Síguenos en...

DE FRENTE

Video/ “Se deben acabar esos tronos. El alcalde debe estar en la calle, con la gente”

Desde la bella Barrancabermeja, el periodista Juvenal Bolívar habló con el abogado Alfonso Eljach Manrique, quien en los últimos meses ha venido realizando una serie de encuentros ciudadanos que le han permitido tener un diagnóstico completo sobre la realidad social y económica de la ciudad. Hoy propone un proyecto interesante y con el cual desea competir en la próxima contienda electoral para la alcaldía.

Barrancabermeja atraviesa su peor momento en materia económica. La ciudad afronta una recesión derivada por la recortada visión de sus gobernantes para generar empleo a partir de alianzas con el sector privado. De hecho, el no tener un ‘plan b’ ante la no modernización de la refinería, dejó a su gente con los brazos cruzados.

A partir de esos errores y falencias, Eljach Manrique construye una propuesta que le apunta a la generación de empleo desde las comunas, reactivando otros sectores además del petrolero y ‘sacándole jugo’ a las aún no explotadas potencialidades con las que cuenta la ciudad.

Eljach hizo alusión a tres estrategias para dinamizar la economía regional, durante una rueda de prensa en la que anunció oficialmente que competirá por la alcaldía de Barrancabermeja y para lo cual cuenta –además de otras fuerzas políticas, gremiales y comunales- con el aval de Colombia Justa Libres, un partido de origen cristiano fundado en 2017 y que en las pasadas elecciones legislativas logró la elección de cuatro congresistas.

Alfonso Eljach realizó su conferencia de prensa paradójicamente al frente al Centro de Convivencia Ciudadana -ubicado en un sector que fue duramente golpeado por la violencia- que integra la oferta institucional para la atención a los ciudadanos, un proyecto concebido y desarrollado por él, hace unos años.

En esta entrevista con el programa Corrillos que se emite por ATN Televisión, Eljach habla de lo que quiere para la ciudad.

DE FRENTE

“De aprobarse la reducción, Santander elegiría cuatro curules a la Cámara”

Reducir el Congreso de la República a la mitad para ahorrar 320 mil millones de pesos, llega en un momento coyuntural: El país está requerido de dinero para atender la crisis generada por la pandemia del Covid-19. Aunque la izquierda se ha ido lanza en ristre contra la iniciativa, las mayorías en el legislativo podrían imponerse y darles un alivio a las precarias finanzas públicas del país.

La opinión pública dejó a un lado el tema del coronavirus para poner sus ojos a la discusión del proyecto de Acto Legislativo que tiene como autor a un santandereano, el actual primer vicepresidente de la Cámara, Óscar Villamizar Meneses. El joven congresista parece haber logrado cautivar al jefe de su colectividad y a otras fuerzas políticas.

Villamizar Meneses habló con Corrillos acerca de la letra menuda del proyecto que esta semana fue radicado y que espera el primero de ocho debates. Reconoció que existe ciertas reservas por parte de los líderes de partidos de oposición, habló de las bondades de la propuesta y la fórmula para asignación de curules por departamento, en el caso de la Cámara de Representantes.

Detalles de la iniciativa

El proyecto de Acto Legislativo busca fijar un número máximo de curules para el Senado y una nueva manera de adelantar las distribuciones para la Cámara de Representantes, con lo cual se busca adelantar una reducción importante del Congreso, fijando en 50 curules los escaños para el senado con una curul adicional para las comunidades indígenas.

Para la Cámara se establece que se otorgan dos curules para cada una de las circunscripciones (32 departamentos y Bogotá D.C.) para un total de 66 curules y una adicional por cada millón de habitantes de cada una de las circunscripciones territoriales, lo cual fundamentados en la proyección poblacional del Dane para el año 2018 da un total de 33 escaños adicionales.

Lo anterior más las 7 circunscripciones especiales (3 para las Farc, 1 comunidades Afro, 1 indígenas, 1 colombianos en el exterior, 1 el candidato a la vicepresidencia que haya quedado de segundo en los escrutinios) da como resultado un total de 106 escaños para la Corporación.

