Cambio de ruta para marchas y restricción de áreas en Bucaramanga

0

Por: Jorge Afanador Contreras/ El Alcalde de Bucaramanga, Manolo Azuero Figueroa en uso de sus atribuciones constitucionales, el día 27 de noviembre en vista del paro dictó el decreto 0178, para el mantenimiento del orden público, y con motivo de la “protesta pacífica” ordena seis medidas:

1- Adoptar medidas con el fin de preservar el orden público.

2- Prohibir el transporte de cilindros de gas.

3- Prohibir el porte de armas y suspender el porte de armas de fuego.

4- Declarar la alerta amarilla en la red hospitalaria.

5- Ordenar a los servicios hospitalarios garantizar la prestación de servicios.

6- Corresponderá a la policía nacional y a la Oficina de tránsito la vigilancia y el cumplimiento de las medidas adoptadas.

Me voy a dirigir a usted, de la misma forma imperativa en que hizo su misiva al Presidente Duque, rompiendo todas las reglas de la diplomacia.

La verdad, el decreto dictado parece para controlar una marcha de Scouts, señor Azuero, o acaso no se ha dado cuenta del peligroso “estado de sitio”, aún no declarado, y que, evidentemente con los hechos de los días pasados, le exige tomar medidas contundentes, estratégicas, inteligentes que correspondan al tamaño de la finca que usted maneja actualmente.

En el mismo decreto, en la primera página, como documento con el cual ampara sus laxas medidas, dice claramente que la constitución le da facultades para:

A- Restringir y vigilar la circulación de las personas por vías y lugares públicos.

B- Decretar el toque de queda.

C- Restringir o prohibir el expendio y consumo de bebidas embriagantes.

D- Requerir el auxilio de la fuerza armada en los casos permitidos por la constitución y la ley.

E- Dictar dentro del área de su competencia los reglamentos de policía local necesarios para el cumplimiento de las normas superiores conforme al artículo 9 del Decreto 1355 de 1970 y demás disposiciones que lo modifiquen o adicionen”.

Si bien es cierto la protesta es un acto amparado por la Constitución, también lo son los derechos de los 600.000 habitantes de la parcela que usted gerencia. La ley no solamente está para amparar la protesta sino el derecho soberano que asiste a los ciudadanos de su ciudad, el derecho a trabajar, a circular con tranquilidad, y a exigirle también su acción a defender estos derechos.

Lo sucedido el 21, 22, 23, 24, 25, 26 y ayer 27 incluyendo los actos de vandalismo son producto de la falta de prevención conociendo lo ya sucedido en otras ciudades del país, Chile y otras capitales latinoamericanas que sistemáticamente están siendo afectadas y la válida protesta tergiversada por el populismo de actores que bien conocemos.

Todos los días ha sido cerrada la carrera 33 y 27 desde las 1 de la tarde, creando un caos vehicular insoportable para los bumangueses, y negándole el derecho a los cientos de negocios y empresas que viven y laboran alrededor de las actividades comerciales. en el sector de más alta densidad comercial de la ciudad, donde trabajan los ciudadanos de toda el área metropolitana sin distingo de clase social.

La protesta incluso se ha realizado hasta horas de la madrugada. Este espacio neurálgico debe quedar vedado, para este tipo de actividades ¿O es que desea se desate un aquelarre de vandalismo en ese sector de la ciudad?

El día 29 viernes irresponsablemente se está programando un concierto de 3:00 a 10:00 pm en el mismo lugar, el parque San Pío. Un lugar que no tiene el espacio ni la infraestructura para este tipo de eventos. Un concierto que incluye la presentación de 18 bandas musicales. ¿Va a seguir usted emitiendo la misma receta médica, como medida preventiva?

¿Ya tienen adjudicado el contrato millonario para reponer por enésima vez el césped que ha costado en repetidas veces decenas de millones de pesos?  

¿Usted les va a suministrar la logística, sonido, tarima, los pagos de bomberos, defensa civil, Sayco Acinpro, 100 baños portátiles, requisitos obligatorios que exige la ley para el desarrollo de esas actividades? Con el mismo impulso ustedes señores de la Alcaldía apoyaron las barras bravas del Bucaramanga con convenios de 1500 millones de pesos hoy junto con los estudiantes los protagonistas de las marchas.

Para su información señor Alcalde, también existe un Código de Policía que protege los derechos ciudadanos y no las de esa morbosa bacanal de 50.000 personas, programada con chirrinche incluido, sus respectivas necesidades urinarias, fecales, y olfativas de sustancias psicotrópicas que agreden todos los formatos de tranquilidad. San Pio debe ser “restringido” y limitar la protesta en la plaza Luis Carlos Galán, no taponando y colapsando la economía de Bucaramanga.

La nueva ruta de las marchas debe ser por el sector con más baja densidad comercial y habitacional, el boulevard Santander y diagonal 15. San Andresito calle 56 puede seguir funcionando utilizando las puertas de la calle 55, y 56 y carrera 17.

Están jugando con candela y una chispa puede desatar un caos y un gran funeral, usted va a ser el culpable, está avisado, con seguridad el próximo plantón va a ser en su casa para pedirle su renuncia durante los 30 días que le quedan como dueño del aviso.

Favor reenviar esta carta al email manoloazuero@gmail.com y mazuero@bucaramanga.gov.co  y sumarse a la petición en change.org

Twitter: @GeorgeOnJungle