Gente de Santander

0

Por: Carlos Roberto Ávila Aguilar/ Aprovecho estas primeras letras de nuestra inaugural columna del año para agradecer públicamente al señor director de Corrillos, Juvenal Bolívar y su equipo de trabajo, por este espacio que me conceden, deseándoles a todos nuestros lectores, amigos y familiares éxitos totales en este 2020.

Llegó el momento de iniciar actividades, algunos continuamos con nuestras labores diarias, otros con sus empresas, otros con sus emprendimientos, otros a construir sus sueños y otros buscando trabajo o alguna oportunidad para prosperar.

La Gran encuesta Integrada de Hogares – GEIH – del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), posee datos sobre las condiciones de empleo de las personas y proporciona al país información a nivel nacional y departamental, como también de ciudades capitales y áreas metropolitanas, contándonos en cifras y estadísticas, cómo estamos.

El DANE, que es la fuente de información para nuestra columna, destaca en su informe publicado el 27 de diciembre de 2019, que “en noviembre de 2019 la tasa de desempleo fue de 9.3% a nivel nacional y un 10.4% en 13 ciudades y áreas metropolitanas”.

Si bien es cierto, la gran encuesta, señala que la población ocupada en el país en noviembre de 2019 asciende a 22.8 millones de personas, 413 mil personas más que en el mismo mes de 2018, representando un incremento del 1.8%; también es cierto, que la misma fuente, nos muestra que a noviembre de 2019 la población desocupada en Colombia haciende a 2.3 millones de personas, un incremento porcentual de 8.1% con respecto a noviembre de 2018, es decir, 176 mil personas más desempleadas en 2019.  (Informe DANE)

Según el informe publicado en el mes de octubre de 2019 por el DANE, Bucaramanga y su área metropolitana alcanzaron a estar dentro de las ciudades que presentaron las menores tasas de desempleo, con un 8.9%, así como Barranquilla con un 7.9% y Cartagena con un 6.1%, también es cierto que esta ocupación se dio gracias a los trabajos de obreros, empleados particular con un 46.6% y el trabajador por cuenta propia con un 39.3%.    

En el informe de noviembre, publicado el 27 de diciembre de 2019 por el DANE, ya no aparece Bucaramanga, las ciudades con menor tasa de desempleo en el país fueron Cartagena (6.2%), Barranquilla (7.7%) y Pereira (6.6%); en mi concepto la incidencia del turismo mejoró las condiciones, tema que debemos prestar más atención en Santander.

La preocupación para 2.3 millones de personas en Colombia, durante estos días, es el empleo (trabajo); aquellos que terminaron su contrato laboral o su contrato de prestación de servicios con el Estado, su cargo de libre nombramiento y remoción, aquellos que durante el año estuvieron en la informalidad y desean algo formal, aquellos que siguen desempleados desde el 2019, esperando que este año sea su momento, todos de alguna manera están pensando que hacer, algunos moviendo sus hojas de vida, otros sus contactos, sus amigos, participando en línea en las convocatorias públicas o de meritocracia,  revisando y tachando los clasificados, otros, están pensando en emprender, crear su propia empresa, su propio negocio, solo o con socio, pero no saben por dónde empezar y otras pensando salir del país en busca de oportunidades, de cumplir sus sueños y buscar una estabilidad real, el fin, poder tener dinero para satisfacer sus necesidades básicas diarias, vivir dignamente con su familia y por ende, sostener su hogar legalmente.

Es necesarios que los nuevos gobiernos regionales, nuestros legisladores, gremios, la academia y gobierno nacional, analicen de cerca los resultados públicos de GEIH, en el informe del mercado laboral que presenta el DANE 2019, para que sus acciones a corto, mediano y largo plazo, sean encaminadas en más oportunidades e integren sus esfuerzos en mejorar condiciones de los santandereanos y por ende de todos los colombianos

Durante toda mi vida he recorrido el departamento de Santander, pero el año 2019, fue aún más maravilloso, tuve la oportunidad de recorrer la gran mayoría de municipios de nuestro Santander, algunos que no conocía, en esos recorridos, hablé con muchas personas, hice amigos y conocidos, algunos campesinos, otros bachilleres, empleados, madres de hogar, profesionales, empresarios y empleados, a todos los une un solo sentimiento, el amor por su región, le apuestan a su territorio y creen en las oportunidades que hay en su municipio, tanto en lo urbano como en lo rural, pero necesitan de los gobiernos para atender sus necesidades de empleabilidad, emprendimiento, apoyo al campo, al microempresario, no quieren que emigren sus hijos, los nuevos mandatarios de los 87 municipios, deberían escoger en sus equipos de gobierno, de trabajo y sus programas, gente de Santander.

Tenemos un sinnúmero de personas idóneas para que ocupen las diferentes posiciones, no hay que buscarlos en otro departamento o fuera del país, acá tenemos profesionales, tecnólogos, técnicos, bachilleres bien preparados y también personas que no han tenido estudios, pero poseen un gran conocimiento por la experiencia, confiemos en ellos, estoy seguro que lo asumirá con responsabilidad.

Ahora nos queda un segmento importante de la población, la juventud, aquellos que dedican años a estudiar, sus padres o ellos mismos hacen esfuerzo económicos y personales para cubrir los gastos académicos y cuando salen al mercado laboral les exigen experiencia, la cual no tienen, siendo complicado o difícil iniciar un trabajo acorde a sus estudios, ahí es donde necesitan una oportunidad, por ello debo destacar el decreto 2365 del 26 de diciembre de 2020, emanado del Departamento Administrativo de la Función Pública, que tiene por objeto “fijar los lineamientos para que las entidades del Estado den cumplimiento a lo establecido en el artículo 196 de la Ley 1955 de 2019, relacionado con la vinculación al servicio público de los jóvenes entre 18 y 28 años, que no acrediten experiencia, con el fin de mitigar las barreras de entrada al mercado laboral de esta población”; sería bueno aplicarlo.

Los nuevos gobiernos, deben revisar sus nóminas, sus manuales de funciones y manuales de contratación y ajustarlos, apostándole a la generación de empleo, así mismo en sus planes de desarrollo deben incluir en sus metas, el fortalecimiento de las empresas, grandes y pequeñas, a generar confianza inversionista, programas de emprendimiento, educación, formación empresarial, generación de empleo, turismo, microempresas, alianzas público-privadas, temas sociales que apalanquen desarrollo, etc. y seguir confiando en el capital humano que tenemos, acá hay gente buena, hombres y mujeres de la región que pueden participar en el mercado laboral del sector público y privado, mejorando así los indicadores de empleabilidad, menor pobreza, mayor redistribuimos de las riquezas en los municipios y tendremos más santandereanos felices.

Twitter: @CarlosRobAvila

Facebook: Carlos Roberto Avila Aguilar

Instagram: carlosrobertoavila2018

Correo: carlosrobertoavila@hotmail.com