La iniciativa busca frenar el crecimiento que puede llegar a tener el Congreso por el incremento poblacional derivado del censo llevado a cabo en años recientes por el Dane, el cual para el año 2019 proyectaba una población de 49.395.678 de personas y para el año 2020 una población de 50.372.4241, lo cual puede llegar a incrementar el número de curules en la Cámara al no tener en la actualidad un tope máximo de integrantes, sino que las distribuye acorde con el número de habitantes por circunscripción.

Actualmente el Congreso se compone de 280 congresistas, los cuales tienen un salario mensual de $34.151.687 y cuyo rubro total por mes es de $9.528.320.673, incluyendo ambas cámaras. Así mismo, cada congresista dispone de 50 salarios mínimos legales mensuales vigentes para poder conformar su unidad de trabajo legislativo, la cual por congresista mensual genera un costo de $43.890.150, y por la totalidad de los congresistas el rubro equivale a $11.762.560.200 mensuales.

Otro de los rubros que se requieren para el Congreso es el referido al alquiler de los vehículos en los cuales se movilizan y el personal que se requiere para ello, lo cual tiene un costo de $42.000 millones que paga la Cámara, mientras que la UNP responde por el pago de los escoltas que también hacen parte de esos esquemas de seguridad.

Al reducir el número de curules en el Congreso se verá reflejado en un ahorro importante para el erario, cuyos recursos serán destinados acorde con las necesidades que considere el Gobierno Nacional, en beneficio de la población.

Habla el autor

Corrillos: ¿Por qué pensar en el recorte del número de congresistas ahora, cuando las críticas de un Congreso costoso vienen de hace mucho? ¿Qué cambió para que se llegue a esta instancia?

Óscar Villamizar: “Este es un proyecto de acto legislativo que no nace únicamente de la idea de Óscar Villamizar, recuerde que en el 2002 cuando el (ex) presidente Uribe era candidato a la presidencia en sus 100 puntos de programa del gobierno lo planteó también como una reducción precisamente del Congreso. No ha cambiado nada, yo creo que es muy importante reducir el Congreso de la República y tiene argumentos muy importantes: Uno de ellos es el ahorro que se va a dar a raíz de esta reducción y que puede ser invertido más en esta época de crisis en solventar un poco esta crisis económica que va a tener el país. El segundo de los puntos, que para nosotros es muy importante, es la eficiencia en las discusiones. Hoy tenemos un Congreso de 280 congresistas, 172 representantes, yo llevo un poco más de año y medio en la Cámara de Representantes, cerca de ocho o nueve meses como Vicepresidente de la Cámara y uno se da cuenta que en muchas discusiones los congresistas, su participación, la limitan en muchas veces a repetir lo que ya otro congresista ha dicho y ha manifestado, a dar los mismos argumentos y esto no solo afecta la labor legislativa sino que hace que los tiempos en las discusiones sean más con los mismos argumentos por lo que de aquí no podría decirse que se están afectando las discusiones sino que estamos repitiendo muchas cosas de las que ya se habían dicho”.

¿Tiene el apoyo de su partido Centro Democrático para lograr mayorías favorables y ese proyecto se pueda aprobar?

“Desde el 2002 el (ex) presidente Uribe ha venido trabajando este tema, después vía referendo se quiso hacer también liderado por el Centro Democrático, nosotros presentamos este proyecto de acto legislativo a la bancada le ha caído muy bien, es un proyecto que sin lugar a dudas tiene la misma la línea de lo que nosotros hemos venido planteando como Centro Democrático, así que sí, yo puedo decirle hoy que la gran mayoría, por no decir que toda la bancada, está trabajando en pro de la defensa de reducción del Congreso”.

¿Habló con el expresidente Uribe al respecto? ¿Qué le dijo?

“Le gustó mucho la iniciativa, él ha sido uno de los abanderados precisamente la reducción del Congreso y estamos revisando la fórmula de las curules que van a quedar en el Congreso de las República pensando en por qué 157 y no 200 o por qué 150 y no 100, por qué cameral y no bicameral; digamos que estamos en esa línea de revisar esos temas, pero ya estamos en ese trabajo”.

