Saberes ancestrales: Uso medicinal de plantas

0
Corrillos-Yo-Opino-Roberto-Aponte

Por: Roberto Aponte/ Actualmente muchas especies de plantas medicinales son reconocidas y se siembran en todo el mundo. Pero antes de esta época de globalización, cada cultura estaba ligada a las plantas que crecían en sus territorios.

En Colombia existen plantas medicinales destacadas debido a su reconocida efectividad y uso, entre estas se encuentran: el diente de león que usa como diurético, la reconocida y confiable infusión hecha de manzanilla, una planta utilizada como antiinflamatorio y la sábila cuyos cristales se utilizan como cicatrizantes, antibacterianos y su consumo ayuda a la digestión.

También existen otras especies que se pueden observar en el campo como el siemprealivio (Lippia Alba), la cual se comercializa como analgésico y en los humedales de la sabana bogotana se encuentra Equisetum bogotense un junco que se utiliza como diurético y astringente.

Muchas especies que tienen otros usos como aromáticas o alimenticias también pueden aprovecharse algunas partes para uso curativo. Aquí podemos mencionar al vistoso gualanday (Jacaranda spp) además de adornar el paisaje con sus hermosas flores rosadas y ser una especie reconocida por su madera, sus hojas se utilizan para tratar problemas en la piel.

Las propiedades medicinales de las plantas provienen de las diferentes sustancias químicas producidas por estas y por eso cada medicamento obtenido de cada diferente clase de arbusto, hierba o árbol pueden tener un efecto diferente, en este caso se menciona al Chaparro (Curatella Americana) se ha identificado que contiene sustancias conocidas como terpenos, fenoles, flavonoides y otras sustancias que reciben el nombre de aceites esenciales y no es la única especie con esa diversidad fitoquímica fluyendo en su savia.

Por esto mismo, es usual que cuando se trata de la salud, es mejor ir a lo seguro y utilizar lo que podrían considerarse remedios conocidos, para esto se requieren muchos estudios para comprobar dicha efectividad, además de que algunas plantas medicinales pueden ser toxicas o presentar contraindicaciones respecto a ciertas condiciones de salud.

Desde antes las personas debían interactuar con el entorno y descubrir el mundo empíricamente, a pesar de eso los saberes se conservaban como tradición oral. Las actuales tribus indígenas todavía sobreviven en la selva, un entorno que, aunque inhóspito para un ser humano está habitado por una gran variedad de diversidad de especies vegetales.

En la antigüedad los aborígenes que habitaban las selvas han descubierto propiedades medicinales en las plantas y estos conocimientos han sido transmitidos de generación en generación, ellos atribuían ciertas propiedades espirituales a las especies vegetales, aunque actualmente sabemos que los componentes medicinales provienen de metabolitos y aceites esenciales, es necesario conservar ese conocimiento como recordatorio de como el hombre ha sobrevivido en las más duras condiciones y utilizarlo en tiempos actuales.

Actualmente grupos indígenas del Amazonas han conservado parte de esos saberes. Por ejemplo, el uso de la Uña de gato (Uncaria Tormentosa) como medicamento, se raspa la corteza y se prepara como infusión para tratar enfermedades digestivas, paludismo, diabetes e incluso el cáncer. El batido del carambolo (Averrhoa Carambola) es usado para tratar el colesterol y la tensión alta y la savia del cogollo del yarumo (Cecropia Spp) es utilizado para tratar enfermedades respiratorias. A pesar de eso la Uña de gato es una planta difícil de encontrar en el medio natural y el uso de remedios obtenidos del carambolo y yarumo es algo conocido por pocas personas.

El árbol conocido como (Maytenus Laevis) es otra planta propia del Amazonas, varias tribus de la selva utilizan el extracto de la corteza para tratar el reumatismo y la artritis.

Otra planta utilizada es el anamú (Petiveria Alliacea) la cual crece como maleza y los indígenas utilizaban sus tallos y hojas como antinflamatorio e incluso para fortalecer el sistema inmunológico, por esto se ha estudiado el extracto de las hojas y como resultado se ha obtenido que produce moléculas que pueden frenar el crecimiento de células cancerígenas. El dividivi (Caesalpinia Spinosa) también es analizado para tratar esta terrible enfermedad ya que sus semillas se secan y maceran y de estas se obtienen moléculas que también pueden neutralizar los tumores. 

Lo mencionado fue un compilatorio de diferentes casos, pero hay que recordar que las plantas están directamente relacionadas con salud y vida, no solo por el oxígeno y el agua, están ligadas con el bienestar de nuestro cuerpo.

Facebook: robertojose.apontemunoz

Twitter @robustories