El nuevo Concejo de Bucaramanga llegaría con una renovación del 84 por ciento

0
Si los concejales electos se mantienen tal como venían en campaña, el alcalde electo Juan Carlos Cárdenas -al igual que su mentor- tendrían minorías en el Concejo. A su favor jugarían los 4 concejales de la lista cerrada de Liga y los 3 de la Alianza Verde.

Tan solo tres actuales concejales lograron reelegirse, lo que deja en claro que el Cabildo que entra en funciones el 1 de enero de 2020 tendría un 84 por ciento de renovación.

Además, cinco partidos entrarían al escenario de debate local, los cuales llegarían con siete nuevas caras. La gran sorpresa electoral es la fuerza política del exalcalde Rodolfo Hernández, que logró cuatro escaños de su lista cerrada.

Las más castigadas son las mujeres, que perdieron terreno, pasan de tener cuatro curules en la actualidad a elegir tres, todas por una misma colectividad.

La hegemonía liberal pasó a la historia, sin embargo, la oposición no perderá el control de las mayorías: A vuelo de pájaro, se calcula que el alcalde electo Juan Carlos Cárdenas tendrá tan solo siete (cuatro de Liga y tres de la Alianza Verde) de los 19 corporados.

Coaliciones de gobierno y oposición

Si los concejales electos se mantienen tal como venían en campaña, Cárdenas -al igual que su mentor- tendrían minorías en el Concejo. A su favor jugarían los concejales de la lista cerrada de Liga, Antonio Sanabria, Silvia Moreno, Marina Arévalo y Luisa Ballesteros y los de la Alianza Verde, Carlos Parra (6.572 votos), Wilson Lozano Jaimes (6.082 votos) y Carlos Barajas (3.172 votos).

Sin embargo a esta cifra podría se podrían sumar con electos Fabián Oviedo (5.367 votos) de Cambio Radical -que en el periodo actual apoya al actual gobierno- y Leonardo Mancilla (1.790 votos) de la Alianza Social Independiente, quien anunció en campaña que trabajará de la mano con el gobierno de turno.

El lado filoso de la oposición está nuevamente en manos ‘rojas’, que -aunque ya no tienen la misma fuerza que alcanzó en 2015- sus tres concejales elegidos representan sectores que no tienen empatía ni con Cárdenas ni mucho menos que con su principal elector.

Robin Anderson Hernández Reyes (5.716 votos) logró su elección de la mano de Didier Tavera; Javier Ayala Moreno (3.931 votos) representa el ala política de Financiera Comultrasan y Francisco Javier González Gamboa (3.561 votos) tuvo la cercanía del actual concejal René Garzón y la ayuda de la fuerza de Jaime Durán.

A este grupo se suma Cristian Reyes (5.196 votos) de Cambio Radical, que es la ‘carta’ del actual concejal Uriel Ortiz.

Nuevos partidos en el escenario

Aunque los cálculos de Rodolfo Hernández era elegir de su lista Liga al menos 8 de los 19 concejales, deberá conformarse con cuatro, todos nuevos y con nula experiencia en el escenario público.

Además de Liga, reaparece en el Concejo la Alianza Verde con tres nombres desconocidos para la opinión pública. Uno de ellos -colado en la fuerza ‘rodolfista’- Carlos Barajas, quien estuvo en la Contraloría de Bucaramanga por sus vínculos con los concejales liberales.

La excandidata Claudia López, a través de su Movimiento Hagamos Ciudadanía, también logró poner un concejal, que seguramente será opositor. Se trata del docente de las UTS y cercano a Ómar Lengerke, Luis Eduardo Ávila Castelblanco, quien alcanzó 2.875 sufragios.

La Lista cerrada del Partido Colombia Justa Libres logró la elección del pastor cristiano Tito Rangel y vuelve al escenario de debate local el Partido Conservador, a través de Jorge Humberto Rangel (1.787 votos), hijo del actual diputado Humberto Rangel Lizcano.

La abstención fue baja

Dentro de la nómina de nuevos concejales, el Partido Centro Democrático mantiene su única credencial, pero en esta ocasión a través de Luis Fernando Castañeda (2.558 votos).

El Movimiento Mais también se mantuvo en el concejo, logrando la reelección del actual concejal Nelson Mantilla (2.433 votos).

En total votaron para el Concejo de Bucaramanga 299.050 ciudadanos de 512.676 que hacen parte del potencial electoral, equivalente a un 58,33%.

En blanco votaron 28.737 bumangueses (10,09%); los tarjetones no marcados fueron 6.741 (2,25%) y los votos nulos fueron 7.687 (2,57%).

Aún el excandidato a la alcaldía de Bucaramanga, Jaime Andrés Beltrán, segundo en votación, no ha definido si acepta la curul de concejal que establece el estatuto de la oposición. De hacerlo, Colombia Justa Libre tendría dos concejales, además de Tito Rangel.