Ministro de Salud se fue sin profundizar en el tema del consumo de sustancias

0
n el primer trimestre del año 2020 llegarían a Santander los recursos del Acuerdo de Punto Final para saldar deudas acumuladas por años en el sector salud, lo anunció el Ministro saliente en su balance.

El Ministro de Salud, Juan Pablo Uribe, renunció, pero antes de irse dejó un listado de sus logros de los cuales Santander es beneficiario en muchos sentidos.

El punto con que comenzó el Ministro su balance de logros cumplidos tiene que ver con el desembolso de recursos del Acuerdo de Punto Final para saldar deudas acumuladas por años en el sector y darle mayor liquidez al sistema de salud, un compromiso histórico del gobierno nacional.

Ya se han girado 1.2 billones de pesos que han llegado para fortalecer y mejorar los servicios de salud que reciben los colombianos.

El Acuerdo de Punto Final del régimen subsidiado ya está operativo, dijo el Ministro, y antes de terminar el año departamentos como Caldas y Valle del Cauca, recibirán los recursos de la Nación para saldar deudas que cargaban por décadas.

Con los demás departamentos, lo que incluye a Santander, se avanza para que los recursos de la primera fase del saneamiento se giren en el primer trimestre del próximo año.

Con el Acuerdo de Punto Final el sector salud recibirá más de 5 billones de pesos para el régimen contributivo y más de $2 billones para el subsidiado, además de los recursos normales que se giran todos los meses para garantizar el aseguramiento en salud de todos los colombianos que en 2019 alcanzan los $42.5 billones y que representan 10% más que lo girado en 2018.

En temas específicos

Dijo el saliente Ministro de Salud que Colombia logró que 66 municipios fueran certificados mundialmente por interrumpir la transmisión vectorial de la enfermedad de Chagas, un gran avance para seguir proporcionando mejores condiciones de salud y equidad a los ciudadanos.

La certificación le fue otorgada al país luego de que una comisión de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) evaluó, las acciones que las Secretarías y el Ministerio de Salud y Protección Social realizaron en 34 municipios de Santander, Boyacá, Casanare, Arauca, Norte de Santander y Vichada, para impedir la transmisión de esta peligrosa enfermedad a través del insecto conocido como pito.

Depuración de las EPS’s

Dijo el Ministro Uribe que respondiendo a una promesa del gobierno –aunque es posible también que respondiendo a pacientes que se encadenaron, que murieron esperando atención, o pacientes que todavía están a la espera de que los atiendan-, empezó la depuración de las EPS.

Dijo el ministro Uribe que esa depuración se basó en las EPS que no les cumplen a los colombianos y no les ofrecen servicios de calidad.

La Superintendencia de Salud liquidó Comfacor, Cruz Blanca y Emdisalud y se cerraron servicios de Coomeva, Medimás y Comparta en tres departamentos.

Adicionalmente, dijo el saliente Ministro, que se ha fortalecido el derecho de libre elección de los ciudadanos con el sistema SAT que permite hacer los traslados en línea, a través de la página web del Ministerio de Salud.

Control de precios en medicamentos

En el siguiente tema los pacientes nos tendrán que dar su opinión en si al Ministro le cabe completa la razón.

Porque dijo el saliente Ministro de Salud que se fortaleció el control de precios de medicamentos.

En el 2019 entraron a regulación 902 medicamentos generando ahorros por $366 mil millones. Para el 2020 hemos propuesto incluir 7899 medicamentos adicionales, que agregarán $370 mil millones en ahorros.

Con estas medidas el total de medicamentos regulados ascendería a 2525 con ahorros de $5,5 billones.

El control de precios de medicamentos ha permitido que los colombianos se beneficien de ahorros de hasta 50% en los precios de medicamentos. ¿Quién confirma?

Con el tema de la drogadicción

Luego de que Colombia pasará de ocupar el deshonroso lugar de ser uno de los principales país exportadores de sustancias alucinógenas, a ser, sin perder el anterior señalamiento, un país consumidor, las políticas públicas con respecto al tema de la drogadicción se volvieron más que urgentes.

El saliente Ministro de Salud en su balance casi que dio palabras de aliento al respecto.

Dijo que con la implementación de la Política de Salud Mental y la de Prevención y Atención del Consumo de Sustancias Psicoactivas, durante el último año el gobierno puso en la agenda pública estos dos temas prioritarios para la salud pública.

Se capacitaron más de 540 profesionales en atención primaria en salud mental en los territorios del país, más de 5 mil personas asistieron a jornadas de información y se generó un curso de salud mental comunitaria dirigido a más de 3600 personal, todo esto para propiciar mejores condiciones de atención y prevención en salud mental.

Las anteriores son palabras textuales del saliente Ministro Uribe, que nos dejan una grave preocupación porque encabezó con: “implementación de la Política de Salud Mental y la de Prevención y Atención del Consumo de Sustancias Psicoactivas”.

Pero solo desarrolló el tema de salud mental. Sin señalarlo en específico, pero al Ministro le preocupaba más el tema de la salud mental que el tema “de Prevención y Atención del Consumo de Sustancias Psicoactivas”, porque aunque lo mencionó no dijo nada al respecto. ¿Lo olvidó?

Gran interrogante, porque a continuación pasó a decir en su balance que se consiguió la continuidad por cinco años más del Fondo Global contra el VIH, la tuberculosis y la malaria y se invertirán 30 millones de dólares en prevención y tratamiento de estas enfermedades.

Temas también muy importantes, pero la “Prevención y Atención del Consumo de Sustancias Psicoactivas” es un asunto de atención urgente, para ya, mañana puede ser tarde… y apenas lo anunció y se fue.