¿Hay ambiente positivo por parte de otras colectividades en torno a esta iniciativa?

“Usted ha visto la tónica de algunos partidos, muchos otros congresistas me han llamado a brindarnos el apoyo en la iniciativa, yo creo que aquí hay que abandonar los egos personales y pensar en el país y si el Congreso de la República pone un grano de arena dejando que se pueda reducir este número de congresistas yo creo que va a servir para la institucionalidad del país, vamos a seguir teniendo representación las regiones que son puntos para explicar más adelante y sobre todo vamos a cumplirle a un país que a gritos pide que se reduzcan los gastos del Estado y por eso este proyecto de acto legislativo también es una invitación para que el gobierno nacional se reinvente y se reestructure, fusione algunas entidades y empezamos a revisar realmente qué es lo que se necesita para mantener el movimiento del Estado colombiano”.

¿El gobierno ya tiene una posición oficial sobre esta modificación a la Constitución?

“No he tenido comunicación con el gobierno sobre este tema. Nosotros hemos venido avanzando en nuestra tarea que es hacer y presentar proposiciones legislativas o propuestas legislativas”.

¿Frente al recorte del número de congresistas, en cifras claras, con cuantos Representantes quedaría Santander?

“Quiero contarle que cada departamento en el país tendría dos curules a la Cámara fijas qué tendrían que hacerse elegir para el periodo en el que inicie a ser vigente este proyecto de acto legislativo, eso quiere decir que Santander arrancaría con dos y una más por cada millón de habitantes o sea que nosotros tendríamos cuatro curules de Cámara de Representantes”.

¿De cuánto sería el ahorro para el Estado, con este recorte?

“Nosotros tenemos cuatro argumentos fundamentales en este proyecto de acto legislativo. Uno, el ahorro de 320 mil millones de pesos que podría tener el Estado colombiano. Dos, la eficiencia en las discusiones de los proyectos de ley y proyecto de acto legislativo, muchas veces pasa y puedo decirlo por conocimiento de causa porque desde la vicepresidencia de la Cámara nosotros hemos logrado darnos cuenta que en algunos momentos hasta uno mismo cae en ese error, repite los argumentos que ya se habían dado con anterioridad y cuando lo repiten 10, 15 o 20 personas en la discusión de un artículo, pues el tiempo que se gastan mucho más y por eso no hay agilidad y no había eficiencia en las discusiones de los proyectos de acto legislativo. El tercer punto es el fortalecimiento de los partidos, esto obliga a los partidos a repensar sus candidatos, muchos candidatos con mejores calidades, con mayor proximidad a la gente, mejores candidatos para que lleguen al Congreso. El cuarto, el fortalecimiento de las regiones, de esa media Colombia olvidada que tanto se habla, porque en un universo de 172 representantes a la Cámara -para hablar únicamente de la Cámara- dos representantes de un departamento de esa región de esa media Colombia pues digamos que tienen importancia y bastante pero no son tan tenidos en cuenta por su pueblo y podrían lograr a ser mayorías con otros sectores, cuando el universo se reduce cada uno de ellos se vuelve más importante y cada departamento va a tener por lo menos dos Representantes a la Cámara”.

¿Este ejemplo de recorte del congreso debe trasladarse a Asambleas y Concejos?

“Esta es una invitación también para que el Gobierno Nacional piense en reinventarse, en fusionar entidades, en reestructurar el Estado en que podamos tener un Estado más ágil con nuevas tecnologías que ya estamos viendo lo necesarias que son y obviamente también una invitación a que en las ciudades y en los departamentos se reinventen y determinen si el número de concejales o diputados es el número que debería tener cada una de estas entidades territoriales”.

Ver texto completo del proyecto

SEGUIR LEYENDO

Análisis

Entrevista/ En la ‘pandemia’ de los decretos, ¿Quién manda a quién?

Todo está muy claro. ¿Quién no lo entiende? El Presidente de la República dijo que no podía haber toque de queda. El Gobernador dijo que sí había decreto de toque de queda en todo el Departamento, al otro dijo que no, y al otro día dijo que sí.

