En junio, Bucaramanga pasó a terreno negativo en Indice de Confianza de Consumidor

0

El Índice de Confianza de Consumidor (ICC) siguió en terreno negativo durante el mes de junio y registró un balance de -6,3%, una reducción de 1,3 puntos porcentuales frente al mes anterior y una disminución de 21,8 puntos básicos frente al mismo mes de 2018.

Un hecho que podría resultar contradictorio frente al repunte que tuvieron las ventas del comercio al por menor que crecieron 8,2% en mayo de 2019 en comparación con el mismo lapso de 2018, “el dato más alto de los últimos cinco años para ese periodo”, afirmó el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo Abondano.

Para el Director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, el ICC es un muy buen predictor del comportamiento del consumo al mediano plazo, así haya variaciones particulares en algún mes en particular. Además, destacó que lo que podría estar pesando sobre la confianza de los consumidores es el marcado deterioro del mercado laboral.  

No solo la tasa de desempleo está en niveles de dos dígitos, sino que hay una caída en la creación de nuevos empleos, por lo que hay una baja no solo en las expectativas de los consumidores sino en sus condiciones económicas.

En efecto, la reducción del índice de confianza frente a mayo obedece a una disminución tanto en el Índice de Expectativas del Consumidor como en el Índice de Condiciones Económicas, aunque este último en una menor medida.

Además, la menor confianza es generalizada en todas las ciudades en el último año, pero este mes hubo un deterioro marcado en Medellín y Bucaramanga que pasaron de terreno positivo a negativo en junio.

Bogotá sigue siendo la ciudad con el mayor pesimismo con -10,4 puntos porcentuales, aunque mejoró un poco frente al mes anterior. Barranquilla y Cali siguen en terreno positivo.  

“Los resultados del segundo trimestre de 2019 evidencian una reducción en la confianza frente al primer trimestre de 2019 y con respecto al segundo trimestre de 2018. En particular, frente al trimestre anterior, tanto en la valoración de los consumidores sobre la situación del país (-28,5%) como de su hogares, las cuales disminuyeron 7,2 y 3,2 puntos porcentuales respectivamente”, afirma Fedesarrollo en su análisis.

Esto podría ser un indicio de que el crecimiento del segundo trimestre del año será relativamente similar al de los primeros tres meses de 2019.  Con esto, Fedesarrollo mantiene sus expectativas de un crecimiento de la economía para este año de 3,3%. Mejía espera que la confianza del consumidor y la economía tengan un mejor comportamiento durante la segunda parte del año.

La disposición a comprar vivienda y bienes durables como muebles o electrodomésticos también se redujo frente al año pasado. Por ejemplo, la disposición a comprar bienes durables se ubicó en -5,6%, resultado que implica una merma de 5,2 puntos porcentuales con respecto al balance promedio registrado durante el primer trimestre de 2019. No obstante, las bajas y estables tasas de interés hacen que para muchos sea un momento propicio para comprar vivienda y endeudarse.

En junio la confianza de los consumidores aumentó 3,4 puntos porcentuales en el estrato bajo pero disminuyó en los estratos alto y medio respecto al mes anterior en 5,4 y 4,9 puntos porcentuales, respectivamente. Relativo a junio de 2018, el ICC se redujo en todos los niveles socioeconómicos.