Sindicato convoca a una tercera huelga en medio de severas protestas

0
Los manifestantes se oponen a planes económicos como un aumento en la edad para acceder a las pensiones y un recorte del salario mínimo para los jóvenes, que el presidente Iván Duque niega estar impulsando.

Uno de los sindicatos promotores de las protestas en Colombia contra las políticas económicas y sociales del Gobierno convocó a una tercera huelga nacional a inicios de diciembre, mientras se preparaban reducidas concentraciones el jueves en medio de las recientes manifestaciones en el país.

Las protestas comenzaron hace una semana con marchas en las que participaron miles de personas durante una huelga nacional de un día y han continuado con movilizaciones en las principales ciudades del país, aunque con el paso de los días se ha reducido el número de manifestantes.

Los manifestantes se oponen a planes económicos como un aumento en la edad para acceder a las pensiones y un recorte del salario mínimo para los jóvenes, que el presidente Iván Duque niega estar impulsando. También protestan por lo que consideran la falta de acción del gobierno para detener la corrupción y el asesinato de activistas de derechos humanos.

“Hemos decidido reforzar la movilización con un paro nacional el 4 de diciembre”, dijo en su cuenta de Twitter el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, Diógenes Orjuela.

Aunque la segunda huelga del miércoles transcurrió pacíficamente, en la noche el Escuadrón Móvil Antidisturbios de la Policía (Esmad) llegó a una zona del norte de Bogotá para dispersar con gases lacrimógenos a un grupo de manifestantes.

Los organizadores de la protesta exigen al gobierno la desarticulación del Esmad al que acusan de fuerza excesiva después de que Dilan Cruz, de 18 años, resultó herido con un proyectil en el cráneo cuando enfrentaba a la policía que buscaba controlar desordenes y bloqueos en Bogotá. El joven murió.

Las protestas han causado problemas para la aprobación en el Congreso de una reforma tributaria propuesta por Duque y los partidos de oposición han aprovechado las manifestaciones para presionar al gobierno a realizar cambios significativos.

Duque anunció cambios a la propuesta incluyendo la devolución del impuesto sobre las ventas a las familias más pobres, que favorecería al 20% de la población del país, y la reducción de los aportes a salud a los pensionados a un 4% desde el 12% actual.

 “La estrategia del gobierno parecería ser aguantar hasta el 8 de diciembre, porque luego de eso arranca la temporada navideña. Ya las marchas han perdido su mayor activo, la diversidad de sus manifestantes”, dijo el analista Sergio Guzmán de Colombia Risk Analysis.

“Pero los problemas de fondo se mantienen y las protestas se podrían revivir el próximo año”, agregó.