El Alcalde que opera en Bucaramanga desde el edificio al frente del Parque García Rovira dijo que sí había decreto de toque de queda. Los mandatarios de diferentes municipios también decretaron toque de queda. Y los alcaldes se mantienen en el toque de queda.

Un espejo en Europa

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, admitió que su país no puede controlar el Covid-19. En Colombia van confirmados más de 200 casos y más que los virus nos cayó la pandemia de decretos, es decir se nota improvisación. Nadie estaba preparado.

Europa es un espejo para tomar decisiones. Por ahora el 40 por ciento de colombianos se puso el tapabocas y cuando puede se queda en casa. El Presidente también está en casa. España, Francia e Italia están confinadas en las casas.

La Canciller alemana Ángela Merkel, aseguró que Alemania afronta con el coronavirus Covid-19 «la peor situación desde la Segunda Guerra Mundial». En Colombia no sabemos todavía si hay toque de queda. ¿Quién manda a quién?

Vayámonos a los códigos, a la constitución política y a las leyes a ver si entendemos algo. Pero el mejor recorrido se hace con un buen guía por eso hablamos con Carlos Alfaro Fonseca, abogado, columnista de Corrillos!

Alfaro es un abogado especialista en derecho administrativo y constitucional. Su voz no es órgano de cierre, pero nos puede llevar a una mejor senda.

El panorama general

Primero le pedimos el resumen que nos puede dar como abogado. Alfaro Fonseca dijo:

“El Estado colombiano acorde con el artículo primero de la Carta Política es un Estado Unitario, es una República. No estamos en un Estado Federado. Hay un gobierno central en cabeza del Presidente.

Y hay unos jefes de gobierno a nivel departamental como son Gobernadores, descendemos a las Alcaldías. Prevalece el Estado Unitario que es Colombia”.

“El artículo segundo de la Carta Política determina que el Presidente defenderá a los colombianos en su honra, bienes y demás situaciones que afecten la vida de todos los nacionales”.

“Con fundamento en el artículo 215 de la Carta Política el Presidente decretó la emergencia económica y social. Teniendo en cuenta que el Covid-19 es una pandemia que afecta a todo el mundo, incluyendo Colombia”.

“Así las cosas todos aquellos actos administrativos que saque el Presidente están por encima, llámese resoluciones o decretos que pueda sacar un gobernador o un alcalde”.

“Después del Decreto 418, el Presidente sacó el Decreto 420 en donde precisó que cualquier decisión que saque un gobernador o un alcalde debe estar acorde con las decisiones que fije él como Presidente y como jefe de gobierno central”.

“En ese orden de ideas prevalecen todas las decisiones que tome el Presidente de la República”, dijo el abogado Alfaro y vinieron las preguntas de Corrillos!

Y las preguntas de Corrillos!

¿Qué pueden hacer los gobernadores?

Ponerse de acuerdo con el Ministerio del Interior o con Presidencia de la República para sacar unas decisiones, llámense decretos o resoluciones, para que entre todos ayuden a enfrentar esta epidemia.

Mi posición es que somos un Estado de Derecho y por ende debemos hacerle caso al nivel central, pero los mayores responsables de que podamos pasar esta crisis, por esta pandemia que azota a todo el mundo y a Colombia, somos todos, todos somos responsables. La mayor responsabilidad recae en todos y en cada uno de nosotros.

Independiente de las decisiones que tome el gobierno central, el departamental o el municipal, todos somos responsables. Aquí nadie está exento de eludir esa responsabilidad.

¿Qué significa decretar la emergencia económica y social?

Decretar la emergencia económica y social, quiere decir que el gobierno para protegernos de la pandemia adopte ciertas medidas, como por ejemplo: Prohibir la reunión de más de mil o 50 personas, decretar el toque de queda en determinados lugares, prohibir determinadas actividades (consumo de licor en lugares públicos) todo en el propósito de pasar esta situación difícil que nos trajo esta pandemia.

