La educación virtual y la forma de ganarle al tiempo para cumplir los sueños

0
Luego de ocupar altos cargos en lo público, el último de ellos la Gerencia de Metrolínea, Laura Cristina Gómez Ocampo enfiló sus baterías al sector educativo. Desde la rectoría de la Unad ha sido una aliada estratégica. Sabe que la academia no puede divorciarse de la realidad. Homenaje a la Unad, a su rectora, a la educación virtual, al “tiempo que te quede libre, si te es posible…”

El gen del envejecimiento ha sido desactivado. Es el año 2161. Al cumplir 25 años se deja de envejecer. Pero al año siguiente se muere de un ataque cardíaco. O viven si ganan tiempo y lo suman al reloj de vida que marca en su antebrazo izquierdo. La pelea es por tiempo.

Es el argumento de In Time, película titulada en español: El precio del mañana. Es una película estadounidense escrita y dirigida por Andrew Niccol. Se estrenó el 28 de octubre de 2011.

Luego de esa entrada saltamos en el tiempo para hablar de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia – Unad – y de la abogada Laura Cristina Gómez Ocampo, quien dirige la sede Centro Oriente de la Unad.

Postuló su hoja de vida, hace ya cuatro años, y cuando en la Unad le dieron el sí, se retiró de la gerencia de Metrolínea. “Para entrar a un sector en el que sin duda tengo mucha convicción de la importancia que tiene la construcción de sociedad en este país, que es el sector de la educación”.

Dice que en el sector educación “tiene experticia, gusto, afinidad por la actividad académica. Y si me preguntan dónde quisiera estar, respondo que en el sector de la educación”.

Se formó como administradora de lo público y en el sector puede ejercer las competencias que se desarrollan o que deben tenerse para la administración de lo público.

Alternativa para avanzar en formación

Explicó Laura Gómez que la Unad es una universidad pública creada hace 38 años, dirigida a brindar formación a los colombianos que quieren una alternativa diferente para poder avanzar en su proceso formativo.

Allí se optimiza el tiempo, se desarrollan otras competencias que en el entorno de hoy son indispensables como es el uso de las herramientas informáticas y el uso de la tecnología para el proceso formativo.

Dijo que este tipo de formación recibe una persona como estudiante y el egresado ya es otro ser humano, con unas consideraciones del buen uso del tiempo, de la responsabilidad, de un proceso de aprendizaje perpetuo porque el estudiante en esta modalidad no se queda solo con lo que enseñaron sino que además aprende a acceder al conocimiento.

Allí no se enseñan los conceptos, los elementos propios de lo disciplinar por sí solos se desarrollan a partir de núcleos problémicos. La gente toma problemas que se desarrollan en su entorno para desarrollarse conceptualmente. Adquiere de mejor manera el conocimiento.

Directora de Inspecciones de Policía

Laura Cristina Gómez Ocampo es hija de Lucero Campo, caleña y manizalita y de Rudecindo Gómez Otero, santandereano dedicado toda su vida al servicio de lo público. Con dos hermanos, ella es la del medio.

En las Pachas estudió desde kínder hasta once grado cuando la expulsaron en agosto por indisciplinada. En el Instituto Caldas se graduó de bachiller a los quince años. Siempre buena estudiante, la menor del salón, pero con esa rebeldía. Historia, ciencias, sociales y lenguaje, las materias en que sobresalía, pero en cambio poco amor por las matemáticas.

Ya bachiller fue por seis meses de intercambio a Atlanta, Estados Unidos. Al regresar entró a la Santo Tomás a estudiar derecho y a los 20 años ya era abogada. Tiene seis especializaciones en Derecho Público, en Derecho Constitucional, en Control fiscal para entidades públicas, en Gerencia de servicios de salud, en Administración y gestión territorial, y en Contratación estatal. En universidades tales como la Unab, el Externado, la Udes y la Esap. Hoy cursa una Maestría en Derecho con énfasis en Derecho Administrativo.

Fue a trabajar en la Alcaldía y Alfonso Gómez Gómez la nombró Directora de las Inspecciones de Policía. Fue su primer cargo. Luego fue a la Contraloría Nacional como auditora en la rama judicial y Coldeportes y siguió una larga lista.

En fecha más reciente fue Secretaria de Educación de Santander (8 años), Secretaria de educación, salud y desarrollo social en Piedecuesta (4 años), Secretaria general de las UTS (3 años), Asesora de Gobernador (4 años), Magistrada de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, Asesora del Alcalde de Bucaramanga y Gerente de Metrolínea.

