El preocupante panorama de casos positivos de VIH en los últimos diez años

0

El Instituto Nacional de Salud (INS) advirtió que el VIH/sida en Colombia ha presentado un aumento progresivo, pues en el año 2008 se presentaron de 13,7 casos por 100.000 habitantes y, para el año 2018, se hallaron 28,1 casos por 100.000 habitantes

De igual manera, el Instituto expuso que Quindío, Risaralda, Cartagena, Valle del Cauca y Barranquilla son los departamentos que se encuentran por encima de la incidencia nacional, con una infección mayor en personas entre los 25 y 34 años.

Henry Mendoza Ramírez, médico internista e infectólogo, mencionó que actualmente en el país una de cada cuatro personas siente miedo de hacerse la prueba para determina si es portador o no del virus de inmunodeficiencia humana (VIH), que puede causar el sida. 

 “En un estudio revelado por Apoyo Positivo, el 25 % de personas encuestadas confiesa sentir pavor al realizarse la prueba (…) Esta no es una infección extraterrestre o de otra especie, es tan humana y está tan presente el riesgo de adquirirla como el hecho de tener relaciones sexuales sin protección», indicó.

El especialista explicó que “para el año 2017 casi 40 millones de personas en el mundo vivían con el virus de la virus de inmunodeficiencia humana (VIH), poco más de 21 millones tenían acceso al tratamiento y aproximadamente 10 millones de seres humanos no sabían que tenían el virus.

Mendoza enfatizó en que hay que separar la percepción del paciente que tiene la infección de las personas que no la tienen. 

“La realidad a través de los años es que la evolución en el manejo de la infección ha sido rápida y eficaz contra el virus, además de controlar prontamente cualquier tipo de enfermedad asociada con el VIH”, aseguró el médico.

Asimismo, el especialista indicó que la realización de las pruebas de diagnóstico es fundamental por cuanto su detección temprana genera un mejor pronóstico en la salud y vida de una persona. Advirtió que es indispensable cuando se está activo sexualmente para evitar complicaciones.

“Tomarse el examen es el camino adecuado para conocer el estado de salud, para realizar el tratamiento a tiempo en caso de ser positivo, prevenir la transmisión y reducir el peligro tanto a la persona examinada como a sus seres queridos y allegados”, resaltó el infectólogo.

Finalmente, aseguró que los esfuerzos que se han hecho en la medicina han permitido que haya medicamentos con mejor tolerancia, menor cantidad de efectos adversos y con un bajo consumo de medicamentos para controlar la patología.

“Reducir considerablemente el consumo de pastillas, no solo en cantidad de tabletas sino en menor frecuencia, garantiza que los pacientes sean más adherentes al tratamiento y haya simplificación de los procesos. En la actualidad, los medicamentos han evolucionado, las moléculas se han simplificado y se pueden encontrar dos componentes en una misma pastilla”, concluyó Mendoza.