Elecciones 2019, la hipotenusa de los catetos de las protestas y del poder futuro 2028

0
Corrillos-yo-opino-Yamil-Cure

Por: Yamil Cure Ruiz/ El triángulo es la figura perfecta, una trinidad en todos los aspectos gobierna el universo. Desde la santísima (padre, hijo y espíritu santo), hasta la humana (mente, cuerpo y espíritu). La tridimensionalidad de las cosas como nuestros tres cerebros, como también el largo, ancho y alto de las cosas, es manera de analizar cualquier tema en tiempo y espacio.

Por ejemplo, todo que lo que vemos matemáticamente es el resultado de la suma de los cuadrados de los catetos que es el valor de la hipotenusa, así se calcula el movimiento de los planetas y construcción de las estructuras o solidos que vemos cotidianamente. La perspectiva no es más que la visión triangular isósceles de un asunto.

Bien, este artículo es de política ese es el asunto y lo que está pasando y pasará, es el resultado de las sumas de lo que pasó, o sea, que las elecciones 2019 y storytellding de las elecciones del 27 de octubre es la hipotenusa de lo que podemos predecir qué pasará en el 2028.

Este triángulo isósceles que se convertirá en escaleno en la medida que pasen los hechos en el tiempo tiene tres lados y tres ángulos de análisis (triangulación del pensamiento crítico), lo que pasó (el proceso electoral 2019), lo que está pasando  (los estertores de la protesta social que está cambiando la cultura mediante un relevo generacional de milenialls y centinialls), lo que va pasar (el ascenso del modelo socialista al poder en Colombia, no sabemos en qué grado de  extremo, pero lo único que cambia es la aceleración de los tiempos, en la medida que esto sea mayor, para llegar más tarde que temprano  al deterioro de todos los países que han vivido estas transformaciones). 

No importa de qué lado del espectro ideológico este usted, pues política es un triángulo escaleno donde el vértice central tiende a ser menor a un ángulo de 30º, o sea el centro no existe y solo hay dos polos o lados opuestos (polarización), formados por los ángulos mayores a 90º. uno al lado izquierdo, otro al lado derecho. El de mayor amplitud o longitud domina la figura geométrica de la que hablamos.

Lo que importa es el triángulo etario al que usted pertenece: La generación XY menores de 71 años, los millenialls menores de 41 años, centenialls menores de 21 años. Escribo para Corrillos, luego la mayor probabilidad es que usted sea un XY.

Por esto, en esta primera entrega, hablaré de lo que pasó en las elecciones 2019 (storytellding del pasado), que desde la perspectiva de nuestra generación XY viene siendo la hipotenusa del futuro tríadico por venir, en una serie de tiempo base de todo modelo de predicción usado por los que manejan mi disciplina.

Y me siento con autoridad para relatarlo, pues a pesar que las encuestadoras grandes fueron un “desastre” (Invamer dijo que el doctor Ariel García era el alcalde); en plano local yo acerté inclusive en el orden como quedaron los candidatos el pasado 27 de octubre.

Analicemos el primer lado de este triángulo lo que pasó en las elecciones del 2019, su hipotenusa futura pues hoy es un paralelo de una triangulación Isósceles. Hace exactamente un año estaba presentando aun a mis financiadores locales, los resultados de primera encuesta para la Gobernación de Santander y Alcaldía de Bucaramanga, cuyo trabajo de campo se recolectó exactamente un año antes de la elección del pasado octubre. 

En ese momento habían dos tendencias, la primera que indicaba que en grilla de 4 el gobernador era Leónidas Gómez y la segunda, que el alcalde tenía una transferencia del 60% de sus votos de hace 4 años. Las reacciones fueron muy adversas a ese pronóstico de punto de partida.

Un asesor reconocido me dijo: “Rodolfo no pone un puto voto…” Otro me dijo “a Leónidas no le van a votar por que solo se puede lanzar por el Polo y eso no pega en Bucaramanga y Santander”. Bueno igual están diciendo hoy a nivel nacional: “Petro nunca será presidente”; “a la izquierda en este país no le alcanza…” Sobre hechos cumplidos en lo local y lo nacional en estos dos años solo les digo yo: “ojo”.

La estrategia reversible aplicada por las casas de comunicaciones estratégicas y agencias de marketing político demostró que las campañas en aire (redes sociales), iban a dominar las de tierra (avanzadas y reuniones con los líderes) y que las campañas en fuego poco iban incidir (prensa y medios de comunicación).

