UIS obtuvo dos nuevas patentes otorgadas por la Superintendencia de Industria y Comercio

0

Con dos innovadores procesos resultado del trabajo investigativo de estudiantes de doctorado y maestría con los que se busca aportar al tratamiento de aguas contaminadas por residuos orgánicos y metales pesados, la Universidad Industrial de Santander obtuvo recientemente dos nuevas patentes otorgadas por la Superintendencia de Industria y Comercio-SIC.

El objetivo de estas dos invenciones es la obtención de materiales compuestos a base de óxido de grafeno con propiedades fisicoquímicas especiales que permiten remediar aguas contaminadas por compuestos orgánicos tales como colorantes de la industria textil, residuos de hidrocarburos de la explotación petrolera, residuos de refinería de la industria petrolera, fármacos, etc. y la adsorción de metales pesados y/o radionúclidos provenientes de procesos de extracción minera, curtiembres o explotación petrolera no convencional como el fracturamiento hidráulico o fracking, respectivamente.  

Según los investigadores, la primera patente se centra en la preparación u obtención de un material compuesto a base de óxido de grafeno químicamente reducido con propiedades magnéticas conferidas por su funcionalización con nano-partículas de magnetita. La segunda, tiene como objetivo la preparación u obtención de un material compuesto a partir de un protocolo novedoso que permite generar in situ nano-partículas de metales nobles como oro, plata y/o combinación de ellos, sobre la superficie de las hojuelas nano-métricas de óxido de grafeno.

Las invenciones son producto del trabajo y dedicación del Laboratorio de Espectroscopia Atómica y Molecular de la UIS, especialmente del doctor en química, Iván Darío Gómez Robayo; Sol Esmeralda Castellanos, egresada de Maestría en Ingeniería de Materiales, y los profesores Rafael Cabanzo Hernández de la Escuela de Física y Enrique Mejía Ospino de la Escuela de Química.

Para el profesor e investigador Enrique Mejía Ospino, lo más importante y destacado de estas dos invenciones es el nivel de formación del recurso humano científico que la UIS le entrega a la sociedad en general, ya que estos resultados son producto del trabajo investigativo de estudiantes a nivel de doctorado y maestría.

“Los materiales compuestos a base de óxido de grafeno desarrollados, puede tener varias aplicaciones, algunas de ellas son, aún, objeto de estudio; sin embargo, el propósito inicial para su preparación fue el de usarlo en procesos de remediación de aguas contaminadas. No obstante, el aporte social de los productos que se desarrollan en la Universidad quedan supeditados a que se garantice su producción a gran escala y a su promoción a nivel industrial”, precisó. 

Como resultado de la producción científica y su aporte al desarrollo de la sociedad a través de la ciencia, la tecnología y la innovación, la UIS cuenta con 25 patentes concedidas, de esas 6 son internacionales y 19 nacionales; gracias al apoyo del programa de Propiedad Intelectual de la Dirección de Transferencia de Conocimiento de la UIS.