¿Habrá caos y saqueos en Bucaramanga?

0

Por: Antonio Chaparro Ballesteros/ Afortunadamente los números nos están favoreciendo, hasta el día de hoy solo tenemos 4 casos comprobados de Covid-19 en nuestro departamento, eso nos da un poco de tranquilidad, aunque las medidas no se pueden bajar, todo lo contrario, se deben aumentar, esto es muy serio y sé que de esta unidos salimos.

Ya todos sabemos perfectamente que hacer, lavarnos las manos, no tocarnos los ojos, nariz y boca, no darnos la mano y, sobre todo, quedarnos en casa. La gran mayoría lo estamos cumpliendo.

¿Pero las personas que viven del día a día? es decir aquellas personas que deben trabajar para comer lo del día?

Nos apresuramos a juzgar a las personas que están saliendo, pero querido amigo, ¿qué haría usted si en su nevera no hubiese mercado y en su billetera no hubiese dinero?

Un gran porcentaje de la población viven del llamado ‘rebusque’, de lo que puedan hacer en el día, con eso pagan su comida y el de su familia. De verdad es una verdadera odisea lo que tendrán que hacer en estos días para poder comer.

Por otro lado, hemos escuchado que grandes empresarios que están diciendo que seguirán pagando a sus empleados, pese a que cerraron sus fábricas y empresas y es muy loable y aplaudible, pero ¿los medianos y pequeños empresarios podrán hacer lo mismo?

En su gran mayoría, por no decir que todas las empresas, con lo que producen en el mes, con sus ingresos es que pagan los costos fijos y variables, entre esos la nómina. Si una empresa no produce, no tiene con qué pagar sueldos, así de sencillo.

Y aquí es lo más preocupante, con muy pocas excepciones, las empresas que cerraron temporalmente, los que pararon operaciones, los que sus empleados se fueron para sus casas a cumplir con la cuarentena, podrán seguir pagando sueldos, todavía estamos en la quincena que ya se había pagado. Pero la otra quincena la historia será muy diferente.

Algunas empresas podrán pagar otra quincena más, y ¿después qué?  ¿Qué pasará cuando dejen de recibir dinero de sus empresas?

A este punto es donde no queremos llegar, los del día a día ya estarán desesperados por no tener nada en sus neveras, no tendrán como alimentar sus familias, empezarán a incumplir con la cuarentena y saldrán a ver que pueden saquear. Hay muchas cosas que se pueden controlar, pero el hambre no.

Y los exempleados ya empezarán a sentir la falta de dinero, ya empezarán a bajar el consumo de comidas, a racionalizar los alimentos, empezaremos unos momentos muy difíciles.

Recordemos que estamos en un país pobre, pues para aquellos que están esperando que el gobierno de ayudas y subsidios, se quedarán esperando. Seguramente existirán, pero no serán suficientes. Aquí nos toca a cada uno de nosotros.

El mundo está cambiando y tenemos que aceptarlo, es una gran oportunidad para los emprendedores, para los creativos. Mi recomendación principal es que no nos quedemos en la casa durmiendo o viendo televisión, empecemos a inventarnos negocios virtuales, debemos descubrir esos talentos que no teníamos, ver cómo hacemos productos o servicios que se puedan comercializar, que se puedan vender.

¡Es el momento que más activos debemos estar! No dejemos que nuestra económica caiga a ceros, debemos hacer que el flujo de dinero continúe, dinamizar el comercio, vender por internet, vender por redes sociales, por aplicaciones, etc.

Los que se pregunten como van a entregar sus productos, como los van a llevar hasta sus clientes finales, me pueden llamar y les podré recomendar una empresa de mensajería con más de 150 valientes personas que trabajan para nuestra ciudad bonita, como con pasión hacen de su vida más fácil.

Y algo también muy importante, debemos comprar, apoyar a estos emprendedores, que, a pesar de la situación, no han caído en el pánico ni el negativismo, sino todo lo contrario, quieren salir adelante.

De nosotros depende que el caos y los saqueos no lleguen a ser lo cotidiano, ya hemos escuchado noticias, pero por el momento son casos aislados, tengo mucha fe en que esto no va a pasar más.

Este es un gran momento para acercarnos a Dios, para reconocer su grandeza, para empezar a priorizar que es lo verdaderamente importante en la vida, después de Dios la familia, algo bueno nos tiene que dejar este virus.

Vamos a tener mucha pero mucha fe que de esto saldremos victoriosos.

Pero no solo tengamos fe, ¡actuemos!

*Empresario

Facebook: Antonio Chaparro Ballesteros

Instagram: antoniochaparrob