Comité de “applausus”

0
Corrillos-Yo-Opino-Reinaldo-Perez

Por: Reinaldo Pérez Flórez/ Muchas veces un aplauso es el resultado de una acción positiva o de impacto, que aclama y anima a una persona para que continúe con esas acciones, loables y positivas que van a quedar en la memoria genética de todos; pero por favor, no aplaudan a Rodolfo ¡No lo hagan! créanme, no hay nada que aplaudir, mucho menos celebrar, lo que debemos hacer es lamentarlo, dejen que sea su comité de aplausos los que le acoliten, aplaudan y se sientan orgullosos de tan nefasto episodio que va a quedar en la historia de nuestra ciudad, si aplaudimos estos actos vandálicos de Rodolfo Hernández y su familia, seriamos el equivalente a la plebe romana, que le pedía a sus líderes pan y espectáculo.

Esta es nuestra Ciudad Bonita, la que un constructor y sus secuaces han querido acabar, un suspendido empresario que quiso ser alcalde, para quien Bucaramanga se convirtió en el campo de juegos de sus herederos. Hace poco hizo uno de sus acostumbrados espectáculos en pleno centro comercial, con una pieza publicitaria, pretendía inducir al electorado incauto y amedrantado, presentando a sus candidatos “liga anticorrupción”, recordemos que este ingeniero es el padre de un viral y vitalogico heredero, famoso por pedir la “Liga” en un millonario contrato de basuras.

Los resultados de este lamentable Gobierno han quedado en evidencia al salir a las calles presentando a su candidato, que tiene uno que otro lío, con el Departamento de Justicia de EE.UU., solo pregúntenle como va un famoso megaproyecto en el que se invirtieron 420 millones de dólares.

Repito, no hay nada para aplaudirles a tan destacados ingenieros, Juan Carlos Cárdenas ha sido ungido como el candidato de Hernández, el mismo que dice “voy a continuar con el legado de Rodolfo”, ¿cuál legado nos deja? El de confundir la gaminería con irreverencia, el de tener una destacada familia, con hijos virales en redes sociales, el de golpear a funcionarios públicos que le recuerden lo corrupto que es, hablar con dignidad de las mujeres del Magdalena medio santandereano y ser admirador de emprendimientos mafiosos. Las anteriores son solo 7 extraordinarias maravillas de la ingeniería moral de Rodolfo Hernández.

Fue viral la forma en que los comerciantes informales del centro de la ciudad, le reclamaron al exalcalde las razones por las cuáles les estaba presentando al ‘Cemexcandidato’, si nunca los recibió en la alcaldía, nunca les dio soluciones reales, lo que hizo fue “Hacerse el Pingo” y cobrarles más de un millón de pesos para que pudieran trabajar en la calle; según los vendedores, la administración les vendió unas casetas de acero inoxidable, cada una costaba un millón de pesos, sin contar que también tenían que pagar una cuota por el espacio donde iban a trabajar.

Créanme esas joyas de la ingeniería parecen hechas por un ingeniero chambón, que le dan la plata de los materiales, se la roba y entrega el trabajo con el peor material. Vale la pena destacar que la mayoría de las casetas están oxidadas y en mal estado.   

Este fin de semana el ‘Cemexcandidato’ estuvo visitando las plazas de mercado de la ciudad, el recibimiento no fue para nada agradable, según German Ortega Villamizar, la plaza Guarín tuvo una inversión en esta administración de 3 mil 438 millones de pesos, pero al ingeniero chambón se le olvido un principio esencial de la administración pública, el de la planeación y la necesidad de la obra, una plaza de mercado  como la Guarín, necesita que sus clientes tengan donde parquear sus vehículos, no que le quiten el parqueadero y construyan un andén, que presentaron como una megaobra, un magnificado parque  convertido en hogar de paso para indigentes y migrantes que suelen hacer sus necesidades en este espacio que requirió de tanta inversión.

Faltan menos de dos semanas para las elecciones, aún no vemos una propuesta real y concreta por parte de este ‘Cemexcandidato’, que desea continuar con del mencionado legado de su socio constructor, con el que planean estar cuatro años más en la alcaldía de la ciudad.

Es importante tener en cuenta que estos cuatro años se resumen en “ruina, desolación y pobreza”, es precisamente pobreza lo que le interesa administrar a este candidato populista, seguido por un rebaño adoctrinado, atemorizado y manipulable, que los aplauda cada vez que levantan el telón a la espera de que el ingeniero chambón les de pan y espectáculo.

Correo: reyinaldpf77@gmail.com

Twitter: @reyinaldf77