Turbación del orden público y en ese momento el Presidente está por encima de todo, ¿pero en este momento existe o no una turbación del orden público?

No estamos en orden público. El fundamento es una emergencia económica y social, no hablamos de orden público.

¿Conmoción social y económica?

Exacto, porque si te das cuenta esta pandemia está afectando la parte económica de todos y de cada uno de los colombianos.

¿Decretar la calamidad pública es cuando ya está hecho el daño o para prevenirlo?

Es una forma de prevenir que no ocurra, como lo que está ocurriendo con la pandemia. Es fácil prever que si no tomamos las decisiones, en cabeza del Presidente, esto nos puede llevar más allá de cualquier otro país, tenemos por ejemplo España, Italia. No tomaron las medidas, ni la comunidad ni la gente respondió con la prevención y vean en la vaca loca que están esos dos países.

El once de marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud OMS declaró la pandemia por el coronavirus Covid-19 por la velocidad de su propagación. ¿Cómo ha respondido Colombia?

Considero, con todo respeto, que el gobierno central se quedó un poquito corto porque ha debido cerrar las fronteras. Porque el Covid-19 entró por el aeropuerto, aquí no tenemos casos autónomos, eso vino de afuera. En ese sentido debimos cerrar las fronteras mucho antes de lo que lo hizo el gobierno central.

Cuando ya se presentaron los casos fue difícil porque es tanto el alto porcentaje de diseminación del virus que se dificulta. Porque una sola persona puede afectar a mil o a tres mil, y esas tres mil pueden afectar a miles más. La diseminación del virus se vuelve exponencial.

Mientras no se quiebre esa curva de diseminación es difícil controlar la epidemia.

¿La primera decisión era cerrar los aeropuertos?

Exacto. Porque una vez se expanda la contaminación ni Colombia, ni creo que ningún país tiene la capacidad sanitaria para que una situación de estas se pueda controlar. Ya se nos salió de las manos. Ya una vez contaminadas miles de personas el problema se vuelve tan complicado que países como Francia señalan que ya no son capaces de controlar la situación.

Decretaron en Colombia la emergencia sanitaria hasta el 30 de mayo de 2020, ¿qué significa la emergencia sanitaria?

Tomar una serie de disposiciones contundentes a evitar que la pandemia se expanda exponencialmente como ha sucedido en otros países. Por ejemplo: Prohibir que las personas salgan a las calles, prohibir el transporte masivo de personas, evitar que se reúnan más de cincuenta personas, decidir que no abran ciertos establecimientos de distracción como los bares, las discotecas, las cantinas, para evitar así que haya mayor contaminación.

En las primeras semanas las órdenes fueron contradictorias, en Bucaramanga se decretaba el toque de queda, en Santander se decretaba, se quitaba, se decretaba, desde Presidencia dijeron no al toque de queda, en Bogotá se decretó el simulacro vital de cuatro días en la casa. ¿Hay toque de queda?

Tocaría leer los actos administrativos. Lo que pasa es que toman unas decisiones que más allá de la intención se quedan en eso, en buena intención.

Qué hacen con decretar un toque de queda de diez de la noche a las cuatro de la mañana cuando sabemos que la circulación es mínima, cuando ya las personas decidieron, a motu propio, que es lo ideal, no salir para no exponerse a una contaminación a sus familiares o a sus allegados, o expandir exponencialmente esta pandemia.

Sobre el toque de queda se hablaba de que existía o no existía, según fuera por un Decreto Ley o un Decreto Ordinario, ¿qué significa esa diferencia?

Eso significa que se debe hacer caso porque estamos en una República unitaria en donde prevalece la decisión tomada por el Presidente, por encima de la decisión, ya sea del Gobernador o del Alcalde.

Le reitero para nos, los no abogados, ¿qué significa un Decreto de Ley y un Decreto Ordinario?

El Decreto de Ley tiene mayor rango y por ello está por encima de un Decreto Ordinario.

¿Lo determina el Presidente o el mandatario territorial?

