Los detalles del plan que buscaba acabar con la vida de Rodrigo Londoño

0
La Fiscalía General de la Nación presentó elementos que vinculan a esta organización ilegal con la planeación de acciones terroristas y homicidios.

La Fiscalía General de la Nación, a través de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales, identificó una estructura criminal al servicio de Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias El Paisa, uno de los principales cabecillas del Grupo Armado Organizado Residual (Gaor) ‘Segunda Marquetalia’.

Seis presuntos integrantes de esta estructura fueron presentados ante un juez de control de garantías de Bogotá e imputados por diferentes delitos como: concierto para delinquir agravado, homicidio agravado; tráfico, fabricación o porte de estupefacientes; y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego.

De acuerdo con el material probatorio recaudado, en noviembre de 2019, alias El Paisa le habría pedido a esta red ilegal atentar contra la Embajada de Estados Unidos en Colombia, sedes de la Fiscalía General de la Nación, el jefe del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), Rodrigo Londoño Echeverri; y algunas personalidades del país.

Ante las dificultades para ejecutar las acciones terroristas, el desmovilizado dirigente político se convirtió en el principal objetivo criminal. Su esquema de seguridad fue infiltrado con un exintegrante de la columna móvil Teófilo Forero para tener información privilegiada sobre los movimientos y viajes.

Durante los primeros 15 días de 2020, la organización de alias ‘El Paisa’ intentó realizar el ataque, pero fue frustrado por la reacción de las autoridades que interceptaron a dos hombres, alias Guamby y Conejo, quienes pretendían disparar contra Rodrigo Londoño Echeverri, en zona rural de Armenia (Quindío).

Las investigaciones también dan cuenta de que esta red ilegal sería responsable de agresiones y ataques contra reincorporados y la población civil, en zonas que los grupos residuales pretenden ocupar. En San Vicente del Caguán (Caquetá), supuestamente, asesinaron a dos personas que llegaron al municipio y no justificaron vínculo ni arraigo en la región.

Los judicializados

  • Víctor Hugo Rojas Silva, alias Chavo, reincorporado de las Farc, quien se desempeñó como escolta de la Unidad Nacional de Protección (UNP), y estuvo a cargo de la seguridad de Rodrigo Londoño Echeverri, presidente del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC). Antes de su desmovilización, hizo parte del círculo cercano de Hernán Darío Velásquez Saldarriaga, alias El Paisa. Fue capturado en Neiva (Huila) y aceptó cargos por concierto para delinquir.
  • Daniel Eduardo Ricaurte Rodríguez, hermano de alias Guamby, uno de los hombres que intentó atentar contra Rodrigo Londoño Echeverri. Fue capturado en Isnos (Huila) y estaría involucrado en un doble homicidio ocurrido en San Vicente del Caguán (Caquetá).
  • Ariel Castañeda Gómez, capturado en San Vicente del Caguán (Caquetá).
  • Juan Gabriel Osorio Pérez, señalado de conseguir armas de fuego que serían utilizadas en el atentado contra el presidente del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC). Fue capturado en Soacha (Cundinamarca).
  • Juan Diego Pérez Ramírez, capturado en San Vicente del Caguán. Habría participado en homicidios selectivos y se le atribuye coordinar una banda de narcomenudeo con injerencia en Algeciras y otros municipios de
  • Marino Antonio Gutiérrez, presunto financiador de la red de alias El Paisa, quien es señalado de aportar recursos para el atentado contra Rodrigo Londoño Echeverri. Hay evidencia de que realizaba movimientos de 300 y 400 millones de

Por solicitud de un fiscal de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales, cinco de los procesados recibieron medida de aseguramiento en centro carcelario; mientras que Juan Gabriel Osorio fue cobijado con detención domiciliaria.

La Fiscalía General de la Nación y la Policía Nacional logaron la captura de estas seis personas en diligencias de allanamiento y registro realizadas en Bogotá, Soacha (Cundinamarca), Caquetá, Huila y Risaralda.

En los procedimientos, personal de la Dijin de la Policía Nacional incautó equipos de comunicaciones, dinero en efectivo, munición, material de intendencia e información de interés para el desarrollo de las investigaciones.