La aprobación “otra vez” de la reforma fiscal, el sufrido triunfo de Iván Duque

0
El proyecto de ley se aprobó en medio del rechazo de los sindicatos de trabajadores y de estudiantes, que participaron en una ola de huelgas y manifestaciones.

El Congreso de Colombia aprobó el viernes una controvertida reforma tributaria con la que el país mantendrá beneficios fiscales a los empresarios y obtendrá recursos de la banca y las personas, para reemplazar una derogada hace unos meses por la Corte Constitucional por errores en el trámite inicial.

Según el Ministerio de Hacienda, con la ley el país recaudará el próximo año unos 13,5 billones de pesos (4.063 millones de dólares) adicionales.

El proyecto de ley se aprobó en medio del rechazo de los sindicatos de trabajadores y de estudiantes, que participaron en una ola de huelgas y manifestaciones, en protesta por las políticas sociales y económicas del gobierno del presidente Iván Duque, que tiene una baja popularidad y un limitado apoyo en el legislativo.

La reforma mantiene la ampliación de algunas tarifas del impuesto sobre la renta de las personas más ricas y una sobretasa al mismo tributo cobrado a los bancos del 4% para el próximo año, así como de 3% para 2021 y 2022.

La nueva ley incluye la reducción paulatina en la tarifa de renta a las empresas del 33% al 30% al 2022, el descuento del IVA pagado en la adquisición de bienes de maquinaria y equipo, en busca de promover la inversión, así como el descuento del impuesto de industria y comercio, exenciones que rondarían los 8 billones de pesos (2.407 millones de dólares), según analistas.

Presionado por las protestas, Duque incorporó en la reforma tributaria la devolución del IVA a las familias más pobres, la reducción gradual en el aporte a la salud que hacen los pensionados con un salario mínimo e incentivos a empresas que generen empleo para los jóvenes, medidas que equivaldrán cerca de 3,2 billones de pesos (unos 963 millones de dólares).

“Tenemos el absoluto convencimiento que el recaudo va a subir y que la situación fiscal que empezó siendo difícil hace un año, hace año y medio, está cada vez mejor y las finanzas públicas en mejor estado”, dijo el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla en el Congreso tras la aprobación de la reforma.

La norma sufrió un tortuoso camino en el Congreso, que tuvo que sesionar jornadas extras y donde Duque no tiene una sólida coalición, lo que le ha dificultado el trámite de otros proyectos.

El Ministerio de Hacienda aseguró que con la reforma el país cumplirá su meta de déficit fiscal de 2,2% del Producto Interno Bruto (PIB) para el próximo año, desde uno previsto de 2,4% en el presente.