¿Ganó o perdió Leonidas Gómez por haberse desenchufado durante varios días?

0

Si algo tiene claro la campaña política de Leonidas Gómez es que su retiro temporal, aunque fue un traspié en la intención de voto, permitió un respiro en materia de críticas provenientes del comportamiento algo extraño del candidato en algunas de las actividades públicas.

Los primeros en darse cuenta que las cosas se estaban saliendo de las manos fueron los familiares del propio Leonidas, quienes el pasado 12 de septiembre -en una decisión, aparentemente ilógica- decidieron apartarlo de la agenda y ponerlo a descansar.

“La intensidad y lo extensa que ha sido la campaña, llevaron a Leonidas a lo máximo de sus capacidades físicas, algo que empezó a evidenciarse en sus apariciones y en sus comentarios a veces salidos de lo normal. Lo claro es que el candidato tiene una forma diferente de expresar sus ideas”, reconoció a Corrillos un asesor de ‘Dignidad Santandereana’.

Entonces la decisión fue tomada: “Somos testigos excepcionales de sus más de 4 años de intensa actividad física, intelectual y emocional en función de liderar tres campañas políticas consecutivas durante las que ha reducido a menos de la mitad sus horas de sueño y no ha vuelto a descansar los fines de semana (…) le hemos exigido hacer una pausa durante un mínimo de 12 días”, dijo su familia en un sorpresivo comunicado.

“Durante ese tiempo se le restringió al máximo su salidas a eventos, él se ocupó solo de los temas estratégicos y de hablar con sus asesores más cercanos. Nunca se desconectó totalmente”, indicó una fuente cercana a la familia de Leonidas.

Aunque la campaña quiso mantener un clima de tranquilidad, los acontecimientos previos, entre ellos el debate del Canal TRO y el Foro de la UIS, pusieron en duda su salud mental. Y eso fue aprovechado por sus competidores, especialmente por la cristiana Ángela Hernández, con quien Leonidas se disputa el tan esquivo voto de opinión.

¿Negativo o positivo?

Que Leonidas se haya apartado de su campaña tuvo un duro costo en materia de intención de voto. Las primeras mediciones privadas para Gobernación de Santander conocidas por Corrillos, lo tenían arriba en materia de favorabilidad.

Incluso, hasta el mes de agosto, el candidato de ‘Dignidad Santandereana’ alcanzó a estar 10 puntos por encima de sus más inmediatos competidores. Hoy la situación es opuesta. Según la única medición pública a la Gobernación, realizada por Yamil Cure y ‘Mosqueteros’, conocida el pasado 24 de septiembre, lo ubican segundo en intención de voto, con casi 13 puntos por debajo de Mauricio Aguilar, quien ahora lidera las encuestas con un 37 por ciento.

De hecho, los casi 20 puntos que perdió Leonidas por su descanso, le cayeron encima a la controvertida Hernández, quien ahora se ubica tercera y a menos de cuatro puntos de alcanzarlo.

Pese a los números negativos de las mediciones, Gómez pudo haber ganado más de lo que perdió. “Si no se hubiera dado un descanso, el estrés lo hubiera llevado a cometer errores en la estrategia, que a la postre le hubieran significado la pérdida total de las elecciones”, dijo un alto directivo de la campaña.

El relax al que decretaron al candidato también fue aprovechado por las otras campañas para pescar en río revuelto. El dirigente de la Alianza Verde, José Ángel Amador denunció en sus redes sociales como un buen número de candidatos al Concejo y la Asamblea de su partido habían sido “amarrados” por los Aguilar, de ahí que les anunció sanciones para quienes no corrigieran sus pasos.

Recargado de ideas y de energía

El mismo día que se conoció la encuesta de Yamil Cure, también reapareció en público el candidato a la gobernación Leonidas Gómez. De hecho puso a revoletear las redes sociales con sus mordaces críticas al gobierno departamental y sus novedosas propuestas.

Lo hizo inicialmente en el Debate de la UNAB donde les demostró a Ángela y a David Suárez, quienes también asistieron, que sus propuestas son las más cercanas a la realidad.

Dijo, por ejemplo, «vamos a promover la producción y el trabajo regionales a través de la inclusión de productos – hechos en Santander- en el Programa de Alimentación Escolar (PAE)».

Puso sobre la mesa una novedosa propuesta, «Acuapetrol es un proyecto para desarrollar la navegación turística en grande por el Río Magdalena. El propósito es que los viajeros puedan bajarse en los poblados y conocer el folclor, las bellezas naturales y la gastronomía de la región».

Y recordó que «renunciar al Senado no fue una decisión fácil, pero cuando uno se mete en política no es para hacer lo que uno quiere sino lo que se necesita».

Luego se reunió con los cafeteros, para hablarles de uno de los temas que mejor domina: el agropecuario. “¡Cafeteros con dignidad! El Gobernador de Santander debe ser una plataforma para potenciar y diversificar los mercados de los productos del campo santandereano. Queremos retribuir dignamente el trabajo de nuestros campesinos y campesinas”.

Durante el Día Mundial del Turismo, le dijo a sus seguidores que “es con hechos que vamos a proyectar en Santander un turismo cívico e incluyente. El mercado campesino ha sido ejemplo de esto, ahora crearemos Acuapetrol, el Puerto de Topocoro, Mercados, las aldeas ecológicas y la adecuación de cavernas”.

Atrás quedaron sus salidas en falso. “Vemos a un Leonidas rejuvenecido, concentrado, el Leonidas que logró convertirse en el fenómeno político hace cuatro años, el que logró una de las mejores votaciones para el Congreso y el que la gente quiere ver, mostrando capacidad y generan las propuestas que sacará a Santander del atraso político”, expuso una fuente de la campaña.

Si Leonidas Gómez mantiene ese ánimo, esa capacidad de trabajo y logra explicar a fondo sus propuestas, no solo podrá recuperar el terreno perdido sino repuntar en intención de voto, ya que su nombre es –entre los más fuertes de las encuestas- el único que está alejado de las viejas prácticas políticas.