‘Chimeneas’ andantes ¿Quién controla?

0
Corrillos-Yo-Opino-Lenin-E-Pabon

Por: Lenin E. Pabón/ «La tierra provee lo suficiente para saciar las necesidades de cada hombre, pero no la avaricia de cada hombre”: Gandhi.

Todas las mañanas me levanto temprano, preparo café y salgo al balcón a contemplar la hermosa Bucaramanga, veo caer el rocío inspirado en el escepticismo del humano moderno e ignorado por la avaricia lacerante que destruye almas ignorantes.

Todos los días salgo a trotar un rato y algunas veces, durante la actividad me encuentro haciendo ejercicio al dueño de una flota de buses que recorre la ciudad también, veo con su mascota al vendedor de una marca de cigarrillos reconocida, los observo durante unos segundos y puedo ver como disfrutan del aire puro y la mañana fresca. Cuanta incoherencia pero, y ¿cómo generan ingresos?

Al salir hacia la oficina es imposible no ver a los buses urbanos emitir cualquier cantidad de humo pero, no son los únicos, volquetas viejas, tractomulas y otras clases de automotores que diariamente contaminan sin piedad y sin siquiera importarles la salud pública.

Qué impotencia no poder hacer nada, que impotencia ver a las autoridades ambientales ineptas e incompetentes, que rabia saber que esas mismas instituciones son fortines políticos llenos de burocracia y politiquería.

Ahora, el dinero mueve al mundo y es el eje principal de las relaciones interpersonales y de convivencia, ¿qué pasa si se para el transporte público junto con las tractomulas para que dejen de contaminar? ¿Qué van a decir los comerciantes? ¿Qué van a decir los ciudadanos? ¿Qué van a decir los políticos? ¿Qué van a decir los intelectuales? ¿Qué van a decir los periodistas? ¿Qué van a decir las Iglesias? Tendremos respuestas diversas y todas importantes para analizar.

Una pregunta importantísima: ¿Dinero o Medioambiente?

Tomado de la Revista Dinero: “…En las últimas semanas Bogotá, Medellín y Bucaramanga viven una auténtica emergencia por cuenta de la nube gris y tóxica que se cierne sobre sus habitantes. Entre sus causas se cuentan la falta de viento y sobre todo los gases provenientes de las industrias, los vehículos de carga, buses y carros particulares ¿Cómo llegamos a este punto y qué impacto tiene para la economía?

Varios estudios del Gobierno y de universidades confirman que la situación del aire contaminado en Colombia es tan grave como invisible. El informe Valoración Económica por la Degradación Ambiental, elaborado por el Departamento Nacional de Planeación (DNP), concluye que la contaminación del aire mata cada año en Colombia en promedio a 8.000 personas mayores de 44 años. “Del total, 668 están relacionadas con cáncer de pulmón y 7.362 con enfermedad cardiopulmonar”.

Bueno mis queridos lectores, ahí les dejo una reflexión para que empecemos a reorientar nuestros estilos de vida, nuestros hábitos alimenticios y empecemos a elegir representantes políticos que proyecten acciones encaminadas a cuidar nuestra naturaleza y el erario.

Facebook: Lenin Pabon

Twitter: @PABONLENIN