Vídeo/ Exalcaldes de Santander y sus propuestas para salir de la crisis en los municipios

0

La situación actual que afronta el mundo obedece a una emergencia de salud pública, una crisis humanitaria más allá de teorías conspirativas. De hecho, las sociedades científicas mundiales han descartado que este virus haya sido producto de una manipulación de laboratorio y, por tanto, debemos creer que su nacimiento obedece a la deriva antigénica propia de este tipo de zoonosis.

Colombia es un país situado en la franja de ingresos bajos a medios en el panorama económico mundial. Nuestro producto interno bruto (PIB) per cápita, es decir el valor monetario total de lo que se ha producido en Colombia durante un año, dividido entre la población colombiana para el año 2019 fue de casi 5.800 euros. Es decir, si distribuyéramos el dinero que produjo Colombia en el año 2019 entre sus habitantes nos correspondería a cada uno un poco más de 21 millones de pesos.

En los últimos años este PIB ha crecido en valores de 3 a 3,5% anual, lo cual es bueno comparándonos con países similares. Pero esto claramente no ocurrirá así para el año 2020. En síntesis, enfrentamos una emergencia de salud pública en un país con una economía en desarrollo, pero frágil y sin capacidad económica para afrontarla.

Y ese impacto del virus frente a la economía deberá ser asumido principalmente por el aparato estatal y en las regiones, por los las gobernaciones y las alcaldías. En Santander, por ejemplo, la inversión diferente al tema social se verá drásticamente disminuida.  De hecho, mucho de lo que los mandatarios territoriales ofrecieron en campaña, no podrán insertarlo en sus Planes de Desarrollo. Y sin inversión pública, la economía tendrá mayor demora en su recuperación.

De los 87 municipios de Santander, tan solo 5 de ellos están por encima de la segunda categoría, lo que significa que casi el 90 por ciento requieren la asistencia permanente tanto del gobierno seccional como del nacional, para poder satisfacer -en parte- sus principales necesidades. Este será sin duda un cuatrienio sin son ni ton, que solo le apostará a sanar heridas.

“Es posible salir de la crisis” es nuestro tema de esta emisión de Corrillos, el cual lo vamos a analizar con tres exalcaldes de Santander, cuyos gobiernos han sido claves para superar crisis políticas y económicas y que su experiencia nos permite creer que podemos superar esta difícil situación.

Carlos Roberto Ávila, exalcalde de Floridablanca y columnista de Corrillos; Jorge Armando Navas Granados, exalcalde de Piedecuesta y Javier Antonio Rojas Quitian, exalcalde de Sucre y columnista de Corrillos.