Responsabilidad en la gestión municipal

0
Corrillos-Yo-Opino-Roberto-Aponte

Por: Roberto Aponte/ Ahora que estamos en época de elecciones, todos los ciudadanos tenemos un gran compromiso con la ciudad y dicho deber consiste en saber todas las propuestas de los candidatos y a partir de eso escoger a los funcionarios públicos.

En estas semanas hay tiempo suficiente para conocer a todos los candidatos y tomar una decisión. Por eso es necesario la participación ciudadana, para que cada persona tenga opinión a través del voto y así esta simple acción individual tenga efecto sobre el futuro, pero más que hablar de los votantes quiero enfocar esto en la consciencia que debe tener cada funcionario sobre el cargo público que está ejerciendo, sobre todo la alcaldía.

La primera cualidad que voy a resaltar en un alcalde es la coherencia, y por eso el mandatario debe tener en cuenta cada palabra que vaya a decir, no solo en la campaña, sino también ya cuando se encuentre liderando en su cargo y además de eso que sus acciones concuerden con los ideales que dicha palabra manifiesta. Una persona coherente ejerce confianza ya que los ciudadanos pueden tener la certeza de que cumplirá con sus promesas.

Lo siguiente es el hecho de que esa persona quiera mejorar las condiciones de la ciudad y la calidad de vida de sus habitantes o dicho mejor con el siguiente término “gobernar para el pueblo”.

Como es usual la gente asocia a los políticos con personas que solo buscan su beneficio personal e incluso existen frases como “votar por el que robe menos” o “que robe pero que al menos haga algo por la ciudad” y es necesario que los gobernantes cambien ese estigma.

Cualquier persona debe recordar que es más efectivo buscar el bienestar del territorio en el que vives y su gente y no solo un beneficio individual, no solo aquella que vaya a ejercer el cargo, sino cualquier ciudadano, porque en algún momento su vida lo llevara a ponerse en servicio de la comunidad o pensara en que ser político es buena idea.

Cuando se piensa en el entorno, tanto en el hábitat como en los seres que lo conforman se tiene una visión más amplia y aunque esto sonó muy enfocado al ámbito natural, es algo que aplica también al ámbito social, llegando a una mentalidad en la que nos damos cuenta de cómo toda acción que hagamos en los demás puede afectarnos a nosotros.

A partir de estos dos puntos llegamos a lo siguiente: ¿Nuestro político será coherente en su plan de campaña y ayudará a la comunidad?

Esta pregunta será respondida teniendo en cuenta la personalidad o lo que demuestre cada candidato, pero además de la responsabilidad con el ser, existe el compromiso con el hacer.

Bucaramanga es una de las ciudades más importantes de Colombia, lo que hace la responsabilidad aún más grande y existen muchos factores a desarrollar con esta ciudad por lo que mencionare algunas que considero muy importantes.

Uno de esos es la sostenibilidad, lograr un bienestar integro en las dimensiones económicas, sociales y ambientales. Para que esto pueda conseguirse, el gobierno debe llevar a cabo propuestas que cambien la calidad de vida de los habitantes, pero también debe escuchar las opiniones y necesidades de los ciudadanos.

De esta forma, pueden ejecutar acciones que obtenga mayor aprobación de las personas, pero ya que a veces es necesario llegar a grandes cambios, es necesario socializar dichas propuestas con los ciudadanos y establecer pedagogía para que ellos entiendan los beneficios que obtienen con los cambios. En todo el caso la mejor situación es llegar a un acuerdo y lograr que una mayor cantidad de gente esta satisfecha.

Los candidatos deben recordar que a la gente no solo se le ayuda en campaña, hay que seguirlos apoyando cuando estén en el cargo, ya que esas personas fueron las que depositaron su confianza en ellos.

Otro factor es la innovación, Bucaramanga tiene las cualidades económicas y académicas para ser una ciudad que destaque en cuanto a innovación y competitividad, una excelente gestión municipal puede aprovechar el talento local para hacer crecer la región y ser la primera en varios índices positivos en todo el país.

Y la lista de deberes de todo alcalde puede alargarse más y más, aún hay tiempo de preparación tanto para los votantes, como para los candidatos. Esta época debe ser un inminente recordatorio del compromiso que cada persona tiene con su ciudad.

Facebook: robertojose.apontemunoz

Twitter @robustories