Producción potencial de cocaína aumenta en 2019, pese a caída en plantaciones

0
La producción potencial de cocaína fue de 1.120 toneladas métricas anuales el año pasado. Mientras, el área plantada con coca cayó un 9% el año pasado a 154.000 hectáreas, en comparación con las 169.000 hectáreas en 2018.

La producción potencial de cocaína pura en Colombia aumentó un 1,5% el año pasado a 1.137 toneladas métricas, dijo el miércoles la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), aunque el área plantada con hoja de coca disminuyó a su menor nivel en seis años.

A pesar de décadas de lucha antinarcóticos, Colombia sigue siendo uno de los principales productores mundiales de cocaína.

Las guerrillas de izquierda, las bandas criminales y los exparamilitares de derecha están involucrados en la producción y transporte a los consumidores mayoritariamente localizados en Norteamérica y Europa.

La producción potencial de cocaína fue de 1.120 toneladas métricas anuales el año pasado. Mientras, el área plantada con coca cayó un 9% el año pasado a 154.000 hectáreas, en comparación con las 169.000 hectáreas en 2018, dijo la Unodc.

El aumento de la productividad se debe a la concentración del cultivo de coca en “enclaves productivos” específicos donde también se procesan las plantas, dijo el representante de la Unodc en Colombia, Pierre Lapaque, en una presentación conjunta con el presidente Iván Duque.

“No somos complacientes, queremos seguir avanzando de manera decidida y con resultados cada vez más contundentes”, dijo Duque. “Colombia sigue adelante, enfrentando este fenómeno y seguirá también enfrentando a los grupos armados organizados que se nutren y que tienen como combustible las economías ilícitas”.

Alrededor del 18% de la coca del país se cultiva en reservas forestales y cerca de un 16% en territorio perteneciente a poblaciones afrocolombianas, aseguró Lapaque.

Las áreas de erradicación voluntaria tienen un riesgo mucho menor de volver a plantar, en comparación con las áreas donde las fuerzas de seguridad llevan a cabo la erradicación forzada, precisó Lapaque.

“Donde hay erradicación forzosa hay mucha más resiembra que donde hay erradicación voluntaria, porque de un lado básicamente es entre 40% y 50% de resiembra y del otro lado es menos del uno por ciento de resiembra”, explicó.

Los números de Unodc estuvieron por debajo de las estimaciones recientes de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca de Estados Unidos, que afirmó que los cultivos de coca cubren más de 200.000 hectáreas.

Duque respalda la reintroducción de la fumigación aérea con glifosato, que se suspendió en 2015 después de que la Organización Mundial de la Salud dijo que el herbicida podría causar cáncer.

La administración de Duque, cuyo objetivo es erradicar 130.000 hectáreas de coca este año, está trabajando para cumplir con varios requisitos de salud y de medio ambiente exigidos por la Corte Constitucional antes de que se pueda reiniciar la fumigación aérea.