Desempleo llevó al FMI a reducir previsión de crecimiento del PIB de Colombia para 2020

0
Pese a las difíciles condiciones externas y las tensiones sociales en América Latina, Colombia ha logrado impulsar su crecimiento con una inversión extranjera estable.

Tras la visita de los representantes de la Misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) al país, la entidad señaló que, pese a que en 2020 la economía colombiana crecerá una vez más este año, de manera destacada, la variación sería de 3,4%, por debajo de lo que habían anunciado en 2019, cuando la cifra dada fue 3,6%, y luego en enero pasado, cuando hablaron de 3,5%.

Las razones, de acuerdo con Hamid Faruqee, representante del organismo en la mencionada Misión, son variadas, pero una de las que tendría mayor impacto es el desempleo, pues esta situación se refleja directamente en el consumo, que en 2019 fue uno de los mayores jalonadores de la economía, como también lo será, aunque en menor medida este año.

“El mercado laboral está débil y puede tener un impacto en el consumo de los hogares, pero yo diría que el consumo sigue siendo bastante fuerte y estamos viendo que la inversión también va a aumentar. Lo que vemos es rotación entre los factores que están jalonando el crecimiento”, explicó Faruqee.

No obstante, advirtió que, aunque la migración venezolana sí ha impactado el crecimiento de la cifra de desempleo que en 2019 cerró en 10,5%, el aporte habría sido de entre o,1% y 0,2%, lo que calificó como una cifra muy pequeña. Frente a esto añadió que en marzo presentarán un informe detallado.

Y es que las nuevas protestas y paros laborales podrían relentizar la actividad y retrasar reformas. Es por eso que, entre los riesgos inminentes, advirtió el FMI, está el mayor deterioro en las condiciones del mercado laboral y una insuficiente generación de ingresos tributarios.

Además, en el informe subrayan que, pese a las difíciles condiciones externas y las tensiones sociales en América Latina, Colombia ha logrado impulsar su crecimiento con una inversión extranjera estable. Añadieron que se espera que la inmigración sostenida, las remesas, y las condiciones monetarias y crediticias ‘acomodaticias’ continúen sosteniendo la demanda privada interna, incluyendo la creciente inversión.

Uno de los puntos que destacó la Misión es que las altas remesas de 2019 compensaron el deterioro de la balanza comercial. No obstante, se advirtió que, en total, se estima que el año pasado el déficit de la cuenta corriente se amplió hasta el 4,4% del PIB y que este año esa cifra podría llegar a 4,6% según las cuentas del Ministerio de Hacienda.

“Se espera que el déficit continúe financiándose holgadamente mediante una creciente inversión extranjera directa e influjos de portafolio relativamente resilientes, dadas las muy favorables condiciones financieras globales”, dice en estudio.

En cuanto al sector financiero, desde el FMI celebró la solvencia y la liquidez del sistema financiero, pues, según ellos, continúan siendo sólidas. Esto debido a que la cartera vencida ha disminuido desde que alcanzaron su pico en 2018.

Por otro lado, frente a la inflación, el FMI dijo que la cifra cerraría en 3%, de acuerdo con la meta planteada. Esto a medida que los choques de ofertas temporales del año pasado continúen desvaneciéndose según los analistas.