Zero killed: Ok

0

Por: Leonardo Vásquez/ Después de cumplir más de 10 días de confinamiento, hay conclusiones a las que poco a poco hemos venido llegando, una de ellas: nos volvimos expertos en virología.

De niño aprendí que las dos palabras más mencionadas en el mundo eran: ‘ok’, término que nació de leer el número cero como la letra ‘o’ en la guerra de Secesión de los Estados Unidos, cuando los soldados responsables de hacer el informe al regreso de una batalla, registraban en la pizarra ‘0 killed’ (cero muertos).

La segunda palabra era: ‘Coca Cola’ y, digo ‘eran’ porque con lo ocurrido en estos últimos tres meses en el mundo, las palabras más usadas en todos los idiomas son: ‘coronavirus’ y ‘Covid-19’.

Ahora bien, en el país a raíz de lo que estamos viviendo han venido ocurriendo una serie de efectos positivos y negativos que ameritan ubicar en una balanza. Sin embargo, no me referiré a los negativos, me interesa que resaltemos y tomemos conciencia de los efectos positivos. 

El medio ambiente es el mayor beneficiario de nuestro encierro, la naturaleza día a día viene reclamando el espacio que le habíamos quitado. Por otra parte, logramos desacelerar el tiempo, logramos hacer que el día nos rinda para adelantar las cosas que habíamos descuidado.

La familia también tomó un efecto positivo importante, ahora hay tiempo para compartir con las parejas y con los hijos. Despertó en muchos (no en todos) una solidaridad por la supervivencia colectiva.

Proyectos tecnológicos que no se les daba la importancia, hoy lo son todo, me refiero al teletrabajo y lo cual me permite hacer un primer reproche al gobierno, empezando por la Ministra del Interior, quien al pretender desmeritar la labor de los Ingenieros de Sistemas, hoy hacen parte de esas profesiones de mayor importancia, ya que están trabajando fuertemente por la conectividad y quienes ahora tendrán el gran reto de convertir la justicia virtual.

El otro reproche es para la Vicepresidenta, quien al referir que hay muchos psicólogos y que no se debería estudiar esa carrera, ocasionó que este mensaje fuera interpretado como una forma de desmeritar a los psicólogos. 

Sin embargo, hoy nuevamente el tiempo permitió reconocer que éstos tienen un papel muy importante en la sociedad, puesto que a través de la labor que nos brindan los Ingenieros de Sistemas, nos permitirán consultarlos para que seamos atendidos por una enfermedad que se nos avecina: La depresión. ¡Señores psicólogos, los necesitamos!

Otro factor positivo que nos deja este mal, es que nuestra subsistencia depende de quienes están en la primera línea de batalla y aunque nuestros médicos y todo el personal de la salud merecen nuestro reconocimiento y admiración. 

Por un momento miremos hacia nuestros campesinos y transportadores. Sí, esos que ocasionalmente reclaman sus derechos a través de marchas y protestas y por quienes solemos desconocer sus pretensiones con indiferencia. De ellos dependemos y nos obliga a que la próxima vez que reclamen la atención del gobierno, seamos solidarios y les ayudemos.

Ahora bien, nada de esto hubiera pasado si no es por culpa del Presidente Duque, por eso no le echemos la culpa a la vaca. Es cierto y reconozco que las medidas adoptadas han permitido que disminuya el número de contagios.  Pero lo que no podemos olvidar, es que el Presidente se vio en la necesidad de tomar la decisión, porque políticamente la Alcaldesa de Bogotá Claudia López, le estaba ganando el pulso en la toma de decisiones.

Mucho ojo con el contrapunteo que está ocurriendo en la capital, hay una batalla de popularidad que está afectando al país y es necesario ir haciendo las advertencias. 

Se aplaude que el simulacro de Claudia López permitió que en el país hablemos de cuarentena nacional, pero el mensaje populista de exonerar el pago de servicios públicos sin tener el visto bueno del Presidente, le está pasando la cuenta de cobro por parte de este último, puesto que haberlo desconocido, la está dejando como al exalcalde de Bucaramanga: ¡Populista!

Es claro que Colombia al ser un país capitalista, la decisión que el Presidente tenía por tomar, afectaría a sus promotores e inversionistas de campaña. Pero quiero dejar esto escrito con anterioridad: en lugar de ayudarlos, los terminó sepultando y esto se pudo haber evitado.

¿Qué le hizo pensar a Duque que Colombia no viviría lo mismo que vive China, Italia y España? (solo para tomar unos referentes). Duque pudo, para mantener la economía interna: cerrar fronteras y adecuar escenarios para poner en cuarentena a los connacionales que llegaran al país. (que valían mucho menos de lo que hoy se requiere para mantenernos de rodillas ya que en pie imposible).

Si el virus en el país no se hubiera esparcido, no tendríamos que estar encerrados y toda la economía nacional estaría funcionando. Pero hay que apelar a la sensatez y entender, que para volver al punto en que íbamos, se requerirán muchos años.

¡Amigos! Preparémonos, esto no se levantará en abril, mucho menos en mayo. A menos que aparezca la cura ya, tendremos que vivir lo que infortunadamente otros países, con mejores economías y mejores sistemas de salud están viviendo. ¿Qué les hace pensar que nosotros no?

A hoy aún tenemos una salida y es empezar de adentro hacia afuera, como ya lo han venido haciendo algunos municipios. Veamos: de los 32 departamentos en el país, hay 21 que internamente tienen el virus. Para los 11 que aún no les ha llegado: cierren cualquier ingreso y salida y aislen a toda la población por el término de incubación del virus, es decir 14 días. Si en ese tiempo, siguen sin reportar casos, recuperen sus economías internas manteniendo el cierre de fronteras.

Ahora bien, que en Santander tengamos cuatro casos reportados no quiere decir que el virus esté en todos los 87 municipios. Para los municipios sin registrar casos, hagan lo mismo: bloqueen el ingreso y salida de absolutamente todo, esperen el período de incubación y si lo superan sin registrar enfermos, abran el comercio interno, retomen la vida laboral y social. Pero, manteniendo el cierre de fronteras.

Así y solo así, podemos desde nuestros núcleos poblacionales, de cuarentenas en cuarentenas, llegar a que el departamento se recupere y con la suma de todos los departamentos, recuperemos el país, hasta que podamos poner en nuestra pizarra zero killed: ‘Ok’

*Abogado, Especialista en Derecho Penal y candidato a Magister en Derecho.

Twitter: @Leobukaro

Correo: Leonardo.vasquez@hotmail.com