En enero llevé mis trabajos para ofrecer mis servicios a una oficina de HG (el Alcalde), en cuarta etapa Cabecera en Bucaramanga, con dos sorpresas: uno, quien me atendió fue el propio Rodolfo y dos, que a esa reunión también asistió Leónidas Gómez. Este último en ese momento era el Gobernador electo por más de 40 puntos de diferencia frente a Mauricio Aguilar y el axioma “el que pusiera Rodolfo”; le ponía una diferencia similar al segundo en la Alcaldía. (Quiere decir que se cumplió lo segundo desde enero, luego funcionó la estrategia reversible de los argentinos de Rodolfo a mediano plazo).

El punto era que en ese tiempo no existía a quien transferir el axioma. Fui contratado para explorar 4 nombres en febrero, todos con una misma característica, unos NN que solo los conocían sus familias y un grupo cercano de sus entornos. 

La grilla que me suministraron para medir el perfil numérico y econometría estaba compuesta por Ludwing Mantilla, Jorge Figueroa, Juan Carlos Cárdenas y Carlos Sotomonte. Y pregunté al contratante (los asesores de RH), ¿por qué no ponemos a dos más conocidos para no tener puros NN, como Sergio Isnardo Muñoz y Sergio Prada? La respuesta fue sin precisar quién era quién… “porque uno es la liebre (piloto de comprobación estratégica) y el otro es el alfil (o plan B)”.

Otras personas me dijeron, en la medida que desarrollé este trabajo de medición privada: “la reversible es con redes” (campaña en aire) “y alternatividad política” (campaña en agua). Yo me dije al ver que en la reunión estuvo Leonidas del Polo: “Esa campaña en agua va ser con la izquierda”; y va involucrar a Petro (Colombia Humana) y Fajardo (los verdes). Al final supimos todos con quienes terminó aliados y con quién no.

Esta medición la ganó Ludwing Mantilla lejos con un segundo lugar de Sotomonte y un tercero Cárdenas, cerrando el lote Figueroa. Luego de entregar mí trabajo en una reunión similar con mismos asistentes y en el mismo lugar.

Me fui hablar con Mantilla en el Juan Valdez de Acrópolis y le dije: “Usted es el candidato del Alcalde”;  pues aceptaron mis números pero igual le advertí: “Si en 15 días no pasa nada dígale al Alcalde que usted quiere representarlo en Floridablanca”, pues aprecié tres cosas en esa reunión: Una, que Cárdenas era el que ellos querían. Dos, que la liebre era Sergio Isnardo. Y tres, que ellos querían un asunto político metropolitano para ayudar a Leonidas.

Ya en marzo tuve la oportunidad de hablar con los demás menos con Cárdenas y a cada uno -bajo asesoría pagada- les dije sendas conclusiones.

A Sotomonte, en la casa de Emiro Arias, le dije: “no lo van a dejar llegar pero usted estuvo en la grilla de ellos, busque como se ubica”. A Figueroa, en la cafetería del Edificio de la Cra. 31 con 52 esquina, le dije, en presencia de Laureano Tirado, “usted, al estar a este lado del espectro del triángulo, el CD no le va dar el aval, busque otra forma de campaña en agua”. A Muñoz le dije en una casa ubicada en Conucos, en compañía de Sergio Chaparro, “es el momento que se desligue del alcalde, si lo toca se quema”; el me aseguró que él era tercería y que no estaba ni con el alcalde ni con las maquinarias. Prada me contrató para hacerle el perfil numérico y, como yo manejo las cosas, por eso no fui donde Cárdenas, pues el objetivo era convertir al alfil de plan B en plan A en esta línea del espectro del triángulo.

Pero debo reconocer que Rodolfo Hernández en esto de hacer política es un As, pues no le hace caso a los “comités de aplausos o áulicos” como ocurre en el otro lado del espectro y le hace caso al estratega y ahí empezó a ganar.

Todo lo anterior ocurrió AM, (antes de los Mosqueteros, alianza de los encuestadores con quienes había trabajado de manera ideal en las presidenciales), que me llevaría a tomar decisión de apartarme de toda campaña y trabajar para clientes nacionales.

