El Decreto de la discordia: ¿Qué pasará con las medidas tomadas por los alcaldes?

0
El Decreto 418 del 18 de marzo de 2020 expedido por el Presidente Duque sobre el manejo del orden público en todo el territorio no cayó bien entre algunos mandatarios territoriales.

La posibilidad que el coronavirus se salga de control tiene en vilo a varios alcaldes y gobernadores del país, que en los últimos días anunciaron medidas para evitar que el virus se siga esparciendo.

Pero con el Decreto 418 del 18 de marzo de 2020, que firmaron este miércoles el Presidente de la República, Iván Duque Márquez; la Ministra del Interior, Alicia Arango Olmos, y el Ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo; esas decisiones territoriales quedarían sin piso jurídico.

Según la iniciativa del gobierno nacional, «la dirección del manejo del orden público con el objeto de prevenir y controlar la propagación del Covid-19, en el territorio nacional y mitigar sus efectos, en el marco de la emergencia sanitaria por causa del coronavirus, estará en cabeza del presidente de la República».

Además, el Decreto establece que los mandatarios de departamentos y ciudades deberán consultar sus decisiones con la Casa de Nariño pues de lo contrario esto podrían tener sanciones.

Sin embargo, algunos mandatarios territoriales han dicho que mantendrán sus medidas. Unos porque ya lo habían consultado con el presidente, como es el caso de la alcaldesa de Bogotá, y otros porque consideran que el jefe de Estado está usurpando las funciones de los alcaldes y gobernadores.

Uno de los que no acatará la orden del presidente es el alcalde de La Ceja, en Antioquia. A través de su cuenta de Facebook publicó: (sic) “Frente a la medida del Presidente de la República de levantar el toque de queda, asistiré a reunión esta noche con los 23 Alcaldes del Oriente, para enviar respuesta contundente a la Presidencia. Si el Gobierno no es capaz de proteger a sus ciudadanos, como Alcalde de La Ceja JURÉ proteger su vida (…)»

Expertos aseguran que las medidas tomadas por los alcaldes y gobernadores se caerían por el Decreto del presidente, mientras que otros consideran que es inconstitucional. Por ahora estas son las instrucciones que habían dado los mandatarios del país. 

¿Se federalizó el país?

En Bogotá, por ejemplo, la alcaldesa Claudia López decretó un simulacro en el que se les pide a los ciudadanos no salir de sus casas desde este viernes 20 de marzo hasta el lunes 23, salvo algunos casos especiales. El Gobernador de Cundinamarca, Nicolás García, también se había adherido al simulacro de la capital. 

La gobernadora del Valle, Clara Luz Roldán prohibió espacios con aglomeración superiores a diez personas y toque de queda. Sin embargo, dijo que se acataba la decisión del presidente y que su decreto fue enviado al presidente para que sea aprobado. 

En Cali, el alcalde Jorge Iván Ospina ya había dicho que tenía planes de decretar ley seca para evitar las reuniones de las personas en sus casas: «Quisiera decirle a las personas de la actividad de la noche que si bien este virus no afecta a muchos jóvenes, si lo hace a nuestros adultos mayores, y por eso no descarto la posibilidad de que tengamos ley seca para restringir la actividad nocturna en toda la ciudad».

En el Oriente antioqueño, 36 municipios también se han acogido al toque de queda. En Medellín no se ha declarado esta medida, pero la Alcaldía sí ha hecho un llamado para que los ciudadanos en la medida de lo posible se queden en casa y que trabajen o estudien desde casa.  

En la costa también habían decretado medidas similares. William Dau, alcalde de Cartagena, implementó la medida del toque de queda en el Centro Histórico y sectores como Getsemaní, los lugares de mayor concentración ciudadana. Dau ya dijo que pese al decreto del presidente seguirá adelante con la medida. El cierre de playas y ríos en Santa Marta fue la medida adoptada por la Alcaldía para prevenir el contagio del Coronavirus. También se hizo lo mismo con los gimnasios y juegos de niños.

Una discusión jurídica estéril

El Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, frente a la expedición del Decreto 418, que estableció medidas transitorias para expedir normas en materia de orden público, hizo un llamado a no distraer la atención sobre el único objetivo que debe mover a todos los colombianos: frenar y combatir la pandemia del Covid 19. 

“La tarea de todos en este momento es reforzar las acciones institucionales, sociales y personales para prevenir ya la expansión del contagio y proteger prioritariamente a los más vulnerables”, precisó el jefe del Ministerio Público. 

Tras la discusión surgida en el país por el mencionado decreto, indicó el jefe del órgano de control que la interpretación que se impone es la urgencia de complementar y coordinar las tareas a cargo del Gobierno Nacional y de los alcaldes y gobernadores. 

“El Gobierno fija las políticas públicas en materia de orden público nacional, y los mandatarios locales, con criterios de autonomía territorial, ejercen el poder de policía en su jurisdicción y ejecutan las políticas, en el marco de las normas legales, ordinarias y de excepción”, precisó. 

Para el Procurador el llamado es a la coordinación y articulación entre todos los niveles de gobierno, evitando confusiones innecesarias e inoportunas. 

“Hoy más que nunca debemos estar unidos todos, sin que sea admisible anteponer debates de competencia que impliquen derogatorias de medidas territoriales que pueden ser aún coordinadas con el Gobierno Nacional. El enemigo a derrotar entre todos es el virus que sigue propagándose en Colombia y contra el cual debemos actuar temprana y drásticamente”, puntualizó el Procurador General.