Renunció a la Gerencia de Metrolínea en diciembre de 2015 para postularse a la Unad. El cinco de diciembre de 2015 se posesionó en la universidad. Allí el cargo se llama Directora de la Zona Centro Oriente y Directora del Nodo Ceat Bucaramanga.

Megauniversidad con sedes en Colombia y EEUU

Laura Gómez quiso la Unad porque había unos retos de crecimiento institucional. Recibió una sede en desequilibrio financiero, con una matrícula muy baja, con muy poca productividad en investigación.

La matrícula en 2015 era de 1.200 y cuatro años después son 5.800 solo en Bucaramanga, para un total de ocho mil en la zona oriente. Un crecimiento paulatino, cumpliendo y superando las metas que a cada zona le imponen.

Hoy tiene 66 carreras entre tecnológicas, profesionales, maestrías y especializaciones.

Ha recibido visita de pares, de acreditación institucional, visita de acreditación de sistema, de gestión de calidad. Con 38 años de existencia la Unad está acreditada con las Normas Icontec. Es colombiana y es pública.

Es una megauniversidad con 136.237 estudiantes al año en Colombia. La zona oriente comprende los departamentos de Santander, Norte de Santander y Arauca.

La gente que busca alternativas

Dijo la rectora de la zona que la gente prefiere la Unad porque su modalidad es abierta, y su metodología es virtual, genera la oportunidad de acceder a la formación a muchos colombianos que están limitados por tiempo, por aspectos geográficas, por las condiciones mismas del género al que pertenecen: las mujeres amas de casa que no pueden salir y dejar a sus hijos, que necesitan cualificarse.

Gusta por las alternativas, porque en la modalidad de educación virtual se conjuga otro elemento que denota unas competencias que requiere el mundo que es el uso de las herramientas informáticas para el proceso formativo.

Porque el estudiante hace uso de su tiempo conforme a la dinámica propia de su vida. Porque es una universidad pública, cuyos costos les dan oportunidad a muchos colombianos para educarse.

Porque se preocupa por la calidad y la pertinencia de los contenidos de sus programas. Porque su premisa está presente desde el momento de su constitución, a hoy se mantiene intacta: La solidaridad.

Los estudiantes viven ese principio porque se considera que el conocimiento no es solo para enriquecer y abordar desarrollo humano desde lo individual, sino desde lo colectivo.

Las mujeres y profesionales la prefieren

Allí la mayoría de sus estudiantes son mujeres, un total de 53 por ciento. El total de estudiantes se reparte entre lo urbano y lo rural, sin ninguna preeminencia. Hoy son más los adultos que los jóvenes en la Unad, pero ya se ve una transición en la que los jóvenes quieren utilizar esta modalidad de educación como una alternativa del buen uso del tiempo, como un ejercicio de disciplina en sus procesos formativos.

Dijo Laura Gómez que la gente escoge la universidad porque cuando está inmersa en la actividad laboral, la modalidad a distancia se le ajusta para no interferir en la actividad productiva. La gente que trabaja prefiere hoy la modalidad virtual. Desarrolla muchas competencias en lo tecnológico, afianza sin duda el criterio de responsabilidad.

Reconocimientos y exaltaciones a la labor

En el segundo año de su administración le entregaron el reconocimiento por ser la Zona con mayores acciones de cobertura y de retención, y estrategias de retención aptas.

Y hace apenas unos días, a comienzos de diciembre de 2019, Laura Gómez recibió el reconocimiento por ser el centro con la mejor cobertura, por tener la mejor retención y permanencia del país. Las estrategias de retención y permanencia que se desarrollan con todo el cuerpo académico y con los consejeros estudiantiles, que son esas personas que están pendientes de cada uno de los estudiantes de manera virtual a través de unas plataformas tecnológicas que la universidad tiene.

En total fueron seis premios para la zona. Dados en Paipa – Boyacá en un encuentro anual en donde se hace la evaluación de los resultados institucionales y se planea el siguiente año. Es una semana en la que la universidad se dedica a observarse, a planear su crecimiento académico, a evaluar sus estrategias académicas y administrativas.

La Unad es la universidad que menos deserción presenta en todo el país. Es la única de las universidades que crece en matrícula.

La inserción laboral de los egresados está en un 75 por ciento de quienes se dan a la tarea de inmiscuirse en el mercado laboral como empleados. Los otros tienen tareas de emprendimiento o actividades propias.

Existen convenios con 37 alcaldías, con las gobernaciones de Norte de Santander y de Arauca, con la Policía Nacional, con el ICBF, con la Superintendencia de Notariado y Registro, y con el Inpec entre otros, para el desarrollo de proyectos. De igual forma con empresas privadas.