Los avales: ¿Proxenetismo político?

0
Corrillos-Yo-Opino-Carlos-Ibanez

Por: Carlos Ibáñez Muñoz/ Mejor expresión no puede existir para definir la suma de entregas sin pudor, los cachos, las infidelidades, la promiscuidad ideológica, el facilísimo, el descaro, las incongruencias, las incoherencias, los acomodos inverosímiles, el pisoteo de ideas, los intereses disímiles, el mercantilismo, por cuenta de los partidos políticos que confieren a los candidatos aspirantes a los cargos de elección popular unos documentos o mejor papelitos viciados.¿Cómo se llama ese trofeo que conjuga todo lo malo, disfraza candidatos espurios, legitima traiciones, disfraza el tránsfuguismo, amanceba intereses disímiles y enerva un malsano comportamiento político? pues los avales que otorgan los partidos políticos para poder competir en las elecciones.
Esta práctica tiene asqueados y perplejos a los ciudadanos. Les es incomprensible que goditos terminen avalados como liberales y estos como goditos o como radicales o como centro democráticos, o verdes, o como polos o como cualquier otro partido;  y lo más absurdo que puedan concurrir en un solo candidato varios avales de los distintos partidos disímiles en su ideología y sus propuestas, como sí entre más avales poseen más legitimidad y posibilidad de ganar. 
Así mismo no se comprende como muchos candidatos que pertenecían a determinado partido político aparecieron recogiendo firmas como candidatos independientes avergonzados del sector político al cual pertenecían y luego sin vergüenza como el infiel acudieron a los mismos partidos a buscar los avales.

Eso suena como a trapisonda o trampa o engaño para burlar la ley y a los electores ¿Si eso hacen como candidatos se imaginarán las triquiñuelas que utilizarán en el ejercicio del poder? ¿Ante qué partido que les avaló responden? ¿Quiénes les adelantarán los disciplinarios partidistas en caso de errar y meter las manos?

Pues como son varios terminarán escurriendo sus responsabilidades ¿Y si van por firmas el colectivo ciudadano? ¿Y este tiene figura y estatutos y Personería Jurídica? ¡Pues no! Entonces tampoco responden. Y si ganan pues una sarta de pirañas variopintas llegará a engullir el presupuesto y la burocracia ¿Será que en esta legislatura por fin se presentará la reforma política que reclama el país para enterrar estas vergonzantes prácticas? 

¡Esperamos que sí!