Razones del Contralor de Santander para solicitar suspensión del Alcalde de Puerto Parra

0
Tres observaciones administrativas, tres observaciones disciplinarias, tres observaciones penales y tres observaciones fiscales por un valor de 39.421.429 pesos halló la Contraloría en tres contratos por pandemia.

Suspender de manera inmediata al Alcalde de Puerto Parra solicitó el Contralor Departamental al Gobernador de Santander.

En la solicitud firmada por el Contralor de Santander, Carlos Fernando Pérez Gélvez, al Gobernador de Santander, Mauricio Aguilar Hurtado, le advierte que en una auditoría exprés realizada por la Contraloría surgió la carta de observaciones 0006 de 2020.

En la carta se configuraron tres observaciones administrativas, tres observaciones disciplinarias, tres observaciones penales y tres observaciones fiscales por un valor de 39.421.429,95 pesos, en donde se vincula a estos hechos como presunto responsable al Alcalde de Puerto Parra, Abelardo Pérez Romero, entre otros.

Presuntos sobrecostos

Explicó el Contralor que mediante Resolución 271 del 14 de mayo de 2020 he solicitado al Gobernador de Santander, Mauricio Aguilar Hurtado, se sirva suspender al señor Abelardo Pérez Romero, Alcalde de Puerto Parra, por los presuntos sobrecostos hallados en la auditoría exprés que realizamos a finales de abril.

Indicó Pérez Gélvez que esos sobrecostos hallados superan el 70 por ciento en los elementos de bioseguridad y cercano al 40 por ciento en la adquisición de mercados.

Indicó además que tras esos hallazgos solicitó al Gobernador suspender del ejercicio del cargo al Alcalde de Puerto Parra mientras culminan las investigaciones o los respectivos procesos fiscales.

Advirtió el Contralor que contra el presente acto administrativo no procede recurso alguno en vía administrativa.

Explicó el Contralor que existe un riesgo de vulneración en la verdad sabida y la buena fe guardada, que imponen a la Contraloría General de Santander, el deber de solicitar al Gobernador, la suspensión inmediata del Alcalde de Puerto Parra, Abelardo Pérez Romero.

¿Cómo se llegó?

La Contraloría de Santander en su propósito de ejercer el Control Fiscal en tiempo real ejerciendo las facultades otorgadas en la Ley 1474 de 2011, artículo 115, ordenó una auditoría exprés para evaluar efectividad y legalidad de la gestión contractual de los contratos para la adquisición de mercados durante la emergencia económica, social y ecológica causada por el covid-19, en Puerto Parra.

Se conocieron muchas quejas en redes sociales sobre posibles irregularidades en el municipio de Puerto Parra – Santander por sobrecostos de productos entregados a la ciudadanía con ocasión de la emergencia sanitaria por Covid-19.

Se conformó la instalación de auditoría exprés el día 28 de abril de 2020, se recaudó material probatorio y se procedió a la revisión de los contratos CD-031-2020, CD-032-2020, CD-034-2020 y CD-038-2020.

El primer contrato

El contrato de compraventa CD-032-2020 permitía la adquisición de víveres e implementos de aseo para atender la declaración de urgencia manifiesta por el coronavirus en Puerto Parra.

Pérez Romero en su calidad de Alcalde suscribió un contrato con la señora Dora Elena Vasco Echavarría, por un valor de 59 millones 999 mil 940 pesos.

Se trataba de beneficiar a 378 familias con igual número de mercados. Corrillos! conoció la que fue la lista del mercado y sus precios.

Un Aceite de 900 cc por $7.830. Arroz de 500 gramos a 2.900 cada mercado llevaba ocho libras da un total de 23.200 pesos. Azúcar de 500 gramos a 2.320 por 2 unidades 4.640.

Un Café en bolsa de 500 gramos a 13.600. Un chocolate de 500 gramos por 8.640. Fríjol seco de 500 gramos por 4.752 por 2 unidades 9.504. Harina de maíz de 500 gramos a 2.448 por 2 unidades 4.896.

