Con 2,49 millones de desempleados, Colombia atraviesa por su peor época en materia laboral

0
En las 13 ciudades y áreas metropolitanas del país se registró un crecimiento de la población ocupada en 52.000 personas, por encima de la contracción promedio mensual de -7.000 personas para el período enero-septiembre de 2019.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) reveló que el mercado laboral siguió deteriorándose en Colombia puesto que la tasa de desempleo se elevó de 9,1% en octubre de 2018 a 9,8% del décimo mes de este año.

La población desocupada fue de 2,4 millones de personas, con un aumento de 189.000 colombianos con respecto a octubre de 2018.

Por sexo y rango de edad, el incremento de la población desocupada se encuentra concentrado principalmente en los hombres (175.000 hombres), focalizándose en el rango de 25 a 54 años (96.000 personas).

«Estamos viendo un incremento en la población desocupada de 189.000 personas, que está por debajo del promedio que veníamos viendo de 240.000 personas entre enero y septiembre», dijo el director del Dane, Juan Daniel Oviedo.

Las mujeres desocupadas presentaron incremento y llegaron a 13.000 mujeres, concentrándose en los rangos de edad de 25 a 54 años (58.000 mujeres).

Oviedo destacó que la población ocupada se ubicó en 22,8 millones de personas, lo que significa que en el décimo mes del año se destruyeron 285.000 empleos.

En términos del nivel educativo, la mayor contribución a esta disminución está asociada a la población con educación básica primaria y secundaria (-2,4 puntos porcentuales).

En las 13 ciudades y áreas metropolitanas del país se registró un crecimiento de la población ocupada en 52.000 personas, por encima de la contracción promedio mensual de -7.000 personas para el período enero-septiembre de 2019.

En cuanto a dominios geográficos, la reducción del desempleo se concentró principalmente en centros poblados y rurales dispersos, que contribuyeron al total de la variación con -1,1 puntos porcentuales, seguido por otras cabeceras con una contribución de -0,2 puntos porcentuales.

Zonas con mayor desempleo

Quibdó continúa siendo la ciudad con mayor tasa de desempleo, con una tasa de 19,4% y una tasa global de participación de 55,1%. Le siguen Cúcuta, con 15,5%, y Valledupar, también con 15,5%.

En detalle, Quibdó incrementó su desempleo al pasar de 17,9% en octubre de 2018 a 19,4% en el mismo mes de 2019. A pesar de que Cúcuta es la segunda ciudad con mayores problemas de empleo, redujo su índice de 15,8% a 15,5%. En Valledupar también subió la tasa de desempleo anual y pasó de 14% A 15,5%.

Por su parte, las ciudades con menor desempleo son Cartagena, con una tasa de 6,1%; Barranquilla, con 7,9%, y Bucaramanga, con 8,9%.

Regiones en donde más subió el desempleo

El sector de la industria manufacturera fue en el que más se destruyeron empleos en el décimo mes del año, con una reducción de la población ocupada de -5,9%; seguido la rama de agricultura y pesca, con una caída de -5,4%; y otras ramas, con -3,6%.

Al respecto, el director de la entidad señaló que los sectores con mayor deterioro y reducción de personas ocupadas durante octubre fueron comercio, con una reducción de 159.000; actividades inmobiliarias, con 119.000; manufacturas, con 89.000; y agricultura, con 88.000.

«Todavía tenemos una corrección importante en donde vemos una reducción de la población ocupada en estos sectores que está, relativamente, por debajo de lo que venía sucediendo hasta septiembre», dijo.

En cuanto al comercio, indicó que el deterioro tiene que ver con el aumento de la presencia de las tiendas de descuento y almacenes de cadena en las regiones. «En estas pequeñas ciudades llegan las tiendas de descuento duro, con empleo formal, y se pierden empleos en tiendas de barrio y abarrotes en donde ese empleo es informal y podría ser más masivo», declaró el funcionario.

Por otra parte, el sector de servicios comunales, personales y personales fue el que más aumentó la población ocupada, con 139.000 personas.

«La disminución de la población ocupada es el resultado compensado por el crecimiento clave de los servicio comunales y personales, y la intermediación financiera, sectores líderes en la síntesis del Producto Interno Bruto (PIB) durante el tercer trimestre de 2019», agregó.

El fenómeno de la migración

Finalmente, Oviedo añadió que, en el último año, aumentó la llegada del núcleo familiar de los migrantes venezolanos, es decir, los familiares de primer grado, como los hijos, padres y parejas conyugales.

«Hemos visto que en el último año la traída del núcleo familiar de los migrantes venezolanos aumentó, por eso estamos viendo un amento en la estructura poblacional y eso lleva a que tengamos un crecimiento en la población con ningún tipo de educación o educación básica, porque están trayendo a sus hijos y esposas», dijo el director del Dane, Juan Daniel Oviedo.