Dos expresidentes de Reficar entre los nueve acusados formalmente por el caso

0

La Fiscalía presentó la acusación formal por corrupción a nueve implicados en las demoras y sobrecostos de la construcción de la nueva Refinería de Cartagena.

Por un lado, Reyes Reinoso Yánez, expresidente de Reficar fue acusado de peculado por apropiación en favor de terceros, enriquecimiento ilícito en favor de terceros y falsedad ideológica en documento público.

Por su parte, el también exrepresentante legal de la empresa, Orlando José Cabrales Martínez que fue acusado de interés indebido en la celebración de contratos. Por el mismo delito fue acusado Pedro Alfonso Rosales Navarro, exintegrante de la Junta Directiva de Reficar y ex vicepresidente de Downstream de Ecopetrol.

La Fiscalía también acusó a Felipe Arturo Laverde Concha, ex vicepresidente jurídico de Reficar, de cometer interés indebido en la celebración de contratos, peculado por apropiación en favor de terceros y enriquecimiento ilícito de particulares en favor de terceros.

El revisor fiscal de Reficar entre 2013 y 2015, Carlos Alberto Lloreda Silva, fue acusado de falsedad ideológica en documento público, complicidad en peculado por apropiación en favor de terceros y Philip Asherman, exrepresentante de la empresa contratista, tendrá que responder por interés indebido en la celebración de contratos.

El séptimo acusado fue Masoud Deidehban, particular representante de empresa contratista, quien responderá por peculado por apropiación en favor de terceros, enriquecimiento ilícito en particulares en favor de terceros e interés indebido en la celebración de contratos.

Según la Fiscalía, todos están involucrados con los hechos que llevaron a que la construcción de la refinería no costara US$3.700 millones sino US$8.000 millones.