JEP aceptó sometimiento del exsenador Musa Besaile pero no le concedió beneficios

0
"Se comprometió a dar aportes de verdad plena, temprana y fundamentada sobre las estructuras paramilitares con las que tuvo relación para su elección como congresista, con otros agentes del Estado y con empresarios de su departamento", advirtió el tribunal.

La Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) aceptó la solicitud sometimiento del exsenador Musa Bessaile Fayad, procesado por el escándalo del cartel de la toga y por parapolítica, pero sin darle beneficios.

La JEP, entonces, juzgará al excongresista por sus presuntos vínculos «con las Autodefensas Unidas de Córdoba y Urabá para lograr su elección como senador por el departamento de Córdoba», de modo que será procesado por los delitos de concierto para delinquir agravado, cohecho y peculado por apropiación.

Besaile, con su sometimiento, debe dar información sobre nexos de los paramilitares en Córdoba: «(…) se comprometió a dar aportes de verdad plena, temprana y fundamentada sobre las estructuras paramilitares con las que tuvo relación para su elección como congresista, con otros agentes del Estado y con empresarios de su departamento», explica la jurisdicción especial.

Cabe mencionar que el exsenador también ha sido investigado por presuntamente pagar sobornos para frenar el proceso por parapolítica que la Corte Suprema de Justicia adelantaba en su contra. En ese sentido, precisa la JEP, Besaile también se comprometió a dar información «sobre los hechos de corrupción en los que participó con algunos miembros».

De esta forma, Musa Besaile se convierte en el tercer parapolítico admitido por la JEP. Los otros dos son David Char y Álvaro Ashton. Este último, al igual que Besaile, también ha sido procesado por el llamado ‘cartel de la toga’.

Debido a que la JEP no le dará beneficios, Musa Besaile seguirá recluido en el Batallón de Artillería, en Bogotá, a donde fue trasladado en febrero de 2018.