Leche en polvo de 400 gramos a 11.801 pesos. Lenteja en bolsa de 500 gramos a 2.592 por 3 unidades 7.776. Lomito de atún en lata de 370 gramos a 5.472 por 2 unidades 10.944 pesos

Panela paquete de 225 gramos a 2.880 por 4 unidades 11.520. Sal en bolsa de 500 gramos a 720. Avena en hojuela bolsa de 500 gramos a 2.448. Avena de sabor bolsa de 500 gramos a 2.880 pesos.

Sardina en lata tamaño grande a 6.192 por 2 unidades 12.384. Pasta para seco bolsa de 500 gramos a 2.880. Pasta para sopa bolsa de 500 gramos a 2.880. Jabón en polvo bolsa de 500 gramos a 2.880.

Jabón en barra azul para ropa por 300 gramos a 2.592 pesos. Botella de hipoclorito de 1000 mililitros a 4.320. Papel higiénico doble hoja a 10.395 pesos el paquete por 4 rollos.

Las diferencias

Los 21 productos, en las cantidades estipuladas (ejemplo aceite uno, arroz ocho libras, sardina dos latas, etcétera),  según ese listado costaban en total de 158.370 pesos. Ese era el costo para cada mercado contratado por la Alcaldía y eran 378 mercados.

Señala la Contraloría que no existe registro de ingreso al inventario del Municipio, donde se establezcan las marcas de los productos adquiridos, cantidades, calidades y egreso de los mismos.

Los ejemplos

La Contraloría procedió a la verificación de los productos con base en una muestra al azar de almacenes que ofrecen sus productos por internet, encontrándose lo siguiente:

Como ejemplo la Alcaldía contrató Aceite botella de 900 cc a 7.830 pesos por unidad, para 378 mercados era un total de 2.959.740 pesos.

La Contraloría verificó y encontró Aceite botella de 900 cc a 6.787 pesos la unidad, para 378 mercados era un total de 2.565.611 pesos.

Solo en el aceite, de un mercado de 21 productos, ya se va una diferencia a favor de la Alcaldía de 394.129 pesos.

En otro ejemplo la Alcaldía contrató Arroz de 500 gramos a 2.900 pesos, en ocho libras son 23.200 pesos, como eran 378 mercados solo en arroz fueron en total 8.769.600 pesos.

Al verificar la Contraloría encontró Arroz de 500 gramos a 2.489 pesos, las ocho libras por 19.910 pesos y como eran para 378 mercados, el total marca 7.525.792 pesos.

En el solo arroz la diferencia entre lo contratado por la Alcaldía y lo verificado por la Contraloría es una diferencia de 1.243.808 pesos.

La Alcaldía contrató Café bolsa de 500 gramos a 13.600 pesos, como eran 378 mercados allí gastó 5.140.800 pesos. La Contraloría halló Café de 500 gramos a 10.170 pesos, para 378 mercados el costo era de 3.844.140 pesos. La diferencia en el café a favor de la Alcaldía fue de 1.296.660.

En azúcar la diferencia a favor de la Alcaldía fue de 556.635, en el chocolate fue de 875.626, en la harina de maíz fue de 773.131, en la leche en polvo fue de 2.023.448, en la lenteja fue de 181.296, en el atún en lata fue de 190.498, en la panela fue de 2.259.311, en la sal fue de 65.645, en las sardinas en lata fue de 1.303.098, en el jabón en barra de ropa fue de 402.514, en el papel higiénico fue de 2.218.903 pesos.

$12 millones de diferencia

Según esa presentación de la Alcaldía los 378 mercados entregados totalizaron 59.999.940 pesos.

La verificación de la Contraloría permitió encontrar esos mismos productos por internet a un costo total de 47.098.629 pesos.

La diferencia entre uno y otro fue de 12.901.311 pesos en un solo contrato para la entrega de 378 mercados en medio de la pandemia.

La Contraloría informó que los riesgos potenciales de sobrecostos por presunta violación del principio de planeación, transparencia y economía ocasionaron un posible daño fiscal por valor de 12.901.311 pesos.

Por lo anterior se configura una observación con alcance administrativo, fiscal, disciplinario y penal para los funcionarios y contratista, por inobservar la aplicación de los principios de la contratación estatal, en especial los de transparencia y economía, responsabilidad que determinará el órgano competente (Procuraduría General de la Nación y/o Fiscalía General de la Nación).