En abril recibí una llamada de Dr. Fredy Anaya donde me aseguraba que él no iba a ser candidato pero que si iba participar en el debate para derrotar a Rodolfo. Yo por mi parte, antes de que avanzara la conversación le hice tres advertencias. 1. Que no podía ser contratado por alianza con los Mosqueteros, luego no podía trabajar para la campaña que él apoyará. 2. Que sin haber recibido nunca un peso de él, a lo que recuerdo que con una voz baja me dijo: “tranquilo”, le aconsejaba que no se lanzara pues una cosa era hacer el “oso” en cuerpo ajeno y otra El mismo. Y que esperara a que el Centro Democrático y los liberales movieran el ajedrez para el hacer su movimiento. 3. Que llevo trabajando 18 años en esto y desde que el me llamará, es porque ya había tomado la decisión de lanzarse y que no tenía ni la más mínima posibilidad de ser alcalde, si los del CD y liberales avalaban a otro (s), pues sin unidad política este lado del espectro no tenía posibilidades frente a la reversible del alcalde.

Cerré mi charla de 35 minutos diciéndole, “si los del CD y Liberales avalan a otro (s), no se exponga y váyase con una tercería que puede ser Johana Chaves o Jaime Beltrán”, noté que no le pareció, entonces le repliqué de nuevo, “no se exponga, conozco que su comité de aplausos (entorno de amigos cercanos o áulicos), no les haga caso”. Al final, al encuestador -como siempre- poco le hacen caso, vean los casos de Muñoz y Mantilla, quienes tampoco lo hicieron.

No terminaba abril cuando conocí el movimiento que iba darse por los liberales y el CD sin prever que los primeros se iban a dividir. Y fui llevado a la residencia de Claudia Lucero López y junto a su esposo les dije mostrándole unos números, “si se unen con Fredy y hacen una posición en ‘I’ pueden derrotar la reversible del alcalde y tengan un plan B”, nuevamente puse en consideración a Jaime Beltrán y a Johana Chaves. Dijeron que eso de la unidad estaba listo por Bogotá, yo dije: “perfecto, aquí está la alcaldesa”. El doctor Pinto pidió que pasara una propuesta para desarrollar esa estrategia en ‘I’ y se hizo. Bueno hasta ahí mi historia con el senador en las elecciones 2019.

En mayo, en Bogotá, llevando mi primera medición de los Mosqueteros, asesoré a una persona de otro grupo de este lado del espectro (centro derecha), la doctora Johana Chaves, quien estaba estructurando su campaña por Cambio Radical, donde también estaban Édgar Suárez y Fabián Oviedo. Yo, habiendo hablado con la cúpula de dirección nacional de los cinco partidos de este lado del espectro (CD, CR, U, L y C), les volví a decir con números en mano a la doctora Chaves y luego a Fabián, ya en Bucaramanga: “si no hay unidad, el alcalde se los almuerza a todos”. Esta línea política no podía competir en dos frentes contra Fredy -que ya a esa altura se había lanzado haciendo caso omiso a mis advertencias- y contra las tercerías de Muñoz y Beltrán.

Con el doctor Suárez no me reuní desde noviembre 2018, pues ya sabía que Bogotá no le daría el aval. La aplanadora Anaya fue quien se quedó al final con los avales de esta línea política y también al final (Anaya), no logró unirse a tiempo para la posición estratégica ‘I’ con López en contra la reversible de Rodolfo, esto hizo tomar decisiones correctas a Oviedo y Chaves.

Cómo presumí que Anaya y López nunca harían la estrategia en “I”, insistí con los partidos de este lado del espectro a nivel nacional que le dieran el aval a Jhan Carlo Alvernia, ya corría el mes de junio, pues tenía claro que Anaya y Alvernia, llegado el momento de la cresta de reversible del alcalde, podrían unirse y salvarnos del lado del triángulo que tenía los espectros ideológicos de izquierda.

La tendencia cualitativa me indicaba que Petro y la Izquierda que cobijaba a la JEP y FARC, por los resultados nacionales que tenía en las mediciones de las cinco regiones geográficas de Colombia en la econometría, iba tener mucha fuerza para parársele con los millenialls al Gobierno Duque, como está ocurriendo. Pero todo fue en vano, le dieron aval a López. Y recuerdo que dije y varios de los que hoy leen esto, y deben recordarlo: “Ni López, ni Anaya podrán ser alcaldes pues son los mismos 90 mil votos y se acaban de dividir”.

