Asonada dejó cinco policías heridos en Rionegro, Santander

0
Turba ciudadana que ingería bebidas embriagantes atacó a las unidades policiales que acudieron a un llamado de la ciudadanía por violación del aislamiento obligatorio.

“En este momento se encuentran dos personas capturadas por estos hechos y estamos esperando poder pasar a un proceso de judicialización”, dijo el Secretario Departamental del Interior, Camilo Andrés Arenas.

¿Qué pasó? El Comandante del Departamento de Policía de Santander – Desan – coronel Carlos Julio Cabrera Suárez, hace un pormenorizado relato a Corrillos! sobre lo acontecido en la madrugada en el corregimiento de San Rafael de Lebrija, municipio de Rionegro.

Llamado ciudadano

Dijo el alto oficial que en la madrugada la Policía fue requerida para atender un caso en donde estaban muchas personas ingiriendo bebidas embriagantes y fomentando el desorden. La Policía acude al sitio.

Infortunadamente, dijo el coronel Cabrera Suárez, fueron objeto de agresiones. De inmediato las unidades policiales se replegaron a la Estación de Policía. Los particulares llegaron hasta la Estación de Policía y esas personas afectaron a las otras unidades policiales que estaban en el sitio.

Hubo necesidad, dijo el Comandante del Desan, de utilizar la fuerza con gases lacrimógenos y por fortuna se logró contener esa turba.

Se tienen cinco unidades policiales que están lesionados, por fortuna no de gravedad.

Dijo el alto oficial de la Policía que se cumplió un procedimiento de dos capturas, de las personas que participaron directamente en la agresión a los policías y también generaron daños materiales a unos vehículos, una camioneta y una motocicleta.

Más responsables

Estamos con todo el componente institucional, la parte de policía judicial y de inteligencia para dar con la captura de otras personas responsables de esta situación.

También se tuvo el apoyo muy importante del Ejército quien acudió ante la contundencia de la turba. Se encuentra todo el componente institucional para garantizar la tranquilidad en ese sector.

Dijo el coronel Cabrera Suárez que el ataque básicamente se produjo con objetos contundentes como piedras y palos, e inclusive hasta armas blancas como machetes.

Violando el toque de queda

El Secretario del interior, Camilo Andrés Arenas, le dijo a Corrillos! que en el corregimiento de San Rafael de Lebrija, municipio de Rionegro, se encontró a un grupo de personas que estaba compartiendo y efectivamente violando el toque de queda que el Gobernador de Santander ha decretado para todo el territorio del departamento.

Las unidades de Policía Nacional adscritas al Departamento de Policía de Santander – Desan – hicieron presencia efectiva y se presentaron algunos inconvenientes, algunos intentos de asonada y finalmente se logró controlar la situación.

Dijo Arenas que en este momento se encuentran dos personas capturadas por estos hechos y estamos esperando poder pasar a un proceso de judicialización.

Respetar las decisiones

Por lo pronto decirle a todos los santandereanos que nos mantenemos en el toque de queda que ha decretado el Gobernador de Santander, Mauricio Aguilar Hurtado, el cual debemos respetar, acatar y debemos ser muy respetuosos de cada una de estas decisiones puesto que es velar por la salud de todos los santandereanos. Es muy importante que todos tengamos muy presente esta situación, recordó el Secretario Departamental del Interior.

Manifestó el funcionario que vamos a estar haciendo presencia efectiva en cada uno de los puestos de control con el Gobernador, y en los diferentes puntos limítrofes del Departamento igualmente al interior del área metropolitana de Bucaramanga.

Presencia en el territorio

El Gobernador de Santander, Mauricio Aguilar Hurtado, le dijo a Corrillos! que con las tropas del Ejército Nacional, con la propia Policía Nacional, con el Grupo de Operaciones Especiales – Goes –, se ha hecho presencia en toda esta jurisdicción de San Rafael de Lebrija y sobre todo fortaleciendo todos los puntos de control en el departamento de Santander, en donde se ha hecho un llamado muy importante a la ciudadanía de que deben acatar todas las medidas de restricción todo el fin de semana para que no haya todo ese tipo de situaciones.

Dijo el Gobernador que las autoridades han estado prestas a hacer ese llamado a la población de que acate las medidas como el toque de queda, el aislamiento obligatorio. Hemos encontrado situaciones anómalas por ejemplo en donde familias enteras están ingiriendo bebidas alcohólicas caso San Rafael de Lebrija, el municipio del Socorro, y en otras jurisdicciones en donde se ha venido denunciando por parte de la comunidad, entonces las autoridades estamos prestas, por eso estamos haciendo control en todo el departamento de esos puestos de control y sobre todo de corroborar el cumplimiento y el buen comportamiento de la ciudadanía.

Ley seca y militarizar

En resumen podemos señalar que en el corregimiento de San Rafael de Lebrija de Rionegro, ciudadanos incumplieron la cuarentena estipulada por el Gobierno Nacional, al igual que el toque de queda decretado por el gobernador de Santander, Mauricio Aguilar Hurtado, además del llamado realizado por las autoridades quienes acudieron a la residencia de los infractores y fueron atacados, dejando a cinco policías heridos.

El Comandante de la Policía de Santander, coronel Carlos Julio Cabrera Suárez, narró lo sucedido cuando los uniformados fueron agredidos al llegar donde se encontraban reunidos las personas que incumplían la ley.

“Hubo la necesidad de usar la fuerza y gases lacrimógenos para contener la turba. Los sucesos dejaron cinco policías lesionados que fueron atendidos”, comentó Cabrera Suárez.

El secretario del interior, Camilo Andrés Arenas Valdivieso, señaló que en este momento se encuentran dos personas capturadas y serán judicializadas por incumplir el aislamiento obligatorio.

Ante los desórdenes el alcalde de Rionegro, Rubén Darío Villabona Pérez, lideró un Consejo de Seguridad con el cual acordaron instalar puesto de control en el ingreso del barrio Marquetalia; militarizar el corregimiento San Rafael de Lebrija y la cabecera municipal; decretar la ley seca en el corregimiento de San Rafael e instalar el puesto de control de los corregimientos Papayal y San José de los Choros.