Duque y Rodolfo: ojos vendados

0
Corrillos-Yo-Opino-Fredy-Chinchilla

Por: Fredy Horacio Chinchilla Reyes/ La ceguera en la que se encuentra el presidente Iván Duque es ya de intervención quirúrgica y esto se hace evidente por la renuncia del muy folclórico ministro de Defensa, Guillermo Botero y, como siempre el discurso de disco rayado, “la culpa es de la vaca” o “de alguien más”, “la protesta social es la culpable de todos los males del país”, el foro de Sao Pablo, o mejor, la culpa es de los vecinos ruidosos como Venezuela, Bolivia o los comunistas o tal vez la culpa es del gato con botas por bandolero, pero eso sí, no de las fallas y metidas de pata de un ministro incapaz y un gobierno con actitud brabucona y de indiferencia ante los graves problemas del país .

Pero esto no es nuevo y los colombianos nos debemos enterar que todo el ruido provocado desde el gobierno nacional es parte de ese juego macabro del engaño, de la mentira, la manipulación y que es propia del libreto que le dictan a Iván Duque, el cual, cuando no se emberraca, se indigna: ya muchos sabemos que es la fórmula que se aplica en estos casos y se repite una y otra vez que seguirá sucediendo mientras una inmensa mayoría no despierte en su conciencia, es decir, el mismo caldo con diferente plato.

Y esa actitud de negar, no aceptar lo evidente y el desastre de gobierno que dirige es lo que lleva al país a la situación actual. Quizás una de las pocas cosas para mostrar es el tema del crecimiento económico en comparación con el resto de países de la región, pero claramente ese crecimiento ha sido impulsado en gran medida por la economía subterránea y ya muchos se horrorizarán por tan impensable y desmedida afirmación, y fue hace más de 20 años cuando el exembajador de los Estados Unidos en Colombia, Miles Frechette, quien afirmó que éramos una narco-democracia y muchos se escandalizaron. También niegan que las Bacrim (paramilitares) siguen en el país haciendo de las suyas.

Ahora bien, no aceptar lo evidente ya es un hecho claro y negar una y otra vez los sucesos tal como el proceso de paz y la sola palabrita les provoca alergia y sarna, han querido desviar todo lo que huela a paz por términos que manipulen al pueblo ingenuo y ahora la palabra mágica es legalidad, convivencia etc. Vemos como los eufemismos adornan el discurso con flores y palabrejas que desvían el real sentido de la paz en Colombia, esa ha sido una permanente actitud de este gobierno que busca deslegitimar lo que el país reclama a gritos, la paz como derecho constitucional.

La guerra, el caos entre otras cosas, es el combustible del discurso político de una tendencia política extremadamente peligrosa del Centro Democrático pues estos hechos que pervierten el orden son a su vez la justificación de su accionar, además de crear el ambiente perfecto para toda su verborrea política y seguir desconociendo los efectos positivos de un nuevo contexto de paz y no solo esto, es desconocer que en él país ha existido y existe aún un conflicto armado, por la vanidad política y también por las implicaciones legales y políticas.

El uribismo entró en estado de hospital psiquiátrico por todo su maquiavélico proceder. Para la muestra un botón: la criminalización de la protesta social, eso sí de carácter pacifica, pues el vandalismo en estas es inaceptable y lo más repudiable es la infiltración de estas por cualquier actor que pervierta el orden. Es de destacar como la institucionalidad las infiltra provoca desordenes, vandalismo y después culpa a los marchantes, sin desconocer que también hay vándalos civiles que actúan perversamente haciéndole daño a la protesta social pacífica.

El expresidente Álvaro Uribe Vélez, investigado por la Corte Suprema de Justicia y con cientos de procesos a cuesta no se cansa de querer dar catedra de moral y da vergüenza, pues no solo el, sino también su hermano Santiago Uribe Vélez que está involucrado hasta la medula en casos de paramilitarismo y crímenes, ¿entonces qué autoridad moral tiene el expresidente para ufanarse de ser faro moral y ético del país?

Sumado a lo anterior, y en esa línea de estigmatizar y deslegitimar la protesta social, el uribismo se pronuncia y afirma que el paro busca desestabilizar el país y otra serie de sandeces acolitadas por el desacertado presidente de los colombianos y la también errática vicepresidenta, es que ni siquiera el presidente Sebastián Piñera de Chile siendo de una derecha recalcitrante ha salido a decir semejantes insensateces, por el contrario ellos en Chile han tenido que reversar parte de toda esa andanada de barbarie económica y que en Colombia tiene cada vez más empobrecida a la población.

Chile y Colombia como modelos económicos gemelos llegaron a una explosión social y que sus ciudadanos siguen firmes en la pretensión de hacer sus países mucho más orientados a la equidad social. En Chile los congresistas por esa presión social se vieron obligados a reducirse el salario en un 50% y aumentar las pensiones más bajas en un 50% y aun así la protesta y presión social no decae, esto provocado por reformas que reventaron la paciencia y aguante de los chilenos y que en Colombia va en ese camino, pero que con gobiernos con ojos vendados y que no saben ¿de qué le hablan viejo?, pues llevaron a profundizar la situación actual.

Ahora bien, el uribismo y el desgobierno de Iván Duque nos creen caídos del zarzo con ese cuento del comunismo pues este ya murió y China es un ejemplo de eso, el comunismo no es más que un distractor para ignorantes políticos y que cualquier afirmación muy elaborada de estrategia de comunicación la asimilan con gran facilidad a sabiendas que le indigestara el propio bolsillo y la vida propia. Europa es fiel reflejo de la social democracia, una avanzada postura política de reivindicación social.

Finalmente, para llevarlo a nuestro contexto local de Bucaramanga, ¿toda esa andanada de manipulación y negación no es lo mismo que el exalcalde gritón y grosero Rodolfo Hernández utilizó durante su permanencia en la alcaldía de Bucaramanga? y ampliamente acompañada por dos estrategas argentinos de maquiavélico pensar, que además se llenaron los bolsillos asesorando el desastre de gobierno que termina el 31 de diciembre, esperando que el nuevo alcalde electo revierta semejante desgobierno y que sumió la ciudad en una crisis política y económica histórica.  

Twitter: @fredy_asesor