Los errores de Cárdenas en medio del Covid-19

0

Por: Fredy Garzón/ Los errores de Juan Carlos Cárdenas en medio de la pandemia por el Covid-19 en Bucaramanga vuelven a dejar un manto de dudas sobre su gestión y liderazgo como mandatario de la ciudad. Si bien es cierto solo lleva un poco más de tres meses, sin lugar a dudas una crisis como esta, prueba de que están hechos los gobernantes.

Desde que comenzó la crisis vemos a un alcalde calcando milimétricamente las acciones de la alcaldesa de Bogotá y no es que sea malo repetir modelos, porque de igual forma a nivel mundial estamos tomando las medidas de aislamiento social como única forma efectiva de reducir la pandemia.

Lo que está pasado en Bucaramanga nos deja un tufillo de poco liderazgo, no vemos ideas claras y rápidas que puedan demostrar que como capital del departamento debemos estar a la vanguardia y llevar la delantera en los ejercicios que sirvan de guía a los municipios del área metropolitana; más aún, son ellos los que nos preceden.  

Bucaramanga fue el último municipio del área metropolitana en aplicar la medida de pico y cédula, disposición que tuvo que ajustarse posteriormente por no estar articulada con Floridablanca, Piedecuesta y Girón.

La desorganización en la entrega del Bonovital y la duda que dejaron los posibles favorecimientos a los amigos y electores de los concejales en esta ayuda humanitaria, de acuerdo al audio revelado por la W radio, son acciones que ponen en duda el manejo de la crisis y prenden alarmas de control y vigilancia.

Otras medidas como la propuesta del Instituto de Empleo Imebu y Coopfuturo a los microempresarios para superar la crisis con su programa Banca Ciudadana, solo busca endeudarlos aún más, a no superar el problema económico y de nuevo a beneficiar a los operadores financieros con nuestros recursos públicos.

El Plan de Acción específico Covid-19 fue entregado a destiempo al Concejo Municipal y a la opinión pública, motivo por el cual la Fiscalía tuvo que realizar el requerimiento a la alcaldía con llamado de urgencia con el fin de investigar las presuntas omisiones que se lleguen a presentar frente al cumplimiento de las medidas adoptadas por el gobierno nacional en virtud de la emergencia sanitaria.

La improvisación de los asesores de Cárdenas le están jugando una mala pasada, revisando la estructura del tardío Plan de Acción, se vislumbra un afán de protagonismo del kínder consultivo que en medio de la tragedia están aprendiendo a hacer, como sí en Bucaramanga no existieran expertos de la academia, la salud y el gremio empresarial que no requirieran hacer escuela, sino ensañar y aportar.

Una forma de apoyar la labor de los servidores públicos en medio de la crisis del Covid-19, es hablarles con la verdad, mantener una crítica útil a su gestión y control a los recursos públicos, más aún cuando son $ 50.240.958.251 los que se invertirán en medio de la crisis.

Nota: El Estado colombiano debe enfocar todos sus esfuerzos para que se apliquen cero pagos de deudas, arriendos y servicios públicos; ya que la Organización Panamericana de la Salud presagia un “Tsunami” de casos del Covid-19 para América Latina y se requiere de un confinamiento social riguroso.

*Administrador de Empresas Agropecuarias

Twitter: @ELDENUNCIANTEo

Facebook: Denunciante Bucaramanga

Fan page: El Denunciante Bucaramanga