Periodismo, oportunismo, terquedad

0

Por: Luis Alfredo Bonza Forero/ La generosidad de nuestro Gobernador Dr. Mauricio Aguilar Hurtado, el digno equipo de prensa dirigido con lujo de detalles por la Dra. Katherine Suárez, nos exhortó a participar en un acto en el Salón Central de la Gobernación, “Augusto Espinosa Valderrama” el día 10 del mes en curso, con motivo del día del periodista, que en Bucaramanga lo celebra un personaje en el año hasta cuatro veces, lo camufla dentro de programaciones  muy seguramente para obtener resultados.

Me encontré antes del ingreso al lugar reseñado con el magnánimo periodista Héctor Gómez Kabariq, hombre de experiencia, pausado, analítico, observador.

Nos pusimos a repasar con añoranza lo que fue el periodismo, lo que hoy es, lo que dejará de ser ante la ausencia marcada de quien escriba la necrología de lo pasa, una columna de opinión, o la sindéresis de un escrito, llegando a la conclusión el periodismo de hoy, solo es la utilización del micrófono y pare de contar, con un ítem, hoy es periodista quien quiera serlo, el término descrito se cambia por concesionario, lo que conduce a quien quiera comprar un espacio radial, una grabadora, un radio, paga produciéndose el milagro, un periodista más, no siendo critica sino la situación en que se encuentra el oficio del periodismo, del que siempre se ha dicho no es hacerlo sino saberlo hacer.

Desde nuestro sitio de asiento pudimos apreciar en manos de quien está el periodismo en Bucaramanga, aceptando los afines de nuestra labor, pero observamos: saca fotos, no fotógrafos profesionales; filmadores, no camarógrafos de profesión; llegaron hasta vendedores de radios, lociones, esposas, hijas, de controles de emisoras, locutores, presentadores de tarima, vi hasta un simple profesional que habla mal de la prensa, pero llegó a escampar al lado de quienes dicen ser, pero no son. Resumo, el mercado de las pulgas le queda pequeño a nuestro gremio, que fue respetable, serio, responsable y digno, sin demeritar a alguien, al señalar el periodismo como un oficio, cualquier día llegarán los recolectores de basura que trabajan en la EMAB, a lo mejor nos puedan contar algo sobre Vitalogic.

El periodismo es un algo que se lleva dentro, el oportunismo es el trance para estar cerca de los gobernantes, la terquedad es propia del que quiere ser periodista, pero lo inutiliza lo poco o nada de su conocimiento, creo que es hora que las organizaciones serias de periodistas tomen cartas en el asunto.

Irrumpo mi escrito para contarles una inédita, hay mortificadores  del periodismo que hasta sus conyugues ya son periodistas, lo relatado desmejora el noble oficio del periodismo, infortunadamente los respaldan sin tener en cuenta la hoja de vida, su permanencia en la prensa y radio, ni siquiera miran si han tenido una mínima inducción en esta labor, por ello creo que el periodismo manchado lo encuentra en nuestra ciudad, coincidimos con el maestro Héctor Gómez Kabariq que, quien dice ser periodista pero no escribe, su labor es otra.

No nos equivoquemos, muchos son los llamados pocos los escogidos.

“El que busca la verdad corre el riesgo de encontrarla”: Manuel Vicent.

Correo: alfredobonza@gmail.com