Panela. Un día, puedo decir, con dos pocillos de Agua de Panela me mantuve.

¿Qué debemos hacer si presentamos estos síntomas?

Informar a nuestra EPS que presentamos esos síntomas para que ellos estén pendientes y nos hagan el acompañamiento una vez empecemos a presentar fiebres altas, por ello es bueno tener un termómetro a la mano para estar haciendo un monitoreo y tomar nota de los niveles que hemos presentado, esto nos ayuda para poderle decir a nuestro médico los síntomas y que hemos tenido fiebre, ya que, al tener esas fiebres altas, el médico  o nosotros debemos solicitarle que nos hagan la prueba del Covid-19, prueba que han satanizado, que al introducirnos un copito por la nariz es doloroso,  eso es totalmente falso, porque mientras nosotros inclinamos la cabeza hacia atrás, facilitamos que la enfermera introduzca ese elemento para tomar la muestra, que es como un copito, este llega hasta el lugar donde deben recoger la mucosidad y lo extraen, no presenta ningún dolor ni nos hace estornudar, no hay ningún maltrato, es sencillo, en cuestión de 5 a 10 segundos introducen y retiran y en 3 a 4 días entregan el resultado.

Mientras llegan, seguimos tomando los medicamentos, haciéndonos los remedios caseros de inhalaciones y bebidas calientes, ahora si presentamos fiebre muy altas superiores a 38° debemos acudir al médico, así como si presentamos dificultad respirar, dolor en el pecho o sentimos que temor de morir, porque se siente, se presiente cuando tosemos y perdemos el conocimiento o nos quedamos sin oxígeno y se nos dificulta el respirar, e inclusive la pérdida del conocimiento recordemos que si paralelamente a estos síntomas, ya dejamos de alimentarnos y no nos estamos hidratando, necesitamos con urgencia que nos canalicen para que nos pongan suero, solución salina y mantengamos hidratado el cuerpo, por ello lo mejor es sin temor acudir al médico a la clínica o al hospital, por lo menos informar a nuestra EPS.

El miedo a contagiarnos

Yo diría que más qué miedo debemos  seguir los protocolos para evitar contagiarnos del Covid, el lavado de manos el evitar salir, el no hablar con personas sin necesidad, el distanciamiento, el uso del tapabocas debe ser un tapaboca que realmente sea la primer barrera ante el Covid, este tapabocas debe ser N95 o tapaboca estéril, ahora el tapabocas que están confeccionando en hogares, también en talleres satélites de confecciones en algunos están utilizando filtros que ayudan a evitar que el Covid ingrese, pero considero que el reutilizar los tapabocas sin lavarlos, hace que nos contagiemos, ese mismo miedo se debe convertir más bien en autoestima, que nosotros con amor propio debemos evitar contagiarnos para contagiar a los demás a nuestro núcleo familiar.

En mi caso, por confiado, por descuidado, me pasó a mí y a otros integrantes de mi familia, a Dios gracias lo superamos, en el caso de mi madre, no hubo necesidad de hospitalización, ella que en vista de que yo presenté Covid, se hizo remedios caseros y tuvo el acompañamiento de teleconsulta con médicos, se tomó los medicamentos que le formularon. En mi recuperación tuve una dieta de proteínas que con amor preparó ella, dieta en alimentos que nos ayudaron a subir las defensas.

¿Qué alimentos consumir?

Considero que es ideal consumir lo que el cuerpo le permita tolerar, que los podamos ingerir y no nos produzcan náuseas, ni mucho menos vómito, todo aquel que contenga una fuente de energía de calorías y aquellos que ayuden a subir las defensas tales como lentejas, hígado, también jugos  de uva, agraz, naranja, guayaba, así como  consumir miel, Emulsión de Scott y algo que realmente alimenta y siente uno como le suben las defensas, es el caldo de patitas de pollo, el cual se debe preparar poniéndolo a hervir suficientemente con papa y cebolla, casi hasta que el mismo suelta el colágeno, de la misma manera el de cabeza de bagre que aún no lo he consumido pero muchas personas me lo recomendaron.

También debemos consumir frutas, como manzana, pera, mandarina, banano, básicamente todas las que nosotros nos  apetezca, estas nos ayudan a mantenernos alimentados, recordemos que en una de las fases del desarrollo del virus en nuestro organismo, perdemos  el apetito, el sentido del olfato el gusto, originando una desnutrición, así como el consumo de medicamentos se debe alternar con una buena alimentación para evitar de que nos produzca reflujos gastritis y todo esos medicamentos, también afectan al hígado por ello debemos en lo posible alimentar nos así sea regañadientes, pero por nuestra salud como el hecho de mantenernos  alimentados, consumir agua a cada rato.

