Alarmante pérdida de empleo en EE.UU., preludio de una situación que se agravará

0
Estados Unidos perdió 701.000 puestos de trabajo en marzo y la tasa de desempleo aumentó a 4,4%, informó el Departamento de Trabajo.

El mercado laboral de Estados Unidos perdió puestos de trabajo a un ritmo alarmante en marzo a medida que se profundizó la paralización económica para evitar la propagación del coronavirus, según datos oficiales publicados el viernes que anticipan un drástico agravamiento de la situación.

Estados Unidos perdió 701.000 puestos de trabajo en marzo y la tasa de desempleo aumentó a 4,4%, informó el Departamento de Trabajo.

Aún así, el ministerio reconoció que sus estadísticas aún no podían captar el alcance total del daño. Sus propios datos de solicitudes de subsidios por desempleo mostraron que 10 millones de personas se inscribieron para obtener ese beneficio en las últimas dos semanas de marzo.

Con más de un millón de casos de la Covid-19 en todo el mundo, una cuarta parte de los cuales se registran en Estados Unidos, donde el número de muertos supera los 6.000, muchas ciudades se han convertido en pueblos fantasmas y las autoridades bregan por encontrar formas de aliviar la devastación en la economía y en el ánimo de las personas.

«La caída de las nóminas en marzo no tuvo precedentes para el comienzo de una recesión y empeorará más de 20 veces en abril», dijo Diane Swonk, de Grant Thornton, una de las firmas contables más importantes del país.

«Solo en los primeros dos meses de esta crisis perderemos fácilmente más del doble de empleos de los que perdimos durante la Gran Recesión», señaló en un análisis, en alusión a la debacle económica mundial originada en Estados Unidos en 2008.

El informe mensual revela la peor pérdida de empleos desde marzo de 2009 y el mayor salto en un solo mes en la tasa de desempleo en más de 45 años.

Sin embargo, el Departamento de Trabajo reconoció que todavía «no puede cuantificar con precisión los efectos de la pandemia en el mercado laboral en marzo».

Los sectores de ocio y hotelería, entre los primeros en sentir el impacto de las restricciones de viaje impuestas para contener la diseminación del nuevo coronavirus, perdieron 459.000 empleos el mes pasado, según el informe.

Pero el daño fue generalizado y también se registraron pérdidas notables en los servicios de salud, comercio minorista y empresas.

Hispanos, más impactados

La tasa de desempleo total aumentó de 3,5%, un mínimo en 50 años, a su nivel más alto desde agosto de 2017.

Y el golpe se sintió en todos los grupos. El desempleo para hombres y mujeres adultos aumentó al 4%, mientras que la tasa de desempleo para los afroestadounidenses subió al 6,7% del 5,8% previo.

El impacto en los hispanos fue aún peor, trepando al 6,0% desde el 4,4% del mes anterior.

Los datos se publicaron el mismo día en que el gobierno del presidente Donald Trump comenzó un nuevo programa para alentar a las empresas a retener a los trabajadores y volver a contratar a los despedidos.

El programa de ayuda ofrece a las empresas de 500 empleados o menos 349.000 millones de dólares en préstamos que no tendrán que pagar si retienen y vuelven a contratar trabajadores y usan la mayoría de los fondos para continuar pagando salarios.

«Esto estará en funcionamiento (el viernes). Ustedes obtendrán el dinero, lo recibirán el mismo día», prometió el secretario del Tesoro Steven Mnuchin, en la rueda de prensa diaria de la Casa Blanca el jueves.

Pero reconoció que puede haber algunos retrasos en la obtención de los fondos a pesar de que el proceso se ha simplificado, y algunos bancos señalaron que no tenían información completa sobre cómo iba a funcionar el programa.

«Traumático»

Los economistas predicen que las cifras de abril serán desastrosas, con una tasa de desempleo de dos dígitos y hasta 20 millones de empleos eliminados.

«Esto es terrible, pero desafortunadamente no es nada comparado con lo que viene en abril», dijo Ian Shepherdson, de la consultora Pantheon Macroeconomics, quien predice una tasa de desempleo de 12% a 14%.

Los datos que conforman el informe mensual gubernamental sobre el empleo fueron recabados durante la semana que incluye el 12 del mes, que en marzo fue antes de que se impusieran las medidas más restrictivas en todo el país.

«Es importante tener en cuenta que los períodos de referencia de los datos de marzo fueron anteriores a muchos cierres de negocios y escuelas relacionados con el coronavirus en la segunda mitad del mes», dijo el informe.

Ante la pérdida de los puestos de trabajos ganados en una década, «el mercado laboral ha entrado en un período traumático», afirmó Gregory Daco, analista de Oxford Economics.