Video/ Es inevitable el colapso de Metrolínea. ¿Qué hacer?

0

Si no se toman medidas prontas y efectivas no se podrá evitar que colapse el normal funcionamiento del Sistema de Transporte Masivo (Sitm). Metrolínea S.A. no posee los recursos para cancelar sus obligaciones, situación que permite observar la crítica situación financiera de la Empresa la cual si no realiza acciones prontas y efectivas podría entrar en una posible causal de disolución.

Los enunciados son apenas dos de los aspectos hallados por el Equipo Auditor de la Contraloría Municipal de Bucaramanga al hacer un análisis de la situación financiera del Sitm y Metrolínea S.A.

Ante la catástrofe que está por venirse encima la Contraloría Municipal de Bucaramanga solicitó el pasado 26 de mayo del año 2020 la Intervención Funcional Excepcional de la Contraloría General de la República en procura de la protección de los recursos públicos no sólo de Bucaramanga sino de los recursos de toda el área metropolitana.

El asunto no es de tirarse los cabellos sino de asumir las medidas ahora y de no hacerlo, la situación pondría a tambalear las finanzas de Bucaramanga, Floridablanca, Piedecuesta y Girón, por ello el Contralor Municipal de Bucaramanga (e), Héctor Rolando Noriega Leal, decidió lanzar esa voz de advertencia ante la gravedad.

El Equipo Auditor de la Contraloría Municipal de Bucaramanga encontró en su análisis, entre otras cosas:

La situación financiera del Sistema Integrado de Transporte Masivo – Sitm se tiene que desde el 14 de marzo de 2020 el Sistema ha presentado una disminución relevante de usuarios en un 83 por ciento.

Tisa es el recaudador y adeuda a todos los actores cerca de 14 catorcenas de cuentas por participación del recaudo de pasajes validados y venta de tarjetas. Es decir debe 14 sueldos a todos.

Los ingresos del Sitm nunca han sido suficientes para pagar los egresos operacionales de todos los actores del Sitm que le fueron cargados mediante los contratos de concesión y convenios con el AMB.

Metrolínea S.A., la empresa encargada de la operación, en la vigencia 2019, se evidenció que presenta una situación económica crítica por el alto déficit contable y financiero ocasionado por una gran cantidad de Sentencias, y procesos Judiciales que han fallado y se registran en su contra.

Los créditos o acreencias contraídos deben ser asumidos por Bucaramanga, Floridablanca, Piedecuesta y Girón, en cumplimiento al convenio de cofinanciación que señala que los riesgos financieros, las coberturas y los sobrecostos en su totalidad estarán a cargo de los municipios que conforman el Área Metropolitana de Bucaramanga.

Sin contar con el apalancamiento financiero de los Municipios que conforman el área metropolitana en cabeza de la Alcaldía de Bucaramanga, como mayor accionista con un 94 por ciento, esta entidad entraría inmediatamente en proceso de liquidación toda vez que no posee los recursos para realizar el pago de sus sentencias.

¿Qué hacer? En corrillos decidimos abordar “el colapso de Metrolínea” con cuatro analistas: La exgerente del ente gestor, Laura Cristina Gómez Ocampo; el gerente de Metrocinco Plus, Freddy Alexander Cubides Parada; el exdiputado de Santander, Édgar Suárez Gutiérrez y el líder del colectivo El Denunciante y columnista, Fredy Garzón.