¿Cuándo llega la hora de ir a la clínica?

Como le decía anteriormente, cuando presentamos asfixia, esa dificultad al respirar y dolor en el pecho, así como cuando presentimos morir, pero yo diría qué no debemos tardar porque puede ser aumentar el riesgo de perder la vida.

Soy consciente que tuve temor de ir a la clínica por todo lo que han dicho, que el que llega a la clínica lo entuban, que en el examen le aparece positivo Covid así vaya eso por otros síntomas y que se convirtió en un negocio lucrativo para la EPS o las clínicas, por Dios señores estas especulaciones, estás difamaciones lo que hacen es fomentar el miedo y el pánico y este temor hace que muchas personas nos atengamos de ir a un centro médico, donde nos van a brindar de manera profesional, eficiente y oportuna la atención a nuestra gravedad, el virus es muy agresivo y ha cobrado muchas vidas pero como muchas personas dentro de su núcleo familiar.

Algunos que no han tenido Covid consideran que esto es una mentira, pero no es así, en mi caso, soporté dolores de cabeza, malestar general, vómito, diarrea, náuseas, pérdida de apetito, deshidratación, desnutrición que llevaron a desencajarme, perder vitalidad ante ese temor inculcado o propio, generado por mis miedos.

¿Qué salvo mi vida?

Quizás nuestra idiosincrasia al automedicarnos y que ya han pasado varios meses en los cuales está esta pandemia, espero no cobre más vidas…

Me salvó el tomar medicamentos y hacer remedios caseros, me ayudaron, pero a mí me salvó la vida en el medio de mi terquedad el amor de mis hijas, el amor de mi madre y el amor de muchos conocidos y de amigos, que días atrás habíamos hablado, al sentir mi tos, desaliento, cambio en el timbre de voz, la fatiga y el ahogo… Me decían Sergio vaya al médico tómese esto, tomes esto otro… El tomar Azitromicina, el Ácido Acetil Salicílico, tomé Acetaminofén, el hacer varios remedios caseros e Inhalaciones.

La Azitromicina se debe tomar después del cuarto o quinto día de tener esta fiebres altas, no soy médico -vuelvo y ratifico- que lo diga el médico, este antibiótico  es el que ayuda a controlar la infección de este virus,  que por poco y dejó de existir, pero gracias a ese gran amor, al autoestima, al amor de la familia y esas palabras de amigos, de personas alentadoras y ante todo a la atención médica del personal de el hospital, en este caso el Hospital Internacional de Colombia, al cuerpo médico, a las auxiliares de enfermería y las enfermeras jefes que son las que están en contacto con el paciente, son ellas quienes me tomaron exámenes, quienes conectan a los aparatos de la UCI, me hacían pruebas, exámenes… A todo ese gran equipo de profesionales de la salud mi más sincero sentido de gratitud por esa noble labor social, humana, de la mano de DIOS.

Estando en la UCI me permitieron también concluir que, con Asepsia, con tapabocas, con trajes de bioseguridad, gorros, batas, polainas, se evita contaminar y se evita contagiarse.

La principal barrera ante el Covid-19 es el tapabocas, el lavado de manos, el distanciamiento social… Quiero una e infinitas veces más darle gracias a Dios por apiadarse de mí y darme la oportunidad de seguir viviendo para compartir mi alegría mi vida con mi familia con las personas que amo que quiero y con mis amigos, conocidos a interactuar con la gente…

Gracias a la misericordia de Dios por brindarme la salud y estar en proceso de recuperación, ya pasé la cuarentena, ya me siento mejor cada día más, gracias al amor de familia que nutre el alma, que nutre el cuerpo, acompañado de una buena alimentación.

No bajemos la guardia por amor propio y a nuestra familia, si podemos evitar el contagió y de contagiarnos podemos ganar la batalla.

¿A todos nos dan los mismos síntomas?

Recordemos que algunos adquieren el virus del Covid-19 y son asintomáticos, que cada persona según su salud, constitución física, edad, alimentación, antecedentes de salud, tiene su propia complejidad y ante todo el iniciar oportunamente el tratamiento, acudiendo al médico, desde una teleconsulta nos ayuda a ganar la batalla de la mano de Dios.

¡Que Dios nos bendiga!

*Mecánico de mantenimiento de plantas industriales y docente industrial. 

Twitter: @SANTIESTEBAN_SJ 

Facebook: Sergio Santiesteban

Correo: santiesteban7212@gmail.com