En este momento el Presidente, con fundamento el artículo 215 de la Carta Política de Colombia, expidió el Decreto 418, es un decreto con orden de ley, ¿qué quiere decir? Que en estos momentos el Presidente está reemplazando al Legislativo y está emitiendo una serie de actos administrativos con efectos de Ley. Es decir que son de obligatorio cumplimiento.

Si las medidas tomadas por el Presidente de la República no logran el objetivo de controlar la pandemia, ¿a qué otras medidas se podría ver abocado el país?

Sería la locura. Repito, la mayor responsabilidad está en todos y cada uno de los colombianos. Acatar las directrices (no salir, lavarse las manos, entre otras) de las autoridades sanitarias para que no se vuelva una pandemia como la que declaró la OMS.

¿Si el Presidente de la República se demora en tomar las medidas que deben tomarse, qué sucede?

El control político de las decisiones que toma el Presidente está en cabeza de la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes. El Presidente responde políticamente. El Presidente no responde ni ante la Procuraduría ni ante la Fiscalía. Porque las decisiones del Presidente son de tipo político, él toma determinadas decisiones como Presidente.

Así las cosas si la Comisión de Acusaciones considera que el Presidente fue omisivo o tardó en tomar las decisiones que debía tomar, le aperturará la correspondiente investigación de tipo político.

Lo ideal sería que no se llegara a ese punto porque si al Presidente de la República le va mal, a Colombia le va mal…

Lo ideal, sí señor. Por ello insisto en que la responsabilidad está en cabeza de todos y cada uno. Tome la decisión el Presidente, el Gobernador o el Alcalde, quien sea, lo importante es tener presente que la responsabilidad está en cada uno de los colombianos.

¿Qué está pasando en la Rama Judicial, las personas que debían acudir a las audiencias, a las que se les vencían los términos?

Todas las audiencias están detenidas. Únicamente están atendiendo los casos de tutela y los casos de libertad de personas.

Se suspenden los términos. En este momento todo está cerrado, el Palacio de Justicia y los diferentes juzgados, los únicos que atienden son los de tutelas y casos de libertad de personas.

SEGUIR LEYENDO

Análisis

Video/ «Bucaramanga no puede tener otros cuatro años de estancamiento»

La administración, la ciudad y el Concejo de Bucaramanga van lentos, porque todos están en un proceso de aprendizaje, dijo el Concejal de Bucaramanga, Jaime Andrés Beltrán.

“Aquí no se puede empatar”. Bucaramanga gana o pierde, pero no tendrá tiempo suplementario.

Ese es el Sambenito que carga la administración de Juan Carlos Cárdenas en la Alcaldía de Bucaramanga.

Cárdenas será evaluado como un gobierno continuista. Es decir que si con su antecesor en cuatro años, y él en otros cuatro años, no lograron sus objetivos, perdieron. Porque no habrá un tercer periodo para ver si a la tercera va la vencida.

“El tema más complejo de esta administración es que será evaluado con el rasero de que ya llevan cuatro años, y si no pudieron hacer los cambios que querían en ocho años, ya no lo podrán hacer en doce años”, así lo dijo el experimentado Concejal de Bucaramanga, Jaime Andrés Beltrán Martínez, en diálogo con Corrillos!.

Sano el gabinete continuista

En opinión de Beltrán, que Cárdenas haya conservado parte del gabinete de Rodolfo (Hernández exalcalde de Bucaramanga) es sano, porque ya se venía en una proyección de trabajo. Cárdenas tenía su círculo en Bogotá, así que en la medida que avance la administración podrá ver a quién necesita en cada Secretaria, pero no es sano llegar y cambiar todo de golpe y dañar procesos que iban bien.

Es la tercera vez que Beltrán Martínez ocupa una curul en el Concejo de Bucaramanga. Obtuvo seis mil votos en la primera elección, trece mil en la segunda elección al Concejo, y ahora 41 mil votos en la aspiración a la Alcaldía de Bucaramanga, pero llega al Concejo por el llamado Estatuto de Oposición. Aunque aspiraba por el Partido Colombia Justa Libres.

