Tulio Mosquera, candidato en Chocó sigue secuestrado, advierte la MOE

0

La Misión de Observación Electoral (MOE) advirtió que el candidato por el Partido Liberal a la Alcaldía del Alto Baudó (Chocó), Tulio Mosquera, continúa secuestrado, al parecer, por la guerrilla del ELN en esa región del país.

La directora de esa ONG, Alejandra Barrios, le pidió a la guerrilla del ELN que por lo menos envíe pruebas de supervivencia del candidato.

«No tenemos información y le quiero pedir al ELN que de una muestra de supervivencia de candidatos que fue secuestrado el pasado 24 de agosto y no se tiene información sobre el estado de salud del candidato que se mantuvo en el tarjetón durante las elecciones», señaló.

Un informe de la Misión de Observación Electoral, (MOE) destacó que a pesar del parte de normalidad en materia de orden público que presentó el Gobierno Nacional durante la realización de estas elecciones regionales, se registraron disturbios en 38 municipios de 14 departamentos del país.

Llama la atención que la mayoría de los disturbios se concentraron en zonas que ya habían sido identificadas en el mapa de riesgo electoral por la alta presencia de economías que están por fuera de la ley como el narcotráfico y la minería ilegal, así como por la presencia de grupos armados ilegales, aunque en ninguno de los casos se tiene reporte de injerencia de los mismos en los desmanes. 

La MOE reportó que las zonas más afectadas por estos hechos son el sur de Bolívar, Córdoba, el Bajo Cauca antioqueño y algunas zonas de Nariño y Putumayo principalmente.

En Magdalena se concentró la mayoría de los disturbios ocurridos antes y durante las elecciones. El primer caso se registró el 28 de agosto de 2019 al cierre de la inscripción de cédulas en la población de Pedraza, por acusaciones de trashumancia electoral.

En su informe, la MOE señaló que el 55% de los disturbios se concentraron en la región Caribe, en los departamentos de Bolívar, Córdoba, Magdalena y La Guajira y el otro 13% de los desmanes se dieron en el departamento de Nariño. Todos los casos ocurrieron durante el procedimiento de escrutinio de votos.

Cabe mencionar que durante el proceso electoral el hecho más grave se presentó en el municipio de San Zenón (Magdalena), donde fue apedreada e incinerada la sede de la Registraduría municipal, por lo que se tendrían que volver a realizar las elecciones en esa población.

Aunque se presentaron algunos casos de violencia, las cifras no superan a los datos reportados durante las pasadas elecciones de 2011 y 2015.  En esas votaciones la MOE registró asonadas o intentos de disturbios en más de 70 municipios y agregó que «las alteraciones de 2019 representan la mitad de lo registrado en las elecciones locales anteriores».

Finalmente, esa ONG recomendó al Congreso de la República actualizar el Código Electoral (Decreto-Ley 2241 de 1986) para hacer más eficiente el procedimiento del Escrutinio. «Procedimientos anticuados, junto con una hibridación progresiva de procesos en papel y en software hacen que se dificulte brindar la mayor seguridad», señaló la Misión de Observación Electoral.