En junio busqué al que en ese momento pensé que era el único que con una estrategia posición ‘E’ podría acabar con la reversible del alcalde, que en ese momento estaba dividida, pues Mantilla, Sotomonte, Toledo y Prada sostenían aún sus precandidaturas en simbiosis de transferencia con Cárdenas candidato del alcalde.

Ese candidato para desarrollar la estrategia ‘E’ era Jaime Beltrán, pero la espiral del trabajo nacional mío con los Mosqueteros y la evidente falta de recursos de esa campaña lo dejó aislado con la tercería, supuestamente con Muñoz. Al final esta configuración triangular (RH-Anaya López – tercerías), le dio un ángulo de 120º a Rodolfo quien logró unir su línea política “la Liga” y transferir todo su caudal a un solo candidato. Con tanta suerte como la que necesitan los ganadores, pues Sotomonte y Toledo se automataron con un sondeo a lápiz, que luego el primero de ellos explicó en sus redes, siendo esto lo que apartaría a Petro del debate por Bucaramanga y le diera la posición a actual a Sotomonte.

Además, Prada al ser avalado por los verdes, en detrimento de Mantilla, fue el único que quedó en ese nicho de 90 mil votos más los votos de opinión con Cárdenas. Muñoz se quemó pues nunca fue una tercería, en tierra demostró que sus votos eran de Rodolfo, o sea que eso les decía a sus líderes y apenas despegó Cárdenas lo redujo a menos de 4 puntos. Y Beltrán, se que él no me va desmentir, fue el único que me hizo caso y logró realizar una campaña digna.

Todo esto fue el storytelling de la precampaña que llegó hasta julio 27 del presente año con la inscripción de candidatos. Analicen este pasado con lo que está pasando y traten de extrapolar los hechos del contexto local al nacional y podrán analizar futuro.

¿El Gobierno Duque está dividido internamente? Es obvio, así no lo digan como pasó con López y Anaya ¿Petro está usando la reversible para crear su propia estrategia mediante campaña en aire para desarrollarse en tierra con las protestas sociales? Es obvio también, como lo hizo el alcalde aquí de manera brillante con el tema del agua (Santurbán). ¿Se unirán las fuerzas de este lado del espectro (centro derecha) y así evitar que el péndulo del poder caiga en el otro lado? Aún están a tiempo, pero no ha aparecido el personaje para hacer la ‘I’ (En Bucaramanga nunca ocurrió la unidad) y la tercería en el caso nacional, también está en la izquierda y la posición ‘E’ solo retrasaría lo inevitable: “que el socialismo tipo Chávez llegara al poder a más tardar en 2028”.

En mi concepto ya empezó y es irreversible, los millenials ya están vértice de ese lado del espectro y los XY solo podemos preparáramos para ese futuro a mediano plazo. Ver este tweet y escuchar el audio pues la experiencia siempre supera al supuesto:

Y todo lo que hay ahora es que muchos no creen que pueda pasar y el problema es que ya pasó y sigue avanzando, puede ser rápido o lento, pero ya está claro que va pasar. Miren a ver si le hacen caso al encuestador, ya que los políticos poco. El destino solo lo puede cambiar si aparece un aglutinador y ¿saben qué? esa persona no está en los 5 partidos tradicionales y no asoma para hacer la estrategia en ‘I’ que evitaría el desenlace dicho, máximo en 2028.

Por ahora en esa búsqueda hay 6 nombres con proyección nacional para hacer la ‘E’ (‘Fico’ Gutiérrez, ‘Alejo’ Char, Dilian Francisca Toro, Sergio Fajardo, los NN de la costa y aunque usted no lo crea, el propio Hernández). Téngale respeto y análisis estratégico a la reversible de Petro, hoy sería el presidente 2024, así usted lo quiera negar hoy, como lo negó con Rodolfo aquí hace un año en Bucaramanga. Las fuerzas están divididas, Uribe, Vargas Lleras y Gaviria como aquí en Bucaramanga pasó. Tercerías fuertes apenas se van construir con los nombres que dimos, “blanco es gallina, lo pone”, no es tan difícil pronosticar lo inevitable.

Dejaremos entonces atrás la precampaña a la alcaldía. En la próxima entrega hablaremos de la campaña a la alcaldía y todo el storytellding de la Gobernación de Santander visto por el encuestador generación X, Yamil Cure, registro 1452 del CNE.

Por ahora verifique su triangulo de opciones para el futuro, ubicándose estratégicamente dentro un espectro favorable.

Twitter: @yamilcureruiz