Compraron a ojo cerrado

Dijo que a diez días de las elecciones nos dimos cuenta que el rival a vencer era Juan Carlos Cárdenas. Desde la salida de Rodolfo Hernández de la Alcaldía vimos el repunte de su candidato. Eran mediciones día a día y se veía el repunte de Cárdenas.

El populismo de Rodolfo llevó a la gente a comprar un producto sin conocerlo, bajo la premisa de que la clase política tradicional no le dañara el proceso que él traía.

Oposición propositiva

Dijo además que debemos aprender a leer los momentos políticos para ver qué quiere la ciudad, no es el afán de buscar la Alcaldía sino ver qué quiere la ciudadanía.

Dijo que hemos tenido la oportunidad de reunirnos con el alcalde Cárdenas, y antes de posesionarse nos reunimos dos veces para hablar de la convergencia de la ciudad.

Hablamos de una oposición propositiva, hemos sido tajantes en las cosas que no se hacen bien, pero también hemos apoyado en las cosas que Bucaramanga necesita. No se trata de polarizar sino de construir y lo que ahora beneficia a Bucaramanga es la articulación de fuerzas.

Dijo Beltrán que si empiezan a primar esos intereses individuales por encima de la colectividad nos tendremos que retirar y así se los hemos expresado al Alcalde de manera privada y pública.

Nuevos pero inexpertos

Un Concejo de Bucaramanga renovado es un aliciente para generar expectativa, no podemos evaluar aún, apenas se está estructurando así que es imposible hacer una evaluación, lo que se puede analizar desde ya es que a veces se excede en las proposiciones, más proyectos de lo debido. La experiencia del primer año le permitirá entender la dinámica para ser más eficaz.

Coincidió Beltrán con su compañero de bancada, Tito Rangel, en que la administración va lenta, eso es natural, porque un equipo que no tiene la experiencia en el sector público, al llegar los primeros meses los va a invertir en conocer cómo son esas dinámicas.

A partir del segundo semestre esta Alcaldía va a coger dinámicas importantes en función de poner sobre la mesa los intereses de ciudad. Hay que darle este primer semestre, porque aunque sucede a una administración coequipera, la visión de ciudad es por completo distinta, los proyectos son distintos, los mecanismos de gobernar son distintos.

Pese a que Cárdenas sea el candidato de Rodolfo, no es Rodolfo, tiene parte del gabinete de la administración, pero la gente que está en el círculo central es un equipo que está aprendiendo y es obvio que la administración sea lenta mientras pueden avanzar en la visión de ciudad que ellos tienen.

Se espera que aceleren

Va lenta la ciudad, y es natural en la medida que muchos procesos no evolucionan y va lenta la ciudad en la medida que el Concejo está aprendiendo. Esos procesos de empalme, de aprendizaje, van a tardar mínimo unos seis meses y algunos hasta un año.

Se espera que con la capacidad administrativa del Alcalde y su gabinete le puedan dar ligereza a procesos que puedan encaminar a Bucaramanga en un desarrollo.

Motivación correcta

Dijo Beltrán también que en este momento nos preocupa es Bucaramanga y si seguimos en el debate de si es el de Rodolfo, esperando a que a Cárdenas le vaya mal para que nos den la razón, creemos que esa no es la motivación correcta.

Lo correcto es que le vaya bien a Bucaramanga porque a todas estas nuestros intereses están acá. No concibo que haya alguien esperando que a Bucaramanga le vaya mal. Ya son cuatro años de una ciudad estancada, y no podemos querer otros cuatro años de lo mismo, apuntó el concejal Beltrán entre otros muchos temas que trató en diálogo con Corrillos!.

SEGUIR LEYENDO
publicidad

Destacados

Corrillos hace parte de un grupo de medios independientes, especializado en temas públicos, políticos y electorales, que produce información imparcial, veraz y de análisis Corrillos web, Revista Corrillos y Corrillos TV, emiten desde Bucaramanga, Colombia. Teléfono: 320 579 0081 Contáctanos: admin@corrillos.com.co
© Copyright 2021 - Sitio web desarrollado con ♥ por: Jose Luis Perales.