Bucaramanga “de culo pal estanco”

0

Por: Ronald Picón Sarmiento/ En Bucaramanga estamos como dicen los abuelos de “culo pal estanco”, tenemos una ciudad posicionada que prometía grandes cosas para el futuro de nuestras generaciones sumida en la ineptitud de quienes por capricho, ego y orgullo quisieron tomarse el poder político que siempre ostentaron desde las sombras pero que cansados de repartir los despojos del botín electoral decidieron blandir las banderas de la transparencia solo para demostrar que son los mismo lobos vestidos de ovejas, con la única diferencia, resaltada por demás, que son hipócritas e incurrieron en el famoso estupro electoral.

En nuestro terruño se está sufriendo a granel, no hay medida para determinar cuáles son los efectos nocivos de esta crisis generada por la pandemia que nos obligó a morir de inanición o de Covid-19 porque el bumangués promedio o sale a la calle o ve morir su familia de hambre, sin contar que no va a poder sufragar sus gastos vitales como educación, vivienda, diversión o entretención familiar y salud, sin contar otras muchas cosas que se escapan por lo corto de mis líneas.

En fin, el panorama es aterrador y ante esta dantesca escena diría nuestra cantautora barranquillera Shakira ¿en dónde están los ladrones?, en otras palabras, en donde están los que se rasgaban las vestiduras por el pueblo, quienes decían quitarse el pan de la boca por la gente de los asentamientos, los que prometieron viviendas a granel y en la segunda campaña la construcción del segundo piso de esa misma casa; brillan por su ausencia y así seguirán, pero como lo vaticinara en otrora oportunidad, están tejiendo su propia red, cavando su propia tumba, lapidando su destino electoral, porque este interregno que les tocó vivir permitió que aflorara su verdadera condición humana y desde luego política.

También es menester reflexionar lo acaecido hace pocos días con un exgobernador de un departamento cercano quien fue condenado por haber prometido y firmado cartas en virtud de dicha promesa de no desalojar a cierto grupo de personas de un determinado lugar, promesa electorera que se configuró como delito de constreñimiento al elector y que le valió no solo una condena de cinco años de prisión, sino la inhabilitación de sus derechos políticos por el resto de su vida.

Ahora bien, es dable preguntarse si este rasero punitivo habrá de aplicársele en la misma medida a quien en esta ciudad para acceder al poder que tanto anhelaba prometió 20 mil casas y firmó las afamadas carta cheques, que solo fueron estafas emocionales que nunca se cumplieron ni se cumplirán, este evento en la ‘bonita’ fue más grave y más delicado que lo visto recientemente en noticias, así que, amanecerá y veremos qué pasa con la justicia y este atractivo caso de corrupción electoral que hizo rasgarse las vestiduras a más de un incauto padre de familia que introdujo su voto creyendo que con eso se hacía acreedor a su nueva casa, y es que en últimas quien las prometió no era cualquier persona, era el ingeniero que más casas ha vendido y quien se ha hecho millonario a fuerza de la necesidad de hogar de las familias santandereanas.

Decir que en Bucaramanga estábamos bien, habría sido una redundancia un pleonasmo pero hoy muchos deseamos esas anteriores épocas en donde se podía trabajar, había activación económica, las obras traían trabajo, se veía el progreso y crecimiento de la ciudad, hoy estamos viendo solo deterioro, necesidad, escasez, polarización, odios, rencillas, en términos generales mal ambiente, no se respira igual en Bucaramanga, se siente asfixia, ahogo, ganas de salir, de escapar, de volarse de huir a otro lugar, abrir camino, las decisiones actuales no han ayudado la ciudad, más bien la han atrasado ostensiblemente.

Como vamos -diría mi abuelo- vamos de culo pal estanco, por eso, imposible olvidar, pronto vienen las elecciones, vamos a facturar todas esas promesas electoreras y votemos a conciencia por quien realmente tenga las mejores propuestas para que esta ciudad vuelva a vivir. 

*Abogado, Especialista en Derecho Penal, Especialista en Derecho Procesal Penal y Magister en Derecho Penal y Procesal Penal.

Instagram: Ronaldpicon_

Tweet: @piconsarmiento

Email: ronaldpicon@gmail.com