El Alcalde refutó

El Acalde argumentó que las cotizaciones presentadas por la Contraloría General de Santander, se realizaron en almacenes de cadena ubicados en ciudades como Pereira, Itagüí, Arauca y Bogotá; cosa que no es cierto, pues a tan solo una hora de Puerto Parra está Barrancabermeja, donde se ubican los almacenes Éxito, tiendas Jumbo, D1, Justo y Bueno, Más por Menos, etc.

Frente al argumento que la Contraloría Departamental no tuvo en cuenta la utilidad del contratista, el costo de cargue, descargue, transporte y seguridad social; el equipo auditor no puede suponer circunstancias que no quedaron plasmadas en el análisis del sector.

El Alcalde también refutó que no se tuvieron en cuenta las marcas de los productos adquiridos. La Contraloría no halló en la auditoría los estudios previos, la ficha técnica que indicara las condiciones técnicas mínimas del producto a adquirir.

La Contraloría General de Santander, realizó la cotización con base en el material probatorio recaudado en la diligencia de instalación de la auditoría exprés, e incluso conoció situaciones como la presentada en el papel higiénico en cuya etiqueta señalaba precio sugerido al público $1000 y fue facturado a la entidad a $2.578.

El segundo contrato

En el segundo contrato de compraventa, el CD-038-2020, cuyo objeto era la compra de víveres e implementos de aseo con el fin de atender la declaración de urgencia manifiesta por el coronavirus covid-19 en Puerto Parra, la historia fue similar al anterior.

El Alcalde Pérez Romero contrató con Raquel Amparo Cañón Guerrero, por un valor de 77.423.000 pesos, con fecha ocho de abril de 2020.

Se trataba de apoyar a 500 familias, cada uno recibirá un mercado, para un total de 500 mercados. Cada mercado a un costo de 154.846 pesos para un total de 77’423.000 pesos.

Los productos y los costos fueron 1 Aceite 900 cc por 7.830. 1 Arroz de 500 gramos por 2.900 eran 12 unidades por 34.800 pesos. Un Azúcar de 500 gramos por 2.320, dos unidades 4.640. un Café bolsa de 250 gramos por 7.000.

Un Chocolate de 250 gramos por 4.500. Un Fríjol seco de 500 gramos por 4.752 dos unidades 9.504. Una Harina de maíz de 500 gramos por 2.448 dos unidades 4.896. Una Leche en polvo de 400 gramos por 11.801 pesos.

Una Lenteja bolsa de 400 gramos por 2.592 tres unidades 7.776. Una Arveja en bolsa de 500 gramos por 2.600. Una Panela de 225 gramos por 2.880 pesos, seis unidades 17.280. Una Sal bolsa de 500 gramos por 720 dos unidades 1.440. Una Avena hojuelas de 500 gramos por 2.448.

Una Sardina en lata grande por 6.192 dos unidades 12.384. Una Pasta para seco de 500 gramos por 2.880. Una Pasta para sopa de 500 gramos por 2.880. Un Jabón en polvo de 500 gramos por 2.880.

Un Jabón barra azul para ropa por 2.592. Un Hipoclorito botella de un litro por 4320 pesos, Un Papel higiénico doble hoja cuatro rollos por 10.395 pesos.

La verificación

La Contraloría procedió a la verificación de los productos con base en una muestra al azar de almacenes que ofrecen sus productos por internet.

Sumados todos los productos y sus precios la Alcaldía presentó cada mercado a 154.846 pesos, multiplicado por 500 mercados dio un total de 77.423.000 pesos.

Lo verificado por la Contraloría en la misma sumatoria presentó cada mercado a 118.740 pesos, multiplicado por 500 mercados dio un total de 59.369.910 pesos.

La diferencia entre los dos totales fue de 18.053.090 pesos a favor de la Alcaldía.

Además informó la Contraloría que del mercado presentado por el Alcalde se encontró que las cantidades de los gramajes de los productos no cumplen con lo exigido por el ente territorial, por ejemplo:

Avena de 500 gr, se entregaron 2 bolsas de 220 gr. Arveja de 500 gr, se entregaron bolsas de 460 gr. Hipoclorito de 1000 ml, se entregaron 2 Botellas de 460 ml.

Riesgos potenciales

Eso conduce a la Contraloría a señalar riesgos potenciales de sobrecostos por presunta violación del principio de planeación, transparencia y economía que ocasionaron un posible daño fiscal por valor de 18.053.090 pesos.

Por lo anterior se configura una observación con alcance administrativo, fiscal, disciplinario y penal para los funcionarios y contratista, por inobservar la aplicación de los principios de la contratación estatal, en especial los de transparencia y economía.

Esa posible responsabilidad la determinará el órgano competente, puede ser Procuraduría General de la Nación o Fiscalía General de la Nación.

La réplica del Alcalde se repitió: Las cotizaciones presentadas por la Contraloría General de Santander, se realizaron en almacenes de cadena ubicados en ciudades como Pereira, Itagüí, Arauca y Bogotá; cosa que no es cierto, pues a tan solo una hora de Puerto Parra está Barrancabermeja, donde se ubican los almacenes Éxito, tiendas Jumbo, D1, Justo y Bueno, Más por Menos, etc.

Y repite sobre el olvide de la Contraloría de no tener en cuenta la utilidad del contratista, el costo de cargue, descargue, transporte y seguridad social.

La bioseguridad, el tercero

La Contraloría revisó el contrato de compraventa CD 034 DE 2020, cuyo propósito era adquirir elementos de bioseguridad y volantes con el fin de atender la declaración de urgencia manifiesta por Covid19 en Puerto Parra.

El contrato fue suscrito por Abelardo Pérez Romero, en su calidad de Alcalde Municipal, y el contratista José Cenover Sánchez Rincón. Luisa Fernanda Garzón Guerrero en su calidad de Secretaría de Planeación firmó los Estudios Previos. El contrato se firmó el día 30 de marzo de 2020.

El listado es como sigue:

800 Volantes para la prevención, mitigación y control del Covid 19 c/u a 2.000 pesos total 1.600.000 pesos.

45 cajas de 100 unidades de guantes ambidiestros, no estériles, desechables, latex de caucho normal, c/u 32.400 total 1.458.000

1267 tapabocas mascarilla de polipropileno 3 pliegues c/u a 2.816 total 3.567.872

30 dispensadores de pared de gel antibacterial c/u a 115.200 total 3.456.000

140 frascos de 500 ml de jabón antibacterial c/u a 10.255 total 1.435.700

210 frascos de 310 mil de gel antibacterial para manos c/u a 15.360 total 3.225.600

350 paquetes de 150 unidades doble hoja de toallas naturales a 10.243 total 3.585.050

88 galones de 5.6 % disolvente carbonato de sodio Hipoclorito a 17.920 total 1.576.960

En total esos productos costaron, según informe de la Alcaldía de Puerto Parra, 19.905.182 pesos.

Sobrecostos del 72%

Informa la Contraloría que el contrato presentó sobrecostos equivalentes al 72,2%, tal como se muestra a continuación:

Valor pagado al contratista fue de 19.905.200 pesos.

Al verificar la Contraloría con diferentes proveedores encontró que el valor a pagar debió ser 11.558.807 pesos. Al encontrarse una diferencia a favor de la Alcaldía en los dos precios, la Contraloría advierte de un daño al patrimonio público en 8.346.392 pesos.

Esto ocasionaría riesgos potenciales de sobrecostos por presunta violación del principio de planeación, que ocasionaron un posible daño fiscal por valor de 8.467.028 pesos.

Dice la Contraloría que así las cosas se configura una observación con alcance administrativo, fiscal, disciplinario y penal para los funcionarios y contratista, por inobservar la aplicación de los principios de la contratación estatal, en especial el de transparencia, responsabilidad que determinará el órgano competente (Procuraduría General de la Nación o Fiscalía General de la Nación).

El Alcalde no aceptó

El Alcalde replicó a la Contraloría, dijo que las cotizaciones presentadas por la Contraloría General de Santander, se realizaron en almacenes de cadena ubicados en ciudades como Bogotá y Bucaramanga; cosa que no es cierta, ya que a una hora está Barrancabermeja, donde se ubican los almacenes Éxito, tiendas Jumbo, D1, Justo y Bueno, Más por Menos, etc.

Las cotizaciones realizadas por la Contraloría de Santander se hicieron al detal ítem por ítem, es decir precio de compra por unidad, uno no se entiende cómo al Estado que compra por volumen le pueda salir más caro que al ciudadano